Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 367ª
Sesión 10ª, en martes 16 de abril de 2019
Ordinaria
(De 16:22 a 19:20)
PRESIDENCIA DE SEÑORES JAIME QUINTANA LEAL, PRESIDENTE;
ALFONSO DE URRESTI LONGTON, VICEPRESIDENTE, Y JORGE PIZARRO SOTO, PRESIDENTE ACCIDENTAL
SECRETARIA, LA SEÑORA XIMENA BELMAR STEGMANN, SUBROGANTE
____________________
VERSIÓN TAQUIGRÁFICA
I. ASISTENCIA
Asistieron las señoras y los señores:
--Allamand Zavala, Andrés
--Allende Bussi, Isabel
--Aravena Acuña, Carmen Gloria
--Araya Guerrero, Pedro
--Bianchi Chelech, Carlos
--Castro Prieto, Juan
--Chahuán Chahuán, Francisco
--Coloma Correa, Juan Antonio
--De Urresti Longton, Alfonso
--Durana Semir, José Miguel
--Ebensperger Orrego, Luz
--Elizalde Soto, Álvaro
--Galilea Vial, Rodrigo
--García Ruminot, José
--García-Huidobro Sanfuentes, Alejandro
--Girardi Lavín, Guido
--Goic Boroevic, Carolina
--Guillier Álvarez, Alejandro
--Harboe Bascuñán, Felipe
--Huenchumilla Jaramillo, Francisco
--Insulza Salinas, José Miguel
--Kast Sommerhoff, Felipe
--Lagos Weber, Ricardo
--Latorre Riveros, Juan Ignacio
--Letelier Morel, Juan Pablo
--Montes Cisternas, Carlos
--Moreira Barros, Iván
--Muñoz D´Albora, Adriana
--Órdenes Neira, Ximena
--Ossandón Irarrázabal, Manuel José
--Pérez Varela, Víctor
--Pizarro Soto, Jorge
--Prohens Espinosa, Rafael
--Provoste Campillay, Yasna
--Pugh Olavarría, Kenneth
--Quintana Leal, Jaime
--Quinteros Lara, Rabindranath
--Rincón González, Ximena
--Sandoval Plaza, David
--Soria Quiroga, Jorge
--Von Baer Jahn, Ena
Concurrieron, además, los Ministros Secretario General de la Presidencia, señor Gonzalo Blumel Mac-Iver, y de Justicia y Derechos Humanos subrogante, señor Juan José Ossa Santa Cruz.
Asimismo, se encontraban presentes los Subsecretarios General de la Presidencia, señor Claudio Alvarado Andrade, y de Derechos Humanos, señora Lorena Recabarren Silva.
Actuó de Secretaria General subrogante la señora Ximena Belmar Stegmann, y de Prosecretario subrogante, el señor Pedro Fadic Ruiz.
II. APERTURA DE LA SESIÓN
--Se abrió la sesión a las 16:22, en presencia de 22 señores Senadores.
El señor QUINTANA (Presidente).- En el nombre de Dios y de la Patria, se abre la sesión.
III. TRAMITACIÓN DE ACTAS

El señor QUINTANA (Presidente).- Las actas de las sesiones 8ª y 9ª, ordinarias, en 9 y 10 de abril de 2019, respectivamente, se encuentran en Secretaría a disposición de las señoras y los señores Senadores hasta la sesión próxima para su aprobación.
IV. CUENTA

El señor QUINTANA (Presidente).- Se va a dar cuenta de los asuntos que han llegado a Secretaría.

El señor FADIC (Prosecretario subrogante).- Las siguientes son las comunicaciones recibidas:
Mensajes
Veintiuno de Su Excelencia el Presidente de la República:
Con el primero inicia un proyecto de ley que establece sanciones a quien dificulte la fijación de las vías de acceso a playas de mar, ríos y lagos (boletín N° 12.551-12).
--Pasa a la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales.
Con el segundo hace presente la urgencia, calificándola de "suma", para la tramitación del proyecto que modifica la Ley General de Pesca y Acuicultura en el ámbito de los recursos bentónicos (boletín N° 12.535-21).
Con el tercero y el cuarto retira y hace presente la urgencia, calificándola de "suma", para la tramitación de los siguientes proyectos de ley:

1.- El que adecua los cuerpos legales que indica, en el sentido de suprimir el impedimento de segundas nupcias (boletines N°s 11.126-07 y 11.522-07, refundidos).

2.- El relativo a eficiencia energética (boletín N° 12.058-08).
Con los quince siguientes retira y hace presente la urgencia, calificándola de "simple", para la tramitación de las siguientes iniciativas:

1.- La que reforma el Código de Aguas (boletín N° 7.543-12).

2.- La que otorga reconocimiento constitucional al principio de transparencia y al derecho de acceso a la información pública (boletín N° 8.805-07).

3.- La relativa a migración y extranjería (boletín N° 8.970-06).

4.- La que modifica la ley N° 20.423, del Sistema Institucional para el Desarrollo del Turismo (boletín N° 9.170-23).

5.- La que versa sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia (boletín N° 11.077-07).

6.- La que crea el Servicio Nacional Forestal y modifica la Ley General de Urbanismo y Construcciones (boletín N° 11.175-01).

7.- La que sanciona conductas que afectan la convivencia ciudadana y aumentan la sensación de inseguridad en la población (boletín N° 11.913-25).

8.- La que modifica el Código del Trabajo en materia de trabajo a distancia (boletín N° 12.008-13).

9.- La que modifica la ley N° 20.370, que establece la Ley General de Educación, para incorporar la prevención del bullying o acoso virtual escolar y aumentar la sanción a las infracciones que atentan contra derechos y deberes que indica (boletines N°s 11.784-04, 11.803-04 y 12.022-04, refundidos).

10.- La que modifica el Código Penal para establecer un tipo especial de lesiones contra profesionales que presten servicios en establecimientos educacionales y funcionarios de servicios de salud (boletín N° 12.064-07).

11.- La que modifica la Ley General de Educación con el objeto de establecer la obligatoriedad del segundo nivel de transición de educación parvularia (boletín N° 12.118-04).

12.- La que establece normas sobre delitos informáticos, deroga la ley N° 19.223 y modifica otros cuerpos legales con el objeto de adecuarlos al convenio de Budapest (boletín N° 12.192-25).

13.- La que especifica y refuerza las penas principales y accesorias, y modifica las penas de inhabilitación contempladas en los incisos segundo y final del artículo 372 del Código Penal (boletín N° 12.208-07).

14.- La que fortalece y moderniza el sistema de inteligencia del Estado (boletín N° 12.234-02).

15.- La que sanciona delitos contra el medio ambiente (boletines N°s 9.367-12, 5.654-12, 8.920-07, 11.482-07, 12.121-12 y 12.398-12, refundidos).
Con los dos últimos retira la urgencia para el despacho de los siguientes proyectos de ley:

1.- El que modifica la ley N° 20.009, que limita la responsabilidad de los usuarios de tarjetas de crédito por operaciones realizadas con tarjetas extraviadas, hurtadas o robadas, en lo relativo a la responsabilidad del usuario y del emisor en casos de uso fraudulento de estos medios de pago (boletín N° 11.078-03).

2.- El que crea un nuevo sistema de financiamiento solidario para estudiantes de la educación superior (boletín N° 11.822-04).
--Se tienen presenten las calificaciones y los retiros, y se manda agregar los documentos a sus antecedentes.
Oficios
De Su Excelencia el Presidente de la República, con el que solicita el acuerdo del Senado para nombrar Ministra de la Excelentísima Corte Suprema a la señora Dobra Lusic Nadal, haciendo presente la urgencia en los términos del párrafo segundo del N° 5) del artículo 53 de la Carta Fundamental (boletín N° S 2.059-05).
--Pasa a la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.
De la Honorable Cámara de Diputados, con el que comunica que tomó conocimiento de que el Senado rechazó el proyecto de ley que establece normas sobre elaboración, comercialización, denominación y etiquetado de la leche y productos lácteos (boletines N°s 11.417-01 y 11.661-11, refundidos) y da a conocer la nómina de Diputados que concurrirán a la Comisión Mixta que debe formarse al efecto.
--Se toma conocimiento y se manda agregar el documento a sus antecedentes.
Del Excelentísimo Tribunal Constitucional, por medio del cual remite copia de las sentencias definitivas pronunciadas en los requerimientos de inaplicabilidad por inconstitucionalidad presentados respecto de las siguientes disposiciones:
-Artículo 449, número 1, del Código Penal.
-Artículo 553 del Código Civil.
-Artículo 4° de la ley N° 19.886.
-Artículos 166, 171 y 174 del Código Sanitario.
--Se manda archivar los documentos.
Asimismo, adjunta resoluciones dictadas en los requerimientos de inaplicabilidad por inconstitucionalidad, respecto de las siguientes disposiciones:
-Artículo 1° de la ley N° 18.216.
-Artículo 17 B), inciso segundo, de la ley N° 17.798.
-Artículo 199 del Decreto con Fuerza de Ley N° 1, de 2006, del Ministerio de Salud.
-Artículos 1°, inciso tercero, y 485 del Código del Trabajo.
--Se remiten los documentos a la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.
Del señor Ministro de Relaciones Exteriores:
Da cuenta de las razones por las cuales el Gobierno no participó en la Conferencia Intergubernamental donde se adoptó el Compendio Mundial para una migración segura, ordenada y regular, de las Naciones Unidas; información que fue solicitada por el Senador señor Insulza.
Del señor Ministro de Defensa Nacional:
Responde inquietud del Senador señor Guillier sobre la situación de un grupo de trabajadores de Asmar.
Del señor Ministro de Justicia y Derechos Humanos:
Envía información solicitada por el Senador señor De Urresti sobre iniciativa ecológica puesta en marcha en el CET San Juan de la Costa.
Adjunta antecedentes, requeridos por el Senador señor Navarro, relativos a la efectividad de la tobillera electrónica y las empresas que venden ese producto a Gendarmería de Chile.
Del señor Ministro de Agricultura:
Responde al proyecto de acuerdo del Senado por el que se solicita a Su Excelencia el Presidente de la República que adopte las medidas de mitigación en beneficio de los sectores afectados por el último frente de mal tiempo que tuvo lugar en la zona centro-sur (boletín N° S 2.031-12).
De la señora Ministra de Transportes y Telecomunicaciones:
Absuelve inquietud de la Senadora señora Rincón sobre transporte rural de escolares en la Región del Maule.
De la señora Ministra del Medio Ambiente:
Envía, a requerimiento del Senador señor Durana, información sobre las poblaciones beneficiarias de la ley N° 20.590, que establece un programa de intervención en zonas con presencia de polimetales en la comuna de Arica.
Del señor Subsecretario de Hacienda:
Responde inquietud del Senador señor Bianchi sobre una operación de leaseback de la Municipalidad de Punta Arenas.
Atiende inquietud de los Senadores señora Órdenes y señor Araya respecto del envío de un proyecto de ley para gravar con un impuesto específico la actividad de las plantas desalinizadoras de agua de mar para uso industrial.
Del señor Ministro de Economía, Fomento y Turismo (S):
Envía antecedentes solicitados por el Senador señor Navarro relativos a la concesión de inmuebles de la Corfo para conformar el circuito "Lota sorprendente".
Del señor Director Nacional del Instituto de Previsión Social:
Responde inquietud del Senador señor Chahuán sobre el procedimiento a seguir para obtener de las instituciones previsionales el reembolso de fondos previsionales de una persona fallecida por parte de su viuda.
--Quedan a disposición de Sus Señorías.
Informes
De la Comisión de Seguridad Pública, recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, para la incorporación de resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas referentes al financiamiento del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva en el artículo 38 de la ley N° 19.913, que crea la Unidad de Análisis Financiero y modifica diversas disposiciones en materia de lavado y blanqueo de activos (boletín N° 11.933-07).
De la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que sanciona los daños en los medios de transporte público de pasajeros y en la infraestructura asociada a dicha actividad (con urgencia calificada de "simple") (boletín 12.467-15).
--Quedan para tabla.
Mociones
De los Senadores señores Elizalde y Montes, señoras Órdenes y Provoste y señor Guillier, con la que inician un proyecto que modifica la Ley General de Servicios Eléctricos con el objeto de fortalecer la transparencia en la distribución de energía (boletín N° 12.548-08).
De los Senadores señores Elizalde y Montes, señoras Órdenes y Provoste y señor Guillier, con la que dan inicio a un proyecto de ley sobre determinación de la rentabilidad de las empresas de energía eléctrica (boletín N° 12.549-08).
--Pasan a la Comisión de Minería y Energía.
De los Senadores señor Sandoval, señoras Aravena y Ebensperger y señores Bianchi y Durana, con la que inician un proyecto de ley que consagra un porcentaje mínimo de trabajadores locales en las empresas de las regiones extremas del país, en la forma que indica (boletín N° 12.550-13).
--Pasa a la Comisión Especial de Zonas Extremas y Territorios Especiales.
Solicitud de permiso constitucional
Del Senador señor Navarro, para ausentarse del país a partir del día 15 del presente mes.
--Se accede a lo solicitado.

El señor FADIC (Prosecretario subrogante).- En este momento ha llegado a la Mesa el siguiente documento:
Informe
De la Comisión de Seguridad Pública, recaído en el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que modifica el tratamiento de las penas de los delitos de robo y receptación de vehículos motorizados o de los bienes que se encuentran al interior de estos (con urgencia calificada de "suma") (boletín N° 11.818-25).
--Queda para tabla.
El señor QUINTANA (Presidente).- Terminada la Cuenta.

ACUERDOS DE COMITÉS

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra la señora Secretaria.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- Los Comités, en sesión del día de hoy, adoptaron los siguientes acuerdos:

1.- Analizar en primer, segundo y tercer lugar del Orden del Día de la sesión ordinaria de hoy los siguientes asuntos:
-Proyecto que modifica la ley N° 4.808, que reforma la ley sobre el Registro Civil e Identificación, para establecer un catastro nacional de mortinatos y facilitar su individualización y sepultación (boletín N° 12.018-07).
-Proyecto de ley que modifica el Código de Procedimiento Civil para eliminar privilegios procesales en favor de autoridades eclesiásticas (boletín N° 10.324-07).
-Proyecto, en segundo trámite constitucional, que modifica la Ley General de Educación y la ley sobre subvención del Estado a establecimientos educacionales en el sentido de prohibir que se condicione la permanencia de estudiantes al consumo de medicamentos para tratar trastornos de conducta (boletín N° 11.662-04).

2.- Incluir en la tabla de Fácil Despacho de la sesión ordinaria de mañana miércoles 17 las siguientes materias:
-Proyecto que incorpora resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas referentes al financiamiento del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva en el artículo 38 de la ley N° 19.913, que crea la Unidad de Análisis Financiero y modifica diversas disposiciones en materia de lavado y blanqueo de activos (boletín N° 11.933-07).
-Proyecto que modifica la ley Nº 19.220, que regula el establecimiento de bolsas de productos agropecuarios (boletín N° 9.233-01).
-Proyecto de ley que regula las formas de pago de los sobregiros de las cuentas corrientes bancarias (boletín N° 12.325-05).

3.- Analizar en primer y segundo lugar del Orden del Día de la sesión ordinaria de mañana miércoles 17 los siguientes asuntos:
-Proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que modifica el tratamiento de las penas de los delitos de robo y receptación de vehículos motorizados o de los bienes que se encuentran al interior de estos (boletín N° 11.818-25).
-Proyecto de ley, iniciado en mensaje de Su Excelencia el Presidente de la República, en primer trámite constitucional, que fortalece y moderniza el sistema de inteligencia del Estado (boletín Nº 12.234-02).

4.- Abrir un nuevo plazo para presentar indicaciones al proyecto que modifica la ley N° 19.300, que aprueba la Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente, para exigir la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental en los proyectos que puedan generar contaminación lumínica en las zonas que indica (boletín Nº 11.912-12), hasta las 12 horas del miércoles 17 de abril, en la Comisión de Minería y Energía.
5.- Rendir homenaje a los científicos que participaron en la captura de imágenes del agujero negro en la sesión ordinaria de mañana miércoles 17 del presente.

El señor QUINTANA (Presidente).- Respecto del último punto, esto es, el homenaje a los científicos del proyecto ALMA, se entiende que tendría lugar mañana, después de la Cuenta.
Y si Sus Señorías lo tienen a bien, se permitirá el ingreso a la Sala de todos los científicos e investigadores que nos van a acompañar.
¿Habría acuerdo?
Acordado.
)----------(

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra la señora Secretaria.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- Señor Presidente, en sesión del día miércoles 10 de abril se aprobó en general el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que crea un estatuto laboral para jóvenes que se encuentren estudiando en la educación superior, respecto del cual corresponde fijar el plazo para presentar indicaciones.
Se ha sugerido el lunes 22 de abril.

El señor QUINTANA (Presidente).- ¿Habría acuerdo para fijar la mencionada fecha como plazo de indicaciones?
Acordado.



DEROGACIÓN DE TABLA DE FACTORES PARA FIJACIÓN DE PRECIOS DE ISAPRES

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- En sesión de 2 de abril del presente año se aprobó en general el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que deroga la tabla de factores para la fijación de precios de las isapres, iniciativa respecto de la cual no se presentaron indicaciones en el plazo fijado al efecto, por lo que, de acuerdo al artículo 120 del Reglamento del Senado, también se entendería aprobada en particular.
--Los antecedentes sobre el proyecto (12.146-11) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley:
En primer trámite: sesión 58ª, en 10 de octubre de 2018 (se da cuenta).
Informe de Comisión:
Salud: sesión 84ª, en 8 de enero de 2019.
Discusión:
Sesión 5ª, en 2 de abril de 2019 (se aprueba en general).

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- Por ser una iniciativa de quorum calificado, habría que dejar constancia de que concurre a la aprobación la mayoría absoluta de los Senadores en ejercicio, que hoy corresponde a 22 señores Senadores.

El señor QUINTANA (Presidente).- Si le parece a la Sala, se dará por aprobada en particular la iniciativa.
--El proyecto queda aprobado en particular, reglamentariamente, dejándose constancia de que se reúne el quorum constitucional exigido, y queda despachado en este trámite.

DESIGNACIÓN DE SEÑOR RAÚL GUZMÁN URIBE COMO SECRETARIO GENERAL DEL SENADO

El señor QUINTANA (Presidente).- Corresponde votar la propuesta de los integrantes de la Comisión de Régimen Interior para nombrar como Secretario General del Senado al señor Raúl Guzmán Uribe.
Tiene la palabra la señora Secretaria.
La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- Cabe hacer presente que, por tratarse de un asunto que requiere para su aprobación de los dos tercios de los Senadores en ejercicio, no rigen los pareos.

El señor QUINTANA (Presidente).- Me piden abrir inmediatamente la votación.
¿Habría acuerdo para ello?
Naturalmente, quienes así lo deseen, podrán fundamentar el voto, hasta por cinco minutos.
Acordado.
En votación la proposición de la Comisión de Régimen Interior.
--(Durante la votación).

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Quinteros.

El señor QUINTEROS.- Señor Presidente, todos estamos convencidos de la necesidad de modernizar y de introducir cambios mayores en esta institución para recuperar la confianza de la ciudadanía.
En este sentido, no tengo observaciones que formular respecto del procedimiento que el Senado ha seguido para designar al nuevo Secretario General de la Corporación.
Tampoco tengo objeciones respecto de los méritos profesionales de la persona propuesta para desempeñar este cargo.
Por lo mismo, no puedo compartir algunas expresiones de representantes de funcionarios del Senado que intentan desacreditar a cualquier persona que provenga del ámbito externo.
Sin embargo, presentada esta proposición, se ha cruzado con un conflicto que se mantiene abierto en mi región hasta el día de hoy.
En el mes de octubre de 1973, en la comuna de Río Negro, provincia de Osorno, efectivos de Carabineros detuvieron e hicieron desaparecer a los hermanos Guido y Héctor Barría Bassay, de 19 y 27 años de edad, respectivamente, ambos militantes socialistas.
Desde ese momento, la familia inició una incansable lucha por la verdad y la justicia.
El proceso judicial logró avanzar, superando numerosos escollos. En él se involucró a personas relacionadas con el candidato propuesto, pero que luego fueron sobreseídas.
Finalmente, se dictó sentencia condenatoria.
Sin embargo, aún no han sido encontrados los restos de sus seres queridos.
Las heridas, en consecuencia, siguen abiertas.
En estos días, me he encontrado con miembros de esta familia, que conozco desde hace muchos años. Ellos sienten que, de alguna manera, con esta designación por parte del Senado puede entenderse que se estaría negando la versión de los hechos que ellos han logrado reconstruir y que sostienen hasta el día de hoy.
Yo no soy juez y no puedo imputar responsabilidades. Pero tengo claro que no puedo sino estar junto a esta familia.
Muchas veces, en este tiempo, ellos se han sentido solos, incomprendidos y hasta silenciados.
Hoy, señor Presidente, me abstendré de esta votación como un gesto, para significar con ello que no están solos, que somos solidarios de su causa, que seguimos y seguiremos acompañándolos hasta encontrar a sus seres queridos, no importando el tiempo transcurrido.
He dicho.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Montes.

