REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 364ª
Sesión 76ª, en miércoles 21 de diciembre de 2016
Ordinaria
(De 16:24 a 19:2)
PRESIDENCIA DE SEÑORES RICARDO LAGOS WEBER, PRESIDENTE;
JAIME QUINTANA LEAL, VICEPRESIDENTE; Y EUGENIO TUMA ZEDAN, Y CARLOS MONTES CISTERNAS, PRESIDENTES ACCIDENTALES
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
AMPLIACIÓN DE DONACIÓN CRUZADA DE ÓRGANOS ENTRE PERSONAS VIVAS. INFORME DE COMISIÓN MIXTA


El señor MONTES (Presidente accidental).- A continuación corresponde ocuparse en el informe de la Comisión Mixta constituida para resolver la discrepancia producida en la tramitación del proyecto que modifica la ley N° 19.451 para ampliar la donación cruzada de órganos entre personas vivas.
--Los antecedentes sobre el proyecto (10.009-11) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley (moción de Senadores señora Goic y señores Chahuán y Girardi):
En primer trámite: sesión 11ª, en 21 de abril de 2015 (se da cuenta).
En tercer trámite: sesión 37ª, en 9 de agosto de 2016.
Informes de Comisión:
Salud: sesión 32ª, en 7 de julio de 2015.
Salud: sesión 37ª, en 9 de agosto de 2016.
Mixta: sesión 73ª, en 13 de diciembre de 2016.
Discusión:
Sesiones 57ª, en 30 de septiembre de 2015 (se aprueba en general y en particular), y 60ª, en 8 de noviembre de 2016 (se rechazan las modificaciones de la Cámara de Diputados y el proyecto pasa a Comisión Mixta).
El señor PROKURICA.- ¿Puede abrir la votación, señor Presidente?
El señor MONTES (Presidente accidental).- Primero se hará la relación, señor Senador.
Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- Señores Senadores, la divergencia suscitada entre ambas Cámaras deriva del rechazo por parte del Senado, en el tercer trámite constitucional, del nuevo inciso segundo propuesto por la Cámara de Diputados en el segundo trámite para el artículo 4° bis de la ley N° 19.451 -que establece normas sobre trasplante y donación de órganos-, disposición que permite destinar el órgano extraído a una persona a quien se le done voluntariamente y en forma altruista. El Senado descartó así la posibilidad de que la donación se realizara de manera dirigida a una persona específica, dado que ello podría dar lugar a que la finalidad de la entrega del órgano no fuera el mero altruismo.
La Comisión Mixta, como forma de resolver la divergencia entre ambas Cámaras, efectuó una proposición que consiste en reemplazar el inciso segundo propuesto por la Cámara para el artículo 4° bis por otro del siguiente tenor:
"Asimismo, se permitirá la extracción de órganos en vida con fines de trasplante cuando el donante sea una persona capaz, mayor de dieciocho años, y se ofrezca voluntariamente y en forma altruista para la extracción y donación en vida. En este caso, el órgano extraído tendrá como destino ser trasplantado a la persona que corresponda y esté incluida en el registro nacional de potenciales receptores a cargo del Instituto de Salud Pública de Chile, con el propósito de conservar su vida o mejorar su salud".
La Comisión acordó la proposición por la mayoría de sus integrantes. Se pronunciaron a favor los Senadores señora Goic y señores Girardi y Rossi, y los Diputados señores Alvarado, Macaya, Rathgeb y Torres. Se abstuvo el Senador señor Chahuán.
Igualmente, habiendo observado la Comisión Mixta una omisión en el numeral 3 del nuevo inciso tercero incorporado al artículo 4° bis por la Cámara de Diputados, para guardar la debida correspondencia y armonía entre las disposiciones del texto legal en tramitación, así como entre este y la ley N° 19.451, resolvió completar la denominación del "registro nacional" allí mencionado, añadiendo la palabra "potenciales" antes del vocablo "receptores". Adoptó este acuerdo por la unanimidad de sus miembros presentes.
En el boletín comparado que Sus Señorías tienen a su disposición se consigna la proposición de la Comisión Mixta y el texto que quedaría en caso de aprobarse su informe.
