Valparaíso | 01/09/2010 | Departamento de Prensa | Boletín Nº 6964-15
  Avanza iniciativa que permitirá mantener números telefónicos aunque se cambie de proveedor
  El Senado aprobó legislar sobre el proyecto, en segundo trámite que crea un organismo administrador de la portabilidad numérica.
Publicado el: 01/09/2010

Con plazo para realizar indicaciones hasta el próximo 27 de septiembre quedó el proyecto, en segundo trámite, que permitirá a las personas mantener sus números telefónicos aunque cambien de proveedor del servicio tanto de celulares como de telefonía fija.

El Senado aprobó en forma unánime, la idea de legislar sobre la iniciativa que crea un organismo administrador, para la implementación de la portabilidad numérica.

Durante el debate intervinieron los senadores Francisco Chahuán, Jovino Novoa, Eugenio Tuma, Carlos Bianchi y Alejandro Navarro, además del ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Felipe Morandé.

El senador Francisco Chahuán, valoró la iniciativa porque tiene relación con "un compromiso del gobierno en torno a avanzar en estas materias ya que se van a eliminar las barreras de entrada de nuevos competidores en telefonía celular y va a redundar en la baja de los costos del servicio telefónico".

A su turno, el senador Jovino Novoa señaló que "con el avance de las telecomunicaciones, el número de teléfono que una persona usa, de alguna forma pasa a ser una característica o un activo que una persona incorpora a su patrimonio y la posibilidad de ser dueño de su número y cambiarse de compañía es evidentemente un gran avance para millones de usuarios".

En tanto, el senador Eugenio Tuma, recordó que hoy en el país existen más de 14 millones de celulares y es imposible cambiarse de compañía sin cambiar el número. Sin embargo, "eso significa que el número de celular que es un capital de trabajo muy importante de las personas queda amarrado en las compañías, por eso tiene que haber un organismo que permita la portabilidad numérica".

El senador Carlos Bianchi coincidió con sus pares en el sentido de que este es un proyecto que beneficiará a las personas. No obstante, anticipó que durante el debate en particular introducirá algunas modificaciones en orden a "impedir las altas multas que realizan las empresas telefónicas cuando se extravía el celular, amparados en la figura de arriendo de equipos y que no corresponde".

Por su parte, el senador Alejandro Navarro señaló que con la incorporación de la  tecnología de punta y la televisión digital, será más necesaria que nunca la portabilidad numérica, "de modo de terminar con este verdadero monopolio y la portabilidad exclusiva".

El ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Felipe Morandé, aseveró que este proyecto es fundamental para la competencia del mercado de telecomunicaciones tanto móvil como fija. "Eventualmente en el futuro, la convergencia tecnológica permitirá contar con portabilidad entre tipos de tecnología y alguien podrá incluso llevarse su número de celular y usarlo en la telefonía fija".

El texto legal establece un sistema de portabilidad numérica sustentado en una base de datos única, administrada centralizadamente, con el objeto de minimizar los costos de enrutamiento técnico y de transacción para las compañías y usuarios; evitar dificultades de coordinación entre los operadores y, sobre todo, evitar el comportamiento estratégico de cualquiera de las empresas que tuviera bajo su ejecución la portabilidad.

Se crea un organismo administrador específico, que actuará con independencia de los concesionarios individualmente considerados. Éste administrará la base de datos que operará como núcleo técnico del sistema, asegurando los principios de no discriminación, mínimo costo, colaboración y celeridad respecto de los usuarios.

El Organismo Administrador de la Portabilidad se ocupará de proveer los mecanismos de consulta a la base de datos de forma eficiente y no discriminatoria. Asimismo, la designación de este organismo se efectuará vía licitación por parte de los operadores, previa aprobación de las bases por la Subsecretaría.

Este proyecto mandata a la Subsecretaría de Telecomunicaciones a desarrollar un reglamento que norme el procedimiento de licitación y todo lo relativo a la instalación, funcionamiento y financiamiento del organismo administrador.

Entre sus normas transitorias establece que una vez que la ley entre en vigor, habrá un plazo de 60 días para que la industria entregue las bases de licitación a la Subsecretaría de Telecomunicaciones y una vez aprobadas, dentro de 60 días las operadoras deberán llamar a licitación.

Vencido este plazo, la Subsecretaría de Telecomunicaciones, podrá llamar a licitación en nombre de las operadoras.