El señor MONTES.- Señor Presidente, creo que debemos preguntarnos por qué estamos cambiando la dirección del Senado.
Podríamos haber seguido igual, pero hubo una decisión unánime de que había que cambiar. ¿Por qué? Porque existe una conciencia bastante generalizada de que nuestra Corporación no puede seguir funcionando igual. Debe transformarse en la manera de legislar, en la forma de relacionarse con la sociedad, en lo administrativo.
Es necesario modernizar su funcionamiento y reconstruir los vínculos con el debate político y con el país.
Lo anterior se ubica en el contexto de un problema más global, que se relaciona con la situación de la democracia en América Latina y en el mundo, que no tengo tiempo para explicitar.
Para pasar a una nueva etapa hubo una cierta coincidencia en cuanto a que teníamos un cuello de botella importante no en las personas, sino en el sistema de dirección, en el que había mucha debilidad.
Entendemos que el sistema de dirección tiene dos niveles. Por un lado, está la Comisión de Régimen Interior, encabezada por la Mesa, en lo que se supone que debiera ser el directorio de la institución.
Pero el mencionado directorio posee fuertes debilidades. Porque semana a semana ve temas puntuales y no va adquiriendo una perspectiva de conjunto de corto, mediano y largo plazo para la institución. Y esto último es algo que considero fundamental.
Tampoco discute el Presupuesto anual, las orientaciones del año y la distribución de los recursos. Cada período de gestión, cada cuatro meses, la instancia ejecutiva debería rendir cuenta, ver lo que se gasta y programar el tiempo que viene; en fin, otro rol que sea propiamente del directorio de una institución.
Y hubo un acuerdo unánime en que debíamos hacer una reforma en el sistema de dirección en lo referido a Régimen Interior.
El otro nivel tiene que ver con la dirección ejecutiva, que es la "gerencia general" -por así decir- y que actúa como ministro de fe de esta institución. Ella debe aplicar los acuerdos de Régimen Interior y llevar adelante las medidas de modernización.
Acordamos abrir concursos para Secretario General y para Prosecretario. No fue fácil y no todos estuvimos de acuerdo. Pero finalmente logramos hacerlo. Porque se requiere una nueva dirección ejecutiva para la etapa en la que estamos.
Se hicieron concursos serios y rigurosos para proveer ambos cargos. Estamos culminando el primero de ellos, que corresponde al de Secretario General del Senado.
Se contrató una empresa externa para que evaluara a los postulantes. Y cuando se vio la propuesta de cuatro nombres -para que nadie desconozca esto hoy-, se acordó por unanimidad que, dada la naturaleza de los cambios que se requieren, debía escogerse alguien externo, para enfrentar esta nueva etapa. Se construyó una mayoría en torno a esta idea; una mayoría favorable para Raúl Guzmán, que reunía los dos tercios necesarios.
Porque no se trata solamente de tener un candidato; se requiere reunir la mayoría necesaria.
Deseo aclarar que yo estaba por la postulante Macarena Lobos. Me parecía que tenía un conjunto de condiciones que no repetiré. Pero asumí la mayoría de la bancada socialista. Así voté en Régimen Interior y así lo haré en esta Sala.
Considero muy importante que exista mucha unidad en la definición de la persona que encabezará la instancia ejecutiva.
Yo tampoco comparto los términos que han planteado las organizaciones institucionales aquí frente a esta decisión, respecto de la cual los parlamentarios somos soberanos.
¡Es nuestra responsabilidad decidir en esta materia!
Espero que Raúl Guzmán sea nominado Secretario General de esta Corporación.
Además, considero que la selección del Prosecretario es muy relevante para completar la dirección ejecutiva. Busquemos una solución seria, consistente.
Voto por Guzmán, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Bianchi.

El señor BIANCHI.- Señor Presidente, desde la Vicepresidencia a mí me tocó, junto con el Senador Montes, entonces en su calidad de Presidente del Senado, iniciar un proceso que no fue fácil, sino extremadamente complejo, para llevar adelante los cambios que estaba proponiendo el referido colega, tal como lo ha señalado.
En cuanto al trabajo que me correspondió llevar a cabo, concuerdo con el razonamiento hecho por el Senador Montes en torno a realizar los esfuerzos necesarios para modernizar al Senado y emprender acciones que transparenten mucho más el diario acontecer, la cotidiana función que se desarrolla en esta Corporación.
Eso, como primera cosa.
En segundo término, debo manifestar que uno debe ser consecuente en la vida. Yo, desde el primer minuto, sostuve muchos encuentros y reuniones con los funcionarios y las funcionarias del Senado y les manifesté siempre que mi posición estaba, está y va a estar en valorar y respetar la extraordinaria labor que lleva adelante la gran mayoría de ellos.
Por eso, estuve siempre en la línea de elegir a alguien de carrera, a alguien que, contando con años de experiencia, pudiera contribuir a dicha modernización, iniciada desde la administración que encabezó el Senador Montes.
Sobre el tema que hoy nos convoca creo que es bueno aclarar que algo no está bien.
Este proceso debió haberse centrado aquí, en la Corporación, tanto en lo técnico como en lo administrativo. Pero, por las razones que hemos escuchado, trascendió, y todos los medios de comunicación nacionales hicieron un juicio, al igual que la propia ciudadanía.
Si dicho proceso ha llamado poderosamente la atención -por lo menos a mí-, es porque a lo mejor algo no se está haciendo bien.
En mi calidad de integrante del Comité Independientes, yo no asistí, ni participé, ni fui parte del acuerdo -es respetable- para proponer al señor Guzmán, respecto de cuya calidad profesional y humana no tengo ningún juicio en contra.
Pero ese no es el punto.
El asunto es que, siendo consecuente con lo que históricamente he señalado, yo hubiese preferido buscar todos los mecanismos de modernización, de transparencia de la función del Senado, para efectuar los profundos cambios promovidos por el Senador Montes y quien habla, y compartidos por la gran mayoría de los que estamos aquí presentes, tomando en cuenta la enorme experiencia de quienes tuvieron la posibilidad de participar en este proceso transparente, abierto, que ha llevado a que tengamos hoy día a una persona en particular siendo propuesta para ocupar el cargo de Secretario General.
En esa condición, señor Presidente, me voy a abstener, por respeto al acuerdo alcanzado en esta oportunidad. Pero hago presente que, desde mi óptica, era mucho más valorable haber recogido la experiencia de funcionarias y funcionarios que han entregado una vida entera a este Senado.
Otra cosa, señor Presidente.
No quiero dejar pasar la ocasión de hacer un público reconocimiento a quienes se fueron: a don Mario Labbé, que ingresó a esta Corporación el año 86, más de 30 años de una experiencia muy muy especial; y a don José Luis Alliende, quien entró el año 76, más de 40 años de entrega humana y profesional, por la labor que llevaron a cabo hasta el momento en que estuvieron en funciones.
Es preciso modernizar.
Es preciso cambiar.
Es preciso fortalecer.
¡Es preciso transparentar todo!
Yo hubiese preferido la nominación de alguien que tuviera el conocimiento de la función del Senado desde el interior de la Corporación.
He dicho.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Ossandón.

El señor OSSANDÓN.- Señor Presidente, este proceso que hemos vivido ha sido muy violento y triste, por la cantidad de descalificaciones, trascendidos y malas intenciones surgidas desde varios lados.
Como se sabe, yo a fines del 2018 le manifesté al Presidente de esa época, don Andrés Zaldívar, la necesidad de hacer un estudio sobre modernización en la gestión de procesos métricos del Senado, es decir, una auditoría que buscara cómo mejorar y transparentar los procesos.
En ese minuto, después de una larga discusión, por primera vez se nos mostraron en forma parcial los gastos de esta Corporación en muchas materias. Por ejemplo, nadie sabía que el Secretario General recibía una remuneración cercana -o no superior- a 20 millones de pesos mensuales. Cuando uno se metía a Transparencia, había que sacar los datos de varias planillas para lograr conocer lo que gana el personal.
Sobre esa base, durante la administración del Presidente Montes, no logramos consenso para efectuar dicha auditoría, pero sí se acordó realizar el cambio de Prosecretario y de Secretario General del Senado.
Y se tomó una decisión, a mi juicio, histórica: por primera vez -según lo que yo he visto y escuchado- se resolvió realizar un proceso sin que exista un pacto político para definir el color de quien fuera propuesto. Se elegiría a la persona que gane el concurso público, el cual fue realizado por una empresa externa, recomendada por la Alta Dirección Pública.
Eso no se había visto nunca.
Por lo tanto, en mi opinión, aquí hubo un proceso transparente, en el que todos los postulantes participaron, expusieron, y a los que se les hicieron todos los test que realizan los headhunter. Y se logró llegar a cuatro personas.
Yo recibí la denuncia de un primo, quien me acusó de tráfico de influencias. Por razones evidentes -uno no solo tiene que ser correcto, sino también parecerlo-, le pedí al jefe de mi bancada, Andrés Allamand, que tomara las decisiones y votara, pues yo me voy a abstener en esta ocasión, con el propósito de que no se malinterprete mi actuación. Ello, a pesar de que el fiscal que investiga la veracidad de la acusación en mi contra no es el señor Guzmán.
Sin embargo, señor Presidente, considero que esta es una tremenda oportunidad para lograr un mecanismo apropiado y así dar una mirada de transparencia a Chile.
Entré al portal de Transparencia y encontré que el Presidente de la República gana 10.154.157 pesos.
De otro lado, estudié cómo se definió la planta de esta Corporación y, también, la de la Cámara de Diputados. Quiero explicarlo en forma simple.
Los cargos en un municipio o en un ministerio están asociados a grados, los cuales tienen asignados una remuneración, que se complementa con ciertas asignaciones.
En el caso del Senado y de la Cámara Baja eso no es así. Resulta que la ley Nº 18.918 define las letras, pero una Comisión busca el trato equitativo o igualitario entre ambas cámaras y define ahí los valores de las remuneraciones.
Con esa lógica, se da lo que hoy día ocurre: se contrata a un Secretario General con una renta muchísimo más alta que la del Presidente de la República y se tiene a un Edecán ganando ocho millones y medio de pesos, más su jubilación. Aclaro que no tengo nada en contra de esta persona; no es su culpa.
¡Pero aquí parece que la plata se regala o se bota! ¡Parece que no es de nadie!
Por lo tanto, creo que esta es la oportunidad para ponernos de acuerdo en preguntarle al señor Guzmán, en caso de ser elegido: "¿Usted comparte que, de aquí a un mes o dos, nosotros presentemos un proyecto de ley, como corresponde, que establezca que el sueldo de la primera autoridad de esta Corporación sea equivalente al de un Senador?".
¡Que se haga lo que en su minuto llevó a cabo don Patricio Aylwin, pues! Una ley de plantas con efecto suplementario: a medida que los funcionarios iban jubilando, se renovaban los sueldos acordes a las necesidades del Estado, y no cada vez...

El señor QUINTANA (Presidente).- Concluyó su tiempo, señor Senador.

El señor OSSANDÓN.- Concédame tiempo adicional, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene un minuto más.

El señor OSSANDÓN.- ¡Que sean dos! ¡Alguna vez! ¡Si no hablo nunca...!
A medida que esos cupos se van llenando, se aplica lo establecido en la nueva planta.
Con eso no se baja ni un centavo a ningún funcionario y se reconoce frente al país que en el Congreso hay dos Corporaciones que pagan sueldos que nada tienen que ver con los del Estado de Chile.
¡Sueldos millonarios que no corresponden!
En las Comisiones del Senado hablamos de la gente, de los niños que se mueren de hambre, y ¡hay abogados aquí que ganan 15 millones de pesos!
Si ya tienen ese sueldo, lo tienen. Pero debe existir una fecha de jubilación, cuando esa planilla se acabe. Cuando las personas se acojan a retiro, que sean reemplazadas por otras, pero no con la misma remuneración, como se hace hoy día.
Por lo tanto, la primera señal que llamo a dar a todos los Senadores es que le digamos al nuevo Secretario General -si gana- que se le va a bajar el sueldo hasta nivelarlo con el de un Senador, ¡que es un tremendo sueldo, un sueldo millonario!

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene un minuto final, señor Senador.

El señor OSSANDÓN.- Demos una señal a Chile.
En los pasillos todos comentan lo mismo que estoy diciendo aquí. ¡Llevamos años hablando de esto!
Claro, hay muchos colegas que van a decirles a algunos funcionarios que Ossandón es un tal por cual y que los quiere reventar.
¡Al revés, yo soy supertransparente!
¡Tenemos que ser transparentes!
Ojalá tengamos blockchain para que cualquier chileno pueda meterse al Senado y saber lo que se gasta.
¡Hasta cuándo los Senadores pagamos los costos como si fuéramos todos unos sinvergüenzas!
¡Yo no le he robado nunca un peso a nadie!
A lo mejor afuera podría ganar más que aquí, y a lo mejor los funcionarios también. ¡Hacen un tremendo trabajo!
Pero seamos transparentes.
¡Hay que hacer un curso para descubrir la cantidad que alguien gana en el Senado! ¡Está lleno de planillas escondidas!
A nosotros nos explicaron la asignación de unos bonos que no correspondían, pero al final se dieron igual. ¡Como somos autónomos...!
Por lo tanto, llamo a mis colegas a hacer eso, para que el próximo Secretario General, mediante un proyecto de ley, sencillamente gane un sueldo -igual uno de los más altos del Estado- equivalente al de un Senador.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Lagos.

El señor LAGOS.- Señor Presidente, los cinco minutos son escasos.
Debemos tomar una decisión respecto de un cargo que, en principio, es administrativo; que ayuda a llevar a cabo el proceso legislativo, y que orienta a la Mesa y a los señores Senadores en la marcha del Senado. Al mismo tiempo, cumple responsabilidades administrativas internas.
Coincido con los colegas Montes, Bianchi y varios otros que me antecedieron en el uso de la palabra en cuanto a la necesidad de modernizar a nuestra Corporación. Tal proceso debería considerar no solo el quehacer del Senado, sino también el contexto del país, el clima en torno a la labor que hacemos como parlamentarios, la cual hoy día está severamente cuestionada desde muchos puntos de vista: en materia de remuneraciones, de horas de trabajo, de nuestras responsabilidades, de eventuales irregularidades, de delitos derechamente.
La decisión que nos convoca, a mi juicio, no puede hacerse al margen de esa realidad.
El proceso comenzó el año pasado y ha sido en general bien llevado. Se han acordado y respetado los procedimientos, tanto por la Mesa anterior como por la actual, que dirige el Senador Quintana.
Se contrató una consultora, que hizo una selección previa. Quedaron cuatro profesionales: dos del Senado, dos externos. Se hicieron las entrevistas correspondientes.
Ahora viene la decisión.
Al respecto, tengo varias observaciones.
La primera es que podemos empezar a hacer muchas cosas, pero si la persona designada como Secretario General no tiene el mandato ni le damos las atribuciones correspondientes, ¡no podrá hacer nada!
Esa labor nos corresponde a nosotros.
Las cosas que no se concretaron en el pasado guardan relación con el trabajo que los Senadores -yo fui reelecto una vez; ya estuve ocho años, por lo que hago mi autocrítica- tal vez no corregimos o no ayudamos a encausar a tiempo.
Esa es la primera definición.
Segundo, cuando digo que esta decisión no puede tomarse al margen de los procesos, es porque hay un contexto muy complejo.
Un Senador que me antecedió en el uso de la palabra señaló que por primera vez se iba a tomar una decisión de carácter apolítico, y que solamente había que buscar al mejor.
Pues bien, de acuerdo al puntaje que otorgó la consultora que contrató el Senado, la persona mejor evaluada fue la señora Macarena Lobos, quien -entre paréntesis- era la postulante que yo apoyaba, porque se trata de una tremenda profesional.
Sí, es externa. Habría generado problemas internamente, tal vez. Ella conoce el Senado; ha trabajado aquí por más de 16 años, y fue la mejor evaluada.
Entonces, ¿cuál fue la razón para no elegirla? Porque no daba garantías políticas a un sector.
Señor Presidente, en esta materia la frase "vamos a hacer algo apolítico", para ver si le hace sentido a alguien afuera, no es verdad, pues la mejor evaluada en todos los exámenes, en su ponderación completa, fue -reitero- la señora Macarena Lobos.
Dicho lo anterior, la decisión no se toma sobre esa base. Debemos nosotros resolverlo.
¿A qué voy con esto?
Desde afuera se verá como una decisión que va muy a contrapelo.
Acabo de escuchar a un Senador que dice que se va a inhabilitar porque hay una querella, una causa, una denuncia en su contra, llevada por el fiscal Raúl Guzmán.
Entre paréntesis, el fiscal Raúl Guzmán no ha hecho nada que se le pueda reprochar. ¡Nada! Es un chileno, un profesional, un abogado que no tiene ni un antecedente negativo que le conozca para no nombrarlo en este cargo. Postuló como corresponde, en los plazos adecuados; contestó correctamente, y sacó -creo- la segunda mejor puntuación.
Él no es el problema, sino nuestra decisión y cómo se lee afuera.
Siento que es difícil explicar la decisión que va a tomar la mayoría, porque pareciera que no leemos la realidad donde estamos caminando.
Eso lo quiero decir. Y sé que no soy mejor que nadie aquí.
La semana pasada se resolvió la nominación. Y desde entonces hasta ahora son muchas las cosas que uno ha leído y muchas las opiniones vertidas, dejando de lado las descalificaciones.
Yo no comparto la manera en que procedieron algunos funcionarios de nuestro Senado a través de sus declaraciones, y creo que hay medios de comunicación que tal vez exageran.
Pero, en lo grueso, vemos cómo estamos considerados en cuanto colectivo. Individualmente no, porque cada uno tendrá sus cosas, sus debilidades, sus fortalezas; y deberá responder ante algunas instancias de justicia respecto de algunos tipos de requerimiento, etcétera.
Hoy vivimos en un mundo distinto.
Si esta decisión hubiera sido tomada el año 96, créanme que no habría sido noticia.
Si no se hubiera propuesto el nombre de don Raúl Guzmán, seguramente el debate sería otro: si debiera ser hombre o mujer. Yo tenía preferencia por la cuota de género, no solamente por Macarena Lobos, sino porque habría sido una buena señal.
Señor Presidente, ¿me da un minuto adicional?

El señor QUINTANA (Presidente).- Por supuesto, señor Senador.

El señor LAGOS.- Creo que hubiéramos estado discutiendo otra cosa: si el Secretario tenía que ser interno o externo; si requería experiencia o no; si debía ser hombre o mujer.
Al final, la verdad -y no nos engañemos entre nosotros- es que este debate se origina porque afuera van a decir que estamos resolviendo un nombramiento en función de un interés, lo que no es cierto.
Sin embargo, tengo que vivir en esta vida. Esa es la realidad.
Como señal hacia la opinión pública, aquello es muy difícil de entender.
Esa es la razón por la cual le manifesté a mi bancada que yo no voy a concurrir con mi voto favorable a esta decisión.
Muchas gracias, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Latorre.

El señor LATORRE.- Señor Presidente, sin duda alguna, el Parlamento en Chile en general no goza de muy buena fama; más bien, de un gran desprestigio por casos como el financiamiento irregular de la política, los problemas en campañas electorales, la corrupción (por ejemplo, lo relativo a la Ley de Pesca), las asesorías externas.
Me refiero a una serie de situaciones que han ocurrido en democracia, en las que los mismos parlamentarios han desprestigiado -algunos, no todos- esta importante labor representativa de la ciudadanía, la cual debe velar por el bien común y no por intereses particulares.
En ese sentido, encuentro inadecuada la decisión que se está tomando de elegir al fiscal Guzmán -alguien que todavía está en funciones y que viene del Ministerio Público, entidad que puede investigar a los parlamentarios- para un cargo tan relevante como el de Secretario General del Senado.
Hay un tema de señal política, de desprestigio. Nos estamos comprando un problema de legitimidad.
Nadie cuestiona la legalidad del proceso y tampoco los aspectos profesionales del postulante. No tengo ningún reparo en contra del señor Guzmán. Seguramente es un muy buen profesional y tuvo una muy buena evaluación.
No estoy cuestionando el concurso, que, dicho sea de paso, finalmente es una decisión política, no un concurso público. Sí estoy cuestionando el tema de la legitimidad. Hay un asunto de ética política y, en definitiva, nos estamos comprando un problema de legitimidad, por un lado.
Por el otro, estimo que hay un reparo con la cuestión del dinero, de la plata, de los altos sueldos, tanto de los parlamentarios como de la misma estructura de funcionarios. De alguna manera, hay una percepción de cultura de privilegios en el Congreso. Chile, comparativamente en el mundo, es de los países con los parlamentarios mejor pagados. Y eso dista mucho de los salarios de nuestro país, del salario mínimo, del salario medio que recibe la clase trabajadora. Hay ahí un criterio de inequidad, de, finalmente, falta de ética social.
Por eso nosotros, desde el Frente Amplio y Revolución Democrática, hemos planteado la reducción de la dieta parlamentaria. Pero también pienso que hay que abordar el tema de los sueldos abultados que existen en la estructura de los funcionarios, donde se han ido acumulando privilegios, a veces a través de negociaciones poco transparentes, que cuesta mucho explicar. Y eso, sin duda alguna, hay que enfrentarlo.
Ahora, aquí se requiere modernización, se requiere, probablemente, modificar la normativa que regula el régimen interno de la Corporación, así como toda la arquitectura interna que establece cómo se definen esos salarios, también conforme a un criterio público.
En ese sentido, yo hago un llamado a que nos pongamos de acuerdo para, efectivamente, subir los estándares de probidad, de transparencia, a fin de tener un Senado que esté a la altura del siglo XXI.
Por último, debo mencionar que enfrentamos, igualmente, un problema de gobernanza.
Yo sé que hay mucho malestar entre los mismos funcionarios del Senado, más aún cuando se ha decidido que el próximo Secretario General dure tres años en el cargo. Dicho sea de paso, el señor Guzmán postuló para ser Fiscal Nacional. Por lo tanto, él manifestó legítimamente su deseo de llegar a ocupar ese alto cargo. De modo que podría volver a postular una vez que termine su período de tres años en esta Corporación.
Sin embargo, entremedio hay un problema de gobernanza interna. En ese sentido, creo que sería muy adecuado que quien ocupe el cargo que queda por definir, de Prosecretario, sea una de las personas que llegaron a la terna final en este concurso, como la señora Pilar Silva. Ella fue muy bien evaluada; además, habría un criterio de equidad de género, y aparte viene de la carrera funcionaria.
Pienso que aplicar otro criterio en esta elección en el fondo política, eligiendo a alguien externo, podría provocar un problema de gobernanza para el propio Secretario General y para nosotros, los parlamentarios, muy complejo.
Yo quiero anticipar esa situación y creo que sería muy relevante dar ese otro paso.
Por último, pienso que debemos concretar los cambios legislativos en términos de régimen interno y de la Ley Orgánica Constitucional del Congreso Nacional.
Votaré en contra.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Kast.

