REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 365ª
Sesión 17ª, en martes 30 de mayo de 2017
Ordinaria
(De 16:21 a 19:31)
PRESIDENCIA DE SEÑORES ANDRÉS ZALDÍVAR LARRAÍN, PRESIDENTE;
GUIDO GIRARDI LAVÍN, VICEPRESIDENTE, Y EUGENIO TUMA ZEDAN,
PRESIDENTE ACCIDENTAL
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
VERSIÓN TAQUIGRÁFICA
I. ASISTENCIA
Asistieron las señoras y los señores:
--Allende Bussi, Isabel
--Araya Guerrero, Pedro
--Bianchi Chelech, Carlos
--Chahuán Chahuán, Francisco
--Coloma Correa, Juan Antonio
--De Urresti Longton, Alfonso
--Espina Otero, Alberto
--García Ruminot, José
--García-Huidobro Sanfuentes, Alejandro
--Girardi Lavín, Guido
--Goic Boroevic, Carolina
--Guillier Álvarez, Alejandro
--Harboe Bascuñán, Felipe
--Horvath Kiss, Antonio
--Lagos Weber, Ricardo
--Larraín Fernández, Hernán
--Letelier Morel, Juan Pablo
--Montes Cisternas, Carlos
--Moreira Barros, Iván
--Muñoz D´Albora, Adriana
--Navarro Brain, Alejandro
--Ossandón Irarrázabal, Manuel José
--Pérez San Martín, Lily
--Pérez Varela, Víctor
--Pizarro Soto, Jorge
--Prokurica Prokurica, Baldo
--Quintana Leal, Jaime
--Rossi Ciocca, Fulvio
--Tuma Zedan, Eugenio
--Van Rysselberghe Herrera, Jacqueline
--Von Baer Jahn, Ena
--Walker Prieto, Ignacio
--Walker Prieto, Patricio
--Zaldívar Larraín, Andrés
Concurrió, además, el Ministro Secretario de la Presidencia, señor Nicolás Eyzaguirre Guzmán.
Actuó de Secretario General el señor Mario Labbé Araneda, y de Prosecretario, el señor José Luis Alliende Leiva.
II. APERTURA DE LA SESIÓN
--Se abrió la sesión a las 16:21, en presencia de 12 señores Senadores.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- En el nombre de Dios y de la Patria, se abre la sesión.
III. TRAMITACIÓN DE ACTAS

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Las actas de las sesiones 15ª y 16ª, ordinarias, en 16 y 17 de mayo de 2017, respectivamente, se encuentran en Secretaría a disposición de las señoras y señores Senadores hasta la sesión próxima para su aprobación.
IV. CUENTA

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Se va a dar cuenta de los asuntos que han llegado a Secretaría.

El señor ALLIENDE (Prosecretario).- Las siguientes son las comunicaciones recibidas:
Mensajes
Cinco de Su Excelencia la Presidenta de la República:
Con el primero hace presente la urgencia, calificándola de "suma", para la tramitación del proyecto que modifica la ley N° 19.992, que establece pensión de reparación y otorga otros beneficios a favor de las personas que indica, en lo que respecta al tratamiento de los antecedentes recopilados por la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura (boletín N° 10.883-17).
Con los dos siguientes retira y hace presente la urgencia, calificándola de "suma", para la tramitación de las siguientes iniciativas:
1) La que modifica la Ley General de Telecomunicaciones para disponer la obligación de una velocidad mínima garantizada de acceso a Internet (boletín N° 8.584-15).
2) La que crea el Ministerio de la Cultura (boletín N° 8.938-24).
Con los dos últimos retira y hace presente la urgencia, calificándola de "simple", para la tramitación de los siguientes proyectos de ley:
1) El que reduce los aranceles para la importación de mercancías que contribuyen al crecimiento verde y al desarrollo sostenible (boletín N° 10.394-05).
2) El que posterga la entrada en vigencia de la nueva estructura curricular establecida en la ley N° 20.370 (boletín N° 11.132-04).
--Se tienen presentes las calificaciones y se manda agregar los documentos a sus antecedentes.
Oficios
De Su Excelencia la Presidenta de la República, con los que comunicó su ausencia del territorio nacional durante los días 23 y 24 de mayo para dirigirse a la República del Ecuador.
Informó que durante su ausencia sería subrogada por el Ministro titular de la Cartera del Interior y Seguridad Pública, señor Mario Fernández Baeza, con el título de Vicepresidente de la República.
--Se toma conocimiento.
Cuatro de la Honorable Cámara de Diputados:
Con el primero comunica la nómina de las señoras y los señores Diputados que integrarán las Comisiones de Reja y de Pórtico que recibirán a Su Excelencia la Presidenta de la República con ocasión de la cuenta pública ante el Congreso Pleno.
--Se toma conocimiento.
Con el segundo informa que aprobó el proyecto que modifica la ley N° 19.284 en el sentido de establecer la obligatoriedad de juegos infantiles no mecánicos en espacios públicos y privados, para niños y niñas en situación de discapacidad (boletín N° 9.701-14).
--Pasa a la Comisión de Vivienda y Urbanismo.
Con el tercero señala que aprobó el proyecto de ley que declara feriado el 24 de septiembre de cada año en la comuna de El Quisco para la celebración de la Fiesta de Nuestra Señora de la Merced, de El Totoral (boletín N° 10.887-06).
--Pasa a la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización.
Con el último indica que aprobó la proposición formulada por la Comisión Mixta constituida para resolver las divergencias suscitadas durante la tramitación del proyecto de ley que proporciona reparación y asistencia en rehabilitación a las víctimas de explosión de minas u otros artefactos explosivos militares abandonados o sin estallar (boletín N° 9.109-02).
--Antes de quedar en estado de tabla, pasa a la Comisión de Hacienda.
Del Excelentísimo Tribunal Constitucional:
Expide copia de las sentencias definitivas pronunciadas en el control de constitucionalidad de los siguientes proyectos de ley:
-El que modifica el artículo 420 del Código del Trabajo confiriéndoles competencia a los tribunales laborales para conocer de las contiendas en que los causahabientes del trabajador buscan hacer efectiva la responsabilidad del empleador derivada de accidentes del trabajo o enfermedades profesionales (boletín N° 8.378-13).
--Se toma conocimiento y se manda comunicar a Su Excelencia la Presidenta de la República.
-El que fortalece la composición de los tribunales que indica asignando una dotación adicional de 110 jueces (boletín N° 10.611-07).
--Se toma conocimiento y se manda archivar los antecedentes.
Remite copia de las sentencias pronunciadas en los requerimientos de inaplicabilidad por inconstitucionalidad recaídos en las siguientes normas:
-Artículo transitorio, en la parte que se indica, de la ley N° 20.791, que modifica la Ley General de Urbanismo y Construcciones en materia de afectaciones de utilidad pública de los planes reguladores.
-Artículos 206 del Código Civil y quinto transitorio de la ley N° 19.585, que modifica el Código Civil y otros cuerpos legales en materia de filiación.
-Artículo 171 del Código Tributario.
-Inciso cuarto del artículo 171 del Código Tributario.
--Se manda archivar los documentos.
Adjunta resoluciones dictadas en los requerimientos de inaplicabilidad por inconstitucionalidad respecto de las siguientes disposiciones:
-Artículos 113, inciso primero, y 119 del Código de Procedimiento Civil.
-Artículos 235, regla 3a, y 488 del Código de Procedimiento Civil.
-Inciso antepenúltimo del artículo 768 del Código de Procedimiento Civil.
-Inciso segundo del artículo 1° de la ley N° 18.216, que establece penas que indica como sustitutivas a las privativas o restrictivas de libertad, e inciso segundo del artículo 17 B de la ley N° 17.798, sobre control de armas.
-Artículo 1°, inciso segundo, de la ley N° 18.216, que establece penas que indica como sustitutivas a las privativas o restrictivas de libertad.
-Artículo 491 del Código Penal.
-Artículo 195 bis de la ley N° 18.290, de Tránsito.
-Inciso primero del artículo 196 ter de la ley N° 18.290, de Tránsito.
-Artículo 222, inciso primero, del decreto con fuerza de ley N° 1, del año 2005, del Ministerio de Salud, que fija texto refundido, coordinado y sistematizado del decreto ley N° 2.763, de 1979, y de las leyes N°s 18.933 y 18.469.
-Artículo 12 de la ley N° 20.179, que fija un marco legal para la constitución y operación de sociedades de garantía recíproca.
--Se remiten los documentos a la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.
Del señor Contralor General de la República:
Remite respuesta a solicitud de información, enviada en nombre del Senador señor Chahuán, acerca del estado de tramitación de solicitud presentada por los dirigentes de diversos sindicatos de trabajadores pesqueros transitorios de naves mayores y menores.
Del señor Ministro de Relaciones Exteriores:
Responde acuerdo del Senado sobre la prohibición de ingreso al Estado de Israel aplicada al ciudadano chileno señor Anuar Majluf (boletín N° S 1.931-12).
Atiende consulta, formulada por el Senador señor Guillier, respecto de la aplicación del acuerdo bilateral sobre reconocimiento educacional suscrito en el mes de marzo pasado por Su Excelencia la Presidenta de la República con el Presidente de Haití.
Contesta acuerdo del Senado (boletín N° S 1.929-12) transcrito mediante oficio reservado.
Del señor Ministro Secretario General de la Presidencia:
Envía respuesta a los planteamientos efectuados por el Senado en cuanto al proyecto de ley sobre tenencia responsable de mascotas y animales de compañía (boletín N° 6.499-11) con motivo del estudio del informe de la Comisión Mixta.
Responde solicitud, formulada en nombre del Senador señor Espina, para otorgar urgencia a la tramitación del proyecto de ley que modifica el Código Penal en lo relativo a los delitos de cohecho y soborno aumentando las penas; tipifica los delitos de soborno entre particulares y de administración desleal, y enmienda la ley N° 20.393, que establece la responsabilidad penal de las personas jurídicas en los delitos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo y en los delitos de cohecho que indica (boletín N° 10.739-07), atendida su importancia.
Atiende petición, manifestada en nombre del Senador señor Horvath, relativa a la necesidad de dictar una ley que permita contar con una Corporación Nacional Forestal pública, además de una normativa que redefina el rol de las Fuerzas Armadas en tiempo de paz.
Del señor Ministro de Economía, Fomento y Turismo:
Contesta inquietud, planteada en nombre del Senador señor Horvath, respecto del uso de los fondos que las organizaciones de la comunidad de Melinka han obtenido en negociaciones anteriores de zonas contiguas.
Informa sobre los resultados de la "II Encuesta Trayectoria de Profesionales con Grado de Doctor", del año 2015, materia consultada por el Senador señor De Urresti.
Del señor Ministro de Obras Públicas:
Da respuesta a requerimiento, hecho en nombre del Senador señor García, relativo al estado del proyecto de agua potable rural Leufulafquén, de la comuna de Toltén.
Adjunta datos referentes a la implementación de sistemas de iluminación para distintos aeródromos, materia consultada en nombre del Senador señor De Urresti.
De la señora Ministra de Salud:
Informa solicitud, expedida en nombre del Senador señor Navarro, acerca de los resultados del estudio realizado por la Organización Panamericana de la Salud sobre el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (EUNACOM).
Envía respuesta a consultas, efectuadas en nombre del Senador señor Harboe, relativas al Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (EUNACOM).
De la señora Ministra de Vivienda y Urbanismo:
Responde petición, expedida en nombre del Senador señor De Urresti, acerca del estado del proyecto de construcción del Parque Urbano Humedal Catrico, en comuna de Valdivia.
Del señor Ministro (S) de Agricultura:
Envía respuesta a consulta, remitida en nombre del Senador señor Horvath, sobre la necesidad de contar con una CONAF que sea servicio público.
De la señora Ministra de Minería:
Contesta requerimiento, formulado en nombre del Senador señor Araya, acerca de los compromisos adquiridos para la salida de la planta de ENAMI del radio urbano de la comuna de Taltal.
De la señora Ministra de Bienes Nacionales:
Da respuesta a requerimiento, manifestado en nombre del Senador señor Bianchi, con relación a la política aplicada por esa Cartera a la venta de tierras en zonas extremas, particularmente en el extremo sur del país.
Remite antecedentes, solicitados en nombre del Senador señor De Urresti, en cuanto a la fijación de deslindes de bienes nacionales de uso público que constituyen ríos, lagos y esteros en la Región de Los Ríos.
Del señor Ministro de Energía:
Envía información, ante una consulta realizada en nombre del Senador señor De Urresti, sobre los talleres que se realizarán, en coordinación con el Grupo del Banco Mundial, en el marco del Proyecto Precio al Carbono Chile (PCC).
Del señor Subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo:
Atiende solicitud, expresada en nombre del Senador señor García, para informar las razones de la demora en la entrega de la sede comunitaria en el sector de Huirilil, de la comuna de Curarrehue.
Del señor Subsecretario de Pesca y Acuicultura:
Anexa antecedentes relativos al acuerdo de extensión de zona contigua para los pescadores de sardinas y anchovetas de las Regiones del Biobío y de La Araucanía, materia consultada en nombre del Senador señor De Urresti.
Del señor Superintendente de Seguridad Social:
Remite respuesta a requerimiento de información, expedido en nombre del Senador señor García, con relación a los descuentos efectuados por Rentas Vitalicias Consorcio a la persona individualizada por concepto de crédito de consumo que otorgó la Caja de Compensación Los Héroes.
Del señor Superintendente de Servicios Sanitarios:
Envía antecedentes sobre multa aplicada a la empresa sanitaria Aguas Araucanía por deficiencias en el servicio durante el año 2012, que afectaron a diversas comunas de la Región de La Araucanía, materia consultada en nombre del Senador señor De Urresti.
Del señor Superintendente del Medio Ambiente:
Atiende consulta, planteada en nombre del Senador señor Navarro, relativa a problemas medioambientales que afectan a la comuna de Puchuncaví.
Del señor Alcalde de Penco:
Remite datos, pedidos por el Senador señor De Urresti, relativos a trabajo realizado en la Mesa de Humedales del Gran Concepción.
Del señor Director Ejecutivo del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP):
Adjunta información, pedida en nombre del Senador señor Navarro, respecto de situación de la industria salmonera nacional y del presupuesto institucional para la investigación pesquera y cuidado de recursos marinos.
De la señora Directora Regional (D.R.) Atacama de la Superintendencia de Educación:
Da respuesta a solicitud de información, formulada en nombre del Senador señor Prokurica, acerca del nombramiento de un administrador provisional para el establecimiento educacional Miguel Zambrano, de la comuna de Copiapó, y su plan de desarrollo.
Del señor Director del SERVIU Metropolitano:
Contesta consulta, formulada en nombre del Senador señor Girardi, relativa a la ejecución de la política habitacional de la Municipalidad de Macul en el período 2011-2016 y a fecha del último proyecto comunitario de vivienda social en dicho lugar.
Del señor Director de la Corporación Administrativa del Poder Judicial:
Responde inquietud del Senador señor Prokurica concerniente a la posibilidad de adelantar la aplicación de las normas contempladas en la iniciativa de ley que fortalece la composición de diversos tribunales asignando una dotación adicional de 110 jueces (boletín N° 10.611-07), a partir de la fecha de su entrada en vigencia, en el caso de las ciudades de Copiapó y Caldera.
Del señor Secretario General de Carabineros de Chile:
Atiende solicitud de información acerca de diversos aspectos relacionados con los controles preventivos de identidad, materia consultada por el Senador señor Espina.
Del señor Director de la Secretaría Comunal de Planificación de la Municipalidad de Yerbas Buenas:
Informa sobre la inclusión de las obras de alcantarillado y ampliación de copa del sector del Comité Villa Cordillera en la cartera de proyectos del Departamento de Obras Municipales: consulta efectuada en nombre del Senador señor Matta.
Del señor Director del Servicio de Salud Valparaíso-San Antonio:
Responde consulta, formulada por el Senador señor Chahuán, en cuanto a las razones por las que en el hospital Claudio Vicuña, de la ciudad de San Antonio, no se practican cirugías mamarias.
Del señor Abogado Conservador Jefe del Departamento de Derechos Intelectuales de la DIBAM:
Atiende preocupación, manifestada en nombre del Senador señor Chahuán, relativa a las facultades de la entidad de Gestión Colectiva de Derechos de Productores Audiovisuales de Chile respecto del cobro de los derechos individualizados.
--Quedan a disposición de Sus Señorías.
Informe
Nuevo informe complementario del segundo informe de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía recaído en el proyecto de ley que reconoce y da protección al derecho a la identidad de género (boletín N° 8.924-07).
--Queda para tabla.
Mociones
De los Senadores señores Zaldívar, Allamand, Harboe, Larraín y Montes, con la que inician un proyecto que modifica la Carta Fundamental en lo relativo a la presidencia del Consejo de Ministros y al remplazo de Diputados y Senadores que sean designados Ministros de Estado (boletín Nº 11.237-07).
--Pasa a la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.
Del Senador señor Navarro, con la que da inicio a un proyecto de ley que prohíbe la distribución en establecimientos educacionales de alimentos que contengan carbohidratos refinados (boletín Nº 11.244-11).
--Pasa a la Comisión de Salud.
Solicitud de permiso constitucional
Del Senador señor Lagos, con la que pide autorización para ausentarse del país a contar del 5 de junio próximo.
--Se accede.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Terminada la Cuenta.

ACUERDOS DE COMITÉS

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Para informar sobre los acuerdos de Comités, tiene la palabra el señor Secretario.

El señor LABBÉ (Secretario General).- En sesión de hoy, los Comités adoptaron los siguientes acuerdos:

1.- Abrir un nuevo plazo para presentar indicaciones al proyecto de ley que regula las garantías de bienes durables (boletín Nº 10.452-03): hasta las 12 del jueves 15 de junio, en la Secretaría de la Comisión de Economía.

2.- Prorrogar por cinco meses el mandato a la Comisión Especial de Seguridad Ciudadana.

3.- Tratar en tabla de Fácil Despacho de la sesión ordinaria de mañana, miércoles 31, el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que concede la nacionalidad chilena, por especial gracia, al deportista señor Arley Méndez Pérez (boletín N° 11.143-06), autorizando a la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía para informar mediante certificado.
Nada más, señor Presidente.
)---------(

El señor WALKER (don Ignacio).- Pido la palabra para plantear un punto de Reglamento, señor Presidente.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- La tiene, señor Senador.

El señor WALKER (don Ignacio).- Como Presidente de la Comisión de Educación y Cultura, le solicito a Su Señoría recabar el acuerdo de la Sala al objeto de abrir un plazo extraordinario para presentar indicaciones -así lo habíamos acordado- a la iniciativa de ley que crea el Ministerio de la Cultura, con el fin de que el Ejecutivo ingrese un set de propuestas que dan cuenta de los acuerdos adoptados durante la tramitación de dicho proyecto, las que tratan materias propias de la iniciativa exclusiva del Presidente de la República.
Sugiero que el plazo sea hasta las 19 de hoy, martes 30 de mayo.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Von Baer.

La señora VON BAER.- Señor Presidente, habíamos conversado sobre el particular en la Comisión, y nos dijeron que antes de ingresar las indicaciones nos las iban a hacer llegar. Pero no ha sido así; yo no las tengo en mi poder.
Por lo tanto, pido por favor que el Ministerio nos mande las indicaciones, para luego extender el plazo.

El señor WALKER (don Ignacio).- Las indicaciones se enviaron el viernes, señora senadora.

La señora VON BAER.- ¿Sí?

El señor WALKER (don Ignacio).- Sí: a cada uno, vía e-mail.
Yo me encargaré de entregárselas, Su Señoría.
Ahora, el mayor plazo solo tiene por finalidad ingresar las indicaciones a que me referí.
El Secretario de la Comisión me corrobora que se enviaron el viernes a todos sus miembros.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- ¿Hay acuerdo?
Si no, someteré el asunto a votación.

El señor WALKER (don Ignacio).- No lo votemos, señor Presidente. ¡Si hay acuerdo!

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- ¿Le parece a la Sala?

La señora VON BAER.- Sí, señor Presidente.
--Se accede a lo solicitado.
V. ORDEN DEL DÍA



FORTALECIMIENTO DE REGIONALIZACIÓN


El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Corresponde discutir el proyecto de ley, en tercer trámite constitucional, sobre fortalecimiento de la regionalización del país, con informes de las Comisiones de Gobierno, Descentralización y Regionalización; de Hacienda, y de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, y urgencia calificada de "suma".
--Los antecedentes sobre el proyecto (7.963-06) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley:
En primer trámite: sesión 60ª, en 5 de octubre de 2011 (se da cuenta).
En tercer trámite: sesión 21ª, en 7 de junio de 2016.
Informes de Comisión:
Gobierno, Descentralización y Regionalización: sesión 59ª, en 2 de octubre de 2013.
Hacienda: sesión 83ª, en 7 de enero de 2014.
Gobierno, Descentralización y Regionalización: sesión 16ª, en 17 de mayo de 2017.
Hacienda: sesión 16ª, en 17 de mayo de 2017.
Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento: sesión 16ª, en 17 de mayo de 2017.
Discusión:
Sesiones 60ª, en 8 de octubre de 2013 (queda pendiente la discusión general); 63ª, en 15 de octubre de 2013 (queda para segunda discusión); 65ª, en 29 de octubre de 2013 (se aprueba en general); 84ª, en 8 de enero de 2014 (se aprueba en particular).

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.

El señor LABBÉ (Secretario General).- Este proyecto inició su tramitación en el Senado, y en el segundo trámite constitucional la Cámara de Diputados efectuó diversas enmiendas al texto que recibió.
La Comisión de Gobierno hace presente que, en sesión de 25 de octubre, la unanimidad de sus miembros acordó rechazar todas las modificaciones propuestas por la Cámara Baja, a fin de que la iniciativa se considerara en una Comisión Mixta con la mayor extensión posible.
Dicho órgano técnico deja constancia de que, por igual unanimidad, resolvió no reabrir el debate respecto de enmiendas ya votadas y aprobadas, en atención a que ello requeriría una nueva sesión, lo que retrasaría el despacho del proyecto, y, además, de que, por la unanimidad de sus integrantes (Senadores señora Von Baer y señores Bianchi, Espina, Pizarro y Quinteros), acordó solicitar a la Sala el rechazo de todas las modificaciones, incluidas las que había aprobado en primer término.
Por su parte, la Comisión de Hacienda se pronunció sobre las enmiendas recaídas en materias de su competencia, las que rechazó por cuatro votos y una abstención.
A su turno, la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento rechazó por la unanimidad de sus miembros presentes todas las modificaciones introducidas en el segundo trámite constitucional.
En caso de que la Sala decidiera aprobar las enmiendas propuestas por la Cámara de Diputados recaídas en los artículos 1°; 3°, nuevo; 4°, y 6° a 9°, nuevos, permanentes, y en los artículos primero a cuarto transitorios, se requerirían 21 votos favorables, por tratarse de normas orgánicas constitucionales.
En el boletín comparado que Sus Señorías tienen en sus escritorios se transcriben el texto aprobado por el Senado y las modificaciones que le introdujo la Cámara de Diputados.
Nada más, señor Presidente.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- En cuanto a este proyecto, el Comité UDI pidió segunda discusión.

La señora ALLENDE.- Entonces, no se vota ahora.

El señor LETELIER.- No se vota hoy día.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- En la primera discusión de las enmiendas que introdujo la Cámara de Diputados, tiene la palabra el Senador señor Harboe.