El señor MONTES (Presidente accidental).- En discusión el informe de la Comisión Mixta.
Tiene la palabra el Senador señor Moreira


El señor MOREIRA.- Señor Presidente, yo quiero solicitarle dos cosas.
La primera es que abra la votación.
Y, en segundo lugar, que deje constancia de que me voy a abstener de hablar en esta iniciativa, porque vamos a dejar la vocería de esta al Senador Chahuán, quien se ha especializado en el tema. Su Señoría es autor del proyecto junto a otros Senadores y dará las explicaciones correspondientes de por qué se abstuvo, pues ahora lo vamos a votar a favor.
El señor MONTES (Presidente accidental).- ¿Habría acuerdo para abrir la votación?
El señor QUINTEROS.- Sí, señor Presidente.
El señor PROKURICA.- Por supuesto.
El señor MONTES (Presidente accidental).- En votación.
--(Durante la votación).
El señor MONTES (Presidente accidental).- Le vamos a dar la palabra al Senador señor Chahuán, quien fue el único que se abstuvo en la Comisión.


El señor CHAHUÁN.- Señor Presidente, soy autor de este proyecto de ley junto con la Senadora Carolina Goic, y quiero contarles que buscamos salvar las dificultades que ha habido en nuestro país en relación con la donación cruzada de órganos. Actualmente, hay 1.500 personas que esperan un órgano; otras 1.500 están en riesgo vital por falta de medidas preventivas, y 1.500 más precisan donación de fluidos.
Hay una dificultad enorme en torno a esta materia y la voy a reflejar, a modo de ícono, con el caso de un trasplante. Y me gustaría, señora Ministra -por su intermedio, señor Presidente-, que pudiera aclararse la situación acontecida en el hospital de Castro el viernes pasado. En dicho centro asistencial se le informó a una familia que había disposición de un hígado para una de sus hijas, aquejada por una fibrosis quística, que se hallaba en lista de espera para un posible trasplante. Y este órgano se perdió, pues a las dificultades propias de los sistemas de procura hay que sumar los inconvenientes a fin de que las personas tengan posibilidad de acceder a los establecimientos de salud.
El proyecto que nos ocupa apuntaba a crear un mecanismo adicional para los efectos de posibilitar que se dispusiera de órganos.
La donación cruzada, como señalaba inicialmente esta iniciativa, fue aprobada por el Senado. Y en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados se incorporó la figura del donante altruista.
El señor PROKURICA.- ¿Altruista?
El señor CHAHUÁN.- Sí, altruista.
Y eso, ¿cómo altera la relación?
Hoy día, en virtud del proyecto señalado, en el caso de las personas inscritas en este registro, donde figuran quienes requieren un trasplante cuyos órganos son incompatibles con los de sus parejas, será posible que exista la donación cruzada con otras personas, con la pareja de alguien más que figure en ese listado y tenga órganos compatibles.
Durante la discusión en la Cámara de Diputados se introdujo un elemento adicional: el donante altruista.
En la tramitación de esta iniciativa en la Comisión de Salud, me abstuve para dar una señal -y se logró modificar el texto- en términos de que había que establecer las condiciones para evitar la donación dirigida.
¿Por qué es tan importante destacar lo anterior? Porque lo que hay que evitar en el futuro es el comercio de órganos.
La señora PÉREZ (doña Lily).- El tráfico.
El señor CHAHUÁN.- El comercio de órganos. O sea, que alguien, un donante potencial, pueda vender un órgano a una persona que lo necesite. Y si bien logramos consagrar el anonimato para el donante, lo cual, a nuestro juicio, era vital para los efectos de impedir el comercio de órganos, nos pareció igualmente complejo que no se adoptaran todas las medidas que permitieran salvaguardar aquello.
A mi juicio, la iniciativa quedó bastante mejorada en comparación al resultado que hubo luego de su discusión en la Cámara de Diputados, pues no había quedado con suficiente resguardo la relación del donante con el donatario. Eso podía dar lugar a un espacio propicio para la donación dirigida y, por tanto, si bien la letra de la ley establecía que se prohibía la adquisición o que se comercializara un órgano humano, claramente era una situación que podía quedar entre líneas en el proyecto.
