REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 366ª
Sesión 21ª, en martes 5 de junio de 2018
Ordinaria
(De 16:20 a 17:50)
PRESIDENCIA DE SEÑORES CARLOS MONTES CISTERNAS, PRESIDENTE,
Y CARLOS BIANCHI CHELECH, VICEPRESIDENTE
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
CONVENIO ENTRE CHILE Y ECUADOR PARA PROTECCIÓN, CONSERVACIÓN, RECUPERACIÓN Y RESTITUCIÓN DE BIENES DE PATRIMONIO CULTURAL


El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Según lo acordado anteriormente por los Comités, corresponde tratar el proyecto de acuerdo, en segundo trámite constitucional, que aprueba el "Convenio de Cooperación entre el Gobierno de la República de Chile y el Gobierno de la República de Ecuador para la Protección, Conservación, Recuperación y Restitución de Bienes de Patrimonio Cultural, que hayan sido materia de robo, hurto, saqueo, transporte, receptación, tráfico y/o comercialización ilícitos", suscrito en Santiago, República de Chile, el 26 de julio de 2012, con informes de las Comisiones de Relaciones Exteriores y de Hacienda.
--Los antecedentes sobre el proyecto (10.273-10) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de acuerdo:
En segundo trámite: sesión 92ª, en 13 de enero de 2016 (se da cuenta).
Informes de Comisión:
Relaciones Exteriores: sesión 21ª, en 5 de junio de 2018.
Hacienda: sesión 21ª, en 5 de junio de 2018.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- El objetivo principal del proyecto es establecer bases y procedimientos de cooperación en materia de protección, conservación, recuperación y restitución de los bienes protegidos que hayan sido objeto de prácticas ilícitas.
La Comisión de Relaciones Exteriores discutió el proyecto en general y en particular, por tratarse de aquellos de artículo único, y lo aprobó por la unanimidad de sus miembros presentes, Senadores señores Chahuán, Larraín, Letelier y Pizarro.
Por su parte, la Comisión de Hacienda adoptó igual resolución por la unanimidad de sus miembros presentes, Senadores señores Coloma, García y Lagos.
Nada más, señor Presidente.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Sugiero a la Sala abrir inmediatamente la votación.
Acordado.
En votación general y particular.
--(Durante la votación).
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- ¿Algún miembro de las Comisiones hará uso de la palabra?
El señor COLOMA.- Yo, señor Presidente.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Muy bien.
Tiene la palabra, Su Señoría.


El señor COLOMA.- Señor Presidente, siempre he sido partidario de que se dé una explicación respecto de las iniciativas que se someten a nuestra consideración. Por eso pedí hacer uso de la palabra.
El proyecto que nos ocupa pasó previamente por la Comisión de Relaciones Exteriores y por la de Hacienda en el día de hoy.
Su objetivo es hacer posible que el acuerdo existente entre las Repúblicas de Chile y de Ecuador para proteger, conservar, recuperar, restituir bienes del patrimonio cultural que hayan sido robados, saqueados, transportados, receptados, traficados o comercializados ilícitamente pueda llevarse a buen destino.
Hoy día existe una Convención sobre el particular y se trata, por esta vía, de hacerla práctica para establecer procedimientos sobre los cuales ambos países puedan cooperar en materia de protección y cómo hacer posible la identificación de organismos que se preocupen de que los patrimonios culturales de distintas naciones no sean traficados ilícitamente entre ellas.
Esta es una aspiración mucho mayor, que no solo puede entenderse entre Chile y Ecuador, pues son numerosos los países que están asociados a este tipo de convenios.
Sin embargo, aquí nosotros estamos concretando un avance adicional, entregándole en este caso a la DIBAM -hablamos del nuevo Ministerio de las Culturas y las Artes; así es el nombre que ahora lleva- el rol de definir la participación de Chile en cuanto al intercambio de información y al ocuparse de la devolución de bienes.
El motivo por el cual el proyecto entró a la Comisión de Hacienda es que establece una exención de impuestos en caso de la restitución, pues cualquier obra que se exporte desde nuestro país al extranjero debe pagar el tributo correspondiente.
En este caso, la situación es qué pasa al momento de restituir un objeto que ha sido robado o hurtado y ha entrado ilícitamente al país.
Es por ello que se estableció, particularmente en el artículo 9, una exención a este tipo de impuestos, toda vez que entendemos que este cobro es uno de los elementos que tradicionalmente conspira contra el buen funcionamiento de este tipo de iniciativas.
Se produjo también una discusión -y esto lo dejo simplemente para la historia de la ley- en cuanto a si este Acuerdo va a significar un mayor costo fiscal para el Estado, porque, si bien es cierto en el ámbito impositivo el no pagar este impuesto no puede considerarse como una disminución de ingresos por tratarse de cosas hurtadas o robadas, sí hay una cierta distancia entre lo que sostiene la DIBAM y la Dirección de Presupuestos en cuanto a si la aplicación de este Convenio implicará o no mayores costos para el Estado. Sin perjuicio de ello, llegó hoy día un informe del Director de la DIPRES que señala que aquel no generará mayor gasto fiscal.
Ahora, como consideración política de fondo, hay que entender que el patrimonio cultural es una expresión de la riqueza de los pueblos.
Por eso, ambos países debemos tener especial cuidado para protegerlo.
Probablemente, en el caso de Ecuador esto es más sensible, pues -según nos explicaban- han sido objeto de mucho saqueo de bienes patrimoniales. Ellos, en general, forman parte del eje interesado en instaurar este tipo de acuerdos.
Pero nosotros también tenemos patrimonio cultural que resguardar. Adicionalmente, debemos ser responsables de que, tal como ocurre respecto de otras materias, se produzcan alianzas relevantes con otras naciones al objeto de impedir el tráfico ilícito de este tipo de bienes, como el vinculado con el narcotráfico, o con el terrorismo.
La idea es establecer un espacio de protección especial respecto de los bienes culturales de los distintos países, y generar la obligación (en este caso, la entidad encargada será la sucesora de la DIBAM) de realizar un seguimiento de las obras a fin de velar que sean bien habidas. Así habrá un resguardo mutuo de los patrimonios culturales, que son parte esencial del alma de cada nación.
Esta materia fue bastante discutida, puesto que se trata de un concepto nuevo. Pero el proyecto de acuerdo respectivo fue aprobado por unanimidad tanto por la Comisión de Relaciones Exteriores cuanto por la de Hacienda, y se propone su aprobación.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- ¿Alguna señora Senadora o algún señor Senador no ha emitido su voto?
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Terminada la votación.
--Se aprueba en general y en particular el proyecto de acuerdo (25 votos a favor).
Votaron las señoras Allende, Ebensperger, Muñoz, Órdenes, Van Rysselberghe y Von Baer y los señores Bianchi, Castro, Chahuán, Coloma, De Urresti, Durana, Elizalde, Galilea, Guillier, Huenchumilla, Insulza, Latorre, Navarro, Ossandón, Pérez Varela, Prohens, Pugh, Quintana y Sandoval.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Se deja constancia de la intención de voto afirmativo de la Senadora señora Aravena.