El señor HARBOE.- Señor Presidente, en mi condición de Presidente de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, vengo en informar el proyecto de ley, en tercer trámite constitucional, relativo al fortalecimiento de la regionalización del país.
Esta iniciativa, que se originó en mensaje del entonces Presidente de la República, don Sebastián Piñera, fue presentada al Senado, a primer trámite constitucional, el 5 de octubre de 2011. Su objetivo principal era facilitar, dentro del proceso de descentralización administrativa de Chile, el traspaso de competencias hacia los gobiernos regionales, de manera que una serie de decisiones dependientes del gobierno central se adoptaran y asumieran a nivel regional.
En cuanto a la tramitación de este proyecto, hay que recordar que en el segundo trámite constitucional su texto tuvo cambios considerables, pues en ese entretanto se aprobó la ley N° 20.990, que enmendó el Capítulo XIV de la Carta Fundamental, sobre Gobierno y Administración Interior del Estado, consagrando, entre otras modificaciones, la existencia de nuevas autoridades regionales y la elección directa de los gobernadores regionales, y disponiendo la dictación de una serie de leyes orgánicas constitucionales complementarias para implementar las enmiendas pertinentes.
Iniciado el tercer trámite constitucional en el Senado, el proyecto pasó a las Comisiones que lo habían informado en primer trámite -esto es, la de Gobierno, Descentralización y Regionalización y la de Hacienda-, acordándose en la Sala, con fecha 14 de marzo del año en curso, que también pasara a la Comisión de Constitución, que me corresponde presidir.
Cabe hacer presente que tanto la Comisión de Gobierno cuanto la de Hacienda desecharon la totalidad de las modificaciones de la Cámara de Diputados, con la finalidad de que una Comisión Mixta busque la forma de armonizar las distintas posiciones que han ido surgiendo y de compatibilizar el proyecto con la nueva normativa constitucional en materia de gobierno regional y con otras iniciativas en actual trámite con las que guarda estrecha relación.
Una vez que el proyecto se radicó en nuestra Comisión, y aun cuando el tercer trámite solo nos habilitaba para proponer la aprobación o rechazo de las modificaciones de la Cámara de Diputados, estimamos pertinente, por la unanimidad de los miembros de aquel órgano técnico, profundizar en su contenido.
Para tales efectos, escuchamos a autoridades del Gobierno, encabezadas por el Subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo, don Ricardo Cifuentes; a los Profesores señores Gabriel Bocksang, José Antonio Ramírez (de la Pontificia Universidad Católica) y Fabián Huepe (de la Universidad de Concepción), abogados, constitucionalistas y administrativistas; y a representantes de la Fundación Chile Descentralizado... Desarrollado y de la Asociación Nacional de Consejeros de los Gobiernos Regionales de Chile.
Con ellos hubo oportunidad de analizar el sistema de transferencia de competencias que contempla este proyecto; las nuevas competencias que se otorgan a los gobiernos regionales; el procedimiento que se seguirá para efectuar las transferencias pertinentes; las competencias del delegado presidencial regional y del gobierno regional; las adecuaciones que este proceso implica en la organización del servicio administrativo de los gobiernos regionales, y, finalmente, las competencias que corresponderán al gobierno regional en las denominadas "Áreas Metropolitanas".
El examen de cada una de las referidas materias, así como las peculiaridades que ha tenido la tramitación de esta iniciativa, dieron lugar al surgimiento de diversas inquietudes y observaciones, planteándose, en definitiva, dudas de fondo en cuanto a que el proyecto, tal como está, no constituye un avance verdadero y significativo en materia de descentralización y regionalización.
Al respecto me parece oportuno recordar lo señalado por el Profesor de Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile don Gabriel Bocksang, quien manifestó lo que señalaré a continuación.
En primer término, dijo: "En el estado actual del texto, entre muchos otros aspectos, no aparece de ninguna manera cómo se va a dar la relación de poderes entre el Presidente de la República, el Gobernador Regional, el Gobierno Regional en su conjunto, el delegado presidencial regional, el delegado presidencial provincial y las municipalidades. Este es un aspecto central en la nueva fisonomía de la administración territorial y mientras no se esclarezca con la mayor precisión posible no sería razonable anticipar un juicio sobre ello.".
Luego, con relación a la transferencia de competencias, sostuvo: "El Presidente de la República tendría la llave para controlar políticamente a todas las regiones chilenas, otorgándoles o revocándoles competencias dependiendo de la sintonía política que pudiera tener con los Gobernadores Regionales electos o con los Gobiernos Regionales en su conjunto, o con reciprocidades políticas de distinta naturaleza. Ya no sería una herramienta técnica de optimización de la satisfacción de las necesidades públicas. Se transformaría en un medio de control de las regiones desde la Presidencia de la República.".
A su turno, el Profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y constitucionalista don José Antonio Ramírez Arrayás afirmó:
"La iniciativa en discusión le otorga al Presidente de la República, por la vía de la dictación de decretos supremos, la misión de transferir competencias. En consecuencia, esta tarea recaerá en la voluntad de la Máxima Autoridad Ejecutiva, con lo que estaremos ante una descentralización dependiente del Gobierno o, técnicamente, ante una mera desconcentración. Estimó que dotar al Primer Mandatario del mencionado nivel de discrecionalidad lo aproxima a la arbitrariedad.".
Finalmente, me referiré a las expresiones del Profesor de Derecho Administrativo de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Concepción señor Fabián Huepe.
Respecto a la transferencia de competencias y a la excesiva discrecionalidad del gobierno central para aceptar o rechazar una solicitud de transferencia, aseveró:
"Efectivamente, el proyecto señala que se puede rechazar la solicitud por el gobierno central sin indicar las razones de aquello. Entonces, estamos frente a una verdadera "concesión" de competencias por "gracia" de parte del gobierno central y, por ende, una mera petición o aspiración por parte del gobierno regional. En realidad, no hay problema en que la voluntad de trasferencia de competencia nazca del gobierno regional, pero no debiera quedar sujeta a la sola voluntad del gobierno central su aceptación.

"2.- Hizo presente la falta de un órgano imparcial o tercero que resuelva conflictos entre el gobierno regional y central. Indicó que no puede desconocerse que la posibilidad de tensión entre el gobierno regional y central es inminente, considerando que el primero tiene un carácter claramente autónomo y con base territorial, al ser nombrados sus integrantes democráticamente.
"Entonces, frente al rechazo de la solicitud de transferencia y su posterior reconsideración por parte del gobierno central, así como en el caso de revocación de competencias transferidas, no se plantea ningún recurso ni solución frente al conflicto, lo que puede tensionar gravemente a dos órganos de gobierno con base democrática (gobierno central y regional) lo que implica que, ante falta de solución, se plantee tarde o temprano su posible judicialización.".
Por estas razones, la unanimidad de los miembros presentes de la Comisión, Senadores señores Araya; Larraín; Quinteros, quien reemplazó al Honorable señor De Urresti, y el que habla, desestimó la totalidad de las enmiendas de la Cámara de Diputados, de manera de dar lugar a la formación de una Comisión Mixta que pueda completar el trabajo y permitir el despacho de un cuerpo legal adecuado.
En consecuencia, evacuando su informe en este tercer trámite, el órgano técnico le propone a la Sala rechazar las modificaciones introducidas por la otra rama del Congreso en el segundo trámite constitucional.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Puede intervenir el Senador señor Bianchi.

El señor BIANCHI.- Señor Presidente, lo que estamos haciendo es desechar las enmiendas efectuadas al proyecto en la Cámara de Diputados, las que sin duda lo empobrecieron y empeoraron absolutamente, desde mi punto de vista.
Respecto de la gran transformación del texto que realizará la Comisión Mixta, existen aspectos que son de mi máxima preocupación y con relación a los cuales juzgo necesario legislar de la mejor manera para que el proceso de descentralización sea verdadero y, fundamentalmente, exitoso.
El primer asunto que me inquieta es el traspaso de competencias. Según se nos ha anunciado, la ley contemplará un listado de aquellas que les serán entregadas desde ya a los nuevos gobernadores en materias tales como fomento productivo y desarrollo territorial, entre muchas otras. Me parece que el programa tiene que ser analizado y sopesado en forma muy consciente de las reales capacidades de las regiones y no entregar facultades meramente decorativas y sin ningún peso específico.
Dentro de lo mismo, me preocupa sobremanera el mecanismo aplicable. Creo que es aquí donde se juega gran parte del éxito de la descentralización que queremos. Tal como se encuentra ahora en el proyecto, presenta un claro sesgo centralista, ya que es el Presidente de la República, en definitiva, quien decide si una competencia es traspasada o no.
Recojo lo dicho por mi Honorable colega Harboe al puntualizar que algunos constitucionalistas fueron escuchados en la Comisión de Constitución. Hago eco de lo expresado allí.
A mi juicio, debemos crear un sistema que le permita al gobierno regional solicitar ciertas competencias, y si estas son negadas, contemplar un procedimiento para dirimir el conflicto que lo enfrente con el gobierno central. He propuesto de manera reiterada que lo anterior tenga lugar en el Senado. La decisión no puede quedar entregada solo al Presidente de la República.
Además, no debemos olvidar que la reforma constitucional que aprobamos el año pasado estableció una fórmula bastante vaga para determinar si una materia es de competencia del gobernador regional o del delegado presidencial.
Juzgo que aquí hay un foco importante de diferencias entre ambas autoridades, el cual debe contar con un mecanismo expedito de resolución. Si no, estaremos permanentemente inmovilizados con conflictos de atribuciones entre ellas, ya que muchas leyes entregan competencias y no serán fáciles de interpretar a la luz de la fórmula establecida en esa enmienda de la Carta.
Continuando con el tema, estimo que incurriríamos en una gran irresponsabilidad si a los gobiernos regionales se les entregaran ciertas competencias sin otorgarles al mismo tiempo los recursos para poder hacerse cargo de ellas. Por eso mismo, la descentralización financiera, con una ley de rentas regionales, debe necesariamente ser resuelta en el articulado en debate. Si no es así, seguramente se generará una crisis en todos los gobiernos regionales, ya que contarán con competencias y obligaciones, pero no con los fondos para hacerles frente, lo que sin duda no es posible concebir.
Otro asunto que me preocupa es cuál será el modelo de vinculación entre los municipios y las regiones. Hoy día se plantea el fortalecimiento de los servicios públicos y la relación con los gobiernos locales. Por ejemplo, en materia de salud, los consultorios dependen de los municipios, y los centros de asistencia primaria y hospitales, del Ministerio del ramo, pero en los gobiernos regionales se destinan recursos del presupuesto regional a la construcción de ambos servicios. ¿Es imperativa la participación de los nuevos gobernadores respecto del modelo de desarrollo que se implementará en el ámbito de los servicios públicos? ¿O vamos a centralizar y basar las decisiones, en cambio, en la proveniencia de los recursos?
Esa pregunta tenemos que hacerla, señor Presidente.
Muy relacionada con lo anterior se halla la cuestión de la educación pública, que hoy está a cargo de los municipios, con un modelo también fracasado. Se discute una iniciativa que la entrega a agencias regionales. Mi duda es si estas entidades dependerán del gobierno regional o serán de responsabilidad del gobierno central.
Creo que ello debemos debatirlo profundamente con motivo del proyecto en examen, ya que no puede ser posible que la educación pública pague nuevamente las consecuencias de una reforma mal hecha.
En definitiva, pienso que se trata de un texto en que se juega el éxito del proceso de descentralización.
Lamento que tengamos que rechazar un mal articulado que nos llega de la Cámara, para buscar una solución en una Comisión Mixta. Abrigo serias dudas de que en esta última instancia se puedan abordar de manera seria y responsable aspectos tan relevantes como los que he descrito.
Me pronunciaré en contra, por supuesto.
Entiendo que se pidió segunda discusión, por lo que supongo que la votación será mañana.
Gracias.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el señor Ministro.

El señor EYZAGUIRRE (Ministro Secretario General de la Presidencia).- Señor Presidente, solo deseo reiterar y ratificar algunos dichos, pero clarificar otros.
Nosotros estuvimos de acuerdo, en el seno de la Comisión de Gobierno, con que, habida cuenta de las fundadas opiniones que se dieron allí acerca de que el texto proveniente de la otra rama del Congreso era todavía insuficiente para una autoridad regional electa, se procediera al rechazo, al objeto de recrear el proyecto que inicialmente intentamos protocolizar. Se entendió que era mejor verlo en una Comisión Mixta, sobre la base de las coincidencias que ya habíamos alcanzado y de otras que se lograrían en esa instancia.
No obstante, los Honorables señores Harboe y Bianchi han manifestado algo que me gustaría precisar. La reforma constitucional que le entregó al Ejecutivo la facultad para otorgarle una competencia a un gobierno regional fue dictada en el año 2009, con motivo de la elección de los consejeros regionales, no en el año 2016. En ella se dispuso que el Presidente de la República puede definir la transferencia en virtud de un decreto ley.

El señor HARBOE.- De un decreto supremo.

El señor EYZAGUIRRE (Ministro Secretario General de la Presidencia).- En la de 2016 no se innovó en la materia. Por lo tanto, ello era cosa juzgada desde hace virtualmente una década.
En todo caso, debo aclarar que la atribución se concedió solo si la competencia se encuentra íntegramente entre las del gobierno central. No puede ser ajena a ellas, lo que requiere una ley.
En forma similar, la transferencia de un servicio público, que es un punto muy importante en el proyecto, debe ser hecha en virtud de un cuerpo legal.
En consecuencia, no estamos discutiendo hoy día los aspectos constitucionales, que ya fueron resueltos, como señalé, en el año 2009. Lo que hizo la reforma de 2016 fue dilucidar aquellos relativos a la elección. En la Comisión Mixta se podrán discutir todos los asuntos de participación de las regiones en el procedimiento de transferencia de competencia.
Gracias.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Puede intervenir el Senador señor Prokurica.

El señor PROKURICA.- Señor Presidente, me parece necesario avanzar hacia un Chile mucho más justo y descentralizado. Mientras no exista una verdadera regionalización no habrá un país desarrollado ni equitativo.
Siempre se habla de las diferencias entre los chilenos, pero nunca son puestas en la dimensión de Santiago versus las regiones. Nunca se dice que, cada cinco años, 400 mil personas se van a la Capital. Estimo que la solución radica en regiones con recursos necesarios para su desenvolvimiento y autoridades más empoderadas. En la actualidad, el centralismo agobiante perjudica no solo a Santiago, sino también a ellas, las cuales, en la práctica, registran una mala calidad en la educación y la salud pública, pésimos niveles de desempleo y de infraestructura -ese es el caso de Atacama, a la que represento en el Senado y que enfrenta un grave déficit de médicos especialistas en los hospitales- y falta de oportunidades laborales, lo que determina que mucha gente, especialmente los jóvenes, busquen una alternativa en la Capital.
Ello ocurre porque el Gobierno central privilegia, muchas veces, a la Región Metropolitana, por sobre el resto, generando una sensación de orfandad, un abandono y un retraso en áreas tan importantes como las que he mencionado.
Es cosa de hacer un recorrido por ciudades como Tierra Amarilla, Huasco, Diego de Almagro, Punitaqui, Monte Patria, Vicuña, Alto Hospicio y otras que puedo nombrar, donde se desarrollan actividades económicas vinculadas a la minería y se efectúa un tremendo aporte al erario nacional, pero se recibe muy poco de vuelta. Eso sucede en Atacama.
En tal sentido, soy partidario de la regionalización y descentralización del país. Y espero que este sea un tema importante para las candidaturas presidenciales. Porque todavía no he visto a alguien, excepto al señor Ministro, que defienda la calidad del proyecto en discusión.
En términos generales, el articulado les entrega nuevas atribuciones a los gobiernos regionales; establece un procedimiento para requerir o aceptar la transferencia de nuevas competencias a su respecto; regula las áreas metropolitanas, y adecua un organigrama de los gobiernos regionales a la nueva realidad de su competencia.
A mi juicio, el texto se equivoca cuando dice que genera una verdadera regionalización. Creo que ella es necesaria; pero, como lo expresó el Honorable señor Harboe, "por un tema de premura legislativa, el Gobierno de la Presidenta Bachelet optó por utilizar el armazón de este proyecto que venía de otro contexto, con otras normas constitucionales, para solucionar los problemas derivados de la elegibilidad de los gobernadores regionales".
Esa no es la regionalización que todos queremos. Y lo han dicho aquí Senadores de todos los sectores políticos. Lo único distinto ha sido que unos hemos votado en contra, y otros, a favor.
Queremos una regionalización que nos deje de mejor manera con los recursos. Hoy día, el Ministro del Interior expresaba que ya se iba a enviar el proyecto para que las regiones dispusieran de mayores medios. Pero aún no existe.
Queremos una regionalización determinante de que los servicios públicos funcionen mejor; de que los recursos que aportamos al país no se queden netamente en Santiago; de que contemos con especialistas médicos; de que el progreso también nos llegue, en definitiva.
En este sentido, el profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Concepción señor Fabián Huepe, en su exposición en la Comisión de Constitución, puntualizó que en la doctrina, para hablar de una descentralización política propia del auténtico "regionalismo político", se establecen las siguientes exigencias:

1.- Considerar a la región como una persona jurídica de Derecho Público interno, no como una mera división administrativa.

2.- Consagración del regionalismo en la Constitución o que ella permita su establecimiento.

3.- Establecer autoridades elegidas democráticamente.

4.- Autonomía financiera.
No sacamos nada con transferir algunas atribuciones, como se hace en el proyecto, si no están los recursos. Lo decía recién el Senador señor Bianchi. ¡Se requiere una ley de rentas regionales!

5.- Potestades legislativas autónomas o poderes regionales.
Si bien algunos de estos requisitos se cumplen en el articulado en examen, para ser veraz, faltan los más importantes, o sea, los dos últimos.
¡De los seis profesores que fueron a exponer, ninguno estuvo de acuerdo con el texto, señor Presidente!
Se contempla la elección democrática de los denominados "gobernadores regionales" y la oportunidad de obtener alguna autonomía en la "decisión y gestión administrativas". Pero es preciso tener en cuenta que los chilenos no van a elegir a un intendente con las atribuciones actuales. El proyecto le ha cambiado incluso el nombre. Se elegirá una autoridad sin recursos, facultades ni competencias, denominada "gobernador regional", que se hallará bajo la sombra de un delegado presidencial designado por el Ejecutivo, que ejercerá el poder real.
Lo que estamos haciendo aquí será quizás una de las peores experiencias en el país: ¡dualidad de cargos y de responsabilidades! ¡Existirá una autoridad empoderada y elegida por la gente, pero sin los recursos ni las atribuciones, y otro señor se mantendrá con el poder, con el contacto con el Presidente de la República y los ministros, y, además, con los recursos! Esto es verdaderamente un "polvorín", como decía uno de los profesores. ¡Vamos a enfrentar conflictos que no podemos siquiera imaginar!
Lo anterior es algo similar a lo sucedido cuando se comenzó a implementar el Transantiago, con buses oruga que no podían girar en las calles o quedaban atrapados en los pasos bajo nivel.
O se parece a lo que ha pasado con los consejeros regionales, que exhiben en la actualidad un escaso peso político, son poco escuchados por el poder central y no cuentan con más atribuciones que antes de 2013, cuando eran designados. Así lo sostuvo el propio presidente de la Asociación Nacional de Consejeros Regionales (ANCORE), Manuel Carrasco, quien no es de mi sector político: "Desde que somos electos solo hemos ganado en legitimidad". (...) "Pero vivimos a expensas del intendente de turno". Afirmó que lo mismo podría pasar con los futuros gobernadores regionales "si no se les entregan competencias y reales atribuciones" ni los recursos necesarios.
Finalmente, establecer la elección popular de los gobernadores regionales y sacar adelante el articulado en debate, referido a sus atribuciones, es algo que para el Gobierno de la Presidenta Bachelet, más que implicar un fin descentralizador o de regionalización, conlleva un trasfondo más bien político, como lo han señalado algunos parlamentarios del oficialismo -ellos mismos dicen que no es un buen proyecto-, en orden a destrabar, en el interior de su coalición de partidos, el propio entuerto entre los que quieren estos comicios para el año en curso y los que no los quieren. Por lo tanto, los primeros apuran el texto, conspirando en contra de su calidad.
En este sentido, creo que es un error legislar contra el tiempo en algo tan trascendental para nuestras regiones, lo que en el corto y mediano plazo, más que soluciones, puede generar, en definitiva, más costos que beneficios para ellas y sus habitantes.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Von Baer.

La señora VON BAER.- Señor Presidente, como lo planteaban el señor Ministro y los colegas que me antecedieron en sus intervenciones, la situación actual es que el proyecto de ley de transferencia de competencias fue rechazado y va completo a la Comisión Mixta, lo que significa que allí de alguna manera vamos a tener que escribir un texto nuevo. Y eso presenta una complejidad, ya que no sabemos cuáles son los marcos en torno de los cuales se moverá.
Enfrentamos una complicación de fondo con la iniciativa sobre transferencia de competencias tal como está.
Ella fue ingresada a tramitación por la Administración del Presidente Piñera y luego fue cambiada por el Gobierno de la Presidenta Bachelet mediante una indicación sustitutiva.
Pero el proyecto inicial se construyó sobre la base del intendente designado. Se buscaba transferirle competencias a este, quien, para ejecutarlas, debe vincularse con los servicios públicos descentralizados o desconcentrados, que siguen dependiendo de los Ministros. Es el caso de las seremías, que de alguna manera también mantienen una coordinación con el intendente designado.
Esta lógica se complica muchísimo cuando se propone elegir al gobernador regional. Pese a que se le otorgan atribuciones, este tendrá que seguir funcionando a través de los servicios públicos que ahora van a depender del representante regional del Presidente de la República, que es el delegado presidencial.
Pongo un ejemplo: si interesa impulsar una política de desarrollo social y le entregamos competencias en esta área al gobernador regional, este va a tener que pedirle al FOSIS que las ejecute, organismo que seguirá dependiendo del Ministro respectivo y, por tanto, del delegado presidencial. Es decir, habrá un gobernador regional con dicha atribución, pero, para hacerla realidad, deberá solicitarle al representante del Presidente de la República en la región que le permita al FOSIS ejecutarla.
En teoría, ello podría funcionar bien. Si se firma un convenio de programación, ¡puede funcionar bien!
Pero también es factible que opere muy mal si esas dos autoridades no logran ponerse de acuerdo, dado que pertenecen a partidos políticos distintos, etcétera.
En la discusión que en su minuto tuvimos como Oposición con el Ejecutivo nos dijeron: "Aumentemos la cantidad de competencias". Pero el asunto, desde nuestro punto de vista, no pasa por incrementar facultades, sino por entregarle al gobernador regional las herramientas del servicio público -o como lo llamemos- para que pueda llevar a cabo sus atribuciones. Podemos incrementar infinitamente las competencias, pero va a seguir dependiendo del delegado presidencial para ejecutarlas.
En el caso de los municipios eso no ocurre, pero sí sucederá con esta nueva figura.
Vamos a contar con un gobernador regional electo con el 40 por ciento de los votos y con un montón de competencias, pero sin ninguna capacidad para llevarlas a la práctica.
Aquello, señor Presidente, podría representar un tremendo problema de gobernabilidad.
Por eso, todo el tiempo incluso hemos planteado: "¿Saben qué? Entreguemos menos competencias al gobernador regional, pero con capacidad para ejecutarlas".
La pregunta que nos hacemos hasta el día de hoy, y no tenemos claridad al respecto, es si el Ejecutivo va a cambiar su postura. En su minuto nos dijo que no íbamos a avanzar en esa línea; que el diseño sería exactamente el mismo que estoy describiendo ahora; que no iba a existir traspaso de servicios públicos, que es la solución de fondo para que el gobernador regional pueda ejecutar las competencias que se le entreguen.
Señor Presidente, siempre se está planteando: "Son muy pocas las competencias; aumentémoslas". Ante ello, tratamos de explicar que el punto no tiene que ver solo con la cantidad de atribuciones del gobernador regional, sino con la capacidad de ejecutarlas.
Si este para hacer algo cada vez deberá tocar la puerta del delegado presidencial, entonces no habrá regionalización de verdad. Porque los seremis van a depender del referido delegado y de los Ministros pertinentes y estos últimos dependerán del Presidente de la República.
Es como cambiar todo para que al final del día nada cambie.
Por lo que se ha expresado, entiendo que el Ejecutivo -la pregunta es para el Ministro, por su intermedio, señor Presidente- ha planteado realizar con sus parlamentarios una comisión, una mesa, una conversación prelegislativa, o sea, previa a la Comisión Mixta.
Deseo saber si ello es efectivo. Y si fuera así, quisiera consultar si esa instancia de conversación puede incluir a la Oposición. Se comprenderá que, si vamos a hacer completamente de nuevo el proyecto en la Comisión Mixta, la tarea será compleja.
Señor Presidente, dado que es un tema trascendental el diseño institucional del país, quisiera saber -no tenemos información al respecto- cómo pretende el Gobierno manejar este asunto legislativamente: ¿Se va a llevar todo a la discusión en la Comisión Mixta? ¿Va a haber un planteamiento, una conversación con los parlamentarios y los distintos sectores políticos, previo a esa instancia? ¿Conoceremos algún texto antes?
Aquí estamos hablando de hacer toda la iniciativa de nuevo. ¡Eso es realmente! Por tanto, sería bueno, antes de llegar a la Comisión Mixta, disponer de un marco para saber en torno a qué nos vamos a mover y cómo se va a llevar a cabo la negociación.
En algún minuto el Ejecutivo -a través de uno de los Ministros; no recuerdo muy bien cuál- dijo que su papel consistía en mandar los proyectos de ley y que después el Congreso Nacional vería cómo llegar a un acuerdo.
El problema es que todo -¡todo!- en esta materia es de iniciativa exclusiva del Presidente de la República. Nosotros podemos tener muy buenas ideas e, incluso, alcanzar acuerdos entre los parlamentarios de la Oposición y los de la Nueva Mayoría, pero al final del día introducir cambios depende del Gobierno, no de nosotros.
Señor Presidente, quisiera que el señor Ministro nos contara -porque no lo sabemos- cómo vamos a llevar adelante este proceso, que es bastante -yo diría- distinto de todo lo que conocemos, pues aquí estamos hablando de realizar un cambio institucional de fondo en una Comisión Mixta.
¿Lo podemos hacer? Claro que sí, pero sería bueno saber cuál es el marco en el cual nos estamos moviendo y cómo se va a llevar a cabo esa discusión.
Para nosotros, señor Presidente, esta materia es fundamental.
Por lo mismo, pedimos al Ministro que nos conteste cómo se va a efectuar el proceso legislativo en la Comisión Mixta, donde se pretende introducir un cambio institucional muy profundo y respecto del cual no ha habido consenso hasta ahora. Asimismo, deseo saber cómo se pretende llegar a un acuerdo al respecto.
He dicho.
)----------(

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Solicito autorización para que ingrese a la Sala el Subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo.
¿Habría acuerdo?

El señor PROKURICA.- ¡No, señor Presidente!
¡Todavía el Ministro de Obras Públicas no me recibe!
Me mandó un papel que decía: "Perdone, Senador, de verdad lamento no haberlo recibido". ¡Pero sigue sin hacerlo! Sin embargo, atiende a parlamentarios de Gobierno toda la semana.
Le pido que arbitre alguna medida al respecto, porque usted es el Presidente del Senado.
¡Ya está bueno de abusos!

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Su Señoría, no soy la persona que tramita las audiencias.

El señor PROKURICA.- ¡Es el Presidente del Senado!

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Y como tal, cumplo las labores que me corresponden.
Tengo buena voluntad, pero -le insisto- no soy tramitador de audiencias.

El señor PROKURICA.- ¡Excusas de papel!
Debe defender los fueros de los Senadores y no los de los Ministros.
)----------(

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Antes de dar la palabra al Senador señor Harboe, se la concederé al señor Ministro, quien tiene preferencia para intervenir.

El señor HARBOE.- Por favor.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el señor Ministro.

El señor EYZAGUIRRE (Ministro Secretario General de la Presidencia).- Por deferencia, quería contestar a la Honorable señora Von Baer. Pero, si incomodo al Senador Harboe, puedo hacerlo después de él.

El señor HARBOE.- No hay problema, señor Ministro. Continúe.

El señor EYZAGUIRRE (Ministro Secretario General de la Presidencia).- Gracias.
Señor Presidente, la señora Senadora tiene razón: cualquier indicación que se introduzca en este proyecto es de iniciativa exclusiva del Ejecutivo. Efectivamente corresponde a este hacerla, según nuestra división de Poderes.
Pese a ello, no coincido completamente con la opinión de que se deberá abordar una arquitectura nueva. Sin duda, será algo diferente, y así lo acordamos con el Senado al rechazar en las Comisiones -imagino que ocurrirá lo mismo en la Sala- las enmiendas propuestas por la Cámara de Diputados.
Si bien hemos avanzado bastante en la materia, indudablemente resulta insuficiente de cara a lo que han señalado distintos Senadores y Senadoras.
Nuestra oficina es conocida por la Honorable señora Von Baer. Hemos tenido el gusto de recibirla en varias ocasiones. Le extiendo formalmente una invitación -luego nos pondremos de acuerdo- para que su sector, con los asesores que definan, pueda acercarse a conocer nuestras ideas e intercambiar puntos de vista durante la próxima semana, con el objeto de saber a qué atenernos cuando se constituya la Comisión Mixta.

El señor BIANCHI.- ¿Dónde lo vamos a discutir, señor Ministro: en su oficina o acá, en la Sala?

El señor WALKER (don Ignacio).- ¡En la Comisión Mixta!

El señor LAGOS.- Deje que responda el Ministro, Senador Walker.
El señor EYZAGUIRRE (Ministro Secretario General de la Presidencia).- La Senadora me pidió conversar, y le acabo de decir que sí.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Les solicito a Sus Señorías que eviten los diálogos.
Tiene la palabra el Senador señor Harboe.

El señor HARBOE.- Señor Presidente, desde hace un tiempo he venido advirtiendo, a riesgo incluso de algunas críticas, acerca de la necesidad de abordar una discusión más de fondo respecto del modelo de descentralización.
Soy de aquellos que creen que la actual estructura administrativa del país no da cuenta de su realidad cultural, territorial y económica; o sea, no es la que Chile debiera tener.
Hoy día las grandes decisiones pasan necesariamente por el gobierno central. Y cuando se abre un proceso de descentralización, con mucha esperanza veo la posibilidad efectiva de transferir funciones, competencias y toma de decisiones: ¡en definitiva, poder!
Se trata de transferir poder desde el nivel central hacia las regiones, poder para que las autoridades del territorio sean capaces de resolver, con oportunidad y calidad, los problemas que se les presenten en el ámbito local.
Hace un tiempo se hizo una reforma constitucional que estableció la elegibilidad de las autoridades regionales. Ello me parece muy bien porque permite avanzar en democratizar la institucionalidad pública. Pero tal camino no significa necesariamente descentralizar, menos si no se disponen las medidas adecuadas para que dichas autoridades -ahora elegidas- cuenten con competencias para solucionar las dificultades que surjan en su territorio, que es lo que los ciudadanos quieren.
El problema es que la tramitación del proyecto de ley que nos ocupa presenta vicios en su origen.
Tal como se señaló, la iniciativa nació de un mensaje del Presidente Sebastián Piñera, con el objetivo de dotar a los intendentes designados de nuevas funciones y atribuciones. En ese marco, el Senado de la República, en el primer trámite constitucional, aprobó el texto propuesto respecto de dichas autoridades designadas.
Luego, durante el segundo trámite constitucional, hubo cambio de gobierno. La Administración actual tomó la decisión, a fin de ahorrarse un trámite completo (ni más ni menos que la discusión de fondo en el Senado), de usar el chasis del proyecto del Presidente Piñera e introducir una indicación sustitutiva.
El inconveniente es que plantear una indicación sustitutiva que busca incorporar atribuciones pensadas para autoridades electas, valiéndose de un texto creado para autoridades designadas, lamentablemente, no da como resultado una política pública de calidad. De hecho, presenta varias contradicciones.
Por eso, cuando la propuesta legislativa de este Gobierno llega a la Cámara Alta, lo hace en el tercer trámite constitucional. Por tanto, esta Sala nunca tuvo oportunidad de discutir el nuevo proyecto. Lo que debatió fue la iniciativa del 2011. El texto que ahora estamos viendo solo lo han analizado algunas Comisiones, a propósito de todas las dudas que ha generado.
Reitero: este Senado de la República no ha sostenido una discusión en torno a la materia.
Veamos qué ocurre con el mecanismo de transferencia de competencias, que es un tema clave.
Quizás una de las pocas virtudes que posee el Congreso Nacional es que logra plasmar en cada legislación, en cada normativa, una visión de la sociedad. Me refiero a una ley que trasciende a los gobiernos de turno, a una norma permanente que establece derechos permanentes para los ciudadanos. Por eso a través de disposiciones legales convertimos los famosos "bono marzo" y "bono invierno" en una asignación regular. La idea era que, más allá de la administración gobernante, dicho aporte tuviera permanencia. Es un derecho para los ciudadanos.
Bueno, el mecanismo de transferencia de competencias que contempla este proyecto no permite que estas sean estables en el tiempo. La presente iniciativa se transformará en una ley orgánica que va a habilitar al Presidente o a la Presidenta de la República, según corresponda, para transferir atribuciones a los gobiernos regionales mediante decreto supremo. Pero de igual modo -los abogados decimos: "las cosas se deshacen de la misma manera en que se hacen"- dicha autoridad las puede revocar a través de otro decreto supremo.
Yo no soy partidario de que un Presidente de la República, cualquiera que sea su símbolo político, disponga de la facultad de entregar y quitar atribuciones a su arbitrio. Eso, más bien, parece una concesión por gracia y no una transferencia de competencias como corresponde.
Antes me referí al artículo 114 de la Carta Fundamental. Explicaré por qué.
Es probable que hoy día rechacemos las enmiendas de la Cámara de Diputados para favorecer la conformación de una Comisión Mixta. Sin embargo, me atrevo a aventurar que tenemos un problema más grande.
En dicha instancia vamos a poder modificar muchos de los verbos rectores que figuran en la legislación. Hoy día se usan "promover", "analizar", "proponer", "propender". Todos estos verbos son genéricos y los vamos a cambiar por facultades reales. ¡Estupendo! ¡Fantástico! Pero tenemos un pequeño inconveniente: en materia constitucional hay algo que se llama "principio de supremacía constitucional", en virtud del cual las leyes no pueden ser contrarias a la Constitución Política.
Señor Presidente, con orgullo señalo que yo voté en contra de la reforma constitucional que estableció la elección de los gobernadores regionales. ¿Y sabe por qué? No porque me opusiera a la elección de los gobernadores regionales -por el contrario, me parece una buena medida-, sino porque se contempló un mecanismo de traspaso de competencias que, a mi juicio, excluyó al Congreso Nacional.
¿Por qué?
El Ministro Eyzaguirre recién dijo: "El artículo 114, a que hizo referencia el Senador Harboe, es del 2009". Es cierto. Pero la reforma constitucional, que fue aprobada por este Parlamento, con mi voto en contra, y publicada el 5 de enero de 2017, en su disposición VIGÉSIMO OCTAVA transitoria (propuesta por el actual Gobierno), establece: "La primera elección por sufragio universal en votación directa de los gobernadores regionales se verificará en la oportunidad que señale la ley orgánica constitucional a que aluden los incisos cuarto y quinto del artículo 111 y" -se usa el copulativo- "una vez promulgada la ley que establezca un nuevo procedimiento de transferencia de las competencias a las que se refiere el artículo 114.".
O sea, dicha reforma constitucional -reitero: ¡fue aprobada por este Congreso!- dejó sometido al artículo 114 (de 2009) el proceso de transferencia de competencias.
¿Qué dice el artículo 114? Lo siguiente: "La ley orgánica constitucional respectiva determinará la forma y el modo en que el Presidente de la República transferirá" -modificación de este año- "a uno o más gobiernos regionales," -"uno o más": es a elección- "en carácter temporal o definitivo, una o más competencias de los ministerios y servicios públicos creados para el cumplimiento de la función administrativa, en materias de ordenamiento territorial, fomento de las actividades productivas y desarrollo social y cultural.".
La Comisión Mixta podrá introducir muchas modificaciones, pero la Constitución ya fijó la forma de transferir las competencias gracias a la reforma que se publicó en enero de 2017. Se hará por decreto supremo. Cualquiera que sea el Presidente o la Presidenta de la República del próximo período, va a contar con la posibilidad de trasladar atribuciones.
Señor Presidente, a esos descentralizadores de Twitter, quienes se valen de 140 caracteres y creen que con esta iniciativa vamos a solucionar el problema del país, yo les digo: ¡Cuidado! Acá ha habido un error, a mi juicio, muy complejo. A través de un decreto supremo, y no de una ley, se van a transferir competencias.
Además, ello estará circunscrito solo a cuatro ámbitos: ordenamiento territorial, fomento de actividades productivas y desarrollo social y cultural.
¿Qué pasará, por ejemplo, si alguien quiere transferir una atribución en materia de infraestructura? ¡Cómo me gustaría que la Región del Biobío tuviese la posibilidad de contar con recursos adecuados para construir el puerto de Lebu, el tercer dique de ASMAR o el paso de Pichachén! Y que cada región tuviera esa facultad, ya sea Magallanes o Arica.
¡Pero eso hoy día no se halla contemplado!
En consecuencia, yo lamento profundamente la situación. De pronto se escuchan descalificaciones más bien personales, en vez de argumentos. Y lo que he intentado en mi caso, de manera muy honesta y transparente, es argumentar. A mi juicio, lo que está ocurriendo es que el Congreso Nacional le otorga al Presidente de la República de turno la potestad para entregar y quitar facultades. Y eso no es permanente en el tiempo.
La gente cree que, a propósito de este proyecto de transferencia de competencias, podrá tener más soluciones a sus problemas reales en el territorio. Pero, lamentablemente, tal como está hoy día el texto, sabemos que aquello será temporal y una concesión por gracia a la autoridad de turno.
Adicionalmente, si sumamos que no hay ley de rentas regionales, que no existen facultades reales para proyectos de infraestructura, que tampoco se establece el pago de patentes municipales en las comunas donde se realizan las actividades productivas correspondientes, déjeme decirle, señor Presidente, que podemos tener un serio problema de gobernabilidad, pues el Presidente de la República de un sector podría comenzar a quitarle competencias a un gobernador electo de otro color político.
Esa experiencia ya la hemos visto en Latinoamérica y no es el modelo de gobernabilidad al que yo, al menos, aspiro.
Tal como afirmaba el ex Primer Ministro británico Tony Blair, los países que alcanzan el desarrollo no siempre son los que logran mayor crecimiento económico, sino los que son capaces de tener buena gobernanza. Y este proyecto, a mi juicio, no va en ese sentido.
Gracias.
)------------(

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Saludo a los representantes de la Fundación Emilia, quienes están aquí presentes esperando, seguramente, que votemos el proyecto de acuerdo relacionado con la Ley de Tránsito.
Veremos en qué momento, reglamentariamente, podemos hacerlo.
--(Aplausos en tribunas).
)------------(

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra a continuación el Senador señor Ignacio Walker.

El señor WALKER (don Ignacio).- Señor Presidente, yo no soy un "descentralizador de Twitter de 140 caracteres". Se lo digo con mucho respeto, no con ironía, al Senador Harboe, por quien tengo una especial consideración y de cuya versación jurídica nadie puede dudar.
La verdad es que en este debate, que es como eterno, en que al final, objetivamente, se produce una dilación (esto tiende a dilatarse y dilatarse), me parece que vamos perdiendo el foco central de la discusión.
Siempre está la cuestión acerca de cómo colocar los bueyes delante de la carreta.
Algunos tienden a pensar que mientras no esté completamente definido el estatuto de traspaso de competencias, de atribuciones, de funciones, que mientras no haya una ley de rentas regionales, que mientras no sé qué, no sé cuánto, al final habría que proceder a elegir al gobernador regional.
Yo pienso exactamente al revés. Después de años y décadas, después de repetir hasta el cansancio esta discusión, que es compleja, aunque sustantiva, he llegado a la conclusión justamente inversa: que la única forma efectiva y real de gatillar un proceso de descentralización a nivel regional -siempre queda pendiente el tema municipal, donde hay mucho paño por cortar- es hacerlo todo al revés, es decir, partir por elegir directa y democráticamente a los gobernadores regionales, para constituir liderazgos regionales que sepan empujar, inducir, facilitar, gatillar un efectivo proceso de descentralización a nivel regional.
Lo que necesitamos, en la práctica y no en la retórica, es contar con una autoridad dotada de una legitimidad democrática indubitada, elegida por voto popular, que pueda impulsar un proyecto de descentralización.
Llevamos, lo he dicho antes y lo reitero, doscientos treinta años designando intendentes en Santiago. ¡Desde la Colonia, desde las reformas borbónicas, de 1770 a 1780, hasta el día de hoy!
Esa es la realidad, esa es la práctica, ese es el elemento de continuidad entre la Colonia y la República, ¡hasta el día de hoy!
Entonces, el tema no es que estemos apurados; el tema es que estamos muy atrasados.
Ese es el primer punto que quería mencionar.
El segundo es que, para que este proceso sea completo, se requiere que, simultáneamente y de manera coherente, avancemos en un traspaso efectivo de competencias, de funciones y de atribuciones para que los gobiernos regionales no sean de papel.
Yo leo aquí, señor Presidente: "Proyecto de ley, en tercer trámite constitucional, relativo al fortalecimiento de la regionalización del país".
¡Estamos en el tercer trámite! ¡De qué apuro me hablan! Esto partió el 2011 (hace seis años), con un proyecto de ley del Presidente Piñera. ¡Seis años! ¡Tres trámites constitucionales discutiendo el traspaso de competencias! ¿Y estamos pidiendo más tiempo?
Entonces, francamente, yo no quiero calificar ni menos descalificar ni caricaturizar a nadie. Lo que digo es que llevamos seis años discutiendo el tema del traspaso de competencias. Sin embargo, no se ha llegado a acuerdo. ¿Y qué se hace en el Parlamento, en un sistema bicameral como el nuestro, cuando no hay acuerdo entre la Cámara de Diputados y el Senado? Bueno, después del tercer trámite, que es aquel en el que estamos, se forma una Comisión Mixta.
Y esta Comisión Mixta no va a partir discutiendo de cero. No es una hoja en blanco. Este proyecto -todos lo tenemos a mano, señor Presidente- cuenta con un boletín comparado de 218 páginas con el traspaso de competencias.
En la página 25 se refiere al "plan regional de ordenamiento territorial". Yo con esto me sentiría satisfecho, para terminar con el caos que genera el desorden territorial que existe hoy día.
¿Qué contempla, además, el proyecto?
Página 37: planes regionales de ordenamiento territorial, planes reguladores metropolitanos e intercomunales, etcétera.
Sigo leyendo: "El Presidente de la República podrá transferir a uno o más gobiernos regionales, por un plazo fijo o indefinido," etcétera.
En otra parte se señala: "i) Coordinar, supervigilar o fiscalizar, según corresponda, a los servicios públicos creados por ley", etcétera, etcétera, etcétera.
¡Seis años! ¡Tercer trámite legislativo! ¡Doscientas dieciocho páginas! Y seguimos discutiendo el traspaso de competencias. ¡De qué estamos hablando!
Entonces, el primer punto es elegir gobernadores regionales. Ojalá aquí y ahora. No es demagogia. No son "140 caracteres". Llevamos mucho tiempo en esto. ¡Veintisiete años desde que recuperamos la democracia! El 92 elegimos a los alcaldes. ¡Hace 25 años! El 2013 elegimos a los consejeros regionales. ¡Hace cuatro años! ¿Y vamos a seguir pidiendo tiempo para elegir a los gobernadores regionales?
Simultáneamente, porque hay que caminar y mascar chicle a la vez, debemos aprobar este proyecto sobre traspaso de competencias, que está vinculado, como sabemos, al tema de la elección.
¿Y cómo se hace eso? ¡En Comisión Mixta!
¡No estamos inventando nada! ¡No estamos diciendo nada nuevo! ¡No es una hoja en blanco!
Tercero: hay que facilitar y no entrabar el proceso y la transición.
Este es un proceso y una transición que no pueden darse de la noche a la mañana, porque hay doscientos treinta años de inercia, de intendentes designados por Santiago, desde las reformas borbónicas. Lo repito por tercera vez, pues se nos olvida el contexto.
¿Y qué va a pasar en la transición? Van a coexistir el gobernador regional y el delegado presidencial. ¡Pero evidente! Eso no es contradictorio: es parte de la transición, es parte de la gradualidad. Y habrá un criterio de flexibilidad para ver en qué regiones se va avanzando más rápido o más lento, facultando al Presidente y a los propios gobiernos regionales para solicitar que se agilice el traspaso de competencias.
¡No hay ningún drama en esa coexistencia!
"Es que va a ser un gobernador regional de papel".
¡Mentira!
"Es que todo el poder lo va a tener el delegado presidencial".
¡No es cierto!
Leamos las 218 páginas del comparado que tenemos frente a nosotros, desde el traspaso de competencias que se hace desde el día número uno y hasta el año que sea, porque es un proceso gradual, es una transición. Pero hay que empezar, hay que gatillarlo. Y eso, a mi juicio, se hace -bueyes delante de la carreta- eligiendo gobernadores regionales que permitan encarar ese proceso de transición.
Y en cuarto lugar vendrán las rentas regionales. ¡Cuidado!
Algunos dicen que estamos muy apurados y otros quieren tirar rentas regionales altiro.
¡No entiendo la lógica!
¡Las rentas regionales son el tema más delicado de toda esta transición, por la responsabilidad fiscal, por la administración financiera del Estado, por la estabilidad macroeconómica! Entonces, hay que estudiarlo con calma, en su propio mérito.
Entonces se me dice: "Vamos a administrar el mismo tipo de recursos que manejamos en la actualidad con el esquema institucional propuesto". Sí, pero con nuevas competencias, con nuevas funciones, con nuevas atribuciones y con gobernadores elegidos regionalmente.
Ese es el tremendo salto que estamos dando desde el punto de vista institucional.
¡Cada día tiene su afán!
Ahora, en noviembre, elijamos gobernadores regionales; simultáneamente, avancemos en la Comisión Mixta para un acuerdo sobre traspaso de competencias, y ya vendrá el momento, sin apuro, sin precipitación, de hablar de recursos.
Por eso no entiendo la lógica argumental de quienes sostienen: "¡Rentas regionales ahora!". ¡No, pues! ¡Eso sí que es irresponsable!
Con estos recursos, con las nuevas competencias, funciones y atribuciones de los gobernadores regionales elegidos democráticamente, echaremos a andar esta máquina, que se halla trancada, trabada, desde el 2013, y en su momento, con calma, con responsabilidad, discutiremos la ley sobre rentas regionales.
Aquí, señor Presidente, todos los argumentos son respetables, pero hemos tenido mucha paciencia. Después de 27 años de recuperada la democracia, considero que llegó la hora de tomar esta decisión.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor De Urresti.

El señor DE URRESTI.- Señor Presidente, uno escucha intervenciones sorprendentes en la Sala del Senado. Una de las últimas señalaba que han transcurrido 27 años y no se han tomado decisiones. A mí me gustaría ver esa misma convicción para recuperar el agua para Chile y no dejarla para los especuladores.
Yo soy de los Senadores que viven en su región, señor Presidente, de los que hacen su vida, militan y mueren en el territorio. Y el 2007 di la pelea para crear la primera región en democracia.
Acá tengo las intervenciones de ese momento.
¡Cómo ha cambiado el Senado! Me parece muy bien. Ojalá que sea por convicción y no por conveniencia, esperando el cuoteo para ver cómo distribuir. Porque nadie ha hablado de querer apurar y realizar elecciones pero sin primarias.
¿Y dónde están las primarias?
Hay conquistas democráticas que nosotros alcanzamos en Chile en el sentido de que nunca más el poder central iba a designar a las autoridades y repartir el país de acuerdo a intereses centralistas.
Nadie ha mencionado eso. Yo, al menos, no lo he escuchado, aunque el debate es largo.
Me declaro absolutamente regionalista y creo en un sistema de regiones efectivas, pero difiero de aquellos que sostienen que primero "elijamos" y después "arreglamos". ¡No, no, no! Quienes vivimos en regiones podemos sufrir una mala decisión derivada del hecho de no comenzar con una estructura.
El país ya tomó la decisión. Y en esto hay que valorar a la Presidenta de la República: la Presidenta Bachelet es la Presidenta de la descentralización. Esto no tiene vuelta atrás. Pero es sin calculadora, sin cuoteo y con primarias, de manera que el día de mañana no nos notifiquen desde Santiago de que a tal o cual región le tocó tal o cual partido para encabezarla. Eso no corresponde.
Hagamos la mejor reforma regional, hagamos la mejor contribución para que, en esta ley en particular, tomemos una buena decisión.
Quiero citar, señor Presidente, el artículo de un importante constitucionalista, profesor de Derecho Administrativo, don Luis Cordero Vega, titulado "La paradoja de la descentralización".
Voy a leerlo textual, porque creo que alumbra el debate.
Dice:
"Por un lado, la reforma constitucional que permite esta elección," (la de gobernadores regionales) "aprobada en enero de este año, distinguió las facultades del gobernador regional de las del delegado presidencial".
Para que entiendan quienes nos siguen: tenemos un gobernador regional y tenemos un delegado presidencial.
"El resultado es que los seremis y los servicios públicos pasarán a depender de este delegado, dejando como responsabilidad del gobernador electo sólo los que tendrían la calidad de servicios regionales, organismos que en la actualidad no existen. El gobernador regional, entonces, sólo pasaría a disponer de competencias de supervisión sobre los organismos administrativos nacionales que existen en su región, sin tener poder efectivo sobre ellos. La consecuencia es bastante obvia: esa segmentación será una fuente inagotable de conflictos institucionales entre el gobernador y el delegado (presidencial), lo que puede conspirar contra una gestión pública efectiva".
Este es el centro de la discusión.
Me alegro de que tengamos una mayoría regionalista y felicito a la Presidenta Bachelet por haber impulsado el presente proyecto, pero yo no quiero que, con la fórmula propuesta y como se está planteando la discusión -por eso vamos a provocar una Comisión Mixta y por eso debemos rehacer el texto, esperando que el Gobierno corrija ciertas situaciones-, en las regiones sigamos con seremis y directores regionales dependiendo de la autoridad central, en este caso del delegado presidencial. ¿Qué va a administrar el gobernador, a quien aspiramos elegir?
Vamos a tener una estructura paralela, conformada por los funcionarios de Gobierno, y una pequeña estructura de funcionarios regionales. Ahora, si ellos pertenecen a fuerzas políticas distintas, yo me pregunto: ¿quién va a gobernar y tener la capacidad de articular: la línea nacional de los seremis, de los jefes de servicio, donde se hace la política pública, o los funcionarios regionales?
Ese es un problema de gobernabilidad, que no soluciona una elección. Esta detona una situación, pero debe existir una institucionalidad.
Es una lástima que no se halle presente el señor Ministro, porque estos son los temas para la Comisión Mixta.
Si queremos una efectiva regionalización -y sé que muchos Senadores están hoy día absolutamente convencidos de ella-, seamos audaces y traspasemos esa línea de seremis a dependencia regional. No podemos tener un gobernador y dejar que más de la mitad (el 80 o 90 por ciento) de la función pública la realicen funcionarios que respondan al nivel central.
Esto está mal planteado. ¡Por favor! Y yo lo digo desde la región, desde la militancia en región, desde el federalismo valdiviano. ¡Ahí nos situamos!
Entonces, no nos vengan acá con esta falsa dicotomía entre los que quieren la regionalización y los que no la quieren. ¡No, no, no! Yo respeto a mis colegas y creo que la mayoría estamos por un cambio. Pero hagámoslo bien. No nos cuesta nada perfeccionar. Esto es evidente. Lo que señalo no es un ejercicio retórico.
Conocemos nuestras regiones.
¿De quién va a depender el seremi de tal o cual repartición?
Lo grafico con un ejemplo, señor Presidente.
Ayer, en reunión con la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, le hacía un planteamiento. Escuchen, por favor, los Senadores de regiones extremas: gracias a la ley espejo del Transantiago, tenemos importantes subsidios de transporte.
¿Saben dónde se pagan más de 3 mil subsidios, quién hace el cheque, quién emite la resolución administrativa para la pequeña embarcación que cruza desde la Isla del Rey a Niebla, a Mancera, a Quitaqui?
¡En Santiago!

El señor PROKURICA.- ¡En el Ministerio de Transportes!

El señor DE URRESTI.- ¡Pasan meses sin que les paguen...!

El señor PROKURICA.- ¡Esperando la firma!

El señor DE URRESTI.- Exactamente, y cuando la plata existe.
Entonces, yo pregunto: esta ley, ¿cambia esa situación? ¡En nada! Porque la Seremía de Transportes y Telecomunicaciones sigue dependiendo de la estructura central.
Lo que nosotros tenemos que establecer, para que la regionalización tenga carne, tenga músculo, es que esos fondos sean traspasados a las regiones y sean girados, firmados y fiscalizados por la respectiva entidad regional
¿Cuál es entonces, estimados colegas, el problema que se advierte y que esta ley no corrige? Que sigue la desconfianza hacia las regiones y que no se entiende que en ellas hay capacidad para administrarlos.
¡Eso es lo que subyace!
Así que no me vengan a decir aquí que se desarma el centralismo decimonónico. Sigue vigente, con mayor control y con dos figuras: una nacional que sigue manteniendo las seremías, las direcciones regionales, y otra con servicios regionales raquíticos.
¡Eso no puede ser!
Tomemos efectivamente la decisión de regionalizar los servicios públicos. El SERVIU no tiene por qué seguir existiendo, sino que debe ser un servicio regional. Lo mismo, en el caso del INDAP. Eso es regionalizar; eso es tener competencias; eso es que la región determine si invierte en sus pasos fronterizos, en sus obras portuarias, en las grandes decisiones.
Y es ahí donde pido que la reflexión se centre.
¿Por qué?
Por lo que señala muy bien el profesor Cordero: tenemos la figura del delegado presidencial, con amplias atribuciones, y la de un gobernador regional sin funciones. Eso es lo que debemos resolver. Esa es la forma de enfrentar esta materia.
Y también hay que abordar lo concerniente a las rentas regionales, obviamente: cuántas explotaciones petroleras, agrícolas, forestales, extracción de pesca debieran tributar en nuestro territorio.
Entonces, no hagamos caricaturas.
Absoluto apoyo y respaldo a la descentralización, a la regionalización. Trabajemos bien en la Comisión Mixta, que la voluntad regionalizadora se exprese y que no tengamos esta situación híbrida de contar con dos estructuras paralelas. Esto no existe en ninguno de los modelos que al menos me ha tocado estudiar en el Derecho comparado, es decir, mantener la estructura centralista con las funciones y una estructura mínima regional electa. Eso va a generar inconvenientes de funcionamiento. ¿Y quiénes lo vamos a sufrir? No los Senadores que pronuncian discursos regionalistas y viven en Santiago, en el centro, sino quienes vivimos en el territorio correspondiente, los que caminamos y hacemos allí el día a día, con nuestra familia en el territorio. Entonces, no me vengan con esta función de los regionalistas. Los que habitamos en regiones sabemos cómo podemos hacer mejor la región.
Ojalá que este proyecto avance en la Comisión Mixta hacia una efectiva descentralización. Yo no quiero que los boteros de la isla del Rey tengan que venir a mezquinar dos, tres, cuatro meses para que el Estado, a través de la Ministra, les pague su subsidio. Que lo haga la región.
¡Eso es regionalización!
He dicho.
)----------(

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.

El señor LABBÉ (Secretario General).- En este momento ha llegado a la Mesa el siguiente documento:
Proyecto de acuerdo
De los Senadores señoras Lily Pérez, Goic y Von Baer y señores Araya, Chahuán, Espina, García, Girardi, Lagos, Hernán Larraín, Letelier, Montes, Moreira, Navarro, Ossandón, Quintana, Rossi, Tuma y Andrés Zaldívar, para formular observaciones ante el Tribunal Constitucional con el objeto de que sean consideradas en la resolución de los recursos de inaplicabilidad por inconstitucionalidad deducidos en contra del artículo 196 ter de la Ley de Tránsito (boletín N° S 1.934-12).

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Si le parece a la Sala, se pondrá en votación de inmediato.
Acordado.



FORMULACIÓN DE OBSERVACIONES ANTE TRIBUNAL CONSTITUCIONAL EN RECURSOS DEDUCIDOS CONTRA ARTÍCULO 196 TER DE LEY DE TRÁNSITO. PROYECTO DE ACUERDO

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Como se señaló recién, se trata de un proyecto de acuerdo presentado por los Senadores señoras Lily Pérez, Goic y Von Baer y señores Araya, Chahuán, Espina, García, Girardi, Lagos, Hernán Larraín, Letelier, Montes, Moreira, Navarro, Ossandón, Quintana, Rossi, Tuma y Andrés Zaldívar.
--Los antecedentes sobre el proyecto de acuerdo (S 1.934-12) figuran en el Diario de Sesiones que se indica:
Se da cuenta en sesión 17ª, en 30 de mayo de 2017.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.

El señor LABBÉ (Secretario General).- Como mencioné hace un momento, el proyecto de acuerdo propone formular observaciones ante el Tribunal Constitucional con el objeto de que sean consideradas en la resolución de los recursos de inaplicabilidad por inconstitucionalidad deducidos en contra del artículo 196 ter de la Ley de Tránsito.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- En votación.

El señor LABBÉ (Secretario General).- ¿Alguna señora Senadora o algún señor Senador no ha emitido su voto?

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Terminada la votación.
--Se aprueba el proyecto de acuerdo (18 votos a favor).
Votaron las señoras Goic y Lily Pérez y los señores Bianchi, De Urresti, García, Horvath, Lagos, Hernán Larraín, Montes, Moreira, Navarro, Ossandón, Pérez Varela, Pizarro, Prokurica, Quintana, Patricio Walker y Andrés Zaldívar.
--(Aplausos en la Sala y en tribunas).
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Se deja constancia de la intención de voto favorable de los Senadores señores Chahuán y Guillier.
)----------(

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Señores Senadores, sin perjuicio de la comunicación que llegará a sus escritorios, les hago presente que he citado para mañana a dos sesiones: a una extraordinaria, de 15:15 a 16:15, y luego a la sesión ordinaria. En consecuencia, mañana tendremos dos sesiones.

El señor LARRAÍN.- ¿La de las 15:15 para qué es?

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Para despachar los proyectos que se encuentran pendientes, haciendo valer el Reglamento para todos.



FORTALECIMIENTO DE REGIONALIZACIÓN
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Continúa la discusión de las enmiendas de la Cámara de Diputados al proyecto sobre fortalecimiento de la regionalización.
Tiene la palabra el Senador señor Tuma.

El señor TUMA.- Señor Presidente, al final del camino en este proyecto de ley, después de un trámite bastante especial, sui géneris, vamos a rechazarlo todos. Existe unanimidad en el Senado para rechazar esta iniciativa. Pero lo haremos por distintas razones.
Unos votarán en contra porque quieren apresuradamente que esto sea visto por la Comisión Mixta.
Ello resulta curioso. Porque este proyecto tuvo su origen en 2011, cuando ingresa al Senado, donde se aprobó en 2014. Luego pasa a la Cámara de Diputados, aprobándose allí en 2016. Y vuelve al Senado en junio del año pasado.
Ahora estamos con mucho apuro pues se acercan las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales. Pero no estamos hablando de un miembro del Congreso o similar a este o de una autoridad nacional, sino de una autoridad territorial. Además, en el proyecto sobre elección de gobernadores regionales, que se encuentra en la Cámara de Diputados, una norma transitoria establece que tanto los gobernadores regionales como los consejeros regionales se elegirán por tres años (no lo saben). ¿Y por qué por tres años? Porque el interés es que luego se elijan en conjunto alcaldes, concejales, consejeros regionales y gobernadores regionales. Entonces, es una contradicción y un enredo que nadie entiende. Porque, siendo los comicios presidenciales y parlamentarios en 180 días más, tenemos apuro por elegir a los gobernadores ahora, junto con el Presidente y los parlamentarios.
Mi convicción es que el apuro tiene que ver más con un objetivo político-electoral que con un objetivo de descentralización. Aquí a nadie le importa si las autoridades que elegiremos tendrán facultades para atender las demandas de las regiones. A nadie le interesa si una concesión acuícola se sigue demorando entre 15 y 18 años. Aquí lo importante es elegir a la nueva autoridad regional ahora, el 2017. ¿Por qué?
Porque hay que cuadrar la planilla parlamentaria; porque hay que cuadrar, además, cómo distribuimos el poder político, electoral. Porque es conocida la situación de las alianzas, y especialmente el caso de la nuestra, que no tiene un solo candidato, sino dos. Y, en verdad, he escuchado no solo en los pasillos, sino a viva voz, que el próximo Gobierno no lo va a liderar la Nueva Mayoría. Entonces, hay intereses de ciertos partidos, que dicen: "Como vamos a perder la elección, nos vamos a ir a refugiar a los gobiernos regionales".
Entonces, a nadie le importa si esos gobernadores regionales tendrán o no facultades: ¡lo que interesa es si podremos estar en el poder político, si controlaremos a las regiones y a las autoridades regionales...! Y la verdad es que nadie controlará nada porque el poder central seguirá dictaminando qué se hace en cada región.
Se dice que estamos muy limitados por la modificación constitucional que hicimos para elegir a los gobernadores. Y, como explicó con claridad el Senador Felipe Harboe, ella apunta a algunas áreas, entre las cuales se encuentra la productiva. Pero en esta, por ejemplo, ¿resolverá INDAP en las regiones o su Director Nacional en Santiago? Su Director Nacional. Y en el caso de Vialidad, también su Director Nacional.
Todos los servicios seguirán siendo manejados como títeres desde la Capital respecto de todas las demandas de las regiones.
Alguien me señala: "descentralicemos". Sí, pero ¡por favor! ¡Hagámoslo en serio! Porque, si me indican que los nuevos gobernadores no tendrán competencias, como sucede actualmente con los intendentes, para que la Secretaría Regional Ministerial de Transportes de una región autorice la extensión de un recorrido de colectivos en dos cuadras, y que para ello necesariamente deberá concurrir a Santiago, ¡de qué descentralización estamos hablando!
Queremos hacer comulgar al país con ruedas de carreta. En realidad, no tenemos ningún interés en resolver que las regiones cuenten con presupuesto. Aquí se dijo que en marzo iba a ingresar una ley de rentas regionales. ¡Y no existe! ¡No está!
En cuanto a la transferencia de competencias, he conversado en reiteradas ocasiones con la autoridad de Gobierno, con el Subsecretario de Desarrollo Regional, quien ha tenido la mejor disposición conmigo y con mi oficina parlamentaria. Sin embargo, ha sido como rasguñar un vidrio el poder contar con otra facultad que no esté contenida en el proyecto con sus modificaciones. ¡Ah no! "Es que, mire, lo vamos a ver en la Comisión Mixta". No es así. ¡En la Comisión Mixta no veremos nada distinto!
Yo admiro a la Presidenta por tener el coraje de enviar un proyecto de ley para elegir a las autoridades regionales. Pero quisiera ver ese mismo coraje en ella a fin de que enviara las indicaciones para que la iniciativa de verdad descentralice y dé facultades a los nuevos gobernadores, que ni siquiera tendrán aquellas con que hoy cuentan los intendentes.
El proyecto de ley en debate es aquel que entró como mensaje con la firma del expresidente Piñera, en 2011. ¿Y sobre qué hablaba esa iniciativa? Sobre algunas competencias bastante limitadas para los intendentes designados.
¿Qué estamos haciendo hoy día? Debatiendo un proyecto que nació con intendentes designados y que pasó a uno en que, gracias a la reforma constitucional, se eligen gobernadores. ¡Pero si es una cosa que no tiene nada que ver! ¿A qué vamos a la Comisión Mixta? ¿Desde cuándo la Comisión Mixta puede hacer todo de nuevo? ¿Para qué son las comisiones mixtas si no es para resolver las diferencias que podamos tener entre la Cámara de Diputados y el Senado?
¡Es un enredo! Es una iniciativa que no tiene nada que ver con lo que nosotros vamos a debatir. ¿Por qué lo hacemos así? ¿Cuál es la razón de establecer un procedimiento tan sui géneris en el que queremos enviar rapidito el proyecto a la Comisión Mixta?
Alguien me decía que estará 24 horas en dicha Comisión. ¡No! ¡Serán solo doce horas! ¿Por qué? Porque estamos apurados, ya que queremos que los gobernadores regionales sean elegidos ahora. Estamos interesados en los pactos electorales, en las cuotas de poder, más que en lo que las regiones piden para atender sus demandas. Lo que están solicitando las regiones es una ley de rentas regionales, una facultad que pueda tener el nuevo gobernador sobre las autoridades y directores regionales.
En definitiva, lo que estamos haciendo es engañar a la ciudadanía, haciéndole creer que aprobaremos un proyecto de ley que contiene algunas de las indicaciones de la Comisión Asesora Presidencial para la Descentralización. ¡Pero ninguna de sus recomendaciones fue recogida por este proyecto! ¡Ninguna!
Estamos rechazando la iniciativa de manera unánime por distintas razones. Unos, porque de verdad no nos gusta para nada este dibujo ni el procedimiento, y otros porque de verdad tienen mucho apuro en disponer de un espacio para negociar los cupos parlamentarios, las regiones y dónde refugiarse una vez que no se elija a un gobierno determinado. Son distintas las razones.
Yo también votaré en contra, pero por motivos muy diferentes de los que tienen muchos Senadores para rechazar este proyecto.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Walker.

El señor WALKER (don Patricio).- Señor Presidente, quiero señalar que el proyecto no se está discutiendo este año a propósito de las elecciones presidenciales. La iniciativa de competencias y atribuciones, como lo explicó el Senador Tuma, fue enviada por el expresidente Piñera, en 2011. En este Gobierno llevamos más de tres años discutiendo estos proyectos.
Yo quiero mencionar que, cuando era Presidente del Senado, pusimos en tabla en marzo de 2015 el proyecto de reforma constitucional que permitía la elección de gobernadores regionales por voto popular. Y en ese momento no teníamos idea de que la coalición de Centroizquierda llevaría dos candidatos presidenciales.
Entonces, este no es un proyecto que se legisle a partir de la coyuntura o para sacar al pizarrón a algunos por cómo votaron en la iniciativa de reforma constitucional. Es un tema de convicción.
Hoy día tenemos una oportunidad histórica. Sabemos cuáles son los plazos: cien días antes de la elección debemos tener aprobados los dos proyectos de ley que estamos tramitando.
Yo recuerdo muy bien cuando, junto con el Senador Horvath, participamos en Coihaique en un seminario que hicimos a fines del 2014 con la fundación Chile Descentralizado, con la fundación Konrad Adenauer. Estaban también los Senadores Víctor Pérez, José García, Senadores de Izquierda, de la Democracia Cristiana y el propio Presidente del Senado. Y todos -¡todos!- coincidimos en la necesidad de que en las próximas elecciones del 2017 se eligiera a los gobernadores regionales.
Lo anunció la Presidenta de la República en su último discurso del 21 de mayo. ¿Qué le diremos a la Primera Mandataria ahora, cuando no hay disposición de votar estos proyectos de ley?
Esta es una demanda muy fuerte de las regiones. Heinrich von Baer decía: "O Chile es un país descentralizado o jamás seremos un país desarrollado".
Nosotros somos una excepción en el mundo y en el continente por el hecho de tener autoridades regionales nominadas por el Presidente de la República y no electas por la ciudadanía.
Por eso, señor Presidente, en este caso, lo perfecto es enemigo de lo bueno.
Me encantaría tener el detalle exacto de cada una de las atribuciones que el Presidente de la República, vía decreto fundado, podrá transferir a las regiones. Me encantaría tener una bola de cristal para ver cuántos recursos se requerirán el día de mañana para que las regiones funcionen bien con las atribuciones que les daremos.
Obviamente que el día de mañana habrá conflictos entre el delegado presidencial y el gobernador regional elegido por la gente, ¿pero nos vamos a limitar por esas interrogantes o problemas que se puedan suscitar? ¿Nos vamos a limitar en que empiece a correr -perdóneme, señor Presidente, por decirlo de esta manera- esta bola de nieve, que va a ir creciendo y que desencadenará un proceso de descentralización y regionalización en el que de verdad les daremos atribuciones a las regiones?
Por eso digo que lo perfecto es enemigo de lo bueno. Por lo mismo Heinrich von Baer, en todos los seminarios y frente a todos los compromisos que asumimos cuando fuimos candidatos, nos decía: "Partan con esto. Porque va a desencadenar el proceso de descentralización".
Y, además, ¿qué estamos votando ahora?
Estamos rechazando un proyecto, porque tenemos dudas en cuanto a que hay insuficiencia, poca claridad respecto de cuáles serán las atribuciones que se van a transferir. Y el señor Ministro nos dice: "Voten en contra. Vamos a Mixta y ahí se decide". Y si a alguien no le gusta lo que se apruebe en dicha instancia, que voten en contra. No obstante, no paralicemos el proceso descentralizador y regionalizador.
El señor Ministro afirma que tiene una propuesta, que está dispuesto a conversar con todos los sectores antes de que la iniciativa vaya a la Comisión Mixta.
Espero que les demos atribuciones contundentes a los gobiernos regionales para que no tengamos, como se dijo un día, un monstruo de dos cabezas: un delegado presidencial y un gobernador regional elegido por la gente.
Señor Presidente, me parece que faltan cosas por definir.
Por ejemplo, ¿qué pasa si el Presidente de la República se niega a transferirle atribuciones a determinada región y aprueba su traspaso respecto de otra?
Debiera haber un órgano que dirima esa contienda de competencia. Y habrá que precisar aquello.
Pero no por esos asuntos que tenemos sin resolver vamos a evitar desencadenar el proceso descentralizador.
Qué está primero: ¿el huevo o la gallina?
Creo que no podemos seguir dilatando esta materia. Llevamos seis años en este proyecto, cuya discusión comenzó en el Gobierno del Presidente Piñera; y en la actual Administración vamos a pasar de los tres años.
Si alguien está en contra de esta iniciativa, ¡que lo diga! Y ello es legítimo.
Sin embargo, sinceramente pienso que este es el momento de corroborar con acciones, con el voto lo que decimos quienes queremos una descentralización real.
Ahora bien, los consejeros regionales son elegidos democráticamente, por voto popular.
¡Cómo no va a ser absurdo que ellos cuenten con esa legitimidad de origen y que el intendente sea designado por el Presidente de la República!
Cuando un Presidente se pone muy firme por su región, saca a esa autoridad. Y eso es un límite, un obstáculo para que las regiones puedan lograr un desarrollo integral.
Pienso, al igual como lo señaló Heinrich von Baer, que si no lo hacemos ahora, no lo haremos nunca: ¡es ahora o nunca! Porque llevamos demasiados años en esta discusión.
Se halla pendiente, por supuesto, la iniciativa sobre rentas regionales, y existen otras cuestiones que debemos perfeccionar.
Pero -insisto- desencadenemos, a partir de las votaciones respectivas, ese proceso descentralizador y regionalizador.
La reforma constitucional la aprobamos en el Senado en marzo de 2015.
¡Ha pasado harto tiempo!
En la Región de Aisén, que representamos con el Senador Horvath, existen muchas cuestiones que resolver. Y cuando uno se las planteaba a los Ministros tanto de este como de los anteriores Gobiernos, ¡no tenían idea de qué se trataban...!
Por ejemplo, lo relativo a las Becas Patagonia y Aisén; la necesidad de subirles el monto de la asignación a las tutoras familiares; la construcción de caminos intraprediales con el objeto de que los campesinos puedan sacar su leña y no dependan de un caballo para llevarla a los lugares donde viven; el hecho de que el subsidio habitacional de 700 UF no alcanza (en Tortel las viviendas se construyeron con subsidios de 1.900 unidades de fomento), porque son otros los costos y hay aislamiento; la lucha por la fibra óptica y por el transporte marítimo (con el Senador Horvath hicimos el recorrido entre Tortel, Puerto Edén y Puerto Natales).
Cuando uno habla en Santiago sobre todas esas cosas muchas veces no son entendidas.
Por eso, pienso que hay que transferir atribuciones.
Ahora al menos hay una oportunidad.
Démonos la posibilidad para que en la Comisión Mixta podamos establecer una buena legislación en materia de transferencia de competencias. Y, obviamente, si alguien queda disconforme, votará después en contra de lo que aquella proponga.
Señor Presidente, quiero apelar a los compromisos que todos asumimos en campaña.
En lo personal, suscribí uno para elegir intendentes o gobernadores regionales mediante voto popular. Y voy a honrar mi compromiso.
La Presidenta Bachelet en su última cuenta pública nos pidió que el proyecto pertinente estuviera aprobado antes de cien días de las elecciones. Ello, para los efectos de que tengamos a esas autoridades elegidas democráticamente.
Podremos exhibir diferencias en algunos temas valóricos en nuestro pacto político-programático (y en esto nunca ha habido orden de partido); pero en estas materias todos asumimos un compromiso. Y siento que debemos avanzar en ello.
En consecuencia, voy a votar en contra de las enmiendas introducidas por la Cámara de Diputados para que este proyecto vaya a una Comisión Mixta y se les otorguen más atribuciones a los gobiernos regionales. Así no frustraremos a la gente. Porque no basta con elegir gobernadores regionales.
Tengo sumamente claro aquello.
Es cierto que necesitamos una ley sobre rentas regionales. ¡Por supuesto!
Pero esto -lo reitero por tercera y última vez- va a desencadenar un proceso descentralizador. Porque después si el Presidente de la República se niega a delegarle atribuciones a un gobierno regional, se echará encima a toda esa región: tendrá una presión -en el buen sentido de la palabra- para transferir competencias.
Eso es bueno para Chile.
¿Habrá algún nivel de conflictividad? Sí. Pero eso debe canalizarse adecuadamente.
Edgardo Boeninger decía: "La gobernabilidad es la capacidad del sistema político y sus instituciones para absorber, canalizar y resolver, en términos pacíficos y eficaces, las demandas ciudadanas en el ámbito económico y social".
Por lo tanto, no es que no existan demandas de los ciudadanos y de las regiones, sino que ellas se deben canalizar, absorber y resolver eficazmente.
Creo que el Presidente de la República -el que sea- no se atreverá a no transferirles atribuciones suficientes a las regiones, pues se generará un problema político. ¡Y en buena hora que lo tenga! Porque las regiones hoy día requieren atribuciones; necesitan caminar por sus propios pies, y no quieren más pedirle permiso a Santiago.
Por ejemplo, la rentabilidad social de los proyectos antes se medía sobre la base de los costos y los beneficios...
Señor Presidente, ¿me puede conceder un minuto más?