Por tanto, yo diría que esta es una buena iniciativa, que busca crear un elemento adicional. Sin embargo, nosotros no vamos a mejorar la disposición de órganos si es que no contamos con un cambio cultural en nuestro país. Y el cambio cultural significa comprender que donar órganos es donar vida, que donar fluidos es donar vida, que donar sangre es donar vida. Por tanto, insistimos en que esta materia requiere con urgencia un cambio cultural.
Y queremos pedirle -por su intermedio, señor Presidente- a la Ministra de Salud que también se hagan campañas para difundir la necesidad de generar donaciones de sangre, sobre todo cuando se han centralizado los centros de disposición de estos fluidos, por lo menos en Valparaíso, para toda la zona norte. Por tanto, es un tema importante.
Lo que dice relación con la donación de órganos es una tarea esencial del Estado.
En consecuencia, hacemos un llamado a la señora Ministra para que eso ocurra.
Yo creo que este proyecto va en la dirección correcta y me gustaría...
El señor MONTES (Presidente accidental).- Dispone de un minuto adicional, señor Senador.
El señor CHAHUÁN.- Gracias, señor Presidente.
Me gustaría que también se pudiera clarificar una situación.
Yo le envié por oficio a la Secretaria de Estado los antecedentes respecto de la familia de esta niña con fibrosis quística, y ahora me gustaría entregarlos acá. Su madre, Fiona Galland, está bastante preocupada en la ciudad de Castro. La familia, además, ha manifestado su inquietud a través de medios de prensa escrita, por ejemplo, en el diario La Estrella, que circula en Castro y es de la zona. Ellos señalaron ahí su preocupación por el hecho de haberse generado una expectativa respecto de una niña de 9 años. Se requería trasladarla de manera urgente, pero no hubo esa posibilidad en un país como el nuestro, altamente concentrado y centralizado, donde a las personas que viven en regiones, sobre todo en las más apartadas, les cuesta más desplazarse. En este caso, no había pasaje disponible en ninguna línea aérea, no existía la posibilidad de conseguir uno. Además, se trata de personas que carecían de los medios para acceder a comprar un boleto de avión. Y, de haberlos tenido, no había disponibilidad. En bus iban a llegar al día siguiente y, en ese caso, ya no sería posible realizar el trasplante.
Por tanto, esto último también debe ser materia de preocupación.
El señor MONTES (Presidente accidental).- Le ofrezco la palabra al Honorable señor Prokurica.
El señor PROKURICA.- No, señor Presidente.
Quedé muy representado con la intervención del Senador Chahuán.
El señor MONTES (Presidente accidental).- Tiene la palabra el Senador señor Navarro.


El señor NAVARRO.- Señor Presidente, aprovechando la presencia de la Ministra de Salud en el Hemiciclo, quiero destacar que se ha creado un mecanismo de incentivo al contar con la presencia de los Secretarios de Estado en la Sala: ¡todos leemos sus proyectos...!
Ese es un incentivo positivo.
Al leer el informe veo que hay una observación en cuanto a la no regulación de lo que compete a células y tejidos. Estos no se hallan incorporados, lo cual constituye un vacío acerca de la donación.
Al no estar claramente prohibida la compraventa de células y tejidos se abre un flanco que se ha querido evitar con este proyecto.
Lo segundo tiene que ver con las campañas a cargo de las instituciones del Estado, cuestión que plantea el Senador Girardi en el informe.
Chile tiene una tasa de donación de siete órganos por millón de personas. España alcanza a 40 por millón. Yo no he visto campañas en televisión. Hicimos una regulación para precisar qué era de utilidad pública. Yo perdí esa batalla. Se estableció una acotada y reducida franja en donde los canales de televisión pública, que tienen concesión de propiedad del Estado, de todos los chilenos, podían ser parte de estas campañas. Sin embargo, es claro que todo el elemento cultural, el miedo o las aprensiones que puede implicar el proceso de la donación de órganos requieren una pedagogía comunicacional permanente. Y eso no está ocurriendo.
Respecto del Presupuesto -por su intermedio, señor Presidente- le quiero consultar a la señora Ministra cuánta plata hay disponible en el correspondiente al año 2017 para promoción, pero también para incentivar la política de trasplantes de órganos, que es parte del rol del Estado.
