Valparaíso | Departamento de Prensa | Boletín Nº 9895-11
Interrupción del embarazo en 3 causales: iniciativa recibió 120 indicaciones
De éstas, seis corresponden al Ejecutivo y el resto son de autoría parlamentaria. Se espera que durante la sesión de mañana martes 4, la Comisión de Salud se comience a analizar.
Publicado el: 03/04/2017

Archivos Asociados

Luego que finalizara el plazo para presentar indicaciones (jueves 30 de marzo), la Comisión de Salud se abocará al debate en particular del proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo por tres causales. Cabe recordar que el proyecto se aprobó en general, por la Cámara Alta, el 25 de enero del presente año. Revise nota relacionada.

 

INDICACIONES

 

En esta oportunidad, la secretaría de la Comisión recibió 120 indicaciones, 6 de ellas firmadas por el Vicepresidente de la República, en nombre del Ejecutivo. La mayoría de éstas dicen relación con la información que se le debe entregar al representante legal de una menor de 14 años para proceder a la interrupción del embarazo. Vea el boletín de indicaciones anexado a la nota

 

Entre otras se presentaron desde el Ejecutivo las siguientes indicaciones:

 

- “Para proceder a la interrupción del embarazo de una niña menor de 14 años se requerirá su voluntad y la autorización de su representante legal. Si la niña tuviere más de un(a) representante legal solo se requerirá la autorización de uno(a) de ellos(as), a elección de ésta.

 

El equipo de salud prescindirá de la solicitud de autorización del (de la) representante, cuando éste(a) no fuere habido(a), o si existieren antecedentes que hagan deducir razonablemente que la solicitud de autorización al (el o la) representante podría exponer a la niña a un riesgo grave de maltrato físico o psíquico, coacción, abandono, desarraigo u otras acciones u omisiones que vulneren su integridad.

 

Imagen foto_00000002Además, excepcionalmente se prescindirá de la autorización si el (la) representante la denegare y dicho rechazo no se fundare en el interés superior de la niña".

 

- “La voluntad de interrumpir el embarazo manifestada por una adolescente de 14 años y menor de 18 deberá ser informada a su representante legal. Si la adolescente tuviere más de un(a) representante legal, solo se informará a uno(a) de ellos(as), a elección de ésta.”

 

- “Si a juicio del equipo de salud existen antecedentes que hagan deducir razonablemente que proporcionar esta información al (el o la) representante legal señalado(a) por la adolescente podría generarle a ella un riesgo grave de maltrato físico o psíquico, coacción, abandono, desarraigo u otras acciones u omisiones que vulneren su integridad, se prescindirá de la comunicación al(la) representante, y en su lugar se informará al (el o la) adulto(a) familiar o al (el o la) adulto(a) responsable que la adolescente indique".

 

En tanto, entre los legisladores que presentaron indicaciones están los senadores Jacqueline Van Rysselberghe, Francisco Chahuán, Andrés Zaldívar, Patricio Walker, Ignacio Walker, Andrés Allamand, Pedro Araya, Jorge Pizarro, Felipe Harboe, Alfonso De Urresti, Guido Girardi, Alejandro Guillier, Isabel Allende, Carlos Bianchi, Carolina Goic y Alberto Espina. 

 

En la tabla se la sesión del martes 04 de abril de la Comisión de Salud, entre otros puntos, se contempla comenzar a estudiar cada una de las indicaciones presentadas.

 

Tras el paso por la Comisión de Salud, el proyecto debe ingresar a la Comisión de Constitución del Senado donde también será revisado en particular.

 

TRES CAUSALES

 

Cabe recordar que el proyecto que cumple su segundo trámite, tiene por objeto autorizar la interrupción del embarazo en tres causales, ofreciendo alternativas que respeten el derecho de las mujeres a expresar libremente su voluntad al respecto, sea que deseen continuar el embarazo u opten por interrumpirlo.

 

- Regula la despenalización de la interrupción del embarazo acotándola a las siguientes tres causales:

 

a) Si la mujer se encuentra en riesgo vital, de modo que la interrupción del embarazo evite un peligro para su vida.

 

b) Si el embrión o feto padece una alteración estructural congénita o genética de carácter letal.

 

c) Si el embarazo es resultado de una violación, siempre que no hayan transcurrido más de doce semanas de gestación. Tratándose de una niña menor de 14 años, la interrupción del embarazo podrá realizarse siempre que no hayan transcurrido más de catorce semanas de gestación.

 

REACCIONES

 

El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Guido Girardi, hizo un fuerte llamado a los parlamentarios de la Nueva Mayoría a no ser “cómplices de esta dictadura moral” y trabajar en la aprobación del proyecto.

 

“Lo importante es que Chile, en el más breve plazo logre restablecer garantías para las mujeres, a quienes le fueron conculcados derechos fundamentales, que tienen relación con el derecho a tomar sus propias decisiones en la vida”, aseveró el parlamentario.

 

En la oportunidad señaló que ya se han recibido más de 120 indicaciones para el proyecto, las que serán discutidas, analizadas y votadas a partir del martes 4 de abril en la Comisión de Salud.

 

En su rol como presidente de dicha instancia, aseguró que “vamos a hacer que este proyecto se vote en este Gobierno y esperamos que se apruebe”, dirigiendo palabras al oficialismo sobre “no ser cómplices con impedir que las chilenas puedan ejercer sus derechos y con la violación de los derechos humanos de las mujeres”.

 

Luego de haber recibido a más de 200 personas (a favor y en contra del aborto terapéutico) en la Comisión, el parlamentario aseveró que “hoy debemos legislar y este proyecto estará en tabla hasta que sea totalmente despachado del Senado”.

 

Por su parte, el integrante de la Comisión de Salud, senador Fulvio Rossi hizo un enfático llamado a aprobar en sus tres causales el proyecto que despenaliza la interrupción del embarazo y que mañana comienza su discusión en particular, a juicio del legislador, “hay millones de mujeres en Chile que han sido tratadas por el Estado como si fueran una cosa”.

 

“Cada vez que se ha obligado a una mujer a seguir adelante con un embarazo fruto de una violación, el Estado ha atropellado sus derechos más esenciales, cada vez que un equipo médico se enfrenta a un embarazo con riesgo vital materno y no tiene certeza jurídica para salvar a esa mujer,  el Estado está violentando la libertad y autonomía de esa mujer.

 

Más aún, cuando una mujer presenta un embarazo inviable y el Estado la fuerza, contra su voluntad, a llevarlo a término, sin duda, estamos destruyendo su dignidad”, recalcó.