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Su Señoría dispone de un minuto adicional para redondear su idea.

El señor WALKER (don Patricio).- Gracias.
Señor Presidente, en materia de rentabilidad social, con el Senador Horvath peleamos durante muchos años con el fin de que el criterio para darles luz verde a los proyectos y se puedan financiar no fuera el de costo-beneficio.
Porque en una Región como la nuestra (tenemos 100 mil habitantes y 108 mil kilómetros cuadrados de territorio) nada se podría hacer si los proyectos dependieran del flujo vehicular, de las personas que viven, en fin; y además, hay que tener una visión geopolítica y geoestratégica.
Gracias al compromiso de la Presidenta Bachelet en cuanto a contemplar una inversión de mil millones de dólares en cinco años para el Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE); a que los consejeros regionales pueden resolver respecto de las prioridades, y al nuevo sistema de medición de rentabilidad social de los proyectos (costo-eficiencia en vez de costo-beneficio), hoy día hemos podido crear una universidad regional, construir caminos, pavimentar y llevar a cabo una serie de obras de desarrollo.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Lagos.

El señor LAGOS.- Señor Presidente, espero que me alcancen los diez minutos de que dispongo para todo lo que deseo plantear y, sobre todo, para hacerme cargo de algunas de las cuestiones que se han señalado acá y responderlas.
Este debate es tremendamente delicado.
El Senador Ignacio Walker lo repitió tres veces: Chile ha sido un país centralista desde antes de que fuéramos una república independiente, en 1810. Ello, porque en Santiago, por instrucciones del Virreinato del Perú, se decía quién tenía que gobernar en las regiones de Chile, incluida la Capitanía General completa.
Es efectivo, pues, lo que señala Su Señoría -al parecer, es lo único en que coincido con él en esta materia; en otras cuestiones concuerdo mucho-: es tremendamente fuerte lo que vamos a hacer en Chile en materia de descentralización si por más de 280 años -no sé cuántos dijo el señor Senador- a nuestras regiones se les ha dicho desde Santiago, por instrucción del Presidente de turno, quién las va a gobernar.
¡Por cierto que es fuerte!
Entonces, la pregunta que surge ahora en este debate es quiénes son los que quieren descentralizar y quiénes no.
Si alguien tiene una opinión distinta: ¡Ah, es centralista encubierto!; ¡Es maximalista!
Señor Presidente, en primer lugar, hago mío el argumento del Senador Harboe -no lo voy a repetir para ahorrarme minutos- con respecto a toda la disquisición jurídica. Pero lo que estamos haciendo acá hoy día es rechazar este proyecto para que vaya a una Comisión Mixta.
Explíqueles usted a los ciudadanos que todos quienes se hallan a favor de la descentralización la rechazan. Porque eso está ocurriendo acá.
El asunto es si queremos algo que en los tiempos de que disponemos es lo mejor que vamos a realizar.
Una cuestión previa: lo único que ya está autorizado o regulado constitucionalmente son cuatro áreas en las cuales el Presidente de la República podrá transferir competencias a su arbitrio.
No están todas las que uno quisiera.
Ellas son: ordenamiento territorial; fomento de las actividades productivas, y desarrollo social y cultural. Punto.
Para poner aquello en castellano: en la Región de Valparaíso, a la que represento -al menos una parte importante-, ¡nada en materia medioambiental!
Todo lo que se discute actualmente, por ejemplo, respecto de la recta Las Salinas, donde se va a llevar a cabo un proyecto inmobiliario en el sector de las petroleras (empresas COPEC), cuyos áridos se están mandando a San Felipe, no se halla considerado en el proyecto que eventualmente aprobaremos en el Congreso Nacional.
Nada de ello va a depender del gobierno regional que elijamos democráticamente.
En materia portuaria existe una demanda largamente anhelada: que los puertos de Chile les dejen recursos a las comunas y a las regiones.
Aquello no lo podrá lograr el gobernador regional electo por todos nosotros. ¿Por qué? Porque eso no se encuentra en la normativa propuesta.
En el ámbito de la seguridad ciudadana huelga decir que existirá un delegado presidencial, quien tendrá la última palabra y no el gobernador regional elegido por todos nosotros.
En materia de transporte el gobierno regional tampoco contará con atribuciones.
En consecuencia, señor Presidente, yo me pregunto: ¿Soy antidescentralizador porque no quiero esas medidas?
No siento que sea eso. Pero tampoco soy obtuso en cuanto a pensar que anhelo lo máximo, como algunos lo han hecho ver veladamente, y otros, de manera simpática, o bien, más amarga.
Yo siento que no lo estamos haciendo bien, señor Presidente.
En esta misma Sala nuestra bancada logró imponer el criterio de que la forma de elegir a los gobernadores regionales debía estar amarrada a la ley sobre traspaso de competencias.
Apuesto doble contra sencillo que si quienes chillamos y jodimos por ello no hubiéramos conseguido establecerlo no estaríamos discutiendo hoy día este proyecto, porque se habría despachado la ley relativa a la elección de las mencionadas autoridades.
Eso habría ocurrido.
Porque digámoslo con propiedad -como señalan algunos- y planteemos las cosas como son. ¡Sí! ¡Quienes queremos votar en contra lo vamos a hacer!
Pero también expresen lo que piensan aquellos que solo andan buscando elecciones nomás. Y la prueba de esto es que no querían vincular la elección directa de los gobernadores regionales con el traspaso de competencias.
Y ya me olvidé de las rentas regionales, pues la primera autoridad de nuestro país nos comunicó hace dos meses, a través de El Mercurio de Valparaíso -ello se reprodujo en primera plana en todo Chile, señor Ministro-, que no habrá ley sobre la materia en este Gobierno. Eso se hará gradualmente en el futuro.
Pedí explicaciones en buena forma, pero nunca se escuchó nada.
Entonces, así como algunos quieren todo (atribuciones claras, recursos regionales, en fin) so pretexto de no elegir ninguna autoridad, permítanme señalar que alguien pueda sospechar de quienes solo desean elección de cargos sin competencias y sin recursos.
¡Por lo menos concédanme que estamos empatados en eso...!
Pero hay algo más importante aún: después de casi 300 años de centralismo, ¿cómo vamos a elegir al gobernador regional? Con el 40 por ciento de los votos.
Yo digo: "¡Chupalla! ¡Cómo es eso, si vamos a cambiar un sistema de manera tan brutal y nos introduciremos en un mundo nuevo para nosotros!".
La modificación de la manera como vamos a administrar nuestro país es cincuenta veces más gravitante que muchas otras reformas (tributaria, laboral, en fin). Y resulta que el modo de darle gobernabilidad a la futura autoridad regional es que la elija el 40 por ciento de los habitantes; por ejemplo, de Valparaíso.
Al contrario, yo habría exigido cincuenta por ciento más uno, y de ser necesario, segunda vuelta. ¿Para obligar a qué? A formar unidad, a tener apoyo, a establecer coaliciones, a buscar sustento en la región.
¡Pero ahora vamos a elegir al gobernador regional con 40 por ciento de los sufragios!

El señor TUMA.- ¡Camino propio...!

El señor LAGOS.- Entonces, así como hay gente que siempre ve cosas oscuras detrás de aquellos que tenemos críticas, todas estas cuestiones me han hecho ver que tal vez quienes querían que al gobernador regional se lo eligiera con el 40 por ciento de los votos lo postulaban porque pensaban: "Quizá voy a estar solito: con 40 por ciento llego, y hago el camino propio".
Pero díganme: ¿qué gobernanza tiene una región con una autoridad con el 40 por ciento de apoyo en un proceso nuevo, con atribuciones solo en cuatro áreas?
Reitero: en nuestra Región hemos peleado para que los puertos les dejen recursos a las regiones; pero con el proyecto sobre traspaso de competencias nada de eso se puede hacer.
También hemos luchado en materia de transporte. Tengo innumerables mesas de trabajo con el seremi del ramo por el drama que hay en este sector; y el gobernador regional no contará con ninguna atribución en este ámbito: ¡ninguna!
Y huelga hablar de los subsidios a las tarifas por efecto de los recursos espejo: ¡cero!
En medioambiente, ¡cero!
Puchuncaví, zona de Quintero saturado, será problema del Gobierno central. En este proyecto tal situación pasa por encima del gobernador regional, al que -repito- elegiremos con 40 por ciento de los votos.
Ahora, si algo nos tiene preocupados es la infraestructura: tampoco pasa por acá.
Entonces, iremos a votar el próximo 19 de noviembre; lo pasaremos bien, pero en infraestructura, mi amigo, va a tener que entenderse con el Ministro Undurraga de hoy, y en transporte, con la Ministra Tapia de ahora.
¡En eso estamos en este momento!
Señor Presidente, yo podría ser muy irónico y preguntar cuál es el problema de dar más tiempo.
Según el proyecto del Gobierno que está en la Cámara de Diputados y que va a llegar al Senado, si los gobernadores se eligieran el 19 de noviembre que se aproxima durarían en sus cargos hasta 2020; o sea, no completarían los cuatro años.
Y uno dice: "¡Pero cómo!". Sí, porque la elección respectiva debe coincidir con la de alcaldes. "¿Y por qué?". Porque el propio Gobierno entiende que es una elección de carácter territorial. "¿Y por qué no la hacemos derechamente el 2020 y nos damos los dos años y medio que faltan? Y que quede en la ley. Si no, ¡se estará esquivando la jeringa!". ¿O no tiene valor eso de que quede en la ley y nos damos el tiempo restante, con la misma condición que tenemos hoy día: que esté aprobada la ley sobre traspaso de atribuciones y competencias? Y ojalá exista gradualidad, para tener la ley de rentas regionales.
En materia de agenda ciudadana, yo sí recorro mi Región. ¡Era que no...!: existe de por medio una reelección y debo hacerme conocido en su otra mitad.
Me hablan harto de los hospitales que no ha construido mi Gobierno. Por ejemplo, el hospital Claudio Vicuña, de San Antonio, que fue anunciado por la Presidenta Bachelet, mi Presidenta, quien el 21 de mayo de 2014 dijo aquí, en este Congreso Nacional, que iba a ser inaugurado. Sin embargo, al 21 de mayo del 2017, tres años después, estaba fracasada nuevamente la licitación de dicho establecimiento. Y para los Senadores amigos del interior de la Quinta Región: todavía estamos esperando el hospital provincial de Marga Marga.
¡A la gente le preocupa más eso que la descentralización!
No voy a hacer populismo con aquello; nada me costaría efectuar campaña con tal elemento. Pero estimo que no lo estamos haciendo bien en esta materia.
Por último, solo me voy a dar el gusto de expresar lo que siento, porque esta cuestión es supercrucial.
Algunas personas me dicen: "Lagos, no te metas en este tema. Vas a perder votos, porque eres de región. Te van a titular `Lagos Weber no quiere descentralizar'. No cuesta nada decir eso".
Digan lo que quieran. Estoy dispuesto a pagar ese costo político, pues en el mundo en que vivimos, el de los 140 caracteres, eso es lo que va a quedar: "¡Se opuso! ¡Inventó excusas para no descentralizar!".
¿Saben? Deberé enfrentar esa situación. Porque a este respecto tengo una convicción. Y me costará electoralmente, pues sé lo que ello implica. Se va a decir: "¡Se oponen! ¡El PPD se opone!".
¡Falso!
Acabo de escuchar al Senador De Urresti, militante insigne del PS, descentralizador como nadie. Pero yo no voy a hablar por otros, porque ellos lo harán por sí mismos.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Terminó su tiempo, señor Senador.

El señor LAGOS.- Deme un minuto más, señor Presidente.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Muy bien.

El señor LAGOS.- Muchas gracias.
Señor Presidente, en este proyecto, sí: se rechaza y se va a Comisión Mixta, donde resolveremos todos estos enredos.
La solución se halla al alcance de la mano. El mismo Gobierno lo dijo: "El 2020 se eligen de nuevo". ¿Cuánto van a durar en el cargo? Dos años, dos años y medio. ¡Para qué! ¿Por qué mejor no resolvemos el problema de fondo si ya aprobamos la reforma constitucional? Está escrita; nadie la va a sacar.
Hemos avanzado una enormidad, como no se ha hecho en muchos años en Chile. Hoy debemos construir todo, aquí y ahora. Eso no existe en ninguna familia de nuestro país.
Que el proyecto vaya a Comisión Mixta. Y espero que en dicha instancia tengamos capacidad para ponernos de acuerdo en este tema.
Entiendo con gran claridad los costos que paga un Senador de región al que le dicen en 140 caracteres que no quiere descentralizar.
En mi caso, ¡eso no es cierto! Aprobé la reforma constitucional. Con mi bancada logramos imponer en esta Alta Corporación el criterio de que hubiera unidad con las atribuciones y las competencias. Y espero que tengamos capacidad...

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Concluya su intervención, señor Senador.

El señor LAGOS.- ... para ponernos de acuerdo en esta materia, porque -lo digo con todo cariño- no se trata de la reforma tributaria, ni de la reforma laboral, ni de la reforma educacional -con la gratuidad incluida-, sino de cambiar -y rápidamente, pues viene la Comisión Mixta- la forma como funciona el Estado chileno después de 280 años.
Gracias por el tiempo adicional, señor Presidente.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Guillier.

El señor GUILLIER.- Señor Presidente, al parecer todos estamos de acuerdo en que esta iniciativa tiene una importancia estratégica para la institucionalidad de nuestro país, pues la concebimos como la base o fundamento de un nuevo Estado unitario, pero descentralizado. Entonces, debe mostrar el camino efectivo para dar con una forma de organización de nuestro Estado para los próximos decenios.
No se trata, por lo tanto, de un proyecto de coyuntura.
Sin embargo, resulta obligatorio reconocer que es necesario fortalecer al nuevo gobernador regional electo. Ello implica no solo su elección, sino también entregarle herramientas efectivas en materia de ordenamiento territorial; desarrollo productivo; desarrollo social y cultural, y desarrollo de infraestructura. Porque son procesos esenciales para estructurar un proyecto regional de desarrollo sustentable y con calidad de vida.
La ley en proyecto, además, debe delimitar mejor las competencias del gobernador y del delegado presidencial regional, de manera que ambas autoridades trabajen en conjunto, pero entendiendo que la autoridad cuya investidura proviene de la voluntad popular es la gran líder en el desarrollo de cada región.
Por lo mismo, también es preciso reestructurar el procedimiento de transferencia de competencias, puesto que las regiones no pueden estar sometidas a la sola voluntad presidencial, que cambia eventualmente de gobierno en gobierno. Se requiere, por lo tanto, crear un procedimiento objetivo, participativo, en que todos los actores de la región sean escuchados. Finalmente, las competencias por transferir deben definirse mediante ley, conforme a un cronograma gradual, pero sustentable y definido.
Se precisa, asimismo, rediseñar nuestros gobiernos regionales, que responden a un modelo de los años noventa. Es indispensable una nueva estructura, con frenos y contrapesos. Un gobierno regional fuerte es transparente, está fiscalizado, tiene competencias reales y participación amplia.
De otro lado, hace falta determinar, fijando plazos, cuáles serán las primeras competencias por transferir, dejando claro en la ley el diseño final hacia el que se va a ir avanzando de manera gradual, para trasladar efectivamente a cada territorio la toma de decisiones sobre el desarrollo regional.
Debemos entender que este no es el único proyecto; que resulta fundamental aprobar la ley orgánica constitucional sobre responsabilidad fiscal y, especialmente, una ley de rentas regionales que no solo haga justicia a las regiones al lograr retener parte de la riqueza que ellas mismas producen a través de los distintos emprendimientos, sino que también promueva un desarrollo sostenible y que opere como incentivo para que las regiones puedan generar condiciones al objeto de atraer inversiones dentro de una visión estratégica de desarrollo sustentable y que contribuya al mejoramiento de la calidad de vida.
Por último, quienes estamos convencidos de la descentralización entendemos que ella debe ser objeto de un proceso gradual, pero efectivo, que represente verdaderamente un traspaso a las regiones de poder, de capacidad para tomar decisiones estratégicas, y que no experimente retrocesos ni vaivenes dependiendo de la voluntad del gobernante de turno.
Por las razones expuestas, sabemos que el trabajo de la Comisión Mixta será extraordinariamente complejo y va a requerir un profundo acuerdo político de todos los sectores si de verdad queremos despachar una ley sobre transferencia de competencias que contribuya a un Chile unitario pero descentralizado, donde las regiones puedan ir resolviendo, dentro de una visión coherente de país, sus mejores capacidades, énfasis, prioridades y vocaciones locales, de acuerdo a sus propias condiciones.
Eso debería ocurrir en la Comisión Mixta, lo que resulta bastante inusual, porque el nivel de las modificaciones y de los acuerdos que se precisan es muy profundo, muy complejo, aunque necesario, para no seguir postergando el inicio del proceso de descentralización.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Allende.

La señora ALLENDE.- Señor Presidente, tuvimos la oportunidad de expresar nuestras ideas sobre la materia que nos ocupa cuando en esta Sala discutimos y aprobamos, casi unánimemente -eso refleja el sentir de todos los Senadores y Senadoras-, la reforma constitucional de que tanto se ha hablado.
Ciertamente, nuestra nación es muy centralista. Por tanto, requiere avanzar en la descentralización.
A propósito del centralismo, debo puntualizar que en los países de la OECD, con los que nos gusta compararnos, las regiones tienen una incidencia real en la determinación de los recursos públicos: 50 por ciento, en promedio. En Chile las regiones manejan 15 por ciento o poco más.
Es hora de que vayamos avanzando en la materia. Y estos son pasos graduales.
Por otro lado, Chile sigue siendo el único país de América Latina que no elige a sus máximas autoridades regionales. Y este es un tema no menor.
Ahora bien, me parecen legítimas las aprensiones de algunos Senadores en cuanto a que no estamos frente a un cambio drástico, copernicano, desde la perspectiva de las atribuciones deseables. Pero para mí queda claro (y creo que así debiéramos enfocar la situación) que se trata de un paso, de una señal.
Señor Presidente, nos hallamos ante el resultado del quehacer de un ente asesor.
En efecto, la Comisión Asesora Presidencial para el Desarrollo Regional se trasladó por las distintas regiones de nuestro país y trabajó durante meses y meses. La primera propuesta que recogió fue la de que se eligiera a los gobernadores regionales. Y esa fue la primera iniciativa que nos mandó la Presidenta de la República.
También planteó el traspaso de competencias, atribuciones y servicios. Este es otro paso muy significativo, no menor. Y aquí se están creando importantes áreas que se van a trabajar. El ordenamiento territorial, el fomento productivo y el desarrollo social y cultural deben quedar en manos del gobierno regional.
¡Cómo no va a ser relevante elaborar y aprobar el plan regional de ordenamiento territorial!
Nuestro país tiene un tremendo desorden y distintos grados de avance. No en todas las comunas están terminados los planos reguladores.
Por lo tanto, la elaboración y la aprobación del plan regional de ordenamiento territorial significan un avance.
También es un avance el proyecto de zonificación del borde costero.
¡Qué importante es para nuestro país tener un ordenamiento en ese ámbito!
Generalmente vivimos de espaldas a nuestro propio borde costero. Entonces, nos haría bien tener un ordenamiento, un proyecto de zonificación para ese sector. Y, obviamente, la proposición y la elaboración correspondientes deben partir desde la región, en un trabajo conjunto con el Ministerio de Defensa.
Otro punto -de él se ha hablado poco- dice relación con la facultad para financiar estudios y sugerir las condiciones vinculadas con la localización y disposición de los distintos tipos de residuos y con los sistemas de tratamiento. Hoy día existe mucho desorden; no hay una política clara al respecto, en fin.
Creo que este proyecto nos ayudará a mejorar la normativa sobre tratamiento de residuos, de manera de permitir que los ciudadanos vayamos educándonos en conciencia cívica y logrando sobre todo el reciclaje, que reviste gran importancia.
Nuestro país produce una alta densidad de basura. Las comunas enfrentan graves problemas en dicho ámbito. Es deseable, pues, la existencia de un plan avanzado de reciclaje.
Si aquello ocurriera, ¡qué distinta sería la situación (probablemente revestiría harto menos gravedad) de los servicios de basura, de los rellenos sanitarios y de los vertederos!
En seguida, los gobiernos regionales tendrán que aprobar la identificación de territorios como zonas rezagadas en materia social. Esto es importante. Porque quién sabe mejor que la región dónde están ubicados sus sectores más vulnerables, en qué lugares se requiere priorizar e invertir.
Por cierto, es relevante aprobar y desarrollar un plan turístico regional. ¿Por qué? Porque en las regiones coexisten distintas vocaciones: agrícola, portuaria, minera, y también turística. Todo plan de desenvolvimiento turístico, entonces, debe ir de la mano con la protección de nuestras áreas verdes y con las actividades productivas sustentables.
Asimismo, queremos darles un énfasis especial a las oficinas comunales de fomento productivo e innovación. Y aquí estamos abriendo un espacio para la innovación. Queremos que eso no se quede solo en las palabras: debe encarnarse y ser realidad.
Esos son algunos de los temas que hoy día implican las nuevas atribuciones de que estamos hablando.
Ahora, yo quiero ser superclara.
La Presidenta de la República se comprometió en esta materia desde el primer día. Yo era Presidenta del Senado cuando en el Salón Plenario del Congreso Nacional, que estaba lleno, la Comisión Asesora presentó sus propuestas. Y en ese momento sentí el entusiasmo de la gente.
Pues bien, debo decir que la Presidenta Bachelet cumplió su compromiso y mandó al Parlamento sucesivos proyectos.
Ahora nos queda seguir avanzando, de manera gradual.
¿Hay que afinar algunos temas? Ciertamente.
Por lo expuesto, considero legítimo votar en contra, pero no por rechazar la descentralización, sino por la necesidad de mejorar este instrumento tan significativo.
No es admisible que el proceso sea unidireccional. Por ende, se ha contemplado también la factibilidad de que la transferencia de competencias se solicite desde la región. Lo que no puede ocurrir es que ella quede sujeta a la discrecionalidad del Primer Mandatario; es decir, que el día de mañana equis presidente quiera favorecer a regiones cuyos gobernadores, aunque elegidos por votación popular, le sean más afines que otros.
Estimo tremendamente importante ver cómo se va a manejar ese aspecto, para que bajo ningún concepto exista discrecionalidad, porque ello atentaría contra la esencia de lo que nos proponemos.
Tampoco resulta aceptable que ciertas regiones avancen mucho más en desmedro de otras. Eso también llama a preocupación. De manera que debiéramos expresarlo bien en la Comisión Mixta, para que hagamos un proyecto mejor.
Como hemos señalado, la facultad del Presidente de la República para transferir competencias no puede ser discrecional o arbitraria. Sí, debe haber un grado de flexibilidad, pero sin que se preste para arbitrariedades debido a la existencia de discrecionalidad.
Es importante que sigamos avanzando. Tiene que haber un piso mínimo de competencias radicadas en los gobiernos regionales. Ello, como un punto de partida, para de ahí continuar subiendo.
Por supuesto, hemos de aclarar las funciones exclusivas del poder central y aquellas que gradualmente les iremos transfiriendo a las regiones.
No queremos despertar falsas expectativas. Pero es claro que las regiones sienten, más que abandono, que para cualquier decisión trascendente hay que hablar como lo hacemos los Senadores.
¿Qué hacemos los Senadores, como representantes de las regiones? Debemos ir a Santiago para conversar con el ministro respectivo y discutir, por ejemplo, un plan de reconstrucción, un plan de emergencia, un plan de embalses.
A este último respecto, espero que no se posterguen los tres embalses que la Presidenta de la República anunció -si ello ocurriera, sería muy dramático-: el de Las Palmas, el de Catemu y el de Los Ángeles. Porque he escuchado por ahí que podrían posponerse: ¡eso sería terrible! Dichos embalses se necesitan, fueron anunciados, la gente los aguarda. Y yo estoy convencida de que el Gobierno sabrá escuchar a la ciudadanía.
Debemos saber -repito- cuáles serán las funciones exclusivas del poder central. Pero eso no significa que solo él es capaz de tomar ciertas decisiones, las que bien pueden adoptarse en las regiones.
Es evidente que en el futuro habremos de avanzar más en el aspecto financiero.
Las regiones entregan la explotación de muchos de sus recursos y se quedan con una gran cantidad de externalidades negativas.
Llegó la hora de que existan mejores royalties, pero también la de que las regiones reciban una cantidad de dinero más significativa para utilizarla en lo que estiman indispensable. Ellas necesitan que se valore lo que entregan y no quieren quedarse únicamente con las externalidades negativas.
Por las razones expuestas, anuncio desde ya que aprobaré el proyecto una vez que vuelva a la Sala desde la Comisión Mixta, pues estimo que mediante él se dará un paso relevante, decisivo, simbólico, que en lo futuro deberá ser acompañado de sucesivos otras medidas.
Si lo postergamos tres o cuatro años, seguiremos envueltos en el tremendo centralismo existente hoy, que no interpreta a las regiones, las cuales requieren ser escuchadas, ser partícipes y contar con herramientas que les permitan decidir por sí mismas.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Larraín.