En tal sentido, debe haber coherencia, pues este proyecto puede coadyuvar, pero no va a resolver el problema de fondo.
Por último, una pregunta: ¿existe la obligación de que el receptor de un órgano deba ser donante? Porque no parecería del todo justo que alguien dijera: "yo tengo una enfermedad y requiero un órgano, pero no soy donante". O sea, "yo no dono, pero quiero recibir una donación para salvar mi vida".
Es una situación compleja. Uno de los principios básicos es que efectivamente el receptor sea también donante.
El señor PROKURICA.- La reciprocidad.
El señor NAVARRO.- Y ojalá que sea donante desde antes de tener el problema. De no ser así, tendría que adquirir el compromiso de serlo. Porque si se va a emplear uno de estos valiosos órganos en una intervención que puede generar rechazo u otras complicaciones, lo menos que uno esperaría es que a quien recibiera el privilegio -hay poca cantidad de órganos y existe una lista de espera- le fuera obligatorio el ser donante.
Del mismo modo, señor Presidente, quiero preguntarle al Senador Chahuán por qué no se estableció que los familiares no puedan revocar la decisión de la persona que resuelve donar sus órganos.
Yo soy donante, al igual que muchos Senadores que están en la Sala, pero cómo garantizo que alguien de mi familia no diga: "Murió el papá y no queremos que sea donante". Si es la voluntad del donante, ¡tiene que ser respetada!
No sé la tasa exacta, pero tenemos alrededor de 40 o 50 por ciento de casos en donde el donante, en vida y de manera consciente, ha dicho: "Soy donante". Sin embargo, luego del fallecimiento, la familia se niega a que sus órganos sean extraídos. Eso es violentar su voluntad. Deberíamos dejar establecido -se lo digo al Senador Chahuán y a la Ministra, por su intermedio, señor Presidente- qué característica legal deben tener estos casos.
Considero que podría haber un gran consenso en que la voluntad del donante se respetara, salvo que este se arrepintiera a última hora, y que por el mismo mecanismo mediante el cual se comprometió a ser donante pudiera, en las postrimerías de su vida o en un momento distinto, desistir de su decisión. Creo que ese procedimiento existe y que un donante puede retirar tal condición.
Sin embargo, lo que no es posible aceptar, y que debiéramos enmendar, es que la familia directa o indirecta pueda modificar la decisión en vida de un donante. Además, debe contemplar que el receptor de un órgano se comprometa a ser donante. En caso de que la donación del órgano no surta efecto, él también podría convertirse en donante.
Votaré a favor, señor Presidente.
Espero que exista consenso para realizar un esfuerzo a fin de presionar a la televisión pública y abierta para que existan campañas nacionales en este sentido. Y espero que en el Presupuesto del 2017, señora Ministra -por su intermedio, señor Presidente-, sepamos exactamente cuántos recursos hay y cómo podemos colaborar para aumentarlos a fin de salvar más vidas. Porque los casos dramáticos que hemos conocido son solo una parte de los existentes. Hay muchos otros en que las personas fallecen sin tener la posibilidad de que su situación sea conocida a nivel nacional.
Voto a favor.
¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
El señor MONTES (Presidente accidental).- Senador señor Navarro, es probable que la señora Ministra le informe posteriormente.
Tiene la palabra el Senador señor Girardi.


El señor GIRARDI.- Señor Presidente, este es un proyecto importante, que va en el sentido correcto, incluyendo todas las aprensiones que se han planteado acá. Una de ellas y muy relevante es que la presente iniciativa de ninguna manera pueda abrir una compuerta al tráfico de órganos.
Tal vez lo que estamos viviendo en Chile, con este tipo de instrumentos, se relaciona con la debilidad que hemos tenido respecto a la ley y a la política de trasplantes.
Yo soy uno de los autores de la Ley de Donante Universal. Cuando elaboramos su texto pensamos que iba a pasar lo mismo que en España. Hicimos una adecuación de la legislación española a la realidad chilena y dijimos: "Mira, haremos la Ley de Donante Universal, porque antes las personas que querían ser donantes tenían que ir a la notaría a establecer dicha condición".