El señor KAST.- Señor Presidente, lo primero es aclarar que no pongo en duda el esfuerzo que se ha hecho para efectivamente concursar el cargo, para que haya un proceso de mayor profesionalismo. Sin embargo, me cuesta entender por qué finalmente la balanza se ha inclinado, no hacia un profesional que probablemente tiene todos los méritos, como el Fiscal Guzmán, sino hacia alguien que viene de una institución que claramente cumple un rol muy distinto al de esta Corporación.
Por lo tanto, ¿qué ve la ciudadanía cuando hoy día nombramos a alguien que viene de la Fiscalía? Ve a una persona que, evidentemente, tiene posibilidades de conocer muy bien las redes que existen dentro del Ministerio Público. Por eso, creo que la señal política que damos al apoyar o nombrar a una persona de esas características -sin que ella tenga ninguna responsabilidad en esto-, simplemente velando por el prestigio de esta institución, para que la ciudadanía no piense que se está nombrando a alguien que tiene muy buenas redes en el Ministerio Público, me parece preocupante.
Por lo mismo, considero que lo sano, lo prudente -y con esto no es que se vaya a acabar el mundo o que vaya a haber una gran controversia-, sería abrir un plazo para realizar un nuevo concurso y tener más candidatos. No me extrañaría que hubiese personas con las mismas cualidades que posee, tal vez, aquella que ahora se ha elegido, de fuera de la Corporación. Yo no creo que la discusión que plantean algunos sobre si debe ser alguien de dentro o alguien de fuera sea la más relevante, pero sí estimo que la señal política que se da al nombrar a una persona que viene del Ministerio Público genera confusión en la ciudadanía y no me parece prudente.
A esto agrego, compartiendo lo que indicó el Senador Ossandón, que ojalá este hubiese sido un proceso más completo, donde también hubiésemos definido el sueldo del funcionario que se va a contratar. Porque yo estimo muy poco serio que hoy día nombremos a alguien y en un mes más le digamos que le vamos a bajar el sueldo a la mitad, cosa que considero excelente. Considero excelente el proceso de modernización del cual se ha hablado con tanta fuerza. Pero nombrar hoy día a alguien a quien a la vuelta de la esquina le vamos a cambiar las condiciones laborales me parece poco serio.
Yo, sin lugar a dudas, apoyo el proceso de modernización, porque claramente los sueldos que se pagan en algunos cargos los encuentro completamente desproporcionados.
Reitero que la señal política que estamos dando es incorrecta. Y a ello se suma además la posibilidad de que podríamos aprovechar de realizar un concurso público ofreciendo un sueldo como el que mencionó el Senador Ossandón.
Por todo lo anterior, señor Presidente, mi voto hoy día será en contra.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador señor Castro.

El señor CASTRO.- Señor Presidente, he recibido comentarios de que en este Poder del Estado existe una mala forma de administración y de control. También leí en un diario que las remuneraciones de algunos funcionarios son lejos más altas que las del Presidente de la República y el Presidente de la Corte Suprema. ¡Eso no es justo!
Y hoy, señor Presidente, la responsabilidad de ordenar esta casa es suya, y también del Secretario General que hoy estamos eligiendo.
No conozco al señor Guzmán, pero, por lo que he leído, tiene pantalones para tomar las medidas necesarias que permitan, justamente, mejorar esta casa, que es la casa de todos quienes trabajamos en este Senado.
Por eso, voto a favor.

El señor QUINTANA (Presidente).- Le ofrezco la palabra, a continuación, al Senador señor Allamand.

El señor ALLAMAND.- Señor Presidente, en primer lugar, quiero enlazar mi presentación con las expresiones formuladas por el ex Presidente de la Corporación Senador Carlos Montes en relación a que hay que inscribir esta nominación en un proceso más amplio, en un proceso de, yo diría, modernización y normalización de nuestra institución.
Pienso que el proceso que han llevado adelante la Mesa anterior y la actual ha sido ejemplar. Hubo un concurso público abierto, con plenas garantías para todos y cada uno de los postulantes. Y si algo surgió de este concurso fue precisamente la necesidad, expuesta por todos quienes participaron en el mismo, de llevar adelante un proceso, insisto, de normalización, transparencia y modernización de nuestra institución.
Hemos llegado a un acuerdo, a nivel de Comités -el cual, ciertamente, debe ser refrendado por la Sala-, en torno a una persona que no era, en nuestro caso, la primera opción, tal como lo han señalado también otras bancadas, pero que reúne todas las condiciones profesionales para desempeñarse adecuadamente en el cargo para el cual se lo postula. Si no fuese así, ¿qué sentido tendría haber realizado un concurso abierto con las particularidades de aquel que se ha efectuado?
Por lo tanto, estamos frente a un profesional que posee todos los méritos para llevar adelante su tarea.
Deseo detenerme, en forma muy breve, señor Presidente, en las objeciones que se le formulan al Fiscal, que todos parten por decir -y esto es una paradoja- que no tienen que ver con el Fiscal mismo. Esto es muy raro: se objeta a una persona y, acto seguido, se señala que no es susceptible de objeción alguna porque ella no tiene ninguna culpa en la objeción que se le formula. La verdad es que esta es una contradicción sin límite.
Básicamente, se formulan tres objeciones.
Primero, el que no se trate de un funcionario interno. Pero, señor Presidente, eso ya fue zanjado desde el momento en que se estableció que el concurso quedaba abierto tanto para personas de dentro como de fuera.
En segundo lugar, se lo objeta por algo que sería una supuesta señal política equivocada. Pocas veces yo he visto una conjetura más mal planteada. Porque, ¿qué es lo que se está diciendo, en el fondo? Se está diciendo algo así como que, supuestamente, el Fiscal Guzmán, de ser electo Secretario General, si en el futuro hubiese alguna acusación que implicare a algún miembro de esta Corporación, él entonces tendría redes para protegerlo.
¡Qué argumento más absurdo! ¡Cómo se le puede suponer una conducta tan indebida a una persona! Más aún, ¡cómo se puede suponer que esa conducta tendría efecto en la institución a la que, supuestamente, estarían dirigidas esas maniobras!
Es una conjetura hipotética que no tiene absolutamente ningún fundamento.
Quiero decir también, con toda franqueza, señor Presidente, que me parece que tiene aún menos fundamento el que se le haga una imputación velada por una actuación de su padre, que la Justicia declaró absolutamente inocente en la causa por la cual fue objeto de persecución penal.
Hasta donde yo entiendo, las personas responden por sus actos propios. Y en este caso en particular, además, el padre del Fiscal Guzmán fue sobreseído por no tener ninguna responsabilidad en los hechos que se le imputaban.
En consecuencia, creo que el candidato reúne todas las condiciones para ser nominado -espero que así sea- y cumplir con la alta responsabilidad que enfrentará. Estoy seguro de que será una pieza muy importante en el proceso de transformación que se avecina, el cual, como aquí se ha dicho, debe ser acompañado por todos los Senadores. Al designar al Fiscal Guzmán, estamos abriendo paso a un proceso de modernización que nosotros tendremos que empujar para que llegue a buen puerto.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador señor Insulza.

El señor INSULZA.- Señor Presidente, creo que estamos en una situación bastante especial. He escuchado una cantidad de argumentos que no tienen nada que ver con el proceso que yo vi que se vivió desde el principio.
Aquí hubo un concurso, y ese concurso fue para personas de dentro y de fuera del Senado. Todos lo sabíamos. Y, por lo tanto, cualquier persona podía ser nominada, siendo funcionaria o no siendo funcionaria.
En segundo lugar, hubo una selección de personas -entiendo que también todo el mundo estuvo de acuerdo en ello- y después se procedió a entrevistarlas. Luego, este asunto se llevó a la Comisión de Régimen Interior y posteriormente lo vieron las bancadas, las que de manera unánime se pronunciaron por un candidato. Ya conocemos el nombre.
Se argumenta de nuevo que es un problema el que sea de fuera, que sea fiscal. ¡Todos sabíamos que era fiscal desde que postuló! A mí hasta me vinieron a contar que estaba tan bien el concurso, que se había presentado tanta gente que incluso estaba postulando hasta un fiscal. Esto es así. Y no tiene que ver con ningún caso abierto contra ningún parlamentario, por lo menos en este momento. Y, que yo sepa, tampoco antes.
Después, se hizo una alusión, que a mí me parece francamente burda, respecto a un caso de derechos humanos, primero porque el señor Fiscal no tiene nada que ver con ello. Fue su padre el acusado y después declarado inocente. Hay una sentencia judicial que así lo proclama. ¿Y nosotros nos estamos preocupando porque esto se dice desde fuera, porque sale en los diarios?
Yo no he oído nada que se diga acá que sea válido contra la persona que designaron los Comités de manera unánime. Que alguien pueda tener algún problema, que alguien pueda tener algún complejo, que alguien pueda tener alguna dificultad, que alguien quiso otra cosa, lo cierto es que este fue el proceso que nosotros decidimos, acordamos y apoyamos hasta hace un par de horas.
Creo que a estas alturas, si queremos efectivamente ganar respetabilidad, como se señala, debemos ejercer principios. No podemos simplemente dejarnos llevar por lo que dice algún órgano de prensa o alguna red social.
Yo francamente lamento, señor Presidente, este debate. Hubiera esperado que la decisión fuera unánime. No lo será, al parecer, pero por lo menos cuenten con mi voto favorable.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador señor Pérez Varela.

El señor PÉREZ VARELA.- Señor Presidente, he escuchado con atención las intervenciones de todos los señores y las señoras Senadoras sobre este tema, y es constante la opinión de que el concurso que se llevó a cabo para seleccionar a las personas que en definitiva compitieron por el cargo de Secretario General fue un buen proceso, exento de cualquier duda y de cualquier intento de atribuirle alguna intención subalterna.
El concurso público al que se llamó para que tuviéramos un nuevo Secretario General es intachable, y no ha sido desmentido aquí por nadie. Por lo tanto, queda absolutamente despejada la primera dificultad que se ha planteado.
Lo segundo se refiere a la persona que al final se seleccionó -después daré las razones por las cuales se llegó a esa decisión-, la cual no ha sido objeto de ningún cuestionamiento serio, fundado, en cuanto a que sea incapaz o esté incapacitada para ejercer el cargo de Secretario General. Nadie lo ha planteado así. En consecuencia, esto también se halla absolutamente resuelto.
El tercer tema que está en el debate y que he escuchado en algunas intervenciones es que este nombramiento genera en el ambiente, en la sociedad que nos rodea, un ruido que hace que nos preocupemos y que, por lo tanto, debe llevarnos a tratar de resolver la situación en consonancia con lo que piensa la sociedad.
Indudablemente, la sociedad tiene una mala opinión del Senado. Ahí están los resultados de las encuestas. Y por eso se está haciendo esto. Por eso, a partir del año pasado, se inició todo un proceso, difícil, que nosotros cuestionamos en su momento, impulsado por el Senador Montes, para encarar las dificultades que esta Corporación está enfrentando con la sociedad, a pesar del esfuerzo que hacen sus funcionarios y del trabajo que aquí se realiza.
Esa es la razón de que existan los cuestionamientos: ¡nuestros problemas!
En estos sillones veo sentados a por lo menos siete ex Presidentes del Senado. En los últimos diez o doce años han ido aumentando las dificultades que han llevado a que la opinión pública tenga un juicio cuestionable sobre nosotros. ¡Pero somos nosotros los responsables! ¿Qué hemos hecho en estos diez o doce años para modificar esta situación? ¡Nada! Cualquiera que hubiese sido la resolución, íbamos a ser cuestionados. ¿Por qué? Porque en los últimos años -así se ha expresado- ha ido creciendo la desconfianza. Y hoy día estamos tomando la primera medida visible; la primera, entre muchas, tratando de hacer un esfuerzo rectificatorio en la acción del Senado.
Si no hay cuestionamientos sobre el proceso, si no hay cuestionamientos sobre la calidad del candidato, si no hay objeciones acerca de su capacidad para ejercer la función a la que postula, creo que estamos frente a una decisión que debemos tomar clara y rotundamente, porque a partir de decisiones con convicción vamos a poder ir resolviendo las dificultades.
Pero eso no basta, señor Presidente. Si alguno cree que por el solo hecho de nombrar a un Secretario General estamos solucionando los problemas, no es así. Estamos iniciando un largo y tal vez árido camino para resolver dichas dificultades, el cual pasa, necesariamente, por cambiar la actitud que este Senado ha exhibido durante mucho tiempo.
Lo he planteado durante todo este proceso de discusión: tener Presidentes que duran un año o menos es una de las causas de los problemas. Cuando el Presidente logra entender lo que está pasando en el Senado, se va y llega otro, que de nuevo necesita un tiempo suficiente para entender lo que sucede.
Mientras los Senadores no cambiemos ese tipo de situaciones, las dificultades seguirán estando presentes y las objeciones de la ciudadanía continuarán refrendándose a través de los medios de comunicación o de la opinión pública.
Pero hoy día, señor Presidente, estamos iniciando un camino que ojalá todos asumamos con mucha responsabilidad, porque el prestigio del Senado depende de todos y cada uno de nosotros.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador señor Chahuán.

El señor CHAHUÁN.- Señor Presidente, Honorable Sala, a la luz de todos los antecedentes y consideraciones, quiero decir que no estoy convencido de que el nombre que se propone para Secretario General sea el más adecuado, no por sus capacidades y tampoco por el argumento que han dado otros señores Senadores.
No comparto en absoluto que la imputación contra un familiar del Fiscal que hoy día pretende ser Secretario General sea una causa que lo inhabilite para los efectos de desempeñarse en esta Corporación, más aún cuando ese familiar fue absuelto y declarado inocente de los cargos. Y tampoco si hubiese sido condenado, porque ni aun así eso lo perjudicaría en sus calificaciones, en sus condiciones o en sus capacidades propias.
Pero, básicamente, he tomado la decisión de abstenerme porque creo que habría sido oportuno elegir a alguien que proviniera del mismo Parlamento para hacer la gran transformación y la gran modernización que este Congreso, este Senado necesita.
Efectivamente, Chile está cambiando. Se requiere un Parlamento mucho más ciudadano, y eso implica también prepararnos desde el punto de vista de la estructura organizacional para que ello ocurra.
Por tanto, sostengo lo que he venido señalado desde el comienzo: que para encabezar un proceso transformador del Congreso se requiere alguien que provenga del mismo Parlamento y que conozca el statu quo, la cultura institucional, no para mantenerla, sino que para transformarla.
Es por eso que me voy a abstener en esta designación.
He dicho.

El señor QUINTANA (Presidente).- Ofrezco la palabra al Senador señor Moreira.

El señor MOREIRA.- No voy a ocupar más de dos minutos, señor Presidente.
Yo solamente deseo expresar, independiente de las cosas que se han dicho, por lo que ya damos por sabido lo que cada uno piensa, que este, como se ha manifestado, fue un concurso público donde hubo participación y en el que nadie ha cuestionado las competencias de las cuatro personas que quedaron seleccionadas.
Creo que uno tiene que acostumbrarse en la vida, y sobre todo los políticos, a que cuando se acuerdan cosas hay que cumplirlas. Es fácil en un momento de tormenta política en los medios de comunicación no cumplir la palabra respecto de los acuerdos que se toman. Pero el acuerdo que se adoptó con las bancadas para elegir a una persona, para ratificarla acá, debe cumplirse.
Cuando no se cumplen los acuerdos queda una duda hacia el futuro; y considero que, más allá de lo que en forma personal uno hubiese querido, hay que respetarlos.
Dicho eso, pareciera que hoy día la sociedad, o nosotros mismos, los políticos, exigiéramos, cuestionáramos a la gente por todo, dañáramos la imagen de las personas. Y lo único que quiero expresarles a los gobiernos, a las autoridades es que, aunque busquen santos -¡busquen santos!- para ocupar cargos, no los van a encontrar. Esta es una gran equivocación que existe hoy día. Santos no vamos a tener para los cargos, porque pareciera haber una persecución hacia las personas a fin de buscarles siempre un tejado de vidrio, de sacar siempre de los errores alternativas distintas.
De ahí que quisiera señalar que, si nosotros cumplimos la palabra y eso tiene consecuencia, bueno, así es la política.
Como dije, respeto los acuerdos que toma la bancada de la UDI, y por eso votaré a favor del señor Guzmán.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Órdenes.

La señora ÓRDENES.- Señor Presidente, el nombre de Raúl Guzmán yo diría que representa la cristalización de un proceso.
Aquí hubo un concurso público: postularon diecisiete personas y, ad portas de este nombramiento, lo que tuvimos fueron los mejores nombres. Se trata, a mi juicio, de cuatro nombres externos e internos que representan un liderazgo que efectivamente puede asumir la Secretaría General del Senado.
Quiero compartirles un poco que me llama la atención que en un proceso que tuvo un período de tiempo bien extenso -partió en la Mesa anterior- y que ahora debe culminar, las observaciones aparezcan hoy día en el pleno, en la Sala. Entonces, o nos hacemos cargo del marco de referencia que establecimos para designar un nombre en la Secretaría General del Senado o cambiamos ciertas reglas.
Nada de eso, entiendo, se manifestó durante todo el proceso de selección.
La figura del Secretario General, sin duda, es muy importante. Pero en lo referente a la crisis de credibilidad, de confianza y al cuestionamiento que sufre la institucionalidad política, no le podemos endosar la responsabilidad a un cargo. Acá tenemos que cambiar todos. Y cuando hablo de "todos" me refiero al conjunto de los estamentos de esta Corporación.
Yo no conozco otra herramienta de transformación social que no sea la política. Y tenemos un rol en eso.
Voy a votar a favor porque considero que aquí hubo un proceso que tuvo etapas, que tuvo momentos y que tuvo un resultado.
De las cuatro personas que quedaron, conozco solo a las que se desempeñan en el ámbito interno, y tengo la mejor opinión de ellas. Pero respeto el resultado al que llegamos. Y, en este punto, solo quiero hacer un llamado: las crisis de credibilidad y de confianza en la política únicamente las vamos a superar en unidad conforme a la identidad que tenemos sobre todo como políticos y dando respuestas a los temas que efectivamente están en sintonía con la ciudadanía.
Me parece que se ha sobredimensionado el rol que se debe cumplir acá en cuanto a pensar que con este nombramiento se solucionarán todos los temas de la política.
Solo quiero decir que eso me llama la atención.
Votaré favorablemente esta proposición porque nunca escuché un cuestionamiento durante el proceso de selección. Así que o nos hacemos cargo de los marcos de referencia que nosotros mismos definimos o no lo hacemos.
Me pronuncio a favor.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador señor Quintana.