El señor LARRAÍN.- Señor Presidente, en esta materia, el problema radica -y lo hemos señalado en nuestra Comisión, la de Constitución- en que estamos ante un muy mal proyecto.
Cuando uno da pasos tan significativos como el de llevar a cabo una descentralización verdadera -generando capacidades locales con competencias, con recursos, con potencial fuerza estratégica para desarrollar debidamente una región-, que cambie nuestra forma tradicional de gobierno a nivel regional, no puede hacer las cosas a medias, no puede hacer las cosas mal.
Lo que estamos haciendo ahora es eso: improvisar y, por tanto, resolver mal las cosas.
De alguna forma -muy bien presentado, como todo lo que hace Su Señoría-, el Senador Ignacio Walker lo insinuaba en su presentación cuando decía que era importante que se eligiera a la autoridad porque eso iba a generar una dinámica positiva al interior de las regiones.
Bueno. Elegimos en todo el país a los consejeros regionales, quienes solo transmiten una enorme frustración. Porque pasaron de ser elegidos indirectamente por los concejales a ser elegidos directamente por la ciudadanía, ¡pero no cambió su función, no cambiaron sus atribuciones! Por lo tanto, siguen siendo la quinta rueda de la carreta; es decir, una rueda innecesaria. No han avanzado, pues no tienen el reconocimiento de un rol distinto, como el que se supone debería asumir el Consejo Regional.
En el caso que nos ocupa ocurre lo mismo. Llevamos mucho tiempo discutiendo esta materia. Pero no por estar debatiéndola desde hace mucho tiempo vamos a despachar de manera apresurada una normativa en que parece que la única motivación real que existe es elegir a los gobernadores regionales.
Ahora, después de una disputa muy amplia por los diarios respecto de qué es bueno y qué no es bueno, qué es conveniente y qué no es conveniente, hemos visto que al parecer, curiosamente, los dirigentes de la Nueva Mayoría, quienes han estado muy enfrentados, en esta materia no lo están tanto. Cuentan con dos candidatos presidenciales; existe la sensación de que van a tener lista parlamentaria separada, pero, curiosamente, ¡ya se repartieron los quince cargos de gobernador regional...!
¡No lo considero adecuado! ¡Si esto no es un botín a repartirse! ¡No se trata de una cuestión de carácter político!
¡Esto tiene que ver con la realidad y con la forma como queremos desarrollar Chile! ¡Y nosotros queremos hacerlo desde las regiones! ¡Pero no basta con elegir a una persona!
Por lo demás, con aquella forma de proceder se están saltando un criterio impuesto en nuestro ordenamiento constitucional y político: el de las elecciones primarias.
No sería posible recurrir al mecanismo de las primarias para la elección de gobernadores regionales este año si así se aprobara, porque ya venció el plazo para llevarlas a cabo. Estamos en pleno proceso para las primarias, y en este caso no hay candidatos.
Claro: la fórmula son el viejo acuerdo y el entendimiento entre los partidos políticos.
No me parece que ese sea el único camino y que, al final, se vete la posibilidad de realizar elecciones primarias.
Reitero que eso es lo que nos preocupa, señor Presidente.
Porque, en la materia a que nos hallamos abocados, todos repetimos que deseamos competencias y atribuciones. Pero este proyecto no tiene que ver con la realidad que se quiere describir. Él fue elaborado en el escenario de delegación de atribuciones al intendente designado (este las iba a recibir gradualmente del Presidente de la República) y no en el de un gobierno regional elegido por la ciudadanía.
El escenario, entonces, cambió. Porque si tenemos un gobernador y un consejo regional elegidos, el cuadro es distinto, y ello obliga a una estructura diferente en el ámbito de las competencias y las atribuciones.
Adicionalmente, necesitamos asegurar recursos para que aquello ocurra.
Por si lo ya señalado fuera poco, requerimos también una legislación electoral nueva para hacer posible todo lo que se ha explicitado.
Esas son las tres condiciones que se han planteado para dar el paso. Pero no estamos avanzando debidamente en tal dirección.
En mi concepto, estamos contraviniendo el tiempo solo por una cuestión de carácter político-electoral. A eso se está reduciendo este debate.
Estimo, en consecuencia, que estamos procediendo de muy mala manera.
Ahora, señor Presidente, quiero plantear un punto que a mi juicio es el crucial en esta cuestión y al que ya se refirió el Senador Felipe Harboe.
¿Por qué este es un mal proyecto?
Me explico.
La matriz institucional establece en el artículo 114 de la Constitución que el Presidente de la República podrá delegar, en la forma que determine la ley orgánica constitucional respectiva, una o más atribuciones dentro de las áreas específicas que se señalan (de cuatro áreas, para ser todavía más preciso). Es decir, a través de la ley en proyecto estamos fijando las reglas para que el Presidente de la República opere. Pero como opera delegando atribuciones (no entregándoles a las regiones determinadas atribuciones), la delegación -como toda delegación- es revocable. Entonces, también se consigna en esta iniciativa la forma como el Jefe del Estado procederá a la revocación.
Esa es la realidad de lo que está ocurriendo: estamos manteniendo un modelo presidencialista, porque la delegación de competencias y atribuciones que se dispone depende al final de la voluntad soberana del Primer Mandatario.
Es importante, pues, que no tapemos el sol con un dedo, porque si lo hacemos vamos a engañarnos, vamos a hacernos trampa en el solitario.
Eso es lo que estamos aprobando. Es lo que hemos venido diciendo en la Comisión. Y lo reiteramos hoy día, una vez más, porque de alguna forma estamos engañando a la ciudadanía al decirle que con la ley en proyecto, luego de que la corrijamos, vamos a resolver los problemas porque otorgaremos verdaderas atribuciones y competencias.
No, señor Presidente. Estamos frente a un problema insoluble.
Mi Honorable colega Coloma, quien es muy busquilla, me hace una confirmación. Así como el Senador señor Harboe decía bien que había votado en contra de la norma constitucional, quiero reiterar, respecto de la reforma de la Carta, que varios rechazamos -algunos no están aquí hoy día- esta forma de delegar, en la cual el Presidente de la República da y quita según su voluntad. Todos los integrantes de esta bancada nos pronunciamos en contra, por lo menos, en el año 2009. Y eso no pueden decirlo en otras, porque la aprobación fue con los votos de la entonces Concertación.
Deseo exponer tal circunstancia, porque quienes rasgan vestiduras por la descentralización no lo hacen en verdad: simplemente le están dando al Primer Mandatario facultades para que, a su voluntad, les entregue o les retire atribuciones a las regiones. Este no es un modelo razonable. Es un engaño para ellas.
Por eso es que queremos una revisión muy drástica. Y, a lo mejor, si llegamos a un acuerdo, podemos determinar que las delegaciones duren cincuenta años y que el Presidente, para cambiarlas, tenga que pedir el acuerdo de dos tercios del Senado, en fin.
Habrá que ver alguna manera de terminar con la mala reforma constitucional aprobada y que hoy día se tiende a hacer práctica, aplicar e implementar a través del proyecto de modificación de la Ley Orgánica Constitucional.
Mas deseo que se entienda bien: aquí no hay un proceso de verdadera descentralización, sino de un empoderamiento del Primer Mandatario para que haga lo que le parezca. Va a entregarles atribuciones a las regiones que quiera o se las quitará si se enoja con ellas.
Si el Honorable señor Navarro llega el día de mañana a ser gobernador del Biobío y no voy a decir qué Senador o Senadora o figura que haya postulado ocupa el cargo de Presidente, estoy seguro de que van a quitarle atribuciones o no se las van a dar, probablemente. Es una especulación a lo mejor injusta...
Pero lo que quisiera consignar es que conflictos de este tipo darán espacio, cada vez que tengan lugar, para que una región sea castigada por las fuerzas políticas dominantes. Y eso es lo que el proyecto garantiza. Por ello, nos oponemos a sus términos.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Puede intervenir el Senador señor Quintana.

El señor QUINTANA.- Señor Presidente, me alegro de que el Gobierno asista al debate -es el caso del Ministro señor Eyzaguirre, y entiendo que representantes de la Subsecretaría de Desarrollo Regional se hallan en las tribunas-, porque hace tan solo dos semanas, cuando se intentó realizarlo en la Sala, en lo que denominé "especie de tabla de relleno", ello no fue así. Ya vemos lo necesaria que es la presencia del Ejecutivo para el efecto de lo que se pueda precisar o corregir.
Quisiera partir por lo positivo. Juzgo que toda esta Corporación -he escuchado a las distintas bancadas- abriga la firme convicción de la necesidad de descentralizar, de entregarles más poder y atribuciones a las regiones. ¿Para qué? Para que encuentren soluciones a los problemas más acuciantes en cada territorio. Creo que no hay discusión al respecto.
Si algún Senador o alguna bancada quieren interpelar a otra o emplazar a un precandidato, como hace algunos días, eso es puro populismo "descentralizador" y constituye un titular, pero sin ninguna sustancia.
Deseo destacar, entonces, una transversalidad en el apoyo a la descentralización real, efectiva, con poder para las regiones.
En seguida, todos hemos asumido que el conjunto de iniciativas en la materia presenta serias deficiencias. Considero que lo peor sería no darnos cuenta de que hay muchas cosas por corregir. Ello también es un aspecto positivo.
¿Qué tenemos, para quien está siguiendo el debate?
Existen claramente dos miradas. Hay quienes creen que en el camino se arregla la carga, y, por lo tanto, esta es una señal. Echémosle para adelante y veamos qué ocurre en el futuro, porque es posible que de aquí broten mil flores y se termine en gobiernos regionales muy empoderados. Este es un punto de vista bastante legítimo.
No deseo entrar en la cuestión de la calculadora que pueden tener algunos ni en la posibilidad de elegir gobernadores sin atribuciones, con otros fines. Quisiera no pensar que eso existe. No creo en brujos, pero, de haberlos, los hay.
La otra mirada, que estimo claramente mayoritaria en esta Corporación, transversal, es que vayamos viendo qué es preciso mejorar. Son hartas cosas. Y se le han señalado claramente al Gobierno.
Lo que quiero denunciar de alguna manera es una doble anomalía. Y todos somos responsables al respecto, como también la Mesa. No me refiero solo a la actual, sino también a la anterior, la cual integré.
Una de las cuestiones tiene que ver -lo decía recién el Honorable señor Larraín- con la famosa reforma constitucional contenida en la ley N° 20.990, aprobada el año pasado.
Por mi parte, voté a favor, pero advertí que ese proyecto ¡no pasó por la Comisión de Legislación!
¿O alguien puede afirmar lo contrario?
¿Quién lo vio? Senadores muy entusiastas, con mucha convicción, de la Comisión de Gobierno.
Que cada uno asuma su responsabilidad. Porque, hasta el momento, la tesis planteada por mi Honorable colega Harboe no ha sido refutada por el Ejecutivo ni por nadie. Además, el Senador señor Lagos lo expresó con mucha claridad. Nosotros impulsamos justamente y en buena hora la disposición vigesimoctava transitoria de la Carta, en orden a que la elección se verificará cuando esté lista la ley orgánica constitucional, evidentemente -si no, el problema sería todavía peor-, y una vez promulgado el cuerpo legal sobre traspaso de competencias.
¿Dónde está el pero? En que todo eso -que está muy bien- se hace de acuerdo con el artículo 114 de la Constitución.
¿Y qué expresa este último? Que "La ley orgánica constitucional respectiva determinará la forma y el modo en que el Presidente de la República transferirá" la competencia.
Varios colegas han hecho mucha referencia a la descentralización, a "titulares". Felizmente, la prensa ya ha comprendido -porque algunos hablan pensando en una cuña- que todo lo que estamos tratando presenta serias deficiencias o se halla desordenado.
El Ministro señor Eyzaguirre no ha podido refutar la tesis del Honorable señor Harboe en el sentido de que el artículo 114 se modificó en 2009, claro, conforme a la lógica de un intendente designado, pero se mantuvo incólume en el caso de la modificación del año pasado. Por lo tanto, tenemos un problema. O sea, lo que ya aprobamos es más poder para el Presidente de la República o para "la monarquía presidencial", dirían algunos.
Entonces, seamos claros. Porque la cuestión central, para algunos, no son las competencias, sino la elección en 2017, sí o sí.
Es algo bien contradictorio también, porque el Gobierno -nuestro Gobierno; mi Gobierno- contempla, en su proyecto en la Cámara, como lo expresaba recién el Senador señor Tuma, que la elección de consejeros regionales en noviembre sea por tres años. Y si se alcanza a elegir el gobernador regional, este igualmente durará tres años.
¿Por qué? Porque en algún momento llega la sensatez a todo esto, y siempre hemos dicho -y la doctrina lo ha señalado- que la autoridad del gobernador regional no tiene nada que hacer con la elección parlamentaria nacional. Ese cargo va de la mano con el concejal y el alcalde, si se quiere, porque son los comicios por el territorio.
En consecuencia, me parece bien que el Ejecutivo haya precisado que se necesita una corrección y que el cargo de gobernador será por tres años si se elige ahora.
Creo que todavía estamos a tiempo, señor Presidente. Usted tiene una responsabilidad, como también nosotros y las Comisiones, en ver cómo se realiza una enmienda.
Esa es la primera anomalía.
La otra es, como algunos igualmente lo han manifestado, que no hay un tercer trámite respecto del traspaso de competencias. A lo mejor alguno dirá: "Es el actual". Porque el primero fue el de otro proyecto en esta Corporación; el segundo se cumplió en la Cámara con la indicación del Ejecutivo respecto de la lógica de los Senadores elegidos, y el tercero dice relación con el llamado que el otro día se quería hacer a la rápida, de sorpresa, para el rechazo, que es lo que ocurrirá ahora o mañana. Todos vamos a pronunciarnos por el rechazo, para que se constituya una Comisión Mixta.
No me parece que esta sea la manera de hacer las cosas. Muchos colegas que han pedido hoy día más celeridad son los mismos que en Educación observan: "Estamos haciendo las cosas muy lentas, de modo que apliquemos más gradualidad". Pero aquí no la hay.
Por lo tanto, uno tiende a creer en la tesis del Honorable señor Lagos en orden a que a lo mejor hay algo de calculadora electoral. Y naturalmente que eso es preocupante.
No quiero ahondar más en los temas formales.
Es necesario aclarar, sí, que la voluntad de descentralizar de la Presidenta Bachelet no está en discusión. Así lo manifestó también el Senador señor Lagos. Y, por supuesto, vamos a respaldarla.
A mi juicio, todavía es posible mejorar la discusión en el tiempo que queda.
Si tuviera que proyectar, en los pocos minutos que me quedan, el traspaso de competencias venidero, lo haría con relación a lo que pasa en La Araucanía.
La Honorable señora Allende destacaba la importancia del ordenamiento territorial. Ahí se avanza. Y la planificación se traduce en pega para los arquitectos. Nunca es malo contar con más instrumentos, porque escasean. Son aspectos que no se hallan hoy día dentro de las atribuciones de la región. Creo que se contempla algo positivo.
¿Fomento productivo y turismo? ¡Por supuesto! ¿Quién va a estar en contra?
¿Algo sobre inversión pública? ¡También!
Nos parece muy positivo, asimismo, que se decida acerca de aspectos culturales.
Pero si tuviera que jerarquizar las prioridades fuertes en La Araucanía, cabe advertir que los proyectos de agua potable rural van a seguir siendo decididos por Santiago.
Lo mismo se puede decir de la regulación de las sanitarias. Eso está previsto en el Ministerio de Obras Públicas y en la Superintendencia de Servicios Sanitarios.
El segundo problema importante en dicha Región -o quizás sea el primero- es la pobreza: veintitrés por ciento. ¡Son diez puntos sobre el promedio nacional, según la última CASEN! ¡El delegado presidencial no contará con facultades para enfrentarla en serio!
¿Seguridad? ¡Para qué decir! ¡Nada! Tampoco dispondrá de ellas para tal efecto.
Si un incendio se vuelve a desatar simultáneamente en tres regiones forestales, como ocurrió la última vez, ¡cero atribución!
Díganme Sus Señorías en qué cambia esa realidad con motivo de la discusión actual. ¡En nada!
En salud, los hospitales van a seguir definidos en Santiago, así como las prioridades y las listas de espera. La decisión acerca del envío de médicos de atención primaria a los consultorios se mantendrá en la Subsecretaria de Redes Asistenciales.
Entonces, ¡por favor! ¡Cuidado con la descentralización populista! Se requiere un poquito más de rigurosidad. Estudiemos bien estos aspectos.
Aquí hay dos miradas, por lo tanto. Por eso, tiendo a coincidir con algunos planteamientos de las distintas bancadas. No todas participarán en la Comisión Mixta. Hubo una deficiencia en el trabajo de la Comisión de Gobierno, porque, cuando se arrogó el conocimiento y la competencia para abordar la materia, no nos advirtió que el artículo 114 de la Carta Fundamental se mantenía incólume. Me parece que urge constituir una Comisión prelegislativa con todas ellas antes de la Mixta, mejorar el proyecto de ley por la vía de recoger los elementos surgidos de la discusión y celebrar la elección de gobernadores.
Aquí no hay más descentralizadores que otros. ¡Algunos son más apurones que otros...! Pero todos estamos en favor de elegir democráticamente a esas autoridades.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Chahuán.

El señor CHAHUÁN.- Señor Presidente, hemos venido batallando durante varios años para que exista una efectiva descentralización en nuestro país. Lo hemos sostenido en reiteradas intervenciones en el Hemiciclo.
Sin lugar a dudas, lograr tal objetivo, con elección de autoridades regionales, requiere un traspaso de competencias real, para que las primeras no sean meramente protocolares ni carezcan de atribuciones para poder ejecutar con eficiencia sus funciones.
Primera definición: ¿qué tipo de Estado queremos? Nosotros hemos expuesto que aspiramos a un Estado unitario descentralizado.
¿Qué hemos dicho además? Que la descentralización debe ser política, con comicios de autoridades regionales.
De hecho, fui uno de los Senadores que dieron el voto desde la Oposición para poder generar, de una vez por todas, la designación democrática de gobernadores regionales.
Por supuesto, es importante avanzar en la descentralización administrativa, a fin de que ello nos permita generar efectivamente un traspaso de competencias. Estamos ciertos de que es preciso seguir progresando en establecer el principio de que el Gobierno central, para implementar cualquier política pública, deba considerar una estrategia de desarrollo en las regiones de carácter obligatorio, como lo determina el proyecto. Estamos convencidos de que para aprovechar las ventajas comparativas de cada una de ellas es preciso reformular la institucionalidad de todos los servicios con presencia en ese ámbito.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- ¿Me permite, Su Señoría?
Si no hay objeciones, el Honorable señor Tuma me reemplazará en la testera.
Acordado.
--El Senador señor Tuma pasa a presidir la sesión en carácter de Presidente accidental.

El señor TUMA (Presidente accidental).- Puede proseguir el Honorable señor Chahuán.

