Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 366ª
Sesión 37ª, en martes 7 de agosto de 2018
Ordinaria
(De 16:18 a 18:9)
PRESIDENCIA DE SEÑORES CARLOS MONTES CISTERNAS, PRESIDENTE,
Y CARLOS BIANCHI CHELECH, VICEPRESIDENTE
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
CONVENIO CON URUGUAY SOBRE ELIMINACIÓN DE DOBLE IMPOSICIÓN Y PREVENCIÓN DE EVASIÓN Y ELUSIÓN FISCAL


El señor MONTES (Presidente).- Corresponde tratar el proyecto de acuerdo, en segundo trámite constitucional, que aprueba el "Convenio entre el Gobierno de la República de Chile y el Gobierno de la República Oriental del Uruguay para Eliminar la Doble Imposición con relación a los Impuestos sobre la Renta y sobre el Patrimonio y para Prevenir la Evasión y Elusión Fiscal", y su Protocolo, suscritos en Montevideo, República Oriental del Uruguay, el 1 de abril de 2016, con informes de las Comisiones de Relaciones Exteriores y de Hacienda.
--Los antecedentes sobre el proyecto (11.528-10) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de acuerdo:
En segundo trámite: sesión 12ª, en 2 de mayo de 2018 (se da cuenta).
Informes de Comisión:
Relaciones Exteriores: sesión 36ª, en 1 de agosto de 2018.
Hacienda: sesión 36ª, en 1 de agosto de 2018.
El señor MONTES (Presidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- El objetivo principal del proyecto es evitar la doble imposición internacional entre ambos países.
La Comisión de Relaciones Exteriores discutió el proyecto en general y en particular, por ser de artículo único, aprobándolo por la unanimidad de sus miembros presentes (Senadores señores Lagos, Ossandón y Pizarro).
Por su parte, la Comisión de Hacienda adoptó igual resolución, por la unanimidad de sus miembros presentes (Senadores señores Coloma, García, Lagos y Letelier).
Nada más, señor Presidente.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- En discusión general y particular.
Tiene la palabra el Senador señor Insulza.


El señor INSULZA.- Señor Presidente, intervendré en reemplazo del Senador Lagos, quien no está presente.
El proyecto de acuerdo que estamos examinando en este momento tiene por objeto eliminar la doble imposición entre ambos países con relación a los impuestos sobre la renta y el patrimonio y para prevenir la evasión y elusión fiscal, y aprobar el correspondiente Protocolo del Convenio.
Sobre esta materia Chile ya tiene un número importante de convenios suscritos. Según recuerdo, el que nos ocupa es similar a los acordados con Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay. Y con varios países europeos también se han firmado instrumentos similares.
Como Sus Señorías saben, se trata de convenios que persiguen eliminar la doble imposición internacional a la que estén afectos los contribuyentes que desarrollan actividades transnacionales entre los Estados contratantes; asignar los respectivos derechos de imposición entre los Estados contratantes; otorgar estabilidad y certeza a dichos contribuyentes respecto de su carga tributaria total y de la interpretación y aplicación de la legislación que les afecta; establecer mecanismos que ayuden a prevenir la elusión y evasión fiscal por medio de cooperación entre las administraciones tributarias de ambos Estados Contratantes y proceder al intercambio de información entre ellas; proteger a los nacionales de un Estado Contratante que inviertan en el otro o desarrollen actividades en él de discriminaciones tributarias, y, finalmente, mediante un procedimiento de acuerdo mutuo, resolver las disputas que surjan en relación con la aplicación de este Tratado.
A mi juicio, este Convenio reviste importancia porque hay chilenos que han invertido en Uruguay, así como inversionistas de ese país lo han hecho en Chile. De modo que este Acuerdo facilita el flujo de capitales y, además, cierra una brecha que existía, por cuanto, como sostuve recién, tenemos tratados similares con otros países del MERCOSUR, así como con la mayor parte de los de América del Sur.
El proyecto de acuerdo fue aprobado en general, por unanimidad, por los miembros presentes de la Comisión de Relaciones Exteriores.
Muchas gracias.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Ofrezco la palabra.
Ofrezco la palabra.
Cerrado el debate.
En votación general y particular.
Estamos esperando su voto, Senador señor Moreira.
¿Va a hacer uso de la palabra, Su Señoría?
El señor MOREIRA.- Sí.
--(Durante la votación).
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Tiene la palabra, señor Senador.