El señor QUINTANA.- Señor Presidente, en una línea muy similar a la que han planteado la Senadora Órdenes y Senadores de todas las bancadas, porque finalmente lo que está en juego aquí es el futuro del Senado, quiero manifestar que a mí también me sorprenden algunas expresiones que he recogido acá.
Uno puede entender esto. Ha habido algunos destacados rostros de televisión que han hecho un punto, que han formulado planteamientos siempre bajo la lógica de la sospecha -¡de la sospecha!-, de buscar instalar mantos de duda donde no los hay. Y yo quiero en esto ser extremadamente categórico: ¡Aquí no los hay!
El señor cuyo nombramiento ha sido propuesto -fiscal Guzmán aún o hasta hoy día, porque si finalmente es elegido deberá renunciar de inmediato a la Fiscalía- no está investigando a ningún Diputado y a ningún Senador. Él no tiene ninguna investigación a ese efecto. Sostener lo contrario es no conocer el funcionamiento de la Fiscalía, porque los fiscales, hasta los adjuntos, cuentan con bastante autonomía para llevar sus causas; con mayor razón los titulares.
Entonces, señor Presidente, a mí me llama poderosamente la atención lo que se ha sostenido. Yo entiendo las redes sociales y el rol de los comunicadores sociales, pero el rol de los Senadores es otro: tomar decisiones, velar por el interés general de la Corporación. Y aquí tenemos dificultades.
Quiero ser extremadamente claro en esto, porque pronto se van a liberar todos los videos de las entrevistas realizadas, no solo el del señor Guzmán, sino también los de los otros tres postulantes. Y deseo manifestar, con toda claridad, que tengo el mayor respeto por los cuatros postulantes que llegaron a la final -todos muy bien ranqueados-, pero el planteamiento que hicieron los dos funcionarios internos -y quiero decirlo, porque todos lo podrán ver- es desolador, es lapidario en cuanto a esta institución en los aspectos orgánicos, administrativos y organizacionales.
Por lo tanto, con toda razón -y probablemente cualquier observador hubiese concluido lo mismo-, tiene que llegar aquí una persona externa para ver cómo, no digo se "pone orden", pero sí cómo se fijan metas, cómo se establecen modelos de gestión.
Lo dije cuando hace un mes asumí la Presidencia de esta Corporación: tenemos un solo auditor, ¡un solo auditor!, para una institución que maneja más de 40 mil millones de pesos. No hay acá una unidad de control de gestión. O sea, se trata de aspectos básicos, de elementos que nosotros en el día a día, en las distintas normativas o leyes que generamos, les exigimos a otras entidades. Y, sin embargo, nosotros no contamos con ellos.
Señor Presidente, quisiera agregar que aquí -lo dijo el Senador Allamand y varios colegas- se hizo un concurso ejemplar. Digo esto porque por ahí se puso en duda si este era o no un concurso público. O sea, ¿cuando resuelve una autoridad política no es concurso público? ¿Y los concursos que realizan todos los días los seremis y los directores regionales? Se trata de personas que resuelven como última instancia.
Este concurso se publicó y su evaluación se entregó a una empresa externa recomendada por la Alta Dirección Pública, con elevada especialización en evaluación de personal. Y, al poco andar, cuando ella nos entrega los antecedentes, nos percatamos de que había un fiscal postulando.
Claro, como se dice ahora, tenemos que estar conectados con el mundo de hoy, y algunos señalan que habría razones éticas (yo no veo ningún problema ético en la propuesta), y otros que es un tema estético. Pero yo les hago la pregunta al revés: ¿Qué tendríamos que haber hecho?
En este sentido, hago un llamado también a quienes están votando en contra a hacerse cargo de esto, porque son parte de esta Corporación, pertenecen a las bancadas. ¿Cuál era la alternativa? Decir: "¿Sabe, señor? Usted es fiscal, se va para afuera". O, como un Senador recién decía: "Deberíamos nombrar a tal persona a dedo" -¡a dedo!- "en el próximo concurso".
Nosotros también tenemos que cuidar la fe pública. Y por eso me preocupan las declaraciones de los señores secretarios, porque son los responsables de cuidar la fe pública, son los ministros de fe de los procesos que a diario tienen lugar, de manera deliberativa, en el Congreso Nacional y en el Senado.
Señor Presidente, aquí hubo un proceso ejemplar. El rol de los señores Senadores de la Comisión de Régimen Interior se circunscribió a la última etapa y, finalmente, la balanza se inclinó por aquel postulante que presentó una propuesta de modernización, de gestión, de transparencia, de probidad más avanzada que el resto.
Por lo menos esa es mi opinión, y estoy seguro de que también de la mayoría o de todos los Comités que estuvieron presentes en la reunión de la Comisión de Régimen.
Quiero decir, además -porque aquí se confunden las cosas, y alguien insinuó que va a votar en contra o se va a abstener por los altos sueldos, como si esos votos le dieran alguna solución a un tema que requiere acuerdos-, que precisamente a propuesta de esta Mesa, respaldada por todos los miembros de Régimen, hoy día se están bajando dos asignaciones -eso no había ocurrido antes-: la del año 2005, que muchos conocen como el "bono julio" -para qué vamos a entrar en detalles, nos enteramos hace poco, pero existe-, y la asignación de dirección superior que fue agregada en enero de 2015.
Entonces, también llamo a los señores que han sido autoridades de esta Corporación, Presidente y Vicepresidente, a entender que este es un tema del más mínimo funcionamiento de esta institución. Por lo tanto, si hoy día no tenemos una elección de Secretario General como corresponde, empoderándolo precisamente para las tareas que todos, transversalmente, han señalado que se deben hacer, no veo cuál es la alternativa.
Se insinuó hace algunos días que el señor Guzmán ofrecía vínculos y redes con la Fiscalía. ¡Por favor!, si eso no existe. Cualquiera que haya visto el video sabe que eso es completamente falso. La mención a la Fiscalía que hace el señor Guzmán dice relación con la experiencia acumulada y sus logros profesionales, que son contundentes:
Lideró una institución tan compleja como una fiscalía regional por ocho años, y durante ese período consiguió diseñar un plan de investigación en extracción de armas de fuego, que se replicará luego en todo Chile; encabezó la investigación de cibercriminalidad más grande del país; obtuvo la única condena por delitos terroristas que ha habido en Chile, y, en materia de clima laboral, en materia organizacional, que es un tema que nos importa a todos, también a los funcionarios, su organización tiene los mejores indicadores de todas las fiscalías del país.
Yo creo, francamente, que todo lo que se ha generado es completamente innecesario, completamente gratuito. Llamo, por tanto, a los señores Senadores a respaldar a la Mesa, a respaldar a sus Comités, a respaldar a la Comisión de Régimen, a respaldar al Senado.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Aravena.

La señora ARAVENA.- Señor Presidente, solamente quería hacer dos puntos. El primero es que, efectivamente, aquí hubo una intención -que yo agradezco- de parte de nuestro ex Presidente del Senado, el Senador Carlos Montes, de invitarnos a todos los Comités, más allá de si estuviéramos en Régimen o no, a plantearnos la necesidad de hacer una reestructuración de la Corporación en temas que tienen que ver con planificación estratégica, con administración, con modernizar una institución que, sin duda, es muy relevante para el país.
Eso se agradece. Y también se agradece que esta nueva Presidencia haya retomado con mucha fuerza los compromisos que se habían adquirido el año 2018.
En ese contexto, y coincidiendo con las palabras de la Senadora Órdenes en torno a que se hizo un concurso público, se instalaron los requisitos y no se planteó, en ningún caso, que solamente tenía que nombrarse a personas de la Corporación, se aceptó que participaran candidatos de adentro y de afuera.
Habiendo sido funcionaria pública, y habiendo postulado alguna vez a concursos, me parece que es del todo injusto que argumentemos hoy día que, a pesar de que alguien ha ganado en justicia un concurso, debamos dejarlo afuera por pensar que la ciudadanía no estará de acuerdo o tendrá ciertas aprensiones.
Yo creo que, justamente, la ciudadanía informada es la que está muy molesta por que en numerosos concursos públicos no se elija a los mejores, sino que se elija por lo que opina el resto. Creo que en este punto en particular, en que queremos ordenar la casa, sabiendo además que tenemos gente extraordinaria trabajando al interior del Congreso, debemos ser capaces de responsabilizarnos y de respaldar un Comité que ha sido elegido por nosotros para tomar decisiones administrativas.
Lamento mucho, aunque lo respeto, el comentario de un Senador que dijo que frente al cargo de Prosecretario, para el cual hay veinte postulantes, él prefiere que quede tal o cual persona. Eso es poco transparente, no corresponde, y deja en total duda a las diecinueve personas restantes que están postulando.
Sinceramente, no iba a hacer uso de la palabra, pero quiero decir que me parece de toda justicia que empecemos a ordenar la casa partiendo desde hoy, que las decisiones las tomemos de manera técnica justamente cuando estamos requiriendo al mejor técnico para hacerse cargo de la administración del Senado.
Yo voto que sí a esta decisión y pido, sinceramente, seriedad cuando estamos tratando de ordenar la casa.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Provoste.

La señora PROVOSTE.- Señor Presidente, al igual que la Senadora señora Aravena, no tenía previsto hablar en nombre del Comité de la Democracia Cristiana, sin embargo, creo que hay algunas situaciones que, por una parte, es importante agradecer, y por otra, aclarar.
Primero, hay que agradecer y reconocer que este es un continuo. Por eso, la opción de nuestra bancada es respaldar a la Mesa del Senado, porque ha continuado el trabajo de quienes la antecedieron.
Este concurso se inició en el período en que encabezaban la Mesa del Senado los Senadores señor Montes y señor Bianchi. Y nos parece relevante que este proceso se enmarque dentro de la modernización urgente de las tareas de la Cámara Alta. Así se señaló en los momentos en que fue convocado este concurso y al que hemos concurrido transversalmente todos los Comités, porque entendemos que es necesario mejorar la tarea legislativa.
Al analizar la evaluación de este concurso también queremos agradecer a quien fuera nuestra candidata para encabezar la Secretaría del Senado. Me refiero a una profesional destacada como Macarena Lobos; una mujer que conoce desde su trabajo profesional la tarea legislativa, quien, como ha señalado el Senador señor Lagos, fue evaluada con las máximas ponderaciones por la empresa externa encargada.
Por eso, es lamentable que una destacada profesional como Macarena Lobos no haya tenido el apoyo del resto de los Comités, entendiendo y teniendo la plena convicción de que claramente era la mejor candidata.
Nosotros hemos concurrido a un acuerdo de mayorías, como suele generarse en cualquier espacio democrático como es el nuestro.
También quiero sumarme a lo que ha señalado la Senadora Aravena. Me parece que no es serio, que no es responsable que, por un lado, pidamos transparencia, y por otro, quieran arreglar el concurso que viene. Señor Presidente, quiero decir clara y contundentemente que para eso, desde la bancada de la Democracia Cristiana, ¡no estaremos disponibles!
Así como aceptamos y apoyamos el concurso externo para la Secretaría, vamos a apoyar que siga adelante de manera transparente el concurso para el cargo de Prosecretario.
Creemos que nuestro Senado tiene que modernizar la tarea legislativa y que se debe hacer de cara a la ciudadanía. Tenemos que resolver internamente el diálogo y el entendimiento con las asociaciones, pero esto no se puede entender como un privilegio.
Si nosotros queremos avanzar en eliminar todo tipo de privilegios, no resulta razonable que aquí se intente, simplemente, por el hecho de ser un funcionario interno, tener un privilegio por sobre otros profesionales tan destacados como los que puede haber acá.
Por lo demás, quiero señalar que, tal como lo ha dicho la jefa del Comité del PPD, la Senadora señora Órdenes, este fue un concurso abierto, un concurso público, con criterios de la Alta Dirección Pública, con una empresa externa que realizó el primer filtro de candidatos y candidatas, y que quien encabezaba la lista de seleccionados era precisamente una profesional externa de esta institución, la señora Macarena Lobos. Y yo lamento que aquí existan vetos, desde el punto de vista ideológico, para no respetar la decisión señalada por la empresa consultora externa.
Quiero agradecer a cada uno de aquellos que postularon a este proceso, tanto internos como externos, porque claramente su participación también nos compromete en un proceso de modernización del Senado, que es urgente, no solo para terminar con los privilegios, sino además para derrotar las desigualdades.
No es aceptable tampoco que al interior de nuestra Corporación tengamos diferencias salariales enormes entre los que más ganan y los que menos ganan.
Por lo tanto, queremos hacer un llamado para que cada uno de los Comités sigamos en la tarea no solo de modernizar la labor legislativa, sino también de hacernos cargo y contribuir internamente a derrotar las desigualdades salariales.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Pizarro.

El señor PIZARRO.- Señor Presidente, he escuchado con cuidado el debate que hemos tenido, y me llama mucho la atención el interés que genera.
Al respecto, lo primero que quiero decir es que me parece conveniente ubicar bien las cosas en su contexto.
Este proceso de postulación a la Secretaría General del Senado no es primera vez que se hace. Ello es bueno que lo sepan los Honorables colegas y sobre todo los medios. Y al personal de esta Corporación hay que recordárselo.
Esto lo realizamos por primera vez cuando elegimos al Secretario General que nos dejó, don Mario Labbé. Fue un proceso abierto, con mucha presión y reticencia de los funcionarios, como es natural. Eso sucede en cualquier institución: los funcionarios quieren que el elegido sea alguien de sus filas.
Tuvimos en esa oportunidad un debate abierto. Las entrevistas fueron, al igual que ahora, abiertas a todos los Senadores en la Comisión establecida para ese efecto. Incluso fueron televisadas.
Digo esto porque hay que tratar de desmitificar un poco las cosas.
En esa ocasión, la mayoría se conformó en torno al nombre de Mario Labbé. ¿Cuál fue el argumento de fondo? "¡Ah! Con don Mario podemos hacer los cambios estructurales profundos que el Senado necesita". ¿Cuál fue el resultado de esa decisión? Se profundizaron los problemas al interior del personal, en la administración del Senado, y los grupos de poder interno fueron peores que antes.
Eso explica muchas de las reacciones que hemos visto acá.
Entonces, así como los funcionarios tienen plena legitimidad para decir "Yo quiero que el Secretario General sea uno de los nuestros", la cuestión estriba en que cuando tuvieron la oportunidad de efectuar los cambios pertinentes y se les dieron las herramientas para ello no fueron capaces de introducirlos.
Si Sus Señorías ven las entrevistas -porque se han filtrado algunos videos de las audiencias que sostuvimos en la Comisión de Régimen Interior, los cuales están en los medios de comunicación- que les hicimos a los postulantes internos de esta Corporación, se van a dar cuenta de que lo que estoy diciendo respecto de la profunda crisis en que se halla esta institución al interior de su personal se queda corto, por lo que dijeron los propios funcionarios.
Entonces, cuidado con lo que estamos diciendo.
La opción de buscar una persona de afuera obedece a la realidad que está viviendo el Senado.
Además, parto de la base, si se llega a nombrar a don Raúl Guzmán como Secretario General, de que las abstenciones se van a sumar lealmente al objetivo por el cual estuvimos unánimemente de acuerdo: que en nuestra Corporación se tienen que hacer transformaciones profundas.
Porque si no, sería fácil: mientras otros votan, yo me puedo abstener y dejar que el resto decida.
Siempre hay argumentos, legítimos todos. Yo no me quejo por eso. Pero debo hacer presente que en las votaciones que se registran en el Senado -para que la gente lo sepa- las abstenciones se suman a la mayoría. En el caso de requerirse, por ejemplo, quorum calificado, si este no se alcanza, la votación tiene que repetirse. Y ahí cada uno decidirá.
Espero que ahora se reúna el número de votos necesario.
Quiero connotar, además, que en esta Alta Corporación se dan muchas contradicciones en diversas materias. Y debemos abordarlas al objeto de ver si es factible su modificación. Por ejemplo, que el Reglamento del Senado, revisado hasta ahora, tiene menos valor que el Reglamento del Personal de esta Corporación.
¿Sabían eso Sus Señorías?
El artículo 220 del Reglamento dice: "El Secretario será elegido y podrá ser removido por la mayoría del Senado en votación secreta.".
¿Pero por qué estamos obligados ahora a los dos tercios, cuestión que nos genera tantas complicaciones? Porque el Reglamento del Personal señala que los funcionarios de exclusiva confianza deben ser nombrados o removidos por los dos tercios de los Senadores en ejercicio.
O sea, el Reglamento del Personal -hecho por quién: por el personal seguramente- vale más que el Reglamento del Senado, a partir del cual nosotros tenemos que tomar las decisiones.
Pero no importa.
Creo que aquello tiene un aspecto positivo, pues nos obliga a llegar a acuerdos. Porque si solo se requiriera mayoría, la Oposición habría designado al Secretario General y al Prosecretario, y entraríamos en la lógica de otros Congresos del resto de los países del mundo -uno ya los conoce-, donde las mayorías van cambiando, y también el personal, con lo que se produce un problema mucho mayor.
En el Senado siempre hemos tratado de ir armando consensos y acuerdos amplios que nos permitan sustentar las decisiones que adoptamos.
Por eso, señor Presidente -vuelvo a insistir-, aquí nadie ha hablado mal...

El señor QUINTANA (Presidente).- Concluyó su tiempo.
Su Señoría dispone de un minuto adicional para finalizar su intervención.

El señor PIZARRO.- Gracias.
Decía, señor Presidente, que aquí nadie ha hablado mal de quien va a ser nombrado Secretario General, el señor Raúl Guzmán. Todos han dicho que es una persona competente. Y a nosotros -para decirlo claramente- nos pareció muy bien, a pesar de que teníamos nuestra propia candidata, como dijo nuestra jefa de bancada.
Pero ese es un tema opinable. Macarena Lobos no concitó mayor acuerdo, y el señor Raúl Guzmán sí lo consiguió.
Al señor Guzmán ayer en la Comisión de Régimen Interior se le planteó que su objetivo y compromiso es asumir la importante restructuración que quiere llevar a cabo el Senado.
Yo espero que nuestros funcionarios, quienes nos han notificado por los diarios que estamos tomando decisiones que no corresponden, entiendan que la restructuración de todas maneras viene y que tienen que formar parte de ella, pues no podemos seguir haciéndonos los lesos frente a las situaciones que existen en esta Alta Corporación.
Por eso, vuelvo a pedirles a mis Honorables colegas y a los propios funcionarios que por favor revisen las intervenciones que hicieron los dos postulantes internos del Senado ante la Comisión de Régimen Interior. Si lo hacen, se van a dar cuenta de que lo que estoy diciendo es efectivo.
Por último, señor Presidente, me parece bueno que la gente y los funcionarios sepan que cuando decimos que estamos eligiendo al nuevo Secretario General por tres años no estamos planteando un plazo que se nos ocurrió para hacerlo calzar con algo o con alguien. ¡No! Con esto estamos siendo coherentes con la decisión que tomamos hace casi ocho años, cuando elegimos a don Mario Labbé, pues en esa oportunidad dijimos que su mandato iba durar lo que duran los períodos legislativos. En cada período legislativo que se inicia se conforman mayorías a lo mejor distintas a las que existían, y son las que renuevan al personal de confianza que dirige el Senado, o que entregan nuevas confianzas.
¡Eso tiene toda la lógica del mundo! ¡En todas partes es así!
Por ello son tres años, querido Senador Latorre, y no por una cuestión artificial en que se dice: "¡Ah! Van a ser tres años porque este señor va a postular después a determinado cargo".
Así que, por favor, seamos coherentes.
Es una pillería decir: "Elegimos a este; pero después nos saltamos el concurso y ponemos a fulano de tal, con todos los méritos que tiene".
Hace siete u ocho años, cuando elegimos a don Mario Labbé, mi candidata era la señora Silva. Sin embargo, no obtuvo la mayoría suficiente, tal como ahora no la consiguieron otras candidatas tan potentes como ella.
Lo que quiero recalcar, señor Presidente, es que en cada período legislativo se debe ratificar, renovar o modificar al personal de confianza que dirige esta Corporación. Porque lo que aquí estaba establecido -y ese fue el gran cambio que logramos cuando elegimos a don Mario Labbé- era que quien asumía la Secretaría General del Senado lo hacía de manera indefinida: hasta que quisiera o se muriera.
Entonces, creo que debemos sacar lecciones de este proceso, que ha sido empañado, ensuciado, y esto se ha hecho de la peor manera en términos de la imagen pública, de la información entregada, la cual ha sido tergiversada, en la mayoría de los casos es falsa y en otros ha habido mala intención
Pienso que tenemos que hacer el esfuerzo de renovar nuestras autoridades, de buscar el diálogo interno con nuestros funcionarios, pues los problemas también tenemos que arreglarlos desde adentro.
Pero sobre todo quiero reiterarles a mis Honorables colegas lo que hemos conversado tantas veces en los Comités: si desde el punto de vista político, a través de cada una de nuestras bancadas, no somos capaces de respaldar las medidas que necesitamos, no vamos a conseguir avanzar en la modernización del Congreso Nacional. Y a ello nos hemos comprometido todos.
Por eso me duelen algunas de las abstenciones, ya que el compromiso mayor no tiene que ver con una persona, sino con un proyecto. Y nosotros somos responsables de comenzar a construirlo.
¿Optamos por alguien de afuera? Sí.
¿Esto a lo mejor les va a complicar la vida a algunos funcionarios? Tal vez. Ello depende de cómo actuemos.
Pero que nos les quepan dudas: el respaldo que le hemos dado y los acuerdos que hemos asumido a nivel de todos los Comités son las cuestiones que pueden permitir que el Senado salga adelante; que sigamos avanzando en transparencia; que generemos confianza en la opinión pública, y, sobre todo, que mejoremos la gestión en lo interno, incluyendo a nuestros funcionarios y a nosotros mismos.
Voto a favor.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Sandoval.

El señor SANDOVAL.- Señor Presidente, sin duda, la elección del Secretario General del Senado ha generado un amplio debate en nuestra sociedad, el cual, por lo demás, más allá de la forma como se ha planteado, se hace parte de una realidad que debemos asumir, que tiene que ver con la transparencia con que nuestra Corporación debe actuar frente a la comunidad.
En tal sentido, creo que cualquier instancia que apunte a procurar los mecanismos que corrijan las falencias, las limitaciones que existen; que aborde lo relativo a la desconfianza que hay en nuestro país respecto de instituciones como el Congreso Nacional, debe ocupar nuestro esfuerzo prioritario y fundamental.
Todas las encuestas sitúan al Parlamento dentro de las entidades peor evaluadas. Evidentemente, se trata de una tarea que tenemos que asumir todos, como conjunto, a fin de buscar las fórmulas que conduzcan a corregir esa situación.
Yo me pregunto quién quiere formar parte de esta Alta Corporación.
Muchas veces he escuchado -no aquí, sino en la Cámara de Diputados- a funcionarios decir que en el ámbito externo no señalaban dónde trabajaban por el desprestigio que supuestamente les significaba esta institución, que les da su sustento.
Entonces, que una persona no diga que es funcionario del Congreso Nacional porque asume un costo social muy grande no me parece bueno.
Tenemos que hacer el mismo trabajo que, curiosamente, desde el Parlamento les pedimos a numerosas entidades a las que les ha pasado algo parecido: a Carabineros, al Ejército, a las Fuerzas Armadas. Les planteamos efectuar un esfuerzo para tratar de que se recupere la confianza en las instituciones fundamentales para nuestro país. Y el Parlamento es una de ellas, importantísima sin duda.
Por eso, confieso que tuve serias dudas con respecto a cuál iba a ser mi votación con relación a este nombramiento.
En los últimos días he conversado con nuestros jefes de bancada, con las personas que llevan más tiempo en el Senado.
Yo vengo de la Cámara de Diputados. Difícilmente, uno puede formarse una opinión de personas que no conoce.
Al final de cuentas, quiero quedarme con lo siguiente -no me interesa la persona, y en esto comparto lo que señalaron los Senadores Pizarro y Allamand-: con un programa, con una idea, con un proyecto conducente a corregir las falencias que institucionalmente tenemos y que en definitiva nos impiden contar con la confianza de los ciudadanos y actuar con la transparencia que nos demandan.
Confío y espero sinceramente que el nuevo Secretario lleve adelante este esfuerzo colectivo de transformaciones que necesitamos como institución. Y en función del mérito de esas circunstancias, quiero desearle el mayor de los éxitos a quien impulse el proceso, si es que es ratificado por la Sala, para restablecer, hasta donde sea posible -la tarea no es fácil, pues dispone de tres años-, la confianza y transparencia que como institución debemos promover y propiciar desde el Senado hacia nuestra sociedad.
El debate público se hace cargo de esa urgencia. Y si es así, asumo cabalmente que aquí estamos respaldando una idea, un programa que está contenido en esta designación, más allá de las personas.
En mérito de ello y por mi bancada, voto a favor.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Guillier.

El señor GUILLIER.- Señor Presidente, durante el mandato de los Senadores Montes y Bianchi se estableció la necesidad de renovar la Secretaría General y la Prosecretaría del Senado para proceder a un proceso de revisión y modernización de nuestra Corporación. Dicho proceso, por lo demás, está afectando a todas las instituciones de la República. No hay campo donde esto no se esté viendo: Fuerzas Armadas, educación, servicios de salud.
Por lo tanto, no se trata de algo exclusivo, sino que, al revés, es la tendencia general a revisar el funcionamiento de las instituciones del Estado que han estado afectadas por los cambios, la globalización y muchas otras materias, en que, además, surgen otras exigencias.
Se conversó primero sobre ideas generales. Se hablaba de una suerte de un dos por dos: dos de adentro y dos de afuera; de un hombre de adentro y de una mujer de afuera, en fin. Se plantearon muchas cosas. Pero se impuso un criterio que yo respaldo: que la elección no fuese un acuerdo político entre los Senadores, sino que se hiciera un proceso de selección a través de un concurso público y abierto.
Ese fue el acuerdo unánime que nadie reprochó, al margen de si algunos preferían que se nombrara una persona de adentro o alguien de afuera. Sin embargo, el mecanismo todos lo apoyaron.
Pero, además, se hizo otra cosa: se le encargó a una empresa especializada en selección de personal, Deloitte -entiendo que es la más grande de Chile-, que llevara adelante un proceso que diera plenas garantías a todos los sectores, incluyendo, por cierto, a los trabajadores del propio Senado.
Se presentaron 17 postulantes: todos eran intachables y cumplían con los requisitos esenciales del concurso. Esa empresa externa propuso cuatro candidatos, que fue el número que le pidieron la Mesa del Senado y los Comités.
Así se llegó al nombre que hoy se somete a nuestra consideración.
Creo que en aquel momento surgió ruido, por temores legítimos, por intereses también legítimos y con presiones un tanto excesivas de los medios de comunicación, cuestión que me parece debemos revisar. Ello, porque había el propósito por parte de nuestros propios colaboradores de presionarnos a los Senadores, cosa que yo no había visto en estos cinco años que llevo en esta Alta Corporación. Sin embargo, lo entiendo; es algo humano, y podemos asumirlo.
Pero si por ruido -porque hasta aquí nadie ha dicho que el señor Guzmán no esté habilitado para ejercer el cargo pertinente-, por miedo a lo que digan las redes sociales o los medios de comunicación, echamos atrás un proceso que ha tomado meses; que implicó un concurso público; que se apegó a las reglas, en que se llegó a un nombre, sería dispararnos en los pies, porque implicaría perder toda credibilidad para llamar a un nuevo concurso, con otros nombres, y derrochar un año completo de trabajo en el Senado.
Francamente, señor Presidente, encuentro que eso tendría consecuencias que debemos reflexionar.
¡Cómo llamamos, entonces, a concurso para Prosecretario si no se respeta el llamado a concurso para Secretario General!
¡Cómo nos paramos de nuevo frente a un concurso! Todos van a decir que este se arregló, que a priori teníamos asegurado a quien queríamos.
Por ello, cuando se ha asumido un camino que ha brindado plenas garantías, el Senado tiene que dar una señal de confianza en sí mismo, de dignidad y de coherencia consigo mismo.
No es razonable dejarse llevar por las corrientes de opinión, que, además, disparan sin ningún miramiento.
Señor Presidente, cualquier persona que hubiese sido propuesta la iban a barrer en los diversos medios y en las redes sociales, y se supondrían las peores intenciones.
¡Por eso se hizo el concurso público!
¡Por esa razón se llegó a cuatro nombres propuestos por una empresa externa!
Así que yo pido que respetemos la dignidad del Congreso, de nuestros propios acuerdos y de nuestros procedimientos.
Si nosotros los ponemos en duda, ¡qué creen que va a decir la opinión pública frente al hecho de un simple concurso público! ¡Qué credibilidad van a tener otras decisiones que se tomen!
Así que, por favor, me parece que hay momentos para escuchar a la galería. Pero aquí está en juego la dignidad del Parlamento. Esto se ha hecho correctamente. Yo nunca pensé en el nombre. Reconozco que no me involucré mayormente. Hice fe en lo que se estaba haciendo. Y les dije tanto al anterior Presidente del Senado hace muchos meses cuanto al actual titular de la Corporación que iba a apoyar el acuerdo que se adoptara entre los distintos sectores, y que esperaba que fuera adoptado por unanimidad.
Entiendo que no tiene por qué ser unánime. Pero lo peor sería que echáramos atrás, que desconociéramos el proceso que se llevó adelante, ¡porque eso sí que hablaría mal del Senado de la República!

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Durana.

El señor DURANA.- No voy a intervenir, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- Está bien, Su Señoría.
Tiene la palabra el Senador señor Girardi.
El señor GIRARDI- Señor Presidente, creo que todas las instituciones deben vivir un proceso como este. En mi opinión, vamos a estar obligados, condenados a ello.
Mi obsesión durante el concurso fue siempre preguntarles a todos los candidatos y las candidatas -se encuentra en las entrevistas grabadas- cómo pensaban que debía hacerse cargo el Congreso de los cambios que está viviendo la sociedad mundial.
Tengo la convicción de que lo que estamos viviendo es una absoluta disrupción, una desincronización total entre la tecnología, la ciencia y las instituciones; que la temporalidad de la política va muy por detrás de los procesos reales de la sociedad, y que las instituciones hoy día son anacrónicas e irrelevantes.
Yo sostengo que a la política le pasó lo mismo que le ocurrió a Kodak -contando con 160 mil trabajadores, un día fue disruptada por Instagram, que tenía 30 trabajadores- o a Blockbuster.
Nosotros como institución no fuimos capaces -creo que esto le ha ocurrido a muchas instituciones del planeta- de construir respuestas justamente ante esta velocidad de los cambios, que ha sido sin precedentes. La velocidad de la inteligencia artificial aumenta en 100 veces de un año para otro. El 2015 hubo más datos que en toda la historia de la humanidad y hoy día hay tres o cuatro veces más datos que en el año 2015.
Los datos son el control del futuro. Pero nosotros como que viviéramos en una era que ya no existe.
Reflexionamos sobre la salud, pero mirando los siglos XIX y XX. Reflexionamos sobre el trabajo, pero no hay una coma ni una letra acerca de cómo la robótica, la inteligencia artificial van a transformar profundamente todo lo que conocemos. O hablamos de pensiones cuando en el futuro tal vez no habrá asalariados, porque las plataformas tipo Uber serán las que ofrecerán trabajo; o las personas no van a tener trabajo, ya que serán reemplazadas por los robots, que laboran 8700 horas versus 1600 que ejecuta un ser humano.
Entonces, ¿cómo es pertinente una institución como esta para esa sociedad?
Estoy convencido de que la Izquierda y la Derecha no tenemos respuestas para el siglo XXI. Por lo tanto, tal vez nunca en la historia de la humanidad, frente al cambio climático, frente a la era de la inteligencia artificial -ella no es el problema, sino quién la controla-, la política haya sido tan fundamental para construir una humanidad humana, ¡para salvar el humanismo liberal!
Hoy día existe el transhumanismo, en Google o en las compañías instaladas en Silicon Valley, que plantea que los seres humanos debemos ser reemplazados por las máquinas. De esta forma, ¡para qué tiene que haber parlamentarios!, ¡o para qué deben existir directores de empresas si dos tercios de las decisiones de las bolsas ya las toman algoritmos!
¿Por qué planteo esto?
Porque la gran obsesión de algunos es preguntarnos cómo nosotros empezamos a dar estos saltos.
En tal sentido, Carlos Montes en su gestión tuvo la intuición de al menos comenzar a plantearse el problema, pues no existe peor sociedad que aquella que ni siquiera realiza un diagnóstico acerca del desafío que enfrenta.
Sobre esa base, empezamos un proceso de conversación que se relacionaba con las características del próximo Secretario General.
Quiero decirles que el peor adversario que existió para que el Secretario General fuera alguien interno estuvo en los propios internos, porque comenzó una soterrada campaña que creo que fue muy equívoca, en la que, incluso, un Senador llegó a ser amenazado -lo quiero decir- con que si no apoyaba a un interno sus proyectos no iban a estar en tabla.
Entonces, se fue generando cada vez más la convicción de que la mejor opción era un externo. De lo contrario, ocurriría lo mismo que con Mario Labbé, que pienso que fue una bellísima persona, pero que finalmente no pudo hacer ningún cambio.
¡Y es fundamental hacer cambios!
Ni siquiera voy a entrar en el tema de las remuneraciones. Solo voy a centrarme en la necesidad urgente que tiene esta institución de no hacer solo cambios cosméticos, cirugías plásticas. Todos nosotros debemos preguntarnos cómo enfrentar este desafío.
Nosotros por lo menos, junto con los Senadores Chahuán, Coloma y De Urresti y la Senadora Goic, planteamos la idea del Congreso del Futuro. ¡Porque hoy día el monopolio del pensamiento no está en la política!
La política abdicó; la política capituló.
¿Quién está pensando el futuro? ¡Facebook, Google!
¿Quién está generando la inteligencia artificial?
¿Quién está pensando y estructurando el futuro? Esas compañías y sus intelectuales.
La política en ninguna parte del mundo tiene sentido y reflexión.
¡Eso es lo que mata la política!
Yo creo que hay que defender el humanismo liberal, pues piensen en el día en que las máquinas sepan más que nosotros. Ya una gran cantidad de personas le pregunta a Tinder con quién debe emparejarse; cada vez más los algoritmos van a decidir respecto de los créditos. Entonces, los seres humanos y las instituciones están cada vez más disminuidos frente al poder de las máquinas y de las redes.
Por lo tanto, para mí este es un desafío mayor.
Finalmente, llegamos a la convicción de que era mejor que el Secretario General fuera un externo, de que la posibilidad mínima de hacer los cambios debía venir de afuera, y de que había muy pocas probabilidades de lograrlo con alguien de adentro, por los propios errores de los internos, que se agravaron además con estos trascendidos, con esta campaña de guerra sucia, porque salieron de acá, lamentablemente, muchos de los cuestionamientos.
Respecto de las redes sociales, les quiero decir algo.
Las redes sociales son maravillosas, pero traen consigo lo que llamo la "cultura de la reacción", la cultura de la inmediatez. Y la reacción no es reflexiva.
Si fuera por hacerles caso a las redes sociales -también hay argumentos sólidos-, ¡entonces no debiera existir el Senado!, ¡no debieran existir las Senadoras, los Senadores, las Diputadas ni los Diputados! Si uno escuchara de verdad lo que dicen las redes sociales, estas instituciones no tendrían que existir.
Pero soy un convencido de que si nosotros no existimos vamos a vivir en un mundo de concentración del poder político y económico como jamás se ha visto.
Hoy día estas redes sociales, estas plataformas pueden terminar, por abdicación nuestra, siendo dueñas del mundo.
Ya la primera consulta a un médico es a través de Google. Estas plataformas ofrecen internet gratis, educación, salud, y en el futuro pueden ofrecer también el reemplazo de la política. Y si no tenemos respuestas, pueden surgir los populismos. Entonces, es fácil tener una actitud populista y sumarse a esta crítica elemental.
Por eso valoro que el Senado -lo quiero poner en contexto- escoja a una persona externa como Secretario General, pues ello tiene que ver con que asumamos la convicción profunda de que nuestras instituciones se quedaron en el pasado, que son anacrónicas y obsoletas.
Como han dicho varios Senadores, no hay que resolver el síntoma, sino que se debe tratar la enfermedad.
Yo por lo menos tengo la convicción de que la democracia futura está en riesgo. Si la política y los políticos no volvemos a poner ideas, a plantear desafíos de futuro, a dar respuestas frente al mundo que viene, a la incertidumbre, vamos a ser cada vez más irrelevantes.
Estamos obligados a transitar por este camino, que va a generar reacciones, de incomprensión, conservadoras, de aquellos que intentan salvarse a sí mismos frente a la crítica.
Por ello, creo que es muy importante avanzar.

El señor QUINTANA (Presidente).- No hay más inscritos.
Tiene la palabra la señora Secretaria.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- ¿Alguna señora Senadora o algún señor Senador no ha emitido su voto?

El señor QUINTANA (Presidente).- Terminada la votación.

--Se aprueba la propuesta de la Comisión de Régimen Interior para designar Secretario General del Senado al señor Raúl Guzmán Uribe (30 votos a favor, 4 en contra y 7 abstenciones).
Votaron por la afirmativa las señoras Aravena, Ebensperger, Muñoz, Órdenes, Provoste y Von Baer y los señores Allamand, Araya, Castro, Coloma, De Urresti, Durana, Elizalde, Galilea, García, García-Huidobro, Girardi, Guillier, Harboe, Huenchumilla, Insulza, Montes, Moreira, Pérez Varela, Pizarro, Prohens, Pugh, Quintana, Sandoval y Soria.
Votaron por la negativa los señores Bianchi, Kast, Lagos y Latorre.
Se abstuvieron las señoras Allende, Goic y Rincón y los señores Chahuán, Letelier, Ossandón y Quinteros.



El señor QUINTANA (Presidente).- Solicito el asentimiento de la Sala para que presida la sesión el Senador señor Pizarro.
Acordado.
--Pasa a dirigir la sesión el Senador señor Pizarro, en calidad de Presidente accidental.
V. ORDEN DEL DÍA



CREACIÓN DE CATASTRO NACIONAL DE MORTINATOS PARA FACILITAR SU INDIVIDUALIZACIÓN Y SEPULTACIÓN


El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Corresponde ocuparse en el proyecto, en segundo trámite constitucional, que modifica la ley N° 4.808, que reforma la ley sobre Registro Civil e Identificación, para establecer un catastro nacional de mortinatos y facilitar su individualización y sepultación, con informe de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía y urgencia calificada de "suma".
--Los antecedentes sobre el proyecto (12.018-07) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley:
En segundo trámite: sesión 65ª, en 7 de noviembre de 2018 (se da cuenta).
Informe de Comisión:
Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía: sesión 3ª, en 19 de marzo de 2019.
Discusión:
Sesión 4ª, en 20 de marzo de 2019 (queda pendiente la discusión en general).

El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Tiene la palabra la señora Secretaria.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- Cabe recordar que la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía discutió la iniciativa solamente en general y aprobó la idea de legislar por la unanimidad de sus miembros presentes, Senadores señora Muñoz y señores Kast y Latorre.

El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Solicito el acuerdo de la Sala para que ingresen los Subsecretarios General de la Presidencia, señor Claudio Alvarado, y de Justicia, señor Juan José Ossa, y la Subsecretaria de Derechos Humanos, señora Lorena Recabarren.
¿Habría acuerdo?
--Así se acuerda.
El señor PIZARRO (Presidente accidental).- En segunda discusión.

Tiene la palabra el Senador señor Chahuán.

El señor CHAHUÁN.- Señor Presidente, Honorable Sala, tal como se señala en el informe de la Comisión de Derechos Humanos recaído en el proyecto que se somete ahora a nuestra consideración, con anterioridad al envío al Congreso Nacional del mensaje legislativo por parte del Gobierno del Presidente Piñera, en mi época de Diputado presenté, junto con otros colegas, una moción para permitir la inscripción de los mortinatos en el Registro Civil. Asimismo, durante mi ejercicio como Senador la reiteré en conjunto con el entonces Senador y actual Ministro de Justicia, Hernán Larraín.
Lamento que al final, contrariamente a lo que le habíamos pedido al Ministerio de Justicia, las mociones no hayan sido fusionadas, como era menester, en la Cámara de Diputados.
Estoy plenamente de acuerdo con el proyecto de ley que nos convoca, toda vez que por haber sido presentado por el Ejecutivo es más completo, al abordar materias de su iniciativa exclusiva y respecto de las cuales no se nos permite a los parlamentarios la presentación de propuestas legales.
La pérdida de un hijo en gestación es una realidad que han debido enfrentar muchas mujeres, y es probable que el sufrimiento sea mayor mientras más avanzado se halla el proceso de gestación. Pero cualquiera sea la etapa del embarazo, esta pérdida suele ser una experiencia muy dolorosa debido al natural lazo afectivo que se desarrolla entre la madre y el hijo por nacer, como testimoniaron algunas madres que concurrieron a la Comisión de Derechos Humanos.
Precisamente por eso no deja de llamar la atención la escasa o nula importancia que en nuestra legislación se asigna al destino de las criaturas fallecidas intrauterinamente.
Dicha falta de reconocimiento de la dignidad humana de esos niños no solo se inserta en la realidad cultural, sino que en este tema también existe una confusión en el ámbito jurídico.
Si bien un análisis global de las normas jurídicas chilenas permite concluir que la ley reconoce la calidad de persona al niño que está por nacer -denominado en la doctrina "nasciturus"- desde el momento de la concepción, en la práctica existe incomprensión e inconsecuencia a la hora de aplicar las normas vigentes.
Lo anterior deriva en la vulneración de los derechos de los padres y, por ende, en un atentado contra la dignidad de las personas que murieron en el vientre materno.
Valorar y enseñar el respeto a la vida significa comprender en profundidad la dimensión de la dignidad humana, que comienza con la concepción, pero no termina con la muerte fetal. El feto muerto fue persona, y las normas, actitudes y conductas de los agentes sociales en lo que respecta a la disposición de sus restos deben ser consecuentes con la consideración que se merece todo ser humano.
La educación en la cultura de la vida debe comprender necesariamente también el respeto por la dignidad de aquellos que no alcanzaron a ver la luz.
Debiéramos ser conscientes de la trascendental importancia que reviste el tema de la muerte en gestación y el tratamiento digno de los restos humanos productos de ella.
Corresponde, en nuestro concepto, que el derecho de los padres a recuperar los cuerpos de sus hijos muertos in utero para darles digna sepultura sea debidamente respetado y asegurado.
Se sostiene en el proyecto, y así se establece en el artículo 6 que se propone, que "La inscripción señalada en esta ley no generará ningún efecto jurídico en el ámbito civil, penal o administrativo".
Sin embargo, en lo personal estimo que el mortinato, al igual que todo ser humano, debe ser provisto de dignidad. Por lo tanto, tiene derechos, y entre ellos, el de recibir una digna sepultura.
Por eso, hicimos una campaña para recuperar todos los fetos productos de abortos que fueron abandonados en la morgue de Valparaíso. Y logramos darles cristiana sepultura en dos cementerios de nuestra Región, porque lo creíamos oportuno. Había decenas de cuerpos productos de abortos en los congeladores de la mencionada morgue. Y pedimos las autorizaciones correspondientes, se nos concedieron y logramos darles cristiana sepultura tanto en el cementerio Parque del Mar, donde hoy día hay un lugar especialmente habilitado para los restos de fetos que fueron consecuencia de un aborto y que fueron abandonados,...

El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Ha concluido su tiempo, señor Senador.
Dispone de un minuto adicional.

