Valparaíso | Prensa parlamentaria
Califican de “negligencia inexcusable” paralización de licitación de Hospital de San Antonio
Senador Chahuán pidió definir responsabilidades pues esta decisión afecta las expectativas y la calidad de vida de cientos de personas.
Publicado el: 29/12/2016

Imagen foto_00000014El integrante de la Comisión de Salud, senador Francisco Chahuán calificó como una “negligencia inexcusable” de parte del Servicio de Salud Valparaíso San Antonio la paralización del proceso de licitación del Hospital Claudio Vicuña de ese puerto luego que la Contraloría Regional se abstuviera de adjudicar las obras, pues ya se habían hecho observaciones en torno al mismo y “esto afecta el sueño de contar con un centro asistencial que esté a la altura de los requerimientos.

 

En este contexto, el parlamentario llamó a que se definan las responsabilidades correspondientes y que tanto el Ministerio de Salud, como la Dirección del SSVSA y el Gobierno asuman frente a la ciudadanía lo que “lamentablemente va a afectar el proceso de normalización de un centro asistencial por el que nos hemos jugado a concho los parlamentarios, la sociedad civil, los gremios y la comunidad”.

 

Subrayó que “ya habíamos advertido que el proceso de licitación del centro asistencial estaba con dificultades, por los montos ofertados y porque parte importante de los recursos estaban concentrados en gastos generales y utilidades, lo que es preocupante porque se trata de un centro muy relevante para la provincia y la región y porque aun cuando logramos garantizar recursos en la ley de presupuestos, los procesos de seguimiento del SSSA no han estado a la altura, con el resultado de que los más perjudicados siguen siendo los habitantes de San Antonio”.

 

En virtud de lo anterior, reiteró la necesidad de “aplicar todas las medidas para que el sueño del nuevo hospital pueda concretarse y que se defina a los responsables de esta negligencia inexcusable”.

 

Las declaraciones las formuló luego que la Contraloría Regional de Valparaíso se abstuviera de dar curso de la licitación pública, toma de razón y adjudicación de las obras del nuevo hospital a la empresa Obrascón Duarte Lain S. A. (OHL), donde incluso otros oferentes acusaron vicios de ilegalidad en el proceso.