El señor MOREIRA.- Señor Presidente, como integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores, solo deseo destacar, brevemente, la importancia que tiene este proyecto de acuerdo con la hermana República Oriental del Uruguay. Este es un avance muy relevante.
En principio yo tenía mis aprensiones. Pero, finalmente, lo apoyé.
Los principales efectos de este Convenio son la reducción de los aranceles establecidos al comercio internacional; el aumento de la competencia en la industria de la carne y la disminución de precios para consumidores; la facilitación del comercio -son algunos de los titulares, para no extenderme-; mejoras al comercio electrónico, en fin.
Durante los últimos años, Chile se ha caracterizado por impulsar una política de apertura comercial a nivel mundial, lo que se ve remarcado por la aprobación de este Acuerdo de Libre Comercio con Uruguay, lo que ayudará a incrementar de forma considerable el volumen de las exportaciones chilenas al exterior.
Los numerosos Acuerdos...
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Perdón, señor Senador, usted se está refiriendo al proyecto 2, pero estamos votando el 1.
El señor MOREIRA.- ¡Y por qué no me dijo antes!
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Todos estábamos muy atentos a su intervención. Y por eso lo interrumpí.
¿Quiere hacer uso de la palabra sobre el 1, señor Senador?
El señor MOREIRA.- Sí, señor Presidente.
Parece que me adelanté.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- ¡Se emboló...!
Para fundar el voto sobre el proyecto de acuerdo 1, tiene la palabra Su Señoría.
El señor MOREIRA.- Señor Presidente, la aprobación de este Tratado va a permitir la existencia de un mayor flujo de capitales, lo que implicaría una diversificación y profundización de las actividades transnacionales y le permitiría a Chile avanzar hacia su transformación en una plataforma de negocios para empresas extranjeras que quieran operar en otros países de la región.
Además, el Convenio le entrega al inversionista chileno certeza jurídica para desarrollar actividades que signifiquen un intercambio comercial con otras naciones al incrementarse sus respectivos beneficios fiscales.
Como punto por destacar, cabe hacer presente que, al igual que con todo otro convenio que evita la doble tributación entre distintos países, se experimentará una disminución de la recaudación fiscal.
Sin embargo, la pérdida será mínima en comparación con los beneficios derivados del Convenio, especialmente porque el aumento de la actividad comercial que se registrará va a amortiguar la menor recaudación fiscal.
Además de lo anterior, es del caso señalar que el Tratado se basa en el principio de la no discriminación, en busca de garantizar un trato justo y equitativo a todos los participantes de dicho instrumento, lo que se ve identificado con sus disposiciones al igualarse las condiciones tributarias a que ambas naciones contratantes se encuentran afectas en sus intercambios comerciales.
Este instrumento internacional se suma al menos a otros veinticinco convenios destinados a evitar la doble imposición y cuatro tratados suscritos con el mismo fin.
En tal sentido, la aprobación del Convenio en comento resulta necesaria para seguir fortaleciendo las relaciones comerciales de Chile al eliminarse o disminuirse las trabas impositivas que afectan a nuestras actividades e inversiones con el resto del mundo.
El proyecto de acuerdo que estamos votando es importante, por lo que debe ser aprobado.
Obviamente, el que trataremos a continuación es un complemento para continuar con la política abierta que nuestro país ha aplicado por largas décadas.
Voto que sí.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- ¿Alguna señora Senadora o algún señor Senador no ha emitido su voto?
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Terminada la votación.
--Se aprueba en general y en particular el proyecto de acuerdo (32 votos a favor), el cual queda despachado en este trámite.
Votaron las señoras Aravena, Ebensperger Goic, Muñoz, Órdenes, Provoste, Van Rysselberghe y Von Baer y los señores Allamand, Bianchi, Castro, Chahuán, Coloma, Durana, Elizalde, Galilea, García, García-Huidobro, Harboe, Insulza, Latorre, Letelier, Moreira, Navarro, Ossandón, Pérez Varela, Pizarro, Prohens, Pugh, Quintana, Sandoval y Soria.
El señor BIANCHI (Vicepresidente).- Se deja constancia de la intención de voto favorable del Senador señor Guillier.