El señor CHAHUÁN.- ... como también en el cementerio de Recreo.
Agradezco a ambas entidades por haber dado esas facilidades.
En las legislaciones más avanzadas, como las de varios países europeos, se aplica a este respecto la regla "infans conceptus pro iam nato habetur", esto es, que al niño concebido se le tiene por nacido para todo lo que lo favorezca.
En tal sentido, apoyando plenamente la idea de legislar, presentaré las indicaciones pertinentes durante la discusión en particular.
Además, quiero señalar que el mensaje enviado por el Presidente de la República efectivamente cita nuestros proyectos de ley presentados con mucha anterioridad: ya llevan más de doce años en este Parlamento. Lamentamos que el Ejecutivo no los haya fusionado en su oportunidad y que en definitiva haya fusionado iniciativas idénticas a las nuestras, pero que fueron ingresadas con mucha posterioridad. Pero, bueno, la idea es poder legislar sobre esta materia.
Por supuesto, aprobaré la iniciativa.

El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Les recuerdo que estamos en la segunda discusión y, por lo tanto, el tiempo para las intervenciones es de cinco minutos.
Tiene la palabra la Senadora señora Rincón.

La señora RINCÓN.- Señor Presidente, esta iniciativa tiene por objeto reconocer la facultad de el o los progenitores para inscribir a sus mortinatos en el catastro creado por la ley en proyecto, con la exclusiva finalidad de permitir la pronta disposición o inhumación de sus restos.
La verdad es que ha habido una larga discusión acerca de cuál es el sentido del proyecto, y creo que el Senador que me antecedió en el uso de la palabra ya lo ha explicado.
Se dio un debate en la Cámara de Diputados respecto de que el supuesto vacío legal que esta iniciativa buscaba corregir estaría dado por la falta de reconocimiento a los mortinatos como seres humanos y no únicamente en el objetivo de mitigar el dolor que padecen las mujeres producto de dicha pérdida reproductiva o muerte fetal.
Este tema se repetía en el articulado original al definir al mortinato como "todo ser humano en gestación".
La Cámara de Diputados corrigió este punto, señor Presidente, suprimiéndose la consideración del mortinato como ser humano, pero ello no cambia el propósito previsto inicialmente en la presentación del proyecto.
La pretensión de reconocer al no nacido como persona o sujeto de derecho en el ordenamiento jurídico nacional es una aspiración legítima en un Estado democrático de Derecho que resguarda la libertad de conciencia, creencia y religión y que respeta la libertad de expresión y de información.
Pero este ha de ser un debate claro y transparente, debiendo reformarse para ello la Constitución Política de la República y no la ley del Registro Civil.
Por otro lado, para solucionar este sensible problema no se requería, a mi juicio, una reforma legal, sino que bastaba con modificar el Reglamento General de Cementerios y eventualmente otras normas administrativas, para posibilitar que en la inhumación de los mortinatos se incluyera un nombre, si así lo decidía la mujer que lo ha perdido.
Habiéndose optado por legislar, es fundamental resguardar ciertos puntos esenciales para la transparencia de la regulación y para la protección de las mujeres, de las madres que sufren con esta pérdida.
Primero, era necesario consagrar una definición de mortinato que no atribuyera la calidad de ser humano, persona o sujeto de derechos a la pérdida fetal.
Ello se logró en el artículo 3, número 1.
Segundo, se debe impedir la posibilidad de que terceras personas distintas de la mujer que ha sufrido esta pérdida, incluyendo su pareja o quien señale ser el progenitor, puedan solicitar la inscripción sin contar con su consentimiento expreso, dado que ella es quien ha sufrido la pérdida reproductiva. Cada mujer debe tener el derecho a decidir libremente cómo enfrenta su pérdida, y si una inscripción con nombre frente a la pérdida le sirve o no a su proceso personal.
Ello, señor Presidente, se logró en el artículo 2.
Tercero, era necesario garantizar el carácter voluntario del catastro de mortinatos y que su objetivo se limite a la inscripción de estos, para efectos de dotarlos de un nombre para su inhumación.
Ello también se logró.
Cuarto, era necesario establecer con claridad y certeza que la legislación sobre mortinatos no configura un estatuto jurídico. Así lo dice el artículo 6: "La inscripción señalada en esta ley no generará ningún efecto jurídico en el ámbito civil, penal o administrativo".
Por esas razones, señor Presidente, voy a apoyar en general esta iniciativa.
Sin embargo, no se advierte la necesidad de incluir la categoría jurídica de progenitor en el proyecto. Señala el texto que progenitor es el ser humano que ha aportado en forma directa material genético a la criatura, permitiendo su concepción. Técnicamente parece correcto, pero la realidad social siempre supera al Derecho.
Incluir al "progenitor" en la norma podría generar confusión respecto a la titularidad del derecho que la ley reconoce a la mujer que ha sufrido la muerte fetal en orden a solicitar o no la inscripción del mortinato en el catastro.
Debo remarcar que la normativa sobre catastro de mortinatos tiene que estar centrada en la voluntad y decisión de la mujer que ha estado embarazada y ha sufrido la muerte fetal, y no de otras personas.
Por lo demás, no se debe obviar que la propuesta de ley de ninguna manera excluye a la pareja de la mujer con la que engendró. Al contrario, en el caso de que lo decidan conjuntamente o si así lo define la mujer que ha sufrido la muerte fetal, ella podrá solicitar incluir el apellido de su pareja e incluso su individualización en el registro.
Creo que la norma del progenitor complica la discusión y no es un aporte en el objetivo central de este proyecto.
Sin perjuicio de ello, por considerar que esta legislación es importante, apoyo su aprobación en general.

El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Tiene la palabra la Senadora señora Goic.

La señora GOIC.- Señor Presidente, me referiré al proyecto de forma muy breve.
Deseo anunciar mi voto a favor de la idea de legislar, porque considero que es un tema de humanidad.
Hemos escuchado gran cantidad de testimonios. Y esta es una materia que se viene discutiendo desde hace mucho tiempo.
En consecuencia, la posibilidad de que una pareja, que son padre y madre, pueda identificar a quien reconocen como su hijo desde el minuto en que tienen la buena noticia de que quedaron "embarazados" es algo que debemos resolver, pues actualmente existe un vacío legal en la materia. Insisto en que esto se relaciona con reconocer un proceso que es bonito, que lamentablemente fracasa, que no llega a término. Se trata de darles el espacio a los padres para generar un mejor duelo.
Recuerdo que cuando discutimos en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados -en ese tiempo estábamos allá- el permiso en el caso del fallecimiento de un hijo, también se plantearon este tipo de situaciones, que pueden ser muy diferentes, por supuesto, dependiendo del estado de avance del embarazo. Pero siempre es duro, frente a la ilusión de ser madre, el tener una pérdida. Me parece que existe evidencia suficiente que indica la importancia que ello tiene para el proceso humano, para el proceso psicológico y para el proceso de duelo.
Además, quiero señalar que lo que hace esta iniciativa es crear el catastro. No genera, tal como lo señala el texto, ningún efecto jurídico en el ámbito civil, penal o administrativo respecto de herencia.
Es importante reafirmar el artículo 5, que se hace cargo de una discusión que era legítima en la Cámara y que probablemente se tocará en la discusión particular: cómo esto podría entorpecer la implementación de una ley que hoy es un derecho de las mujeres, la relativa a la interrupción del embarazo. En aquellos casos donde la interrupción es legal, el proyecto en debate no tiene ninguna implicancia.
Reconozco que esto quedó explícito en el texto. El artículo 5 señala: "Esta ley no podrá interpretarse de manera que obstaculice de modo alguno el acceso de las mujeres y niñas a los servicios de interrupción voluntaria del embarazo en los casos, en que estos sean legales.".
Además, me parece que la Cámara de Diputados supo resolver el tema, ponerlo sobre la mesa. Eso implicó un respaldo transversal para el proyecto, que espero sea el espíritu que prime también en nuestra discusión, según el ánimo que he escuchado en las distintas intervenciones.
La iniciativa resuelve un vacío legal que se relaciona con un tema de humanidad, cuando hay un proyecto de una pareja que desea trascender, tener un hijo, pero lamentablemente el embarazo no llega a término. En el texto se reconoce al hijo con nombre y apellido, de acuerdo a la voluntad de la persona gestante, que es algo que evidentemente se tiene que respetar siempre.
Así que reafirmo mi apoyo a la aprobación en general del proyecto y espero que, después de que ha estado en tabla varias veces, durante varias semanas, podamos avanzar en su tramitación con celeridad.

El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Les doy la bienvenida al Ministro señor Blumel y al Subsecretario señor Alvarado.
Le otorgaré la palabra al Ejecutivo antes de abrir la votación, porque después de abierta ello no es posible.
Tiene la palabra el Ministro de Justicia subrogante, señor Juan José Ossa. Entiendo que después intervendrá la señora Subsecretaria de Derechos Humanos.

El señor OSSA (Ministro de Justicia y Derechos Humanos subrogante).- Señor Presidente, por su intermedio, deseo saludar a las Senadoras y los Senadores y a quienes están presentes.
Sin perjuicio de que, como usted adelantó, será la señora Subsecretaria de Derechos Humanos quien explicará con mayor detalle el contenido del proyecto, quiero relevar algunos aspectos más bien generales.
Lo primero es reconocer y agradecer a muchos parlamentarios que han estado detrás de esta iniciativa. No ha sido solo el Ejecutivo el que la ha impulsado. Es cierto que en la Cámara muchos Diputados y Diputadas pujaron por concretar este esfuerzo. Y ocurrió lo mismo con Senadores y Senadoras aquí presentes. Pero se trata, ante todo, de una iniciativa que responde a los requerimientos de asociaciones de padres y madres que han sufrido este inmenso dolor. Es a ellos a quienes nos debemos principalmente y a quienes les agradecemos estar aquí.
Los invito a que consideremos que esta no es una discusión ideológica sobre el estatus del que está por nacer. Deseo relevar nuevamente que esta iniciativa de ley no modifica aspecto alguno del estatuto jurídico que nos rige actualmente en la materia. Ella se enfoca en el dolor de los padres y madres que voluntariamente deseen hacer uso de este nuevo registro.
Para terminar mi intervención, quiero señalar por qué se requiere contar con una ley para esta materia. Es necesaria, porque el registro aquí considerado no puede ser creado por reglamentos. De ahí la relevancia de volver a argumentar por qué este proyecto debe ser aprobado y tener el estatus de una ley.
Muchas gracias.
El señor PIZARRO (Presidente accidental).- A usted, señor Ministro.
Tiene la palabra la señora Subsecretaria de Derechos Humanos.

La señora RECABARREN (Subsecretaria de Derechos Humanos).- Muchas gracias, señor Presidente.
Por su intermedio, deseo saludar a todos los Senadores y Senadoras presentes.
Agradezco a la Comisión de Derechos Humanos del Senado, que aprobó la idea de legislar por la unanimidad de sus miembros.
Agradezco también a los Diputados y las Diputadas de la Comisión de Derechos Humanos y de la Sala, que no solo aprobaron el proyecto de ley, sino que lo perfeccionaron, como dijo la Senadora Goic. El texto inicial tuvo modificaciones relevantes para asegurar el cumplimiento de su objetivo, que es básica y principalmente la dignidad del duelo gestacional de los padres.
El enfoque de derechos humanos está centrado especialmente en la madre, pero también en el padre, pues ambos han llevado adelante el proyecto familiar de concebir a un hijo o a una hija, el cual lamentablemente no ha podido llegar a término.
Lo que sucede actualmente es que existe un protocolo, un reglamento, una norma técnica en el Ministerio de Salud que permite la entrega de los restos humanos, del producto gestacional que ha fallecido antes de separarse un instante siquiera de su madre. Y para llevar a cabo este proceso se requiere un pase de sepultación que entrega el Registro Civil.
Cuando uno va al Registro Civil -normalmente no acude la madre, porque está en el hospital, sino que van el padre, la abuela o el abuelo de esa criatura que ha muerto en el vientre o al momento del parto-, se le entrega el pase de sepultación. Luego se pueden retirar los restos en el hospital, para ir al cementerio a sepultarlos y a solicitar su inscripción en una lápida.
¿Pero de qué nos hemos dado cuenta? De que no existe -y deseo relevar lo que expresaba el Ministro de Justicia y Derechos Humanos subrogante- la obligación para el cementerio de individualizar en la lápida al hijo o la hija muerta.
Nos hemos encontrado con madres y padres de las organizaciones de la sociedad civil que le plantearon al Ministro de Justicia y Derechos Humanos, don Hernán Larraín, la necesidad de que tomáramos el impulso necesario en esta materia. Nos mostraban fotos de las lápidas con "NN", "hijo de" y el nombre de la madre, situación que se repetía.
Existen casos extremos, dramáticos. Por ejemplo, una madre nos relataba que tuvo un embarazo de mellizos. Uno de ellos murió antes de poder separarse de su cordón umbilical. El otro nació y vivió tres horas. Uno pudo ser individualizado en el Registro Civil, tener un nombre y ser sepultado con ese nombre. El otro, no pudo serlo.
El proyecto de ley es registral. Y, como se señalaba, no cambia una coma del estatuto jurídico de la persona en nuestra normativa. Pero se requiere una ley para modificar las funciones del Registro Civil a fin de poder generar el catastro de mortinatos, de manera que cuando se vaya a requerir el pase de sepultación se pueda inscribir, con la voluntad de la madre -nunca en contra de ella-, a ese hijo o hija. La idea es que luego exista la posibilidad de retirar los restos, que están señalados en el proyecto de ley como "producto de la concepción", para evitar cualquier duda respecto de su objetivo, a fin de que puedan ser sepultados en el cementerio, con dignidad, de acuerdo a la voluntad de su madre y de su padre, en el caso de que así sea.
En definitiva, se trata de una iniciativa -y con esto quiero terminar- enfocada en los derechos humanos de los padres, en el duelo gestacional. Ella responde a una demanda de la sociedad civil, que recogimos por el dolor que cada uno de ellos sufre o puede sufrir.
Así que agradezco muchísimo el apoyo que tuvimos en la Cámara de Diputados, donde se perfeccionó el texto original. Estamos seguros de que, cuando volvamos a la Comisión a discutir las indicaciones, podremos resolver todas las dudas o inquietudes que todavía permanezcan sobre este proyecto, cuyo único objetivo es el que acabo de señalar.
Muchísimas gracias.
El señor PIZARRO (Presidente accidental).- A usted, señora Subsecretaria.
Si les parece, procederemos a abrir la votación.
Acordado.
En votación general el proyecto.
--(Durante la votación).

El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Tiene la palabra el Senador señor Quinteros.

El señor QUINTEROS.- Señor Presidente, ¿puedo aprovechar la oportunidad para pedir una autorización de la Sala?

El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Estamos en votación, Su Señoría.

El señor COLOMA.- Así es.

El señor QUINTEROS.- De acuerdo.
Señor Presidente, sé de familias que han perdido una criatura en avanzado estado de gestación y del dolor que sufren, el cual se ve agravado cuando deben enfrentar problemas para darle la sepultura que ellos quieren.
Frente a esta realidad, solo cabe tener una actitud de acogida, de comprensión.
El proyecto tiene como único objetivo facilitar el proceso a los progenitores que sufran dicha pérdida, deseen identificar a la criatura y darle la sepultura que consideren digna.
No hay otro propósito en la iniciativa en análisis.
En tiempos de Twitter, de desconfianza y de sobrerreacción, es natural que algunos sospechen que detrás de este proyecto puede haber otros objetivos, como reconocer a los nonatos la calidad de sujetos de derecho o limitar la aplicación de las normas sobre interrupción del embarazo.
Yo descarto esos temores y me quedo simplemente con la finalidad estrictamente humanitaria de esta normativa, que no es otra que dar respuesta al natural y legítimo interés de algunas personas que pasan por la experiencia de perder un hijo en gestación, para darles a sus restos el trato que consideren adecuado.
Las personas pueden reaccionar de manera distinta frente a esta experiencia.
La inscripción que considera el proyecto es voluntaria, por lo que es perfectamente válido que se decida no solicitarla. Ambas opciones son dignas y legítimas.
La iniciativa en debate no define cuál es el trato correcto que debe darse a los restos, sino cuál es el derecho de los progenitores para decidir sobre ellos.
De este modo, dejamos la decisión en las personas y no en las frías manos de la burocracia.
Por tales razones, señor Presidente, voto a favor.

El señor PIZARRO (Presidente accidental).- Tiene la palabra el Senador señor Coloma.

El señor COLOMA.- Señor Presidente, creo que este proyecto tiene un mérito bien importante, que es conjugar dos conceptos muy valiosos de incorporar en una legislación.
El primero es el sentido de humanidad, con mayúscula.
Esta iniciativa tiene un sentido humano, que entiende el dolor, la desesperación que todos hemos vivido muy de cerca por no saber qué pasa con ese niño en gestación que finalmente no pudo nacer de la forma en que se pensaba, se soñaba o se esperaba. De alguna manera, se trata de suplir algo respecto de lo cual la legislación se hace un poco la lesa. Porque, si bien es efectivo que en algunas partes se requiere cierto registro, particularmente en las clínicas privadas, él obedece a una cuestión más de orden que de alguna característica especial.
A mí me parece sano que los países asuman esos dolores, esas penas, y les den la opción voluntaria a los padres de incorporar a ese niño en un registro, para luego, por ejemplo, darle sepultura al lado de otras personas que uno puede querer harto, al amparo de una legislación y no, simplemente, de una inspiración.
El otro concepto que se conjuga es la dignidad.
Ya señalaron la Subsecretaria y el Ministro que esto tiene una lógica de dignidad, una palabra valiosa en sus más distintas acepciones.
Me parece que esa línea, de unir humanidad con dignidad, primero pensando en los padres, y luego, en quien no pudo nacer como se esperaba, obviamente representa una forma de conjugar adecuadamente una norma de este tipo.
Yo me alegro de que nos atrevamos un poquito en esa lógica, en avanzar en esta línea, porque ello, sin generar efectos quizá gigantescos, permite hacerse cargo de temas que están más bien asociados con los dolores, con las pérdidas.
Generalmente uno tiende a legislar en un sentido más bien inverso respecto de qué hacer frente a escenarios distintos. Pero este proyecto se hace cargo de la humanidad, de la dignidad.
Por eso, señor Presidente, me parece que la iniciativa en debate está bien inspirada. Sé que ha tenido una tramitación bastante larga. Naturalmente, uno siempre puede mejorar algún concepto del articulado, pero considero que el problema central se halla resuelto de buena manera.
Así que yo, por lo menos, animo a votar a favor del proyecto, para que en este segundo trámite constitucional se pueda reformar el Registro Civil e Identificación en la lógica de generar este nuevo catastro, y así facilitar la individualización y sepultación de estos niños o estas personas que estaban por nacer.
He dicho.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- A continuación, tiene la palabra el Senador señor Letelier.

El señor LETELIER.- Señor Presidente, estimados colegas, quiero partir compartiendo lo planteado por el Senador Coloma. Me parece que todos estarán de acuerdo en que este proyecto se basa en criterios de humanidad.
El que una pareja no logre que su proyecto de vida, el nacimiento de su hijo o hija, llegue a término es una situación tremendamente dolorosa.
Muchos de nosotros hemos sufrido cuando nuestra pareja tiene una pérdida. Pero hay un momento que diferencia la pérdida de lo que es una criatura que no nace.
Este proyecto no entra a definir el plazo que permite hacer esa diferencia: doce semanas, en fin. Esa es otra discusión. Pero lo cierto es que muchas personas, cuando su guagua muere, pasan por una situación dramática y tienen la necesidad de vivir ese duelo, de vivir su dolor, y si así lo desean -es la opción de la gran mayoría-, darle sepultura.
En ese sentido, que es el que todos compartimos, este proyecto va a contar con nuestro voto favorable.
Por otro lado, hay temas de resguardos, para no abordar en este proyecto debates sobre materias diferentes.
Yo no sé si esta iniciativa es de derechos humanos. Esa es una discusión que la Subsecretaria, sin querer queriendo, la trajo a colación. Porque los derechos humanos son de las personas, en estricto rigor. Pero ella fue muy sutil, pues se refirió al derecho humano de los padres.
Al respecto, tuvimos un debate con la Senadora Muñoz sobre si este derecho humano de los padres es de la madre exclusivamente o de ambos. Lo cierto es que el concepto de "progenitores" que figura en el texto del proyecto no necesariamente es el mejor. Eso lleva a confusión.
Y como esa materia, se tendrán que precisar otros conceptos.
Es cierto que no cabe aquí un debate -igual lo vamos a tener- sobre la diferencia entre "vida" y "persona". Creo que la Cámara de Diputados resguardó muy bien este punto para evitar un debate de otra naturaleza, en los artículos 5 y 6, respecto de los alcances de esta futura ley.
Se ha logrado acotar que se trata de un proyecto relacionado con el derecho de sepultura de un ser que no es persona, que no llegó a nacer.
Espero que ello sea a petición de ambos padres y no solo de la madre. Es una discusión que voy a tener con mi compañera feminista la Senadora Muñoz: de quién es el derecho.
¡Eso es tremendamente importante!
Hace muy poco conocí el caso de un amigo mío de la comuna de Codegua, Joaquín Valenzuela. Él y su mujer sufrieron la pérdida de un proyecto de vida, su guagua, a los ocho meses de embarazo. Fue una situación dolorosa. No todos los cementerios de las distintas comunas actúan igual. Ellos pudieron colocar en un nicho a este proyecto compartido de vida.
No cabe duda de que, para esa familia, al igual que para muchas otras, no se trata solo del derecho a sepultura, sino de reconocer que pasó algo más, que tiene que ver con la humanidad de ese proyecto de vida de la pareja.
En este sentido, pienso que esta iniciativa es muy importante. Es de las que nos hace falta en nuestro país.
Necesitamos humanizarnos en muchos planos. Este proyecto ayuda a aquello.
Valoro harto el trabajo que ha hecho el Ministerio de Justicia y quiero reconocer el hecho de que el Gobierno haya presentado esta propuesta a petición de las familias que en cierto momento se acercaron al Presidente. Eso tiene un tremendo valor.
Voy a votar a favor, señor Presidente.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Aravena.