Nosotros planteamos que debíamos replicar el modelo español, que ha sido exitoso. En él las personas son donantes por el solo hecho de nacer en su país. Y, en caso de no querer serlo, tienen que renunciar a esa condición.
En primer lugar, hicimos que la renuncia fuera simple de ejecutar: cuando las personas iban al Registro Civil a sacar el permiso de conductor o la cédula de identidad. Posteriormente, hicimos una segunda reforma con el objetivo de que las personas reflexionaran un poco más y tuvieran que ir a la notaría a desistir de esa condición.
¿Pero cuál fue la sorpresa? Que a pesar de la ley, que es un buen instrumento, seguimos teniendo siete donantes por cada millón de habitantes. Y no pasó nada respecto a alcanzar la cifra española, que era contar con 40 donantes por cada millón de habitantes.
Entonces, las leyes son muy importantes, pero por sí solas no resuelven el problema. Y aquí quiero rescatar lo que dice Alejandro Navarro: se requieren campañas pues en Chile el problema es de carácter cultural.
Él tiene razón al plantear que cuando las personas establecen que no renuncian a su condición de donantes debiera ser exigible que se respetara su voluntad después del fallecimiento.
No obstante, si uno se pone en la realidad -y también pasa en España-, cuando una persona pierde a un ser querido, a un hijo, está en un momento bastante complejo. Y pese a que el donante haya consignado su condición, si la familia no quiere hacerlo, muchas veces se entra en una suerte de litis y de conflicto y a tironear de un lado para otro. Eso no debería suceder.
Lo que nosotros tenemos que establecer es lo que hizo España: tener a profesionales que se dediquen a ser peticionarios. Ellos están entrenados y son expertos en el momento en que hay que pedir la donación de órganos. Es importante considerar que no siempre es la misma situación. Las primeras horas son de bastante dolor, y después viene un momento de resignación.
Si uno pide en las primeras horas, es muy probable que le digan que no. Y está demostrado que si se pide posteriormente, en una fase de mayor resignación, hay más posibilidad de que digan que sí.
Por lo tanto, esto requiere una política compleja, sofisticada, que no hemos logrado desarrollar, pero debemos ir por ese camino.
También es importante que contemos con sistemas de alerta temprana, que actualmente no tenemos en Chile. Ello es complejo. Ni siquiera contamos con especialistas para atender a los vivos, menos tendremos neurólogos para hacer el diagnóstico de muerte cerebral, contar con el anestesista o el cirujano para extraer el órgano.
Necesitamos un sistema de alerta temprana que envíe un aviso nacional cada vez que haya una persona en riesgo de muerte cerebral. Y debemos seguir ese caso. Y si se requiere un neurólogo, que esté ahí. Si se requiere un anestesista, que esté ahí. Si se requiere un cirujano, que esté ahí. Si se requiere equipamiento, que esté ahí.
Además, les quiero decir una cosa: se necesita una cama UCI para esta eventualidad, y en Chile casi no las hay. Debiéramos tener 18 por cada 100 mil habitantes y contamos con menos de nueve. Siempre tendría que haber una cama UCI destinada al potencial donante.
Claro, si el médico se encuentra en la UCI y hay un paciente que se está muriendo y existe una cama vacía, la posibilidad de que finalmente llegue un donante que le salve la vida es muy alta.
Entonces, necesitamos camas destinadas de manera exclusiva a los potenciales donantes. Sin embargo, eso significa que debemos tener más camas UCI. Porque hay una decisión ética en ese momento.
Todas estas materias son complejas. Debemos profundizar la política. Soy consciente de que la señora Ministra y los Subsecretarios han hecho un esfuerzo importante, pero todavía queda un largo camino por recorrer.
Quiero valorar la importante campaña de sensibilización que ha hecho Mega en esta materia, pues también hay aportes de privados. Ojalá el Estado y todos los medios de comunicación hicieran lo mismo.
También quiero retomar algo que dijo el Senador Navarro: esta es una iniciativa de ley de donante y de receptor universal. Y quiero recordar que con el Senador García-Huidobro -a lo mejor él no se acuerda- dispusimos en la ley que, a igualdad de condiciones, se debiera privilegiar a la persona que era donante respecto a la que no, aun cuando...
