Valparaíso | Prensa parlamentaria
Caso Luchsinger- Mackay: senadores critican rol del gobierno como querellante
Tras reunión con el ministro del Interior senadores Espina, García Ruminot, Van Rysselberghe, Pérez Varela y Von Baer expresaron sus dudas por la falta de definiciones por parte del jefe de gabinete e incluso expresaron la conveniencia que deje el caso como querellante.
Publicado el: 06/01/2017

Imagen foto_00000014Los senadores de las Regiones del Biobío, Los Ríos y La Araucanía Jacqueline Van Rysselberghe, Alberto Espina, José García Ruminot, Ena Von Baer y Víctor Pérez Varela, expresaron sus dudas por la falta de claridad y definiciones del gobierno frente al caso de la muerte del matrimonio Luchsinger- Mackay.

 

Los parlamentarios se reunieron con el ministro del Interior, Mario Fernández y le expresaron su preocupación por el rol del Gobierno como querellante en el caso.

 

El senador Espina incluso fue más allá y tras el levantamiento de la medida cautelar a la única imputada por este caso, Francisca Linconao, manifestó que “es preferible que el Gobierno retire su querella y se salga de la investigación por la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay”

 

Agregó que el Gobierno “hasta el momento, no ha aportado con ninguna prueba ni ha pedido diligencias y, para colmo, termina alegando en la Corte a favor de una de las acusadas para que quede sin prisión preventiva, cediendo a la presión de una huelga de hambre. Y, peor aún, afirma que la huelga de hambre vulnera los derechos humanos del que la realiza”.

 

En este contexto, el parlamentario apuntó a que la consecuencia de esta determinación será que “todos los demás acusados de este brutal asesinato, como ya está ocurriendo con algunos de ellos, iniciarán huelgas de hambre y así tendrán de aliados al Gobierno que pedirá su libertad”.

 

“Lo mismo podría ocurrir con cientos de presos en las distintas cárceles del país, que están recluidos por haber cometido graves delitos”, expresó.

 

En este sentido, el senador Espina argumentó que “el deber constitucional del Gobierno –no es un favor- es proteger la seguridad de las personas y con mayor razón de aquellas que han sido víctimas de delitos”.

 

“Como en el caso Luchsinger Mackay, el Gobierno está preocupado de defender a los acusados y no a las víctimas, por eso es mejor que se retire del caso. Si continúa participando en el juicio, lo probable es que este crimen alevoso -como muchos otros- quede en la impunidad”, concluyó.

 

Los senadores Von Baer, Pérez Varela, García Ruminot y Van Rysselberghe también expresaron la molestia que generó que el intendente Miguel Hernández hubiese ido a visitar a la acusada Francisca Linconao, pues era una "señal incorrecta" ante un crimen tan grave con el ocurrido el 4 de enero de 2013.