La señora ARAVENA.- Señor Presidente, primero, quiero felicitar al Ejecutivo por plantear esta iniciativa de ley, porque, como han mencionado otros colegas, surge de la sociedad civil y también de algunas mociones parlamentarias que proponían lo mismo.
Como bien decía mi antecesor, algunos cementerios de pequeños pueblos permiten que se realice tal sepultación. Básicamente, no hay ninguna regulación al respecto y queda a conciencia de cada recinto.
El asunto es que tal derecho no es una regla general. Por tanto, hay que normarlo.
El artículo 36 del Reglamento General de Cementerios señala: "Toda sepultura, mausoleo o nicho deberá tener una inscripción con el nombre de la o las personas o familias a cuyo nombre se encuentren registrados en el cementerio.".
Dado que el mortinato no se encuentra individualizado para la ley chilena al momento de la sepultación, no puede ser identificado en su tumba, lo que significa invisibilizarlo, lo que aumenta el dolor de sus padres, quienes constatarán cada vez que lo visiten en el cementerio que su hijo está desprovisto de todo reconocimiento social.
Los padres carecen del derecho de individualizar bajo un nombre propio al hijo que murió durante el proceso de gestación, lo que repercute al momento de la inhumación, ya que el mortinato, al no estar individualizado para la ley chilena, es un "NN". Por tanto, al sepultarlo, debe ser señalado bajo esta fórmula en la tumba.
Coincido con todos los colegas que me antecedieron en que esta iniciativa, en resumen, entrega humanidad y dignidad.
Vemos demasiados proyectos sobre materias económicas o de naturaleza bastante más fría. El que nos ocupa es de los pocos que hemos aprobado en estos años de índole más humana: en este caso, se hace cargo del dolor de muchas familias que esperaron con ansias la llegada de un hijo, quien, finalmente, no llegó a término y falleció.
Por último, respecto de todas las aprensiones, que son legítimas, de parte de los Senadores que han manifestado su preocupación en cuanto a resguardar otras leyes, pienso que habrá un espacio de tiempo para discutir, analizar y generar indicaciones que permitan asegurar que tales dudas se esclarezcan.
Celebro esta iniciativa y doy mi voto de aprobación.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Ofrezco la palabra al Senador señor Durana.

El señor DURANA.- Señor Presidente, el proyecto que hoy votamos reconoce que los progenitores tienen derecho a la inscripción de sus mortinatos en un registro que debe ser creado especialmente al efecto, con el objeto de permitir la pronta inhumación o disposición de sus restos.
Esta norma llena un vacío legislativo que afecta dolorosamente a los progenitores, quienes deben vivir esas delicadas circunstancias. Por ello, esa iniciativa constituye un avance en nuestra legislación y humaniza obviamente a este Congreso.
Quiero felicitar sentidamente al Ejecutivo por haber dado todo su respaldo a esta idea.
Sin perjuicio de la aprobación en general de este proyecto de ley, es necesario hacer presente algunos aspectos.
Se habla de "catastro", pero este término es utilizado, normalmente, en materias patrimoniales, lo cual no me parece adecuado para individualizar un registro que consignará a mortinatos, que son productos de la concepción y que no han llegado a ser personas. Se trata de asignar al mortinato un nombre propio, seguido del apellido del o de los progenitores. Se podrá consignar su sexo si fuere determinado o determinable, y también la individualización de el o los progenitores, a solicitud del peticionario.
En consecuencia, debemos hablar de la creación de un "registro" y no de un "catastro".
La iniciativa establece el derecho a realizar este registro al progenitor, definido como "Ser humano que ha aportado en forma directa material genético de la criatura, permitiendo su concepción".
Sin perjuicio de las consecuencias que conlleva definir "progenitor" en esos términos y de la dificultad que implica hablar de "progenitores" en una materia referida a mortinatos, el proyecto no regula la situación que se daría si estos fallecen y es otra la persona que requiere la inscripción del mortinato.
Dado el objeto de la ley, no es lógica la referencia que realiza el artículo 5 de la iniciativa con relación a la interrupción voluntaria del embarazo. Su incorporación distorsiona la finalidad y sentido de la futura ley. Se trata de llenar un vacío legal en una materia específica, como el registro de un mortinato a efectos de su inhumación y, por lo tanto, no puede darse otro alcance que el propósito que persigue el proyecto mismo.
Voto a favor la idea de legislar.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Ofrezco la palabra al Senador señor Sandoval.

El señor SANDOVAL.- Señor Presidente, quiero sumarme a las felicitaciones al Gobierno por tomar en cuenta un ámbito tan sensible, tan humano, tan particular y especial para la familia que se ve enfrentada al dolor de haber llevado adelante un proceso que no logró concluir con el nacimiento.
Estos son los proyectos en los que a veces uno entra al debate más bien técnico-legislativo.
Pero vámonos al fondo.
Cuando los progenitores -como aquí se señala- están en una condición de esa naturaleza, es evidente que, más allá de leyes, normas o tecnicismos, hay una dimensión de enorme y profundo sentido humano.
Esta iniciativa, que consta apenas de seis artículos permanentes y dos transitorios, reconoce precisamente la dignidad de una persona que, tras no haber cumplido su proceso de gestación, termina hoy día individualizado como un "NN", un no nacido, lo que afecta a su familia, que ha vivido todo este proceso de embarazo, de gestación, de acompañamiento, de preparación.
¿Cuántos hechos humanos, afectivos, hay detrás de esa instancia, respecto de los cuales este proyecto se hace cargo?
Crear este registro especial para aquellos seres humanos que mueren antes de nacer implica un reconocimiento explícito a su dignidad humana. Ese es el valor que tiene, su significado social.
Más de dos mil familias cada año sufren este tipo de pérdidas. ¡Más de dos mil familias!
El dolor de quienes han pasado por tal situación constituye un paso respecto de su reconocimiento, una forma de llevar de una manera un poquito más liviana el peso de lo que significa la pérdida de un hijo.
Por ello, me parece que este proyecto, que va en la dirección indicada, es precisamente una tremenda señal en esta dimensión.
La regulación hoy día es absolutamente insuficiente.
La iniciativa de ley que se plantea, que aborda este asunto de una manera tan especial, le da a nuestra labor un sentido social, humano, afectivo, y con ella, por último, nos hacemos parte de una realidad a la que a nosotros como sociedad nos parece absolutamente válido y legítimo dar una respuesta.
Valoro que el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera haya entendido que esto tiene una dimensión que va mucho más allá del mero tecnicismo de un "NN". Apunta a que los padres, los progenitores, tengan la posibilidad de hacerle a su hijo un reconocimiento formal a través de este registro especial y proceder a darle una digna sepultación. Es una mínima respuesta que como sociedad estamos entregando a quienes, tras el proceso de gestación, no tuvieron la dicha de que su hijo o hija terminara su proceso como corresponde.
Obviamente, votaremos a favor del proyecto.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Ebensperger.

La señora EBENSPERGER.- Señor Presidente, seré muy breve, porque creo que acá ya se ha dicho casi todo.
Deseo relevar la importancia de esta iniciativa. Creo que es necesaria, más allá de que se convierta en una ley, por tratarse, como también se ha planteado, de un tema humanitario y de dignidad.
El proyecto tiene por objeto dignificar el trato que nuestro ordenamiento jurídico otorga a los seres humanos en gestación que mueren, ya sea en el vientre materno, antes de ser separados de su madre o que no hayan sobrevivido a la separación un momento siquiera. Ello permite que los padres, para vivir de mejor manera ese duelo, puedan inscribir a sus hijos mortinatos en forma voluntaria en el catastro especial que llevará el Registro Civil e Identificación, donde quedarán individualizados. Es decir, los padres tendrán la posibilidad de inscribirlos (darles un nombre y un apellido) y, posteriormente, sepultarlos.
A mi juicio, el reconocimiento jurídico a esta situación de hecho que se vive diariamente en nuestro país permitirá sobrellevar el duelo y ayudará a terminar un proceso muy doloroso como es la pérdida de un hijo. A quienes nos ha tocado pasar por ese sufrimiento, tal derecho, de haber existido antes, sin duda nos habría ayudado en algo a cerrar un proceso tan difícil.
Insisto en la importancia de este proyecto, por el reconocimiento que establece. Espero que prontamente se convierta en ley.
Hace un rato un señor Senador habló de tratar de fijarles un plazo a los progenitores para realizar este reconocimiento. Ello resulta difícil. Para un padre o una madre que llevó en su vientre a una criatura, sea por tres meses, dieciséis semanas, nueve meses o treinta y ocho semanas, ese ser seguirá siendo un hijo. Por tanto, ellos van a necesitar igualmente darle reconocimiento jurídico; ponerle un nombre y un apellido; inscribirlo y sepultarlo, aunque sea nonato.
Sin duda, voto a favor de esta iniciativa en general.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- No hay más inscritos.
Terminada la votación.

--Se aprueba la idea de legislar (27 votos a favor y 2 abstenciones).
Votaron por la afirmativa las señoras Aravena, Goic, Muñoz, Órdenes, Provoste, Rincón y Von Baer y los señores Allamand, Castro, Chahuán, Coloma, Durana, Galilea, García, García-Huidobro, Guillier, Harboe, Huenchumilla, Kast, Latorre, Letelier, Moreira, Ossandón, Pérez Varela, Prohens, Quinteros y Sandoval.
Se abstuvieron los señores De Urresti e Insulza.

La señora EBENSPERGER.- Señor Presidente, ¿puede incluir mi voto?

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Se deja constancia de la intención de voto favorable de la Senadora señora Ebensperger.
Tiene la palabra el señor Ministro.

El señor OSSA (Ministro de Justicia y Derechos Humanos subrogante).- Señor Presidente, atendida la hora, solo queda agradecerles a las Senadoras y a los Senadores por la gran disposición para avanzar en este proyecto.
Muchas gracias.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- A usted, señor Ministro.
No hay quorum suficiente para fijar el plazo para presentar indicaciones. Quedará pendiente para la próxima sesión.

)----------------(

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Muñoz.

La señora MUÑOZ.- Señor Presidente, en nombre de la Comisión de Recursos Hídricos, conforme a lo que esta acordó hoy día, solicito la autorización de la Sala para que el proyecto de ley sobre administración del borde costero y concesiones marítimas sea visto por dicho órgano técnico, una vez que sea despachado por la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales.

El señor DE URRESTI (Presidente).- Señora Senadora, entendemos la procedencia de su petición, pero no hay quorum para adoptar dicho acuerdo. Por lo tanto, dejaremos pendiente el asunto.

El señor CHAHUÁN.- Tenemos quorum, señor Presidente. Hay 12 señores Senadores en la Sala.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- No alcanza.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- Se necesitan 14 para adoptar acuerdos.
)----------------(

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador señor Chahuán.

El señor CHAHUÁN.- Señor Presidente, requiero hacer una solicitud respecto del proyecto que se encuentra en el número 6 de la tabla, en segundo trámite constitucional, que modifica la ley Nº 18.178, General de Telecomunicaciones, para regular el tendido de cables aéreos, con segundo informe de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones.
Pido que quede a disposición de la Mesa, para cuando la Sala cuente con el quorum necesario, la solicitud de acordar que la referida Comisión elabore un informe complementario a efectos de poder incorporar también a las empresas que tengan cables en desuso en condominios sociales.

El señor DE URRESTI (Presidente).- Queda pendiente la solicitud de Su Señoría, a la espera del quorum suficiente.
)-------------(

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Rincón.

La señora RINCÓN.- Señor Presidente, el proyecto de ley que deroga la tabla de factores para la fijación de precios de las isapres tenía plazo hasta hoy día para la presentación de indicaciones. Como no se presentó ninguna, queremos pedir como bancada que sea votado en la sesión de mañana.
Hemos sido increpados públicamente como Senado por no haber legislado sobre esta materia.
Por lo tanto, no habiendo indicaciones, sería tremendamente sano ante la opinión pública votar pronto esa iniciativa de ley.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Señora Senadora, me indica la Secretaría que ese proyecto fue aprobado en particular al inicio de esta sesión. Por ende, quedó despachado y pasó al segundo trámite constitucional.

La señora RINCÓN.- Perfecto.



ELIMINACIÓN DE PRIVILEGIOS PROCESALES EN FAVOR DE AUTORIDADES ECLESIÁSTICAS


El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Corresponde tratar el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que modifica el Código de Procedimiento Civil para eliminar privilegios procesales en favor de autoridades eclesiásticas, con informe de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.
--Los antecedentes sobre el proyecto (10.324-07) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley:
En segundo trámite: sesión 25ª, en 19 de junio de 2018 (se da cuenta).
Informe de Comisión:
Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento: sesión 4ª, en 20 de marzo de 2019.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la señora Secretaria.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- El objetivo de la iniciativa es eliminar privilegios procesales civiles establecidos en favor de las autoridades eclesiásticas que indica.
La Comisión de Constitución discutió este proyecto en general y en particular en atención a lo dispuesto en el artículo 127 del Reglamento de la Corporación. Lo aprobó en general por la unanimidad de sus miembros, Senadores señores Allamand, De Urresti, Harboe, Huenchumilla y Pérez Varela. Con la misma unanimidad lo aprobó también en particular, en iguales términos en que fue despachado por la Cámara de Diputados.
El texto que se propone aprobar se consigna en las páginas 6 y 7 del informe de la Comisión de Constitución y en el boletín comparado que Sus Señorías tienen a su disposición.
El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- En discusión general.

Ofrezco la palabra sobre esta iniciativa a algún integrante de la Comisión.
Tiene la palabra la Senadora señora Rincón.

La señora RINCÓN.- Señor Presidente, el objetivo de este proyecto guarda relación con la regla general de que, en el procedimiento civil en materia de comparecencia en juicio, toda persona deba presentarse al tribunal.
La iniciativa de ley, originada en moción en la Cámara de Diputados, en segundo trámite constitucional, busca eliminar privilegios para las autoridades eclesiásticas: arzobispos, obispos, vicarios generales, provisores, vicarios, provicarios capitulares, párrocos y religiosos en general, incluidos los novicios, quienes también son considerados personas que deben ser tratadas de un modo especial.
Básicamente, se pretende privarlos de dos privilegios que hoy día tienen:

1.- El de prestar declaración judicial en sus domicilios en vez de acudir al tribunal (artículo 361).

2.- La exención de comparecer ante el tribunal a prestar declaración de confesión en juicio.
En ambos casos, se trata de que ellos deban acudir a declarar a los tribunales como cualquier ciudadana o ciudadano que es citado en un juicio.
En un Estado laico, en que el Estado y la iglesia no constituyen una unidad, tratándose de privilegios que resulta razonable que existan respecto de autoridades públicas, no se justifica un trato privilegiado para quienes no detentan dicha condición, más si con ello se recarga el trabajo de los tribunales de justicia, pues cuando son citados a declarar el juez debe trasladarse al domicilio para recibir la declaración o comisionar a un secretario para tal efecto.
Eso es, señor Presidente, lo que busca esta moción, proveniente de la Cámara de Diputados, que hoy se somete a la consideración de esta Sala.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Ofrezco la palabra.
Ofrezco la palabra.
Como no contamos con el quorum requerido para tomar acuerdos, vamos a dejar pendiente para mañana la discusión de esta iniciativa.
--Queda pendiente la discusión general del proyecto.




PROHIBICIÓN DE CONDICIONAMIENTO DE PERMANENCIA DE ESTUDIANTES A CONSUMO DE MEDICAMENTOS PARA TRATAR TRASTORNOS DE CONDUCTA


El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- A continuación, corresponde tratar el proyecto, en segundo trámite constitucional, que modifica la Ley General de Educación y la Ley sobre Subvención del Estado a Establecimientos Educacionales, en el sentido de prohibir que se condicione la permanencia de estudiantes al consumo de medicamentos para tratar trastornos de conducta, con informe de la Comisión de Educación y Cultura.
--Los antecedentes sobre el proyecto (11.662-04) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley:
En segundo trámite: sesión 58ª, en 10 de octubre de 2018 (se da cuenta).
Informe de Comisión:
Educación y Cultura: sesión 91ª, en 23 de enero de 2019.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la señora Secretaria General.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- El principal objetivo del proyecto es impedir que los establecimientos educacionales condicionen la incorporación, asistencia o permanencia de los estudiantes al consumo de medicamentos para tratar trastornos de conducta, haciendo concordante la norma establecida en la Ley sobre Nueva Educación Pública (N° 21.040) con lo dispuesto en la Ley General de Educación, para que sea aplicable a todo el sistema educacional.
La Comisión de Educación y Cultura discutió el proyecto en general y en particular, en virtud del acuerdo adoptado por los Comités con fecha 8 de enero de 2019; aprobó la idea de legislar por la unanimidad de sus miembros, Senadores señoras Provoste y Von Baer y señores García, Latorre y Quintana, y lo aprobó también en particular, con las votaciones y enmiendas que consigna en su informe.
Cabe hacer presente que el artículo único del proyecto de ley propuesto por la Comisión es de rango orgánico constitucional y requiere para su aprobación 24 votos favorables.
El texto que se propone aprobar se consigna en las páginas 33 y 34 del respectivo informe.
El señor QUINTANA (Presidente).- En discusión general el proyecto.

Tiene la palabra la Senadora señora Provoste.

La señora PROVOSTE.- Señor Presidente, esta iniciativa, que viene a modificar la Ley General de Educación y la Ley sobre Subvención del Estado a Establecimientos Educacionales, tiene su origen en una moción parlamentaria cuya principal autora es la Diputada Cristina Girardi, a quien acompañaron, entre otros, el Diputado Jaime Bellolio. Se trata de una propuesta muy transversal.
Es importante señalar que cuando se discutió el proyecto de Ley de Nueva Educación Pública, se dispuso como elemento fundamental que no se podría exigir como condicionante para que un estudiante se mantuviera en un establecimiento educacional el que debiese estar sujeto a la suministración de medicamentos. Sin embargo, como en ese momento se estaba discutiendo sobre educación pública, ello se instauró solo respecto de establecimientos educacionales que tuviesen dicho carácter.
Sin embargo, dicha realidad se vive en muchos otros. Sin ir más lejos, la Superintendencia de Educación ha emitido diversos dictámenes a raíz de que algunos colegios obligan a muchos padres y apoderados a suministrar medicamentos a sus hijos o hijas con el propósito de mantener la matrícula.
Chile, después de Estados Unidos, es el país que presenta los más altos índices de problemas en materia de salud mental. Hoy, una forma de disrupción es el trastorno por déficit atencional e hiperactividad, el cual ha encendido la alarma de numerosas comunidades educativas y de gran cantidad de profesionales.
En esta materia existe una contradicción que el proyecto busca dejar en evidencia.
La propia Organización Mundial de la Salud establece, en su guía de intervención para trastornos mentales, neurológicos y por uso de sustancias en el nivel de atención de la salud no especializada, que la medicación es la última alternativa, por los riesgos que representa para la salud de los y las estudiantes del sistema educativo.
Es más, en Chile, por una parte, se ha llevado adelante una campaña muy importante para derrotar la obesidad, pero, por la otra, esta campaña de medicar a los alumnos genera problemas de obesidad muy significativos.
Cuando los estudiantes son mal diagnosticados con déficit atencional, cuando sus familias son conminadas a medicar a sus hijos para poderlos mantener matriculados en un establecimiento educacional y se les comienza a suministrar un fármaco que no está definido para ellos, los riesgos de desencadenar un suicidio infantil son grandes.
Por lo tanto, hoy tenemos una realidad que es lacerante: la enorme tasa de suicidios que se da en nuestro país. Y uno se pregunta: ¿no será acaso por malos diagnósticos? ¿No será acaso por la exigencia y la obligación de medicación que muchas comunidades educativas hacen para que los jóvenes se mantengan matriculados?
Por eso, este proyecto de ley busca poner en concordancia una disposición que el Congreso en su conjunto ya aprobó a la hora de legislar respecto de la Nueva Educación Pública, cuando estableció que no se puede condicionar la matrícula de un alumno a la suministración de determinados medicamentos por, fundamentalmente, trastornos del aprendizaje. Esto no guarda relación con aquellos diagnósticos que efectivamente son realizados por profesionales y que se refieren a otro tipo de enfermedades que requieren una suministración de medicamentos permanente, como es el caso de la diabetes detectada a temprana edad. Considero importante mencionarlo.
Señor Presidente, quiero agradecer a los Diputados que presentaron esta iniciativa, particularmente a su autora principal, la Diputada Cristina Girardi, por su intención de avanzar en justicia y no condicionar la incorporación, asistencia o permanencia de los estudiantes a la suministración de algún tipo de fármaco.
Y reitero: en aquellos casos en que exista una prescripción médica efectuada por un especialista con estricto cumplimiento de los protocolos del Ministerio de Salud, la escuela deberá otorgar todos los apoyos necesarios para asegurar la plena inclusión de los alumnos.
Agradezco a los profesionales de la Biblioteca del Congreso que durante la tramitación del proyecto entregaron una visión muy detallada de lo que fue su discusión en la Cámara de Diputados, así como a los especialistas, básicamente médicos psiquiatras, que también acompañaron este debate, sobre todo para advertir el grave riesgo en el que hoy se encuentran muchos jóvenes que son obligados a recibir un medicamento para mantenerse en determinado establecimiento, contraviniendo las normas de la propia Organización Mundial de la Salud.
Por eso, señor Presidente, llamamos a la Sala a aprobar esta iniciativa.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor García.

