Valparaíso | 21/07/2011 | Departamento de Prensa | Boletín Nº 4398-11
  Información sobre diagnósticos médicos de menores entre 14 y 18 años quedará a criterio del médico tratante
  Las Comisiones Unidas de Salud y de Constitución decidieron retirar del proyecto sobre deberes y derechos de los pacientes, las normas vinculadas a los menores con el objeto de despejar posibles inconstitucionalidades.
Publicado el: 21/07/2011

En condiciones de ser discutido y votado en la Sala del Senado quedó el proyecto sobre derechos y deberes de los pacientes en relación a su atención de salud, luego que las Comisiones Unidas de Salud y de Constitución resolvieran las dudas de constitucionalidad que recaían sobre la iniciativa que está cumpliendo su segundo trámite.

Así lo informaron los senadores Fulvio Rossi y Francisco Chahuán, presidente e integrante de la Comisión de Salud, respectivamente, tras destacar el acuerdo logrado, lo que permitirá agilizar el despacho de la iniciativa que ha tenido una larga tramitación en el Parlamento.

"Estoy contento que hayamos resuelto las observaciones que tenía la Comisión de Constitución y que tengamos un  proyecto que garantice el trato digno y humano de todos los pacientes. Los pacientes tienen derecho a ser informados de la enfermedad que tienen, respecto de la alternativa de tratamiento  y de las complicaciones, tienen que dar el consentimiento a cualquier procedimiento una vez que ha recibido la información, la ficha clínica es confidencial, etc. Creo que esto es un avance tremendo", dijo el senador Rossi.

Consultado respecto de la norma que generaba diferencias entre los senadores y que dice relación con que los menores de entre 14 y 18 años puedan contar con la confidencialidad de sus diagnósticos médicos, siempre y cuando ello no ponga en riesgo su salud y su vida, el parlamentario señaló que las Comisiones optaron por eliminar tales normas.

"Pensamos que lo que debe primar es el criterio del médico tratante y estamos seguros que él va a ser capaz de construir una relación personal, íntima, de confianza, con el paciente adolescente y resolver con criterio en aquellos momentos donde sea necesario que los padres estén absolutamente informados del problema del menor", sentenció el senador Rossi.

En la misma línea, el senador Chahuán dijo que "está resguardada la confidencialidad, pero originalmente se establecía que un menor podía recurrir a un comité de ética para los efectos de si se expresaba a su padre el diagnóstico de una determinada patología y se sometía o no a un tratamiento".

El parlamentario agregó que "hoy existe legislación, incluso de la Convención de los Derechos del Niño, que faculta a los padres a poder conocer en tiempo y oportunidad las determinadas patologías que pueda tener un menor de edad y también tomar conocimiento y decisiones respecto de los tratamientos".

El legislador dijo estar "tremendamente satisfecho de que las Comisiones Unidas de Constitución y Salud lográramos despachar un proyecto sobre derechos y deberes de los pacientes. Este proyecto comenzó a tramitarse hace casi una década y por tanto, era largamente esperado. Creemos que con esto estamos asegurando la dignidad de los pacientes".

Asimismo, dijo que "los temas se resolvieron en términos de que los padres tienen el derecho a conocer de los diagnósticos, como de los posibles tratamientos de los menores de edad y por tanto, acá están salvaguardados no solamente los derechos de los pacientes sino también el derecho de los padres para supervigilar la salud de los menores de edad. Creemos que han quedado zanjados los temas más conflictivos constitucionalmente hablando".

En lo fundamental, la iniciativa establece que la información sobre estado de salud de los pacientes no podrá ser revelada a terceros, excepto si existen razones de salud pública que lo justifique.

También regula el derecho a un trato digno y respetuoso para los pacientes. Para ello, los prestadores deberán utilizar un lenguaje adecuado y comprensible; normas de cortesía y amabilidad; proteger la privacidad del paciente, e indicar si el establecimiento tiene fines académicos, entre otros.