El señor CHAHUÁN.- Además, estamos ciertos de que se requiere descentralización fiscal. Y hemos dicho que eso pasa necesariamente por una estrategia regional de desarrollo que sea vinculante, con una vigencia de diez años y que sea posible revisar cada cinco, con el acuerdo de la mayoría de los consejeros regionales.
Hemos expresado que tienen que existir comisiones mixtas de presupuesto regional.
Hemos expuesto que tiene que haber una modernización del Fondo Nacional de Desarrollo Regional.
Hemos planteado que los ingresos generados por actividades productivas de claro sello local dejen parte importante de los tributos en la región donde se produzcan las externalidades negativas.
Hemos hecho referencia a las actividades portuaria, minera y silvoagropecuaria.
Hemos mencionado la necesidad de establecer un sistema de incentivo tributario que permita localizar industrias y focos de desarrollo en cada una de las regiones. Hemos puesto el ejemplo claro de lo ocurrido en Corea del Sur, donde un líder que llegó a conducir esa nación sostuvo que era preciso generar un modelo de desenvolvimiento policéntrico, para que fuera posible avanzar en distintos tipos de industria.
La propia OCDE ha señalado que el modelo centralista de desarrollo, concentrador del poder, encuentra un techo en el crecimiento y que es muy importante que seamos capaces de desplegar -es uno de los obstáculos de Chile para acceder al mundo del desarrollo- todo el potencial de las regiones. Y eso hoy día no ocurre, porque el poder todavía se halla altamente concentrado ¡en cuatro comunas de la Región Metropolitana! Muchos sostienen que Chile llega hasta Plaza Italia.
En definitiva, existe incapacidad para visibilizar todo el aporte, todo el potencial, toda la masa crítica de las regiones. Hemos visto cómo nuestros jóvenes talentos emigran desde ellas en busca de mejores condiciones de trabajo. Hemos advertido que finalmente no podemos generar una masa crítica vinculada con el desarrollo de las propias regiones. La articulación de universidades y centros de formación con los planos de desarrollo regional son prácticamente inexistentes.
¿Por qué nos pasa eso? Por la falta de decisiones.
Llegó la hora nona, la de las definiciones. No basta con haber comprometido los candidatos de todas las coaliciones, durante las campañas presidenciales desde 1999 hasta la fecha, la necesidad de avanzar en la elección de los gobernadores regionales. Hoy día nos señalan como el único país de América Latina y de la OCDE que no cuenta con comicios directos para tal efecto.
Hemos puntualizado también que el traspaso de competencias debe ser robusto, pero gradual. No deseamos repetir la experiencia peruana en la materia, con veintinueve gobernadores regionales procesados por fraude al erario. Queremos normas de responsabilidad fiscal; que los gobernadores regionales vayan generando su propia masa crítica, sus propias competencias, y que seamos capaces, en definitiva, de irlas transfiriendo a medida que vayamos preparando a autoridades del nivel local que puedan ejercerlas.
Hemos destacado la necesidad de que ello sea acompañado de la descentralización fiscal.
Y aprovecharé la presencia del Subsecretario de Desarrollo Regional en la tribuna para recordar que uno de los compromisos de la actual Administración -debo admitir que este Gobierno es uno de los que más seriamente, junto con el del Presidente Piñera, han avanzado en materia de descentralización- era ingresar el proyecto de ley sobre descentralización fiscal antes de junio.
Se trata de un tema de fondo.
Se nos exhibió una diapositiva de PowerPoint en donde se señalaba: "Una nueva Ley de Puertos, ¡sí! Creemos que los puertos, que generan externalidades negativas en sus respectivas regiones, deben dejar en estas parte de lo recaudado por sus tributos".
Por su intermedio, señor Presidente, deseo manifestar al Subsecretario que efectivamente espero que tales compromisos se cumplan, porque claramente se requieren autoridades regionales con competencias robustas, pero graduales.
Además, dijimos que se necesita avanzar en la descentralización política mediante la elección de gobernadores regionales para que, en definitiva, no miren de reojo al poder central, a las cuatro cuadras del poder, a La Moneda y los Ministerios que la rodean, sino que respondan mediante rendición de cuentas ante los habitantes de la región en que fueron elegidos a fin de que esta pueda generar el norte de su propio desarrollo.
Lo manifiesto desde una región tan diversa como la nuestra, con puertos terrestres como el de Los Andes, con puertos marítimos como los de Valparaíso, San Antonio y Quintero; desde una región que podría ser potencia agroalimentaria si lograra disponer de recursos hídricos para hacer de Petorca nuevamente un vergel; desde una región turística, universitaria, en donde debemos ser capaces de reencantar a la industria para que se vuelva a instalar en la zona.
Llamamos al Gobierno a entender que la descentralización constituye un compromiso del Estado.
A mi parecer, estamos frente a una de las reformas más importantes de la Administración del Estado en los últimos 30 años, lo cual implica necesariamente enfrentar tal desafío, en la hora de las definiciones, en la hora nona, con voluntad.
He señalado con claridad que soy partidario de la elección de gobernadores regionales en noviembre. Espero que para entonces se cuente con las competencias y los recursos necesarios.
Por lo tanto, al igual como lo indiqué cuando voté a favor del proyecto de ley sobre elección directa de gobernadores regionales, espero que en la Comisión Mixta seamos capaces de dotar a estas autoridades de las facultades suficientes para que, en definitiva, se desempeñen como corresponde.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Coloma.

El señor COLOMA.- Señor Presidente, las imágenes suelen valer más que mil palabras.
Quiero mostrar dos que resultan muy gráficas.
En la primera de ellas, correspondiente a El Mercurio del martes 16 de mayo, aparecen los representantes de los partidos de la Nueva Mayoría y se lee en el título: "PPD, PR y PS plantean postergar elección de intendentes ante división oficialista en carrera presidencial".
Esa era la razón, el argumento.
Pero en la edición de hoy del mismo diario aparecen personeros del mencionado sector político señalando que ahora están en búsqueda de un eventual compromiso para llevar a cabo los comicios de gobernadores regionales este año, a fin de generar "`un espacio de unidad' para pavimentar un pacto de respaldo mutuo en segunda vuelta".
Ante ello, señor Presidente y Ministro Eyzaguirre, objetivamente o El Mercurio miente, como alguno podría sugerir,...

El señor MONTES.- ¡Así es...!

El señor COLOMA.- ... o francamente se está demostrando que a la Nueva Mayoría y al Gobierno en realidad no les importa el contenido del proyecto; lo apoyan solo en función de si ello ayuda o no a la elección presidencial.
Veo que algunos se llenan la boca -no todos, porque ha sido un debate, a mi juicio, bastante abierto- diciendo que esta iniciativa es lo más relevante de la historia de Chile en materia de descentralización; que se trata de un asunto demasiado importante, demasiado fundamental, demasiado esencial, en circunstancias de que todo depende de "cómo vamos" en la elección presidencial.
¡Todo depende!
No ha habido ninguna argumentación sobre el contenido de la propuesta legislativa, esto es, respecto del correcto traspaso de facultades desde el nivel central, de una mayor descentralización y de la elección de los gobernadores regionales.
¡Las imágenes valen más que mil palabras!
Con honestidad, a muchos de los que hablaron con gran pasión, como si se les estuviera yendo la vida, les creo poco.
Al final, nadie dijo que este es un buen proyecto ni que tenía la solución.
Se habla de una Comisión Mixta "medio mágica" que va a resolver en poco rato lo que no se ha podido solucionar -¡no es un tema fácil!- durante largo tiempo.
Me parece que ese es el problema de fondo.
Por lo mismo, me alegro de que varios parlamentarios de la Nueva Mayoría -corresponde también destacar la excepción correcta- plantearan esa situación con bastante valentía, aun a riesgo de sentir que no están ayudando -me imagino- a la unidad del Gobierno o que le están haciendo zancadillas a algún candidato que anda dando vueltas por el país.
Lo concreto es que no se están haciendo bien las cosas. Parece que no se hubiera aprendido la lección fundamental: se trata de políticas públicas de largo plazo. Porque esta futura ley no está pensada para regir por dos meses, sino por cien años más. Esa es, en teoría, la función de una política pública.
Por otro lado, lamento que el Senador Montes no haya hecho uso de la palabra, ya que él planteó un asunto muy relevante en la discusión general del proyecto. Tuvo la visión de preguntar: "¿Qué tipo de Estado estamos construyendo?". Estimo que ese punto es relevante y debería haber formado parte del debate.

El señor QUINTANA.- ¡Lo comprometieron mucho...!

El señor COLOMA.- No creo que haya sido una presión. Espero que mañana durante el debate exponga su parecer.
Con honestidad, señor Presidente, pienso que no corresponde señalar a la opinión pública cuestiones que no son verdaderas.
Estamos frente a un conjunto de normas que, en su mérito, buscan un proceso de descentralización. Sin embargo, lo que se ha hecho en este caso es "despostar al animal". Es como decir: "Hagamos lo siguiente: saquemos por este lado, fijemos por ese otro y, dependiendo de si hay unidad para el candidato A o B o de si existe acuerdo para segunda vuelta, impulsemos la realización de las elecciones de gobernadores regionales. De lo contrario, no".
¡De qué país estamos hablando!
¡De qué procedimiento estamos hablando!
¡Qué respeto a lo construido estamos generando!
Aquí nadie piensa, de verdad, que se puede lograr algo serio en quince días. El SERVEL habría señalado que, si la aprobación de la presente iniciativa no está lista cien días antes de la fecha de la elección, en este caso no será posible realizarla este año. ¡Y eso parece ser lo único relevante!
Quiero dejar claro que tal situación me sorprende, porque mucha gente desea aportar en serio en esta materia.
No tengo ningún problema en plantearlo: he hablado varias veces con el Subsecretario de Desarrollo Regional, quien, en mi opinión, está efectuando un esfuerzo honesto y real. La tarea no ha sido fácil -¡porque no lo es!-, sobre todo cuando entremedio se meten voluntades electorales y ciertas "maquinarias" que, como bien hacía referencia un Senador, operan en estos casos.
Al final, se pierde el sentido de fondo.
¿Existe en realidad una disposición unánime para llevar a cabo una buena legislación sobre el particular, que rija la próxima centuria en nuestro país? ¿O más bien se trata de la oportunidad para buscar un pacto en segunda vuelta ante la evidencia de que los partidos de la Nueva Mayoría van por primera vez divididos en dos y de que esta es una forma de presionar para que, finalmente, con un candidato único a intendente, no a parlamentario, se pueda condicionar ese respaldo?
Me parece, honestamente, que esa es la peor de las explicaciones, la peor de las señales. Cuando se dice que se debe escuchar a la gente y que hay que sentir el tipo de legislación que se pretende aprobar, no se puede plantear una especie de pantomima en la que están los buenos, por un lado, y los malos, por otro; mientras que quienes se atreven a expresar: "Oiga, pensémoslo más" eventualmente sufren castigo por no ser leales a una parte del régimen.
Yo no entiendo cómo, a la luz de todo lo oído acá, se sigue pretendiendo resolver en las reuniones del comité político del día lunes -ahí la contingencia maneja los temas- con seriedad los problemas del poder, los problemas de las competencias, los problemas de la regionalización, los problemas de la descentralización.
No entiendo quién puede levantar la mano a ese respecto y sentirse orgulloso, más allá de los esfuerzos realizados. ¡Porque hay gente que los ha hecho! Obviamente, iremos por un camino profundamente equivocado si se pretende que esta sea la vía por la cual poder exhibir orgullosos algún adelanto en esta materia.
Honestamente, señor Presidente, más allá de lo que uno piense, más allá de los esfuerzos que se puedan desarrollar, los dos textos periodísticos que mostré al inicio, con quince días de diferencia y a la salida de La Moneda, son el mejor reflejo de que aquí está operando, lamentablemente a último momento, el cálculo político y no el bien común.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Los Senadores señores Rossi, Navarro, Moreira y señora Lily Pérez están inscritos, pero no se encuentran en la Sala.
Tiene la palabra el Senador señor Horvath.

El señor HORVATH.- Señor Presidente, el debate ha sido bastante largo.
Es muy importante analizar las razones que se manifiestan en uno y otro sentido. Pero igual no es fácil para una persona tratar de comprender lo que pasa en la Sala, pues todos señalan que votarán en contra para mejorar el proyecto.
Eso es algo que no se entiende.
Si uno revisa las razones, por ejemplo, que entregó la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, advierte que hay objetivos bien puntuales, como el de evitar la arbitrariedad o la discrecionalidad en el traspaso de las competencias, de las funciones, de los medios.
En el caso de que existan contiendas entre los GORE, el Gobierno central, el delegado presidencial y el gobernador, se propone una fórmula para dirimirlas y, obviamente, para prevenirlas.
Ese es el fondo de la cuestión.
Cuando aprobamos la reforma constitucional que permite la elección democrática de los gobernadores regionales -la ley se publicó el 5 de enero de 2017-, se estableció una propuesta de acuerdo. Cierta cantidad de documentos señalan cuáles serán las funciones y competencias que van a ser traspasadas.
Por lo tanto, no se trata de una materia que deba volverse a revisar.
El artículo pertinente de la Constitución indica que una ley orgánica determinará el modo en que se van a traspasar las competencias y en qué períodos.
Tenemos que dirimir todo eso, y mientras más quede en la ley, mejor.
La Constitución de 1925 disponía la elección de las asambleas provinciales. Se hizo la reforma respectiva en su minuto, pero nunca se implementó.
Por eso hay que ver la propuesta legislativa en análisis con la madurez correspondiente.
Este proyecto de ley, que está en tercer trámite constitucional, fue aprobado originalmente por el Senado. Entonces igual se le hicieron objeciones, las mismas que hoy escuchamos de personas que en ese momento votaron a favor y que ahora se oponen.
Hay que considerar el asunto en la dimensión del tiempo: desde el 7 de junio de 2016 se analiza esta iniciativa en tres Comisiones del Senado, y ahora la debate la Sala.
La Comisión Mixta está llamada a resolver las discrepancias, no a plantear un nuevo texto. Nadie está sugiriendo revisar el proyecto completo a estas alturas.
Estimado señor Presidente, debemos fijarnos en el foco de la situación.
La regionalización ha sido un proceso muy largo. Las regiones han trabajado con corporaciones locales de desarrollo. De hecho, en su minuto generaron el Consejo Nacional para la Regionalización y la Descentralización, que agrupó a todas las organizaciones del país en este ámbito. ¡Todas han luchado por lo mismo!
Pero no olvidemos que las regiones antes no tenían siquiera patrimonio propio y los consejeros regionales eran elegidos por los concejales. Ha habido un proceso de conquista de poder para las regiones, y no podemos detenerlo por ninguna arbitrariedad.
Como aquí bien se ha dicho, las regiones han enfrentado desafíos propios, que en su momento han sabido sortear.
Yo conozco la experiencia del camino austral, que partió no por una decisión central, sino por una determinación de las Regiones de Aisén y de Los Lagos en forma paralela y en contra de un Gobierno que en ese entonces no contaba con los medios para tal iniciativa. Me refiero al Ministro de Obras Públicas señor Hugo León Puelma, quien era, por lo demás, democratacristiano. Él decía: "No tenemos un peso para meter en esto".
Sin embargo, las regiones, con obras comunitarias, con labores de administración, con contratistas locales, con el Cuerpo Militar del Trabajo (en la Región de Los Lagos), partieron con la obra, y después se tomó conciencia de la importancia de ella para la nación.
Además, debido a un cuasiconflicto con el vecino país de Argentina, obviamente se dio un impulso distinto a dicho camino.
De este tipo de ejemplos tenemos muchos. Incluso, hoy en día hay varios vigentes, como los planes de desarrollo de las zonas extremas, que nacen de la participación local y son fomentados por las mismas regiones.
En la actualidad, todas las regiones del país cuentan con universidades y existen capacidades propias para sacar adelante esos desafíos. No tenemos por qué dudar de que las regiones puedan hacer el trabajo.
Los conflictos hay que dirimirlos y prevenirlos. Para eso está la Comisión Mixta.
Por lo tanto, contrariamente a lo que se cree, se propone votar en contra para sacar rápido esta futura ley.
Si las cosas se pueden hacer ahora, ¡hagámoslas ahora!
Ese es mi llamado.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor García-Huidobro.

El señor GARCÍA-HUIDOBRO.- Señor Presidente, considero muy importantes los planteamientos que han expresado los distintos Senadores y Senadoras sobre un proyecto que es fundamental para quienes representamos a regiones.
Sin embargo, pienso que deberíamos apuntar hacia la entrega de las atribuciones y los recursos necesarios para que los territorios se puedan desarrollar.
Quisiera traer a colación lo que ocurrió con los consejeros regionales. Ustedes recordarán que ellos antes eran elegidos en forma indirecta. Hubo una gran discusión, y aprobamos su elección directa.
¿Qué sucedió? Es cosa de leer el reportaje que publicó El Mercurio este domingo para ver el malestar prácticamente unánime de los cores de todos los sectores políticos, incluso de los independientes. Ellos sienten que los pasan a llevar. Y advierten que al gobernador regional le pasará lo mismo respecto del Gobierno central.
Dicha publicación de prensa es impactante. El titular señala: "Escaso peso de los cores: gobernadores regionales podrían vivir el mismo escenario".
La realidad que describe cada uno de ellos corresponde a la que muchos señores Senadores hemos advertido en la Sala desde hace tiempo, específicamente desde que se inició la tramitación de este proyecto y cuando se analizó la reforma constitucional.
Algunos dicen que a los intendentes, que son designados por el Presidente o la Presidenta de la República, no los toman en cuenta -¡son un buzón!- y los dejan fuera de las discusiones relativas a temas de primera necesidad.
También se argumenta que no tiene sentido crear instrumentos que después no son utilizados, sobre todo porque no se van a destinar los recursos suficientes.
Hay casos más duros. Un core de Magallanes señala: "¡Nos tratan como payasos, como títeres, como buzones!".
Cuando vemos que tales autoridades, que representan justamente a la comunidad regional, son tratadas de esa forma por el Gobierno central, cabe preguntarse ¡qué va a pasar con el gobernador regional!
Los consejeros dicen: "Por favor, entiendan que primero se deben otorgar atribuciones claras y recursos; si no, en el fondo vamos a hacer un fraude al país. ¡Lo estamos engañando!".
Señor Presidente, en este caso está pasando lo mismo que en su momento explicitamos respecto de la reforma educacional: se está partiendo al revés. Había que iniciar el proceso ayudando a la educación pública y no destruyendo la educación particular subvencionada.

El señor QUINTANA.- ¡Qué tiene que ver eso!

El señor GARCÍA-HUIDOBRO.- Aquí estamos partiendo por las elecciones de los gobernadores regionales. ¡Estamos partiendo por las elecciones!
Es fundamental que nos tomemos el tiempo suficiente para asegurar una verdadera descentralización.
Y también debemos mirar el rol de las municipalidades, como lo plantearon el Senador Montes y muchos otros colegas.
Tenemos organizaciones importantes como son los municipios. ¿Qué nuevas atribuciones les estamos entregando si la ley de rentas no va a ingresar durante este Gobierno?
Entonces, señor Presidente, no creo que la discusión que se vaya a dar en la Comisión Mixta pueda obrar algún milagro. Ha habido suficiente tiempo para que el Gobierno, así como el Senado y el Congreso en general, se muestren disponibles para participar en una verdadera descentralización; gradual, obviamente -eso lo entiendo-, aunque real, y no, en el fondo, una simple imagen, con un gobernador regional con toda la legitimidad del 40 por ciento o más de los votos, pero sin atribuciones ni recursos.
Nos puede pasar lo mismo que con lo que hoy están reclamando nuestros consejeros regionales.
Espero que eso no ocurra.
A mi juicio, debiéramos tomarnos el tiempo necesario para que, en el momento apropiado, cuando contemos con una ley que otorgue atribuciones reales y recursos suficientes, podamos tomar la decisión de elegir a nuestros gobernadores regionales.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Montes.

El señor MONTES.- Señor Presidente, creo que estamos frente a un tema, a una discusión tremendamente importante en esta coyuntura histórica, porque se encuentra cuestionada la organización que tenemos como país: por la ciudadanía, por la forma en que enfrentamos los problemas en los distintos niveles.
Pienso que el debate lo hemos llevado a cabo de manera tal que no logramos resolver adecuadamente el asunto de fondo ni generar la unidad correspondiente.
¿Qué se halla en discusión? La crítica al sistema de gobierno interior del país. Eso es lo que está en discusión. Tenemos una crítica al sistema. No estamos de acuerdo con el régimen de gobierno interior y queremos otro modelo: un modelo descentralizado, dentro de un país unitario y no federal, que sea participativo, pertinente para el desarrollo, en fin; un modelo de otras características.
¿Es fácil esto? No, no lo es. ¿Por qué? Por nuestra historia. Mariátegui, Portantiero y muchos otros sostienen que en América Latina se da la característica de que la sociedad se construye desde el Estado, a diferencia de Europa, donde el Estado surge de la sociedad. De ahí la crítica a Marx y a distintos teóricos porque no comprenden la forma en que se constituyen nuestras sociedades: de arriba para abajo.
Yo he vivido y estudiado el caso de México residiendo en ese país. Es otra realidad, con tradiciones indígenas muy distintas, pero en que también se da este componente centralista, tremendamente fuerte, dentro de un modelo federal.
Entonces, lo que buscamos es profundizar en nuestra crítica y elaborar algo alternativo.
¿Cómo surgió el actual modelo?
Considero reimportante leer la historia, no solo las actas del debate, las opiniones del General Canessa, no solo las obras de Maximiano Errázuriz, principal inspirador del modelo que tenemos en Chile y que él copió de España, tanto a nivel regional como local -sacó libros para ambos niveles-, sino cómo se dio el debate en la época en las instituciones de la dictadura.
Creo que la primera crítica al modelo es la distribución del territorio. Hay regiones verdaderas y regiones que no son verdaderas. ¡Qué tienen que ver Valparaíso y Viña con San Felipe y Los Andes! ¿A qué ha llevado esto? A una presión creciente, desde abajo, para modificar las regiones. ¡Es real! Ya agregamos Arica; ahora estamos discutiendo Ñuble, y puede haber otras. Existen presiones en ese sentido.
En la distribución del territorio me parece muy importante considerar no solo la participación y el desarrollo, sino también la historia de cómo se han constituido social y culturalmente las diferentes unidades. Por eso algunos pensamos que lo mejor es un modelo de grandes zonas, macrozonas estatales, y de "intendencias" o "regiones" -como se las quiera llamar- más ligadas a lo que ha sido la historia de nuestro país, de las antiguas provincias.
Es un tema que desgraciadamente no hemos debatido como corresponde y donde se advierte una gran insatisfacción. Si creamos la figura que se plantea sin asumir la diversidad y complejidad de las regiones, podemos chocar bastante fuerte con la realidad.
También criticamos el sistema de organización del gobierno interior. Aquí es donde se centra mucho el debate que hay, porque tenemos un intendente, que hoy día es la cabeza; tenemos un sistema de representantes de los ministerios (los seremis), con una relación con el intendente bastante rara; tenemos servicios, como acá se ha dicho, con un juego vinculado a los servicios nacionales; tenemos municipios donde todo está centrado en un alcalde-gerente. Es el sistema que se ha impuesto en Chile: un alcalde que ejerce el rol de un gerente -no es un representante, como diseño-, con unos concejales que son acompañantes de este gerente.
Bueno, ese modelo presenta problemas. Aquí es muy importante repensar. Creo que los seremis son una institución que sirvió en otra época, pero que ahora no funciona. Así como los territorios respondieron más bien a los lugares donde había regimientos, porque eran sistemas de control, la figura de los seremis se basa en esa misma lógica: para controlar, no para desarrollar, no para incorporar, en circunstancias de que debiera buscarse el desarrollo en torno a los problemas que existen en las diversas regiones.
Hay otros modelos en el mundo, hay otros modelos para Chile.
Nadie puede pretender que la distribución en el territorio sea totalmente pareja. Tiene que haber especialización regional. Algunos piensan que deben existir quince Universidades de Chile, quince SERVIU con el mayor desarrollo posible. Pero cada región posee singularidades, y por eso debe instituirse un modelo capaz de captarlas desde una perspectiva de macrozonas.
La articulación de los niveles, tal como está, es muy centralista, porque todo gira alrededor del nivel central, del nivel nacional. Pero, perdónenme, tampoco podemos decir que gran parte de las cuestiones o las más fundamentales deben pasar al nivel regional o incluso al nivel local. ¡Eso no existe en un país como Chile! Cualquier tema que nos planteemos tendrá una dimensión nacional, regional y local. Sin embargo, sí podemos cambiar el rol de cada uno de los niveles. ¡De eso se trata! Para qué hablar de la política migratoria, de la seguridad, de cualquier asunto. Nada es exclusivamente regional ni nada es exclusivamente local. Son roles diferenciados.
Y quiero decirles que nosotros heredamos un modelo en que los alcaldes iban a ser todos designados. Se lo recuerdo a algunos que hicieron referencia al centralismo como si fuera producto de ahora. La dictadura estableció que todos los alcaldes iban a ser designados. Nosotros democratizamos: elegimos alcaldes, concejales, etcétera. Pero mantuvimos la parte del modelo que tenía cierta consistencia y cierta lógica.
La verdad es que aquí no estamos pensando en una estructura de gobierno interior en su conjunto, y es lo que nos genera contradicciones, dificultades y lo que necesitamos madurar. En todo lo que hacemos tendemos a pensar de arriba hacia abajo, porque es parte de nuestra cultura, que tiene que ver con nuestra historia.
En mi opinión, los municipios también integran algo que hay que redefinir. Lo señaló el Senador García-Huidobro. ¡Si los municipios están con problemas! La ciudadanía tiene harta bronca con ellos. La parte de la población que depende de ellos, de las políticas que manejan, los siente necesarios, pero otra parte no los necesita y se preocupa de cosas externas. Hay un problema: las comunas son de los habitantes, no de los alcaldes, no de los concejales. Y debemos fortalecer la manera de desarrollar el gobierno municipal. Eso lo tenemos pendiente desde hace mucho rato.
¿Qué hacemos, entonces? Creo que no se puede reducir todo a la elección del intendente. Este es un eslabón del problema. Lo anterior nos genera distorsión. Y la situación puede empeorar si elegimos un intendente sin que esté claro cómo se va a relacionar con el nivel central, con el nivel local, cómo se va a articular, qué incentivo tendrá para entenderse con los municipios, con sus alcaldes y con la estructura en general.
¿A la cabeza del gobierno regional va a estar el intendente, o esa posición será asumida por el gobernador regional de que se habla más los consejeros regionales? ¡Debe haber un equipo de gobierno! Este no puede quedar entregado a nadie individualmente. Además, en muchos casos, como en el de las regiones metropolitanas -Santiago, en particular- existen gobiernos metropolitanos que presentan otras características, de lo cual hemos hecho abstracción absolutamente en numerosos aspectos del proyecto.
Ojalá en la Comisión Mixta hubiera capacidad para replantear todo esto y lograr un modelo consistente y sólido. No lo creo. Considero tremendamente difícil hacerlo a la carrera, para tratar de elegir pronto.
Nosotros no entramos en todo esto de los cálculos electorales porque somos tan responsables del paso que vamos a dar -me refiero a esta generación parlamentaria-, que, o logramos reconstruir el vínculo de la ciudadanía con el sistema político, de manera que se sientan partícipes los jóvenes y otras personas, estableciendo una estructura más eficiente, más adecuada, o quedamos felices con que los intendentes sean elegidos aunque no tengan mayor significado. Yo viví en un país donde los intendentes eran electos; hasta había parlamentos regionales, pero aun así significaban muy poco, sobre todo porque había una cultura en otro sentido.
Es necesario pensar en un modelo consistente que, además, sea de aplicación gradual. Yo entiendo que Magallanes deba tener un desarrollo distinto al de otras regiones, por su historia, por su constitución como región social, cultural. Debemos tener en cuenta esas diversidades.
Para terminar, quiero señalar que debemos replantearnos el modelo de gobierno interior, esta forma de Estado distinta; elegir a la cabeza, al intendente, y reorganizar el sistema, pero dentro de un régimen de gobierno interior consistente, descentralizado, moderno y de cooperación en el desarrollo de Chile.
Yo estoy por la elección de la máxima autoridad regional. No obstante, creo que elegir es parte de un planteamiento mucho más global. Reducir todo el debate a ese punto puede llevarnos a quedar muy arrepentidos.
Los peruanos redujeron bastante la discusión al tema del financiamiento. A los gobiernos regionales les dieron puntos del IVA. Sin embargo, no han podido salir del problema. Y no han podido retroceder porque no es llegar y retroceder.