El señor GARCÍA.- Señor Presidente, tal como lo ha explicado la Senadora Yasna Provoste, la Comisión de Educación de este Senado aprobó por unanimidad la idea de legislar para prohibir que se condicione el ingreso o permanencia de niños y jóvenes estudiantes al consumo de determinados medicamentos.
La verdad es que cuando recién conocimos este proyecto a mí me pareció increíble que tuviéramos que legislar sobre la materia, porque considero sorprendente que en algunos colegios se obligue a que los alumnos deban tomar algunos medicamentos como condición para ingresar o permanecer en él.
Un trabajo realizado por profesionales de la Biblioteca del Congreso demostró que la sobremedicación y a veces el sobrediagnóstico se hallan presentes en muchos de nuestros niños y jóvenes, a quienes se les obliga a consumir fármacos que en diversas ocasiones terminan repercutiendo en su desempeño escolar.
Yo creo que esta es una campanada de alerta, un llamado de atención a las comunidades educativas y, por supuesto, a los padres y apoderados.
En los casos en que los estudiantes tienen recetado un tratamiento, este se debe cumplir, incluso en el colegio, en la medida en que sea informado oportuna y adecuadamente. Sin embargo, no se debe ceder a la presión de "Solo le recibo a su hijo si consume tal medicamento", o "Solo permanecerá en la escuela si consume este otro fármaco", para que, en definitiva, el estudiante logre un comportamiento o una conducta que no entorpezca las relaciones ni la disciplina al interior del establecimiento.
Estoy hablando, por supuesto, de medicamentos que tienen efectos en la vida de nuestros niños y nuestros jóvenes. Y por eso estimamos que es necesario legislar sobre la materia, para prohibir, concretamente, que se condicione el ingreso o la permanencia de estudiantes al consumo de ciertos medicamentos.
Anuncio mi voto favorable.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Latorre.

El señor LATORRE.- Señor Presidente, esta iniciativa persigue como propósito impedir que los establecimientos educacionales condicionen la incorporación, asistencia o permanencia de los estudiantes al consumo de medicamentos para tratar trastornos de conducta, haciendo concordante la norma establecida en la Ley sobre Nueva Educación Pública con lo dispuesto en la Ley General de Educación y la Ley de Subvención Educacional Preferencial, para que sea aplicable a todo el sistema educacional.
Algunos antecedentes.
En el contexto actual de una sociedad exitista, consumista, resulta necesario tener estudiantes dóciles, que se porten bien en la sala de clases, que no sean disruptivos y que, de alguna manera, traten esta disrupción tan sobrediagnosticada en nuestro sistema escolar como es el trastorno por déficit atencional e hiperactividad.
Es importante señalar el incentivo perverso que implica el actual sistema de subvención escolar, basado en la asistencia, que obliga a tener más alumnos por sala, deteriorando las capacidades de los docentes y de las comunidades educativas para atender las necesidades educativas especiales.
Cabe destacar que, conforme a guías de la Organización Mundial de la Salud, se establecen expresamente para los trastornos de la conducta -término amplio que recubre los trastornos de déficit atencional y la hiperactividad- diversas acciones que deben ser implementadas previas a la medicación y que dicen relación con diversos apoyos psicosociales. Estos informes indican que "no se debe suministrar metilfenidato a menores de 6 años", y también, como recomendación general, que "no se use medicinas para los trastornos de conducta de niños y adolescentes". Luego agregan que dicho medicamento puede considerarse para la hiperactividad bajo los supuestos que se mencionan en el propio manual. Sin embargo, existe evidencia de que en Chile la importación de estos medicamentos ha experimentado un aumento considerable, generando además un muy buen negocio para las farmacias.
Se recogen múltiples expresiones de preocupación que en el trabajo en terreno se han recibido de padres y apoderados, referentes a las exigencias que realizan algunas escuelas en orden a llevar a los niños a especialistas neurólogos o psiquiatras con el fin encubierto de medicarlos, existiendo incluso un fallo judicial al respecto.
A su vez, se destaca que el uso abusivo de fármacos psiquiátricos en la infancia puede gatillar diversos problemas de salud que vienen descritos en los mismos prospectos de los medicamentos que se les suministra a niños pequeños y adolescentes, como ideación suicida, somnolencia, distonías, anorexia, aumento de peso, síndrome neuroléptico maligno y trastornos cardiacos.
Es importante señalar que si bien resulta fundamental regular esta situación, solo se atacan sus síntomas y no los factores de fondo. En ese sentido, urge una política de fomento de la salud mental en los centros educativos de nuestro país.
Chile muestra altas tasas de suicidios infantojuveniles y de trastornos de salud mental de distinto tipo, por lo cual se requiere, en definitiva, no atacar únicamente los síntomas ni abordar con medicamentos una cuestión que es mucho más compleja, integral y que necesita un abordaje biosicosocial no solo individual, sino también grupal, familiar y que se lleve a cabo también desde el entorno y las comunidades educativas.
Por lo tanto, urge una política de fomento de la salud mental en nuestras comunidades educativas y no solo abordar este aspecto regulatorio de no discriminación con esos niños.
Por eso, voy a votar a favor, pero haciendo el alcance de que esta iniciativa resulta insuficiente para enfrentar la crisis de salud mental que tenemos en nuestro país.
Gracias.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palaba la Senadora señora Rincón.

La señora RINCÓN.- Señor Presidente, deseo saludar y felicitar a los autores de esta moción, las Diputadas Cristina Girardi, Camila Rojas, Marisela Santibáñez y Camila Vallejo y los Diputados Jaime Bellolio, Ricardo Celis, Juan Santana y Gonzalo Winter.
La verdad es que resulta bien impresionante lo que ocurre en nuestro país y en los colegios.
El doctor en psicología infantil e investigador Felipe Lecannelier afirma que "El sobrediagnóstico y la sobremedicación son una de las muchas estrategias sociales que reflejan un patrón cultural chileno que está enfermando progresiva y gravemente a los niños, lo que da cuenta de una epidemia silenciosa y oculta en la salud socioemocional de los niños".
Lo cierto, señor Presidente, es que esta afirmación es reflejo de una cruda realidad.
Permitir que nuestros niños y jóvenes sean medicados para acceder y mantenerse en las escuelas y los colegios es una vulneración a sus derechos fundamentales. Lo hemos conversado con usted, ya que somos parte de la Comisión de Infancia. Y cuando decimos que los niños deben ser nuestra primera preocupación, ¡esto no se puede permitir! Además de vulnerar sus derechos fundamentales, también estamos afectando su derecho a la salud, a la educación, a la igualdad y no discriminación arbitraria, y a su dignidad, por el simple hecho de ser niños con trastornos de déficit atencional e hiperactividad.
No puede ser que en los colegios les exijan estar medicados. No puede ser, señor Presidente, que aceptemos que los establecimientos educacionales estén exigiendo a los niños consumir metilfenidato y risperidona solo porque los obliga a estar enfocados, a controlar sus acciones, a permanecer quietos y en silencio.
La risperidona es un medicamento que se ocupa en el tratamiento de la esquizofrenia en adultos y en niños de al menos 13 años de edad, o para el trastorno bipolar. El metilfenidato, por su parte, es un fármaco estimulante que produce efectos similares a las anfetaminas.
Aquellas exigencias, señor Presidente, constituyen claramente una violencia institucional contra nuestros niños que debemos erradicar. Es una violencia que se ejerce contra los menores que tienen problemas en sus procesos educativos e implica aceptar una definición de identidad infantil como "patológica", que lleva a estigmatizarlos como "problemáticos", "indeseables", y que además genera un rechazo social hacia ellos.
Eso es, sin duda, discriminatorio, pero sobre todo violento.
Cuando uno mira el estudio del doctor Lecannelier, que este expuso en el edificio del ex Senado, queda impresionado con lo que allí se refleja.
De 200 educadoras consultadas a lo largo del país, de jardines públicos y privados, el 92 por ciento de ellas, señor Presidente, respondió así a las siguientes preguntas:
-"¿Qué es para ti un niño/a ideal?". Se respondió: "Un niño/a tranquilo, concentrado, obediente y educado".
-"¿Qué no es para ti un niño/a ideal?". Se dijo: "Un niño/a agresivo, hiperactivo, desordenado, desatento, flojo".
-"¿Qué es para ti una clase ideal?". Se señaló: "Una clase tranquila, sin ruidos, con niños bien comportados y concentrados... buenos alumnos".
Ello, señor Presidente, no hace más que expresar una dificultad en el proceso de formación educativo cuando tenemos niños con trastornos que presentan conductas propias de una simple expresión del estrés, así como la inadecuación a modelos educativos necesarios para estos y otros niños con requerimientos especiales.
Considero que este proyecto de ley es necesario y urgente, porque estamos desarrollando patrones y conductas que no corresponden.
Por tanto, en defensa de nuestros niños, niñas y adolescentes, voto a favor.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Sandoval.


El señor SANDOVAL.- Señor Presidente, estamos frente a un proyecto de gran significación e importancia. Por ello, solicito segunda discusión para esta iniciativa.

El señor QUINTANA (Presidente).- Muy bien, precisamente porque se trata de un proyecto de gran relevancia, corresponde que se siga analizando mañana por la Sala.
En la primera discusión, ofrezco la palabra.
Ofrezco la palabra.
--El proyecto queda para segunda discusión.


El señor QUINTANA (Presidente).- Habiéndose cumplido su objetivo, se levanta la sesión, sin perjuicio de dar curso reglamentario a las peticiones de oficios que han llegado a la Secretaría.
PETICIONES DE OFICIOS
--Los oficios cuyo envío se anunció son los siguientes:
Del señor ARAYA:
Al Presidente de la Corte Suprema de Justicia, solicitándole dar a conocer NÚMERO DE DESTINACIONES DE JUECES EN CONFORMIDAD AL ARTÍCULO 101 DEL CÓDIGO ORGÁNICO DE TRIBUNALES, INDICANDO TRIBUNAL DE ORIGEN, TRIBUNAL DE DESTINACIÓN Y DURACIÓN DE AQUELLAS, DESDE DICTACIÓN DE LA NORMA A LA FECHA.
Al Fiscal Nacional del Ministerio Público, pidiéndole remitir DIAGNÓSTICOS DE GESTIÓN INSTITUCIONAL Y PROPUESTA DE OBJETIVOS ENTREGADOS A COMISIÓN DE COORDINACIÓN DEL SISTEMA DE JUSTICIA PENAL, DESDE 2014 A LA FECHA, TANTO A NIVEL NACIONAL COMO RESPECTO DE LA REGIÓN DE ANTOFAGASTA.
Al Ministro de Justicia y Derechos Humanos, requiriéndole hacer llegar PLANES ANUALES DE CAPACITACIÓN INTERINSTITUCIONAL PARA EL PODER JUDICIAL, EL MINISTERIO PÚBLICO, LA DEFENSORÍA PENAL PÚBLICA, CARABINEROS DE CHILE Y LA POLICÍA DE INVESTIGACIONES DE CHILE, DESDE 2014 A LA FECHA, INDICANDO DETALLE DE GASTO POR APLICACIÓN DE DICHOS PLANES, ENTIDAD CAPACITADORA Y EVALUACIÓN REALIZADA EN EL PERÍODO.
Al Ministro del Trabajo y Previsión Social, pidiéndole adoptar medidas ante PROBLEMAS EN MATERIA DE DISMINUCIÓN DE PERSONAL, DE DOTACIÓN DE VEHÍCULOS Y DE REGULACIÓN DE VIÁTICOS QUE AFECTAN A INSPECCIÓN PROVINCIAL DEL TRABAJO DE ANTOFAGASTA.
Al Ministro de Salud, solicitándole ENVÍO DE PROYECTO PARA INCORPORACIÓN DENTRO DEL ARTÍCULO 1° DE LEY N° 19.354 A FUNCIONARIOS DE ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD MUNICIPAL CONTEMPLADOS EN LEY N° 19.378.
Al General Director de Carabineros de Chile, pidiéndole entregar DIAGNÓSTICOS DE GESTIÓN INSTITUCIONAL Y PROPUESTA DE OBJETIVOS ENTREGADOS A COMISIÓN DE COORDINACIÓN DEL SISTEMA DE JUSTICIA PENAL, DESDE 2014 A LA FECHA, TANTO A NIVEL NACIONAL COMO RESPECTO DE LA REGIÓN DE ANTOFAGASTA.
Al Director General de la Policía de Investigaciones de Chile, pidiéndole remitir DIAGNÓSTICOS DE GESTIÓN INSTITUCIONAL Y PROPUESTA DE OBJETIVOS ENTREGADOS A COMISIÓN DE COORDINACIÓN DEL SISTEMA DE JUSTICIA PENAL.
Al Director Nacional de Gendarmería de Chile, solicitándole información relativa a ESTADO DE PETICIÓN PRESENTADA POR SEÑORES JOSÉ ARNALDO BALDEVENITO Y MARCELO ARAYA RUIZ.
Y al Seremi de Justicia y Derechos Humanos de Antofagasta, para que informe sobre FUNCIONAMIENTO Y ESTADÍSTICAS DE SISTEMA DE JUSTICIA PENAL DE REGIÓN DE ANTOFAGASTA.
Del señor DE URRESTI:
Al Ministro del Interior y Seguridad Pública y al General Director de Carabineros, consultándoles por CRITERIO PARA EFECTUAR RONDAS PREVENTIVAS EXTRAORDINARIAS DE CARABINEROS, CONSIDERANDO PRESENCIA DE AUTORIDADES COMUNALES Y REGIONALES Y EXISTENCIA DE CONSEJOS COMUNALES DE SEGURIDAD PÚBLICA.
Al Ministro de Obras Públicas, al Subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo y al Intendente de Los Ríos, requiriéndoles antecedentes acerca de ESTADO ACTUAL DE PLAN PIREHUEICO, EN MARCO DE PROGRAMAS PARA DESARROLLO DE TERRITORIOS REZAGADOS.
Al Ministro de Obras Públicas y al Director Nacional de Obras Hidráulicas, para que envíen información respecto de FACTIBILIDAD TÉCNICA PARA SUMAR A SECTOR TRES VENTANAS, COMUNA DE LA UNIÓN, A DISEÑO DE INGENIERÍA DEL APR DAGLIPULLI Y CHAQUIAN.
Al Ministro de Obras Públicas y al Director Nacional de Obras Públicas del MOP, para que remitan INFORMACIÓN RECABADA DURANTE VISITA DE UNIDAD TÉCNICA PARA DETERMINAR PERTINENCIA DE QUE APR PITREÑO PASE A FORMAR PARTE DE CARTERA MINISTERIAL DE PROYECTOS, y a fin de que envíen antecedentes relacionados con ESTADO ACTUAL DE PROYECTO DE APR EN SECTOR AUQUINCO-LAS VERTIENTES y con FUTURO DISEÑO PARA MEJORAMIENTO DE AMPLIACIÓN DE SISTEMA DE APR EN SECTOR CALCURRUPE BAJO, TODAS LOCALIDADES UBICADAS EN COMUNA DE LAGO RANCO.
Al Ministro de Vivienda y Urbanismo, pidiéndole más antecedentes y mayor fiscalización en cuanto a RELLENO DE ESCOMBROS EN HUMEDALES DE VALDIVIA, EN PARTICULAR EN RELLENO UBICADO EN SECTOR CABO BLANCO-LAS MARÍAS.
Al Subsecretario del Patrimonio Cultural, con el objeto de que informe acerca de ESTADO DE TRAMITACIÓN DE SOLICITUD DE CORPORACIÓN DE DERECHOS HUMANOS PILMAIQUÉN RESPECTO A DECLARATORIA DE MONUMENTO NACIONAL DE ANTIGUO PUENTE PILMAIQUÉN, EN EL LÍMITE DE LAS REGIONES DE LOS RÍOS Y DE LOS LAGOS.
Al Intendente de Los Ríos, para que remita antecedentes relativos a PROYECTO DE ELECTRIFICACIÓN RURAL CUTIPAY, EN COMUNA DE VALDIVIA.
A los Alcaldes de Coronel, Currarehue y Santo Domingo, solicitándoles información acerca de ORDENANZA MUNICIPAL SOBRE HUMEDALES DE ESAS COMUNAS.
Y al Presidente del Directorio de TVN y a la Directora Ejecutiva de TVN, pidiéndoles antecedentes sobre REMUNERACIONES DE LOS EJECUTIVOS Y DE LOS LLAMADOS "ROSTROS" DEL CANAL Y EXISTENCIA DE CONTRATACIÓN DE SOCIEDADES PARA PRESTACIÓN DE SERVICIOS.
De la señora GOIC:
A la Ministra de Educación, requiriéndole diversa información referida a SITUACIÓN DE UNIVERSIDAD DE MAGALLANES RELATIVA A APLICACIÓN DE MECANISMOS DE FINANCIAMIENTO A GRATUIDAD.
A la Ministra de Energía, solicitándole antecedentes sobre PLAN O PROGRAMA DE INSTALACIÓN DE MEDIDORES DENOMINADOS "INTELIGENTES" POR EMPRESA ELÉCTRICA DE MAGALLANES.
Y al Director Nacional del Senama, pidiéndole ESTUDIO PARA EVALUACIÓN DE INSTALACIÓN DE CENTRO DE LARGA ESTADÍA EN CIUDAD DE PUERTO NATALES.
Del señor GUILLIER:
Al Ministro de Justicia y Derechos Humanos, requiriéndole información acerca de AVANCES DE MESA DE TRABAJO, EN PARTICULAR SOBRE MEDIDAS PARA MEJORAMIENTO DE CONDICIONES DE HABITABILIDAD Y ESTUDIO DE SOLUCIONES PARA GENDARMES QUE SE DESEMPEÑAN EN CALAMA.
Del señor LATORRE:
A la Ministra del Medio Ambiente, solicitándole que informe sobre CUMPLIMIENTO DE DIRECTOR EJECUTIVO DE SEA DE LO ORDENADO POR TRIBUNAL AMBIENTAL ANTE RECLAMACIÓN INTERPUESTA POR COMUNIDAD AGRÍCOLA LA DORMIDA RESPECTO DE PROYECTO CARRETERA ELÉCTRICA O LÍNEA DE TRANSMISIÓN ELÉCTRICA CARDONES-POLPAICO; y acerca de CRITERIOS POR LOS QUE SELECCIONÓ Y CONVOCÓ A LA MONEDA A INSTITUCIONES PRIVADAS QUE REALIZAN APORTES A FINANCIAMIENTO DE COP25 O PARTICIPAN EN ELLA.
Del señor LATORRE, la señora PROVOSTE y el señor QUINTANA:
Al Presidente de la República, remitiéndole documento relativo a POSICIÓN DE SENADORES DE OPOSICIÓN CON RESPECTO A PROYECTO QUE CREA NUEVO SISTEMA DE FINANCIAMIENTO SOLIDARIO PARA ESTUDIANTES DE EDUCACIÓN SUPERIOR.
Del señor NAVARRO:
A la Ministra de Educación, pidiéndole antecedentes sobre MENÚ QUE INCLUYE PESCADOS TILAPIA Y SALMÓN EN INSTITUCIONES EDUCACIONALES DE NUESTRO PAÍS.
A la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, para que remita copias de CONTRATOS ENTRE EMPRESA ALSACIA Y ESTADO DESDE CREACIÓN DE TRANSANTIAGO Y DE DEMANDAS QUE DICHA EMPRESA HA PRESENTADO EN CONTRA DE AQUEL.
Al Alcalde de Arauco, requiriéndole informe sobre INSCRIPCIÓN DE TERRENO DE ESTADIO SEBASTIÁN GAETE, UBICADO EN KILÓMETRO 1 DE CARRETERA P-22.
Al Alcalde de Arauco, formulándole consultas relacionadas con ESTADIO MUNICIPAL, SEDE DE ASOCIACIÓN DE FÚTBOL AMATEUR DE ARAUCO Y CANCHA DE ESCUELA DE FÚTBOL JK ARTURO PRAT.
Y al Alcalde de Tomé, solicitándole copia de PROYECTO DE RED DE ALCANTARILLADOS DE AGUAS SERVIDAS DE JUNTA BELLAVISTA.
De la señora PROVOSTE:
Al Contralor General de la República, pidiéndole que ordene COMPLETA AUDITORÍA A CONTRATOS CELEBRADOS POR INTENDENCIA Y GOBIERNO REGIONAL DE ATACAMA EN PERÍODO EN QUE EJERCIÓ DE INTENDENTE FRANCISCO SÁNCHEZ BARRERA.
Y al Ministerio de Educación y a la Dirección Nacional de Educación Pública, planteándoles consultas acerca de EFECTIVO CUMPLIMIENTO DE OBLIGACIÓN DE SERVICIOS LOCALES DE EDUCACIÓN RESPECTO DE LÍMITE MÁXIMO DE ALUMNOS POR SALA DE CLASES.
)---------------(
--Se levantó la sesión a las 19:20.
Daniel Venegas Palominos
Jefe de la Redacción subrogante