El señor MONTES (Presidente accidental).- Se acabó su tiempo, señor Senador.
El señor GIRARDI.- ¿Me da un minuto adicional, señor Presidente?
El señor MONTES (Presidente accidental).- Lo tiene, Su Señoría.
El señor GIRARDI.- Lo anterior es algo totalmente virtual, porque nunca encontraremos dos situaciones exactamente iguales. No obstante, queríamos dejarlo establecido en la ley como una señal.
Es muy importante que se entienda que si uno va a ser un potencial receptor de órganos -esto le puede pasar a cualquiera- también puede llegar a ser donante. Es lo justo.
Y frente a la igualdad de condiciones, la idea era privilegiar al donante. En realidad, esto no ocurre pues nunca se da una completa igualdad de condiciones, pero era una señal para motivar esta idea.
Ahora, yo concuerdo en que la reprogramación celular, el uso de las células madres, es el futuro. Se están reprogramando células a partir de las de la piel, y se podrán hacer órganos completos a partir de ellas. Por lo tanto, viene un cambio radical en biotecnología, y debemos tener una ley para el siglo XXI y no quedarnos en el XX. Eso está pendiente, y tenemos que avanzar en la materia.
He dicho.
El señor MONTES (Presidente accidental).- Tiene la palabra la Senadora señora Lily Pérez.


La señora PÉREZ (doña Lily).- Señor Presidente, es cierto lo que nos dice el Senador Girardi respecto al campo de la experimentación y las novedades sobre las células madres, pero todavía está en desarrollo. Y actualmente necesitamos mucha donación de órganos.
Nosotros en Amplitud presentamos una iniciativa, ingresada a través de la Cámara Baja, que elimina la decisión de la familia y respeta la decisión del donante. Todos somos donantes, salvo que alguien exprese lo contrario ante notario.
Por lo tanto, de verdad creemos que la decisión es tan personal, voluntaria y autónoma del donante que la familia no puede tener la resolución final.
Y, desde ese punto de vista, quiero dejar testimonio de esto en el acta de la presente sesión. Porque me preocupa que muchas veces sacamos leyes pero no las elaboramos de manera integral. Y no revisamos otros proyectos que también intervienen y que dicen relación directa con esto.
Hablamos de la necesidad de la reciprocidad, como mencionaban anteriormente los Senadores Navarro y Chahuán.
Entonces, vemos que la ley tiene que ser bastante más integral, que debe haber reciprocidad en el ir y venir de los órganos. Y también necesitamos contar con los especialistas médicos en los turnos precisos.
Como relataba el Senador Chahuán, muchas veces sucede lo que pasó en Castro: que los profesionales médicos no están en el momento necesario y el órgano se pierde.
Por lo tanto, en primer lugar, nuestro proyecto de ley establece la eliminación de la decisión de la familia para que se respete la decisión voluntaria, personal y autónoma del donante.
Eso es muy importante.
En segundo lugar, insisto en la necesidad de impulsar campañas de educación y sensibilización en esta materia desde la más tierna infancia.
La donación tiene que ver con generosidad, con dar vida, con otorgar. Por lo mismo, me parece tremendamente contradictorio que, por una parte, se pida dar vida a través de las campañas de donación de órganos y, por otra, se impida hacerlo mediante la normativa que rige ese ámbito.
Por esa razón, es sumamente importante sensibilizar a la gente por medio de campañas públicas. Aquí se ha señalado un ejemplo: aplaudimos lo que ha hecho Mega, un canal privado. Ojalá los sectores públicos y privado, asociadamente, promovieran campañas de sensibilización y, también, de educación.
Se habla tanto de gratuidad en la educación superior. Yo siempre he sostenido que preferiría ver voluntad política para preocuparse de dar cobertura, gratuidad y, sobre todo, buena calidad de educación pública desde la más tierna infancia.
Se requieren salas cuna con prioridad real para todos los niños de los trabajadores y las trabajadoras. Debiera dar lo mismo si la persona contratada es hombre o mujer, o si son 19 mujeres en una empresa.
¡Que el beneficio sea para todos los hijos! ¡La sala cuna debe ser universal!
¡Ahí sí que hay que dar gratuidad! ¡Desde que son pequeños!
Se necesita gratuidad, calidad, cobertura y, obviamente, educación sobre valores universales, como lo relativo a la donación de órganos.
Por supuesto, voto a favor.
El señor CHAHUÁN.- Señor Presidente, ¿me concede treinta segundos para aportar un dato?
El señor MONTES (Presidente accidental).- Tiene la palabra, Su Señoría.


El señor CHAHUÁN.- Señor Presidente, simplemente deseo entregar los datos personales de la menor que tuvo el inconveniente antes mencionado.
Voy a solicitar que se oficie al Ministerio de Salud para que, en su oportunidad, se nos dé una explicación sobre lo ocurrido.
Se trata de la menor Amanda Koppmann Galland, RUT 22.352.272-6. Vive en el sector San José, península de Rilán, comuna de Castro.
Ella tiene fibrosis quística y se atiende en un hospital de Santiago.
El señor MONTES (Presidente accidental).- Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- ¿Alguna señora Senadora o algún señor Senador no ha emitido su voto?
El señor MONTES (Presidente accidental).- Terminada la votación.
--Se aprueba el informe de la Comisión Mixta (16 votos a favor y un pareo).
Votaron por la afirmativa las señoras Muñoz y Lily Pérez y los señores Araya, Chahuán, García-Huidobro, Girardi, Guillier, Horvath, Hernán Larraín, Montes, Navarro, Ossandón, Prokurica, Quinteros, Tuma y Andrés Zaldívar.
No votó, por estar pareado, el señor Moreira.
El señor MONTES (Presidente accidental).- Tiene la palabra la señora Ministra.


La señora CASTILLO (Ministra de Salud).- Señor Presidente, para nosotros es muy relevante esta iniciativa de ley.
Quiero destacar dos aspectos que se mencionaron en el debate: los cambios culturales y la importancia de donar vida.
El lema de la campaña comunicacional que impulsó el Ministerio, que terminó recién el pasado 7 de diciembre, era "UN DÍA PUEDES SER DONANTE. UN DÍA PUEDES SER RECEPTOR".
Al día de hoy, 2.081 personas están a la espera de la donación de un órgano. Diez de ellas son prioridad nacional, de las cuales siete aguardan un trasplante de corazón y tres son niños.
La capacidad de donación en Chile es de 7 por un millón de habitantes, lo que contrasta enormemente con la realidad de España, donde la relación es de 35 por un millón de habitantes.
Ojalá pudiéramos reforzar más la campaña comunicacional. Estamos utilizando todas las redes sociales para lograr sensibilizar a la población.
Les puedo contar que ayer se llevó a cabo una actividad en el Ministerio de Defensa Nacional con las ramas de las Fuerzas Armadas, con el objetivo de involucrar a dicho sector en la noble decisión de ser donante de órganos. Para la Cartera que dirijo resulta tremendamente beneficioso que se sumen distintas entidades.
Por otra parte, sabemos que la donación de sangre es una necesidad relevante. Debemos difundir permanentemente campañas para encontrar donantes en este ámbito, especialmente del grupo RH negativo, que siempre son escasos porque muy pocos poseen ese grupo sanguíneo, el cual muchas veces es requerido en emergencias, como sucedió hace poco en la Región Metropolitana.
Muchas gracias, por la tramitación de este proyecto.
El señor MONTES (Presidente accidental).- A usted, señora Ministra.
Senador señor García-Huidobro, ¿quiere plantear un punto reglamentario?


El señor GARCÍA-HUIDOBRO.- Sí, señor Presidente.
Acogiendo las palabras de la señora Ministra, sugiero que el canal de televisión del Senado se incorpore fuertemente a ese tipo de campañas. Sería una manera de colaborar como institución.
Desconozco cuál sería el mecanismo para concretar esa alternativa. Imagino que mediante la Comisión de Régimen Interior podríamos tomar una decisión de esa naturaleza.
El señor MONTES (Presidente accidental).- Tal planteamiento quedará pendiente para ser tratado en la referida Comisión.