El señor LARRAÍN.- ¡Los gobernadores están todos presos...!

El señor MONTES.- Bueno, ¡hay harta gente presa acá también...!
Es lo que quería expresar, señor Presidente.
He dicho.

El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Con esta intervención concluye la primera discusión y el proyecto seguirá siendo tratado mañana, en la sesión especial convocada para las 15:15, donde esperamos poder despacharlo.
--El proyecto queda para segunda discusión.


El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Habiéndose cumplido su objetivo, se levanta la sesión, sin perjuicio de dar curso reglamentario a las peticiones de oficios que han llegado a la Mesa.
PETICIONES DE OFICIOS
--Los oficios cuyo envío se anunció son los siguientes:
Del señor CHAHUÁN:
Al señor Superintendente de Seguridad Social, requiriéndole antecedentes vinculados con DENEGACIÓN A SEÑOR JOSÉ GÓMEZ ABELLO DE CONDICIÓN DE VÍCTIMA DE ACCIDENTE LABORAL.
Del señor DE URRESTI:
Al señor Ministro de Obras Públicas, pidiéndole indicar MOTIVOS PARA REPARACIONES A BARCAZA ANDALUÉ, POSIBLE PROBLEMA DE UN MOTOR Y COBRO DE GARANTÍAS PARA ASEGURAMIENTO DE ADECUADA MANTENCIÓN, e informar sobre EVENTUAL COLOCACIÓN DE CERCOS EN CAMINO CERRILLOS-MOCHO CHOSHUENCO, RECIÉN REABIERTO EN COMUNA DE FUTRONO.
A la señora Ministra de Vivienda y Urbanismo, solicitándole orientación en cuanto a ACCIONES CIUDADANAS PARA IMPEDIR CAMBIO DE USO DE SUELO EN HUMEDAL URBANO DE SECTOR KRAHMER, DE LA CIUDAD DE VALDIVIA.
Al señor Ministro de Energía, pidiéndole información con respecto a AVANCES EN POLÍTICA DE ESTADO SOBRE USO DE LEÑA Y SUS DERIVADOS COMO FUENTE DE ENERGÍA RENOVABLE, ESPECIALMENTE PARA CALEFACCIÓN.
A los señores Ministro del Medio Ambiente; Superintendente del Medio Ambiente; Director del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, y Director Ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal, consultándoles acerca de medidas tomadas frente a DENUNCIA DE COMUNIDAD INDÍGENA DE RIÑINHUE DE PARGUA ANTE DESTRUCCIÓN DE HUMEDAL POR "PISCICULTURA PARGUA".
Al señor Director Nacional del Servicio Electoral, requiriéndole informar en cuanto a FACTIBILIDAD DE CREACIÓN DE NUEVAS CIRCUNSCRIPCIONES ELECTORALES EN DIVERSOS SECTORES DE LA REGIÓN DE LOS RÍOS.
Al señor Superintendente de Valores y Seguros, pidiéndole remitir información, desagregada por empresa, concerniente a PAGOS DE ASEGURADORAS CERCANOS A 100 MILLONES DE DÓLARES POR INDEMNIZACIONES ANTE INCENDIO DE CASI 200 MIL HECTÁREAS DE TERRENOS FORESTALES Y DE UNA SUPERFICIE INDETERMINADA DE VIÑAS.
Al señor Director Nacional del Servicio Civil y Presidente del Consejo de Alta Dirección Pública, solicitándoles datos estadísticos relativos a CANTIDAD DE CONCURSOS POR SISTEMA DE ALTA DIRECCIÓN PÚBLICA EN ÚLTIMO LUSTRO, CON INDICACIÓN DE LOS DECLARADOS DESIERTOS Y SU COSTO.
A los señores Director del Servicio Nacional del Adulto Mayor y Director Ejecutivo (S) del Fondo de Solidaridad e Inversión Social, requiriéndoles envío de antecedentes, por comuna, sobre EVOLUCIÓN HASTA HOY DÍA DEPROGRAMAS "ASESORES SÉNIOR" Y "TE ACOMPAÑO".
Al señor Director Nacional del Instituto de Previsión Social, para que remita antecedentes acerca de FALTA DE PAGO DE BONO POR HIJO A SEÑORA MARTA GALLARDO MUÑOZ.
Al señor Director Regional de la Oficina Nacional de Emergencia en Los Ríos, a fin de consultar por ACCIONES PARA ABASTECIMIENTO DE AGUA A ESCUELA DE PLAYA GRANDE DE CHISCAHUE, COMUNA DE RÍO BUENO.
Al señor Director Ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, con el objeto de pedir IDENTIFICACIÓN DE COMUNAS Y REGIONES DE ORIGEN DE APICULTORES CON CERTIFICACIÓN EN PRODUCCIÓN LIMPIA.
Y al señor Presidente del Directorio de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, a fin de preguntar por ACCIONES PARA REGULARIZACIÓN DE SITUACIÓN DE FAMILIAS HABITANTES EN ESTACIÓN DE PAILLACO, REGIÓN DE LOS RÍOS.
Del señor ESPINA:
A la señora Alcaldesa de Vilcún, para pedir REPARACIÓN DE CALLES GABRIELA MISTRAL Y ALEJANDRO URRUTIA, SECTOR DE CAJÓN.
Del señor GARCÍA:
A la señora Directora Regional de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas en La Araucanía, para consultar por RAZONES PARA NO CONSIDERACIÓN DE JEREMÍAS Y BETSABÉ RUBILAR CAYUHUÁN EN PROGRAMA DE BECAS INDÍGENAS.
Al señor Director Regional de Vialidad en La Araucanía, con el objeto de que proporcione antecedentes sobre EJECUCIÓN DE OBRAS EN CAMINO BARROS ARANA-ALMAGRO, COMUNA DE TEODORO SCHMIDT.
Y al señor Director Regional del Servicio de Vivienda y Urbanización en La Araucanía, a fin de que se informe respecto de SITUACIÓN JURÍDICA DE TERRENO EN CALLE LAS DUNAS, PUERTO SAAVEDRA.
Del señor HARBOE:
A la señora Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, al señor Director del Instituto Nacional de Derechos Humanos y al señor Director Nacional de la Dirección del Trabajo, para solicitar INVESTIGACIÓN DE VULNERACIÓN DE DERECHOS Y GARANTÍAS CONSTITUCIONALES DE TRABAJADORAS DE CALL CENTERS.
Del señor HORVATH:
A la señora Ministra de Educación, a la señora Intendenta de Aisén, a la señora Gobernadora de General Carrera y al señor Alcalde de Chile Chico, para que se informe acerca de DESARME DE SISTEMA FOTOVOLTAICO EN LICEO TÉCNICO PROFESIONAL MARÍA LUISA RABANAL PALMA.
Del señor MATTA:
Al señor Secretario Regional Ministerial de Vivienda del Maule, solicitándole información sobre REPARACIONES DE CASAS DE SECTOR LOS LIRIOS, COMUNA DE CAUQUENES, AFECTADAS POR TERREMOTO DEL 27F.
Del señor NAVARRO:
Al señor Fiscal Nacional del Ministerio Público, consultándole si existe INVESTIGACIÓN EN CURSO POR CONTROLES DE IDENTIDAD EFECTUADOS POR PARTICULARES A POBLACIÓN MAPUCHE EN LOCALIDAD DE TIRÚA.
A cada uno de los Ministerios y a todas las Municipalidades de la Región del Biobío, para que informen acerca de POLÍTICAS PÚBLICAS EN CURSO O POR DESARROLLARSE EN PRÓXIMOS CUATRO AÑOS EN OCTAVA REGIÓN A TRAVÉS DE PROYECTOS Y PLANES, EN ESPECIAL EN ZONAS DE REZAGUE.
A los señores Ministro de Economía, Fomento y Turismo e Intendente del Biobío, requiriéndoles antecedentes detallados respecto de INVERSIÓN EN ÚLTIMOS CINCO AÑOS PARA POTENCIAR EL TURISMO EN PROVINCIA DE ARAUCO.
A la señora Ministra de Educación, para que remita información referente a ACCIONES PEDAGÓGICAS RECOMENDADAS POR COMITÉ DE SEGUIMIENTO DE LOS DERECHOS DEL NIÑO (2015) EN MATERIA DE DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES CON TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD (TDAH), con relación a FISCALIZACIÓN A INSTITUCIONES EDUCATIVAS QUE EXIGEN A APODERADOS O A PROFESIONALES DE SALUD TRATAMIENTO MEDICAMENTOSO A TALES MENORES, y también sobre DENUNCIAS POR MEDICACIÓN EXCESIVA DESDE 2010.
A la señora Ministra del Trabajo y Previsión Social, solicitándole su opinión en cuanto a POSIBILIDAD DE CREACIÓN DE SISTEMA DE INDEMNIZACIÓN PARA MINEROS RECONVERTIDOS POR AÑOS DE SERVICIO.
A los señores Ministro de Obras Públicas, Subsecretario de Telecomunicaciones, Intendente del Biobío y Alcalde de Concepción, pidiéndoles informar acerca de RETIRO DE ANTENAS DE TELEFONÍA MÓVIL DE CERRO LA PÓLVORA, REGIÓN DEL BIOBÍO.
A los señores Ministro de Obras Públicas e Intendente del Biobío, para que informen sobre PROCESO DE PRIORIZACIÓN DE GRANDES PROYECTOS DE OBRAS PÚBLICAS EN REGIÓN DE BIOBÍO.
A los señores Ministro de Obras Públicas, Intendente del Biobío y Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas del Biobío, requiriéndoles antecedentes respecto de PROYECTO DE DEMOLICIÓN DE EXFÁBRICA PAÑOS BÍO BÍO EN CONCEPCIÓN Y COPIA DE PROYECTOS FUTUROS EN ESE ESPACIO, y relativo a TIEMPO ESTIMADO PARA COMENZAR CONSTRUCCIÓN DE ACCESO A PUENTE BICENTENARIO.
A la señora Ministra de Salud, para saber si se ha iniciado AUDITORÍA CON RELACIÓN A PROCEDIMIENTOS MÉDICOS Y QUIRÚRGICOS REALIZADOS A SILVESTRE ADRIÁN TORRES TORO, DE ACUERDO A NORMATIVA MINISTERIAL VIGENTE Y A POLÍTICA NACIONAL DE NIÑEZ Y ADOLESCENCIA 2015-2025; consultándole acerca de EXISTENCIA Y APLICABILIDAD DE PROTOCOLO PARA MATERNIDADES DE CENTROS HOSPITALARIOS EN MATERIA DE PROCEDIMIENTO DE ACOMPAÑAMIENTO PSICOAFECTIVO A LA MUJER EN CASO DE MORTINATO PREVIO Y POSPARTO INMEDIATO Y MEDIATO; y preguntándole si se ha iniciado AUDITORÍA EN RELACIÓN CON PROCEDIMIENTOS QUE IMPIDIERON TRASLADO DE PACIENTE JEREMY MARTIN CORREA, FALLECIDO EN CLÍNICA ALEMANA DE VALDIVIA, y si existen REGISTROS QUE ACREDITEN AUMENTO EN USO DE MEDICACIÓN EN NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES DIAGNOSTICADOS CON TRASTORNO DE DÉFICIT ATENCIONAL CON HIPERACTIVIDAD (TDAH), así como ACCIONES EMPRENDIDAS POR EL MINSAL DE ACUERDO A RECOMENDACIONES DE COMITÉ DE SEGUIMIENTO DE LOS DERECHOS DEL NIÑO (2015).
A la señora Ministra de Vivienda y Urbanismo, pidiéndole enviar diversos antecedentes sobre DATOS DEL SECTOR EN REGIÓN DEL BIOBÍO.
A la señora Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, al señor General Director de Carabineros de Chile y a la señora Secretaria Ejecutiva de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, solicitándoles informe acerca de ACCIONES COMPRENDIDAS DENTRO DE CAMPAÑA "TODOS SOMOS PEATONES".
A la señora Ministra de Transportes y Telecomunicaciones y al señor Gobernador de Chiloé, a fin de que especifiquen CANTIDAD DE ACCIDENTES AUTOMOVILÍSTICOS REGISTRADOS EN RUTA 5 SUR, ENTRE CASTRO Y QUELLÓN, EN ÚLTIMOS 3 AÑOS, Y NÚMERO DE CONTROLES CARRETEROS EFECTUADOS POR CARABINEROS EN LA MISMA RUTA, DESDE EL 2016 A LA FECHA.
Al señor Ministro del Medio Ambiente, con el objeto de que indique cuáles son las POLÍTICAS INSTITUCIONALES PARA ENFRENTAR EFECTOS DE CAMBIO CLIMÁTICO.
Al señor General Director de Carabineros de Chile, para que informe sobre AUMENTO DE VIGILANCIA POLICIAL EN SECTOR DE EXFÁBRICA DE PAÑOS BIOBÍO DE CONCEPCIÓN, POBLACIÓN AURORA DE CHILE, y en cuanto a NÚMERO DE CONTROLES CARRETEROS EFECTUADOS EN RUTA 5 SUR, ENTRE CASTRO Y QUELLÓN, DESDE EL 2016 A LA FECHA.
Al señor General Director de Carabineros de Chile y al señor Director General de la Policía de Investigaciones de Chile, demandándoles informes detallados acerca de CIVILES ARMADOS QUE REALIZAN CONTROLES DE IDENTIDAD A MAPUCHES EN COMUNA DE TIRÚA.
Al señor General Director de Carabineros de Chile y al señor Alcalde de Concepción, para que den cuenta de COMPROMISOS Y MEDIDAS ADOPTADAS FRENTE A GRAVE SITUACIÓN DE INSEGURIDAD EN PLAZA PERÚ DE BARRIO UNIVERSITARIO DE CONCEPCIÓN.
Al señor General Director de Carabineros de Chile y al señor Presidente del Consejo Directivo del Servicio Nacional Electoral, con el propósito de que especifiquen POBLACIÓN PENAL CON DERECHO A SUFRAGIO Y MEDIDAS ADOPTADAS PARA QUE REOS PUEDAN VOTAR EN ELECCIONES.
A los señores Intendente de la Región del Biobío, Director de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas y Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas del Biobío, solicitándoles remitir copia de INFORMES DE MANTENCIONES REALIZADAS EN ESTERO NONGUÉN, DE CONCEPCIÓN, EN ÚLTIMOS CINCO AÑOS.
Al señor Alcalde de Concepción, pidiéndole enviar copia de INFORMES DE MANTENCIONES REALIZADAS POR DIRECCIÓN DE ASEO Y ORNATO EN ESTERO NONGUÉN, DE CONCEPCIÓN, EN ÚLTIMOS CINCO AÑOS.
Al señor Alcalde de San Pedro de la Paz, solicitándole información respecto de ACCIONES QUE ADOPTARÁ ESA MUNICIPALIDAD PARA DISMINUCIÓN DE CIFRA DE PEATONES FALLECIDOS EN ACCIDENTES DE TRÁNSITO.
Al señor Alcalde de Coronel y al señor Superintendente de Servicios Sanitarios, pidiéndoles OPINIÓN SOBRE PÉSIMA CALIDAD DE AGUA DISTRIBUIDA EN COMUNA DE CORONEL.
A los señores Alcalde de Coronel, Superintendente de Servicios Sanitarios y Superintendente de Salud, requiriéndoles antecedentes relativos a CANTIDAD DE DENUNCIAS RECIBIDAS POR PÉSIMA CALIDAD DE AGUA POTABLE EN COMUNA DE CORONEL, EN ÚLTIMOS CINCO AÑOS.
Al señor Rector de la Universidad de Concepción, pidiéndole COPIA DE ESTUDIO REALIZADO EN 2011 POR FACULTAD DE CIENCIAS BIOLÓGICAS, PARA DETECCIÓN DE METALES PESADOS.
Al señor Director Nacional del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, para que remita informe detallando ESTRATEGIAS, ACCIONES CONCRETAS Y RESULTADOS OBTENIDOS A TRAVÉS DE MEDICACIÓN A NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES DIAGNOSTICADOS CON TDAH.
Al señor Director del Servicio Nacional de Aduanas, solicitándole información referida a ÚLTIMOS CUATRO CONCURSOS PÚBLICOS EN DIRECCIÓN NACIONAL, SUBDIRECCIÓN DE FISCALIZACIÓN, SUBDIRECCIÓN TÉCNICA Y SUBDIRECCIÓN INFORMÁTICA: CANTIDAD DE POSTULANTES, CURRÍCULUMS Y EXPEDIENTES DE CARRERA ADUANERA.
Al señor Director Nacional del Servicio Civil, requiriéndole información detallada sobre CONCURSO PÚBLICO EN DIRECCIÓN NACIONAL, SUBDIRECCIÓN DE FISCALIZACIÓN, SUBDIRECCIÓN TÉCNICA Y SUBDIRECCIÓN INFORMÁTICA.
Al señor Director de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas y al señor Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas del Biobío, pidiéndoles remitir copia de MINUTAS DE REUNIONES DE DIRECTOR DE OBRAS HIDRÁULICAS DEL BIOBÍO CON DIRIGENTES VECINALES DE LA ZONA.
Al señor Director del Instituto de Salud Pública y al señor Director del Servicio de Salud de Concepción, solicitándoles COLABORACIÓN PARA REALIZACIÓN DE PRUEBA DE CALIDAD DE AGUA DISTRIBUIDA EN COMUNA DE CORONEL.
A la señora Secretaria Ejecutiva de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito, requiriéndole remitir copia de INFORME SOBRE CIFRA DE PEATONES FALLECIDOS EN ACCIDENTES DE TRÁNSITO EN REGIÓN DEL BIOBÍO.
Al señor Director de la Biblioteca del Congreso Nacional, pidiéndole información relativa a ESTUDIO COMPARADO SOBRE MULTAS A PESCA ARTESANAL Y DE ARRASTRE INDUSTRIAL EN CHILE Y EL MUNDO, y para que remita informe acerca de FUNCIONAMIENTO DE SISTEMA LEAN.
Y al señor Director del Servicio de Salud de Talcahuano, solicitándole REALIZACIÓN DE MUESTREO DE SANGRE EN NIÑOS Y ADULTOS POR EVENTUAL PRESENCIA DE METALES PESADOS EN SECTORES DE MEDIO CAMINO, SAN VICENTE, DIEGO PORTALES Y LIBERTAD.
Del señor PROKURICA:
Al señor Subsecretario de Pesca, requiriéndole antecedentes relativos a SOLICITUD DE SINDICATO DE TRABAJADORES INDEPENDIENTES DE CALETA OBISPITO REALIZADA EN 9 DE JULIO DE 2013.
Y a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, solicitándole que ordene a EMPRESA SANITARIA DE ATACAMA SUSPENSIÓN DE COBROS POR TRATAMIENTO DE AGUAS DESDE QUE CESÓ SU FUNCIONAMIENTO DEBIDO A ÚLTIMAS LLUVIAS REGISTRADAS Y HASTA LA REPOSICIÓN EFECTIVA DEL SERVICIO.
De la señora VON BAER:
Al señor Ministro de Hacienda, solicitándole que extienda INVITACIÓN A UNIÓN DE FUNCIONARIOS MUNICIPALES DE CHILE A MESA DE TRABAJO QUE ESTUDIA LEY SOBRE RETIRO PARA EMPLEADOS DEL REFERIDO SECTOR.
Al señor Ministro de Obras Públicas, pidiéndole PUESTA EN MARCHA DE SISTEMA DE ALUMBRADO PÚBLICO EN BANDEJONES DE ACCESO DE RUTA 202, QUE UNE VALDIVIA CON SAN JOSÉ DE LA MARIQUINA, INDICANDO FECHA DE ENTREGA DE PROYECTO DE MEJORAMIENTO DEL MENCIONADO CAMINO.
A la señora Ministra de Salud, recabándole antecedentes sobre PROGRAMA DE CIRUGÍA BARIÁTRICA DE FONASA.
A la señora Ministra de Vivienda y Urbanismo, solicitándole ACLARACIÓN DE INFORMACIÓN SEÑALADA POR LA PRENSA EL 13 DE MAYO ÚLTIMO RELACIONADA CONPROBLEMAS EN CONSTRUCCIÓN DE PARQUE URBANO CATRICO, EN VALDIVIA, REGIÓN DE LOS RÍOS.
Al señor Subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo, pidiéndole INCORPORACIÓN DE UNIÓN DE FUNCIONARIOS MUNICIPALES DE CHILE A MESA DE ACADEMIA NACIONAL DE CAPACITACIÓN MUNICIPAL.
Y al señor Intendente de Los Ríos, requiriéndole antecedentes sobre ESTADO DE AVANCE DE PROYECTO BARRIO CÍVICO, EN VALDIVIA.
)------------(
--Se levantó la sesión a las 19:31.
Manuel Ocaña Vergara,
Jefe de la Redacción