Valparaíso | Prensa Parlamentaria
Tras fatal accidente entre Isla Mocha y Tirúa: recuerdan que habían anticipado fallas en la fiscalización de licitaciones aeronáuticas
“Lo dijimos hace un mes: si la fiscalización es negligente, habrá una nueva tragedia aérea”, enfatizó el senador Alejandro Navarro.
Publicado el: 09/01/2017

Recordando que “a fines del 2013, un artefacto que cumplía el recorrido entre Lebu y la Isla Mocha desapareció sin dejar rastro de sus ocupantes. Y se estableció que viajaba con sobrepeso y menos combustible del recomendable”, el senador Alejandro Navarro se refirió al nuevo accidente aéreo que enlutó la Provincia de Arauco este domingo y que dejó un saldo de 4 fallecidos al capotar una avioneta cerca al aeródromo Lequecahue de Tirúa.

 

De acuerdo al parlamentario, “en aquella ocasión, la Dirección General de Aeronáutica Civil determinó que esta avioneta volaba con sobrepeso, menor cantidad de combustible de la recomendable y con el centro de gravedad del Cessna desplazado hacia atrás, de forma de hacer cupo para un pasajero más”.Imagen foto_00000015

 

“Es decir”, continuó, “una grave irregular que se pudo haber corregido con una eficiente fiscalización”.

 

“Y hoy cuando lamentamos la muerte de cuatro compatriotas, tras accidentarse la avioneta en que viajaban entre la Isla Mocha y Tirúa, no podemos dejar de recordar la advertencia que hicimos exactamente hace un mes a las autoridades de Gobierno, pues entendimos que no existía una correcta inspección de las aeronaves entre la isla y el continente”, enfatizó.

 

“No sabemos aún qué causó el accidente de este domingo. Pero sí sabemos que le advertimos al Ejecutivo y directamente al Ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, de que si no se tomaban medidas a la brevedad para tener una fiscalización efectiva en la zona, tendríamos un accidente fatal. Y lamentablemente, no estábamos equivocados”, detalló el legislador.

 

El senador reiteró que, “pero desgraciadamente, tanto nuestro llamado, como el de los habitantes de Isla Mocha y de la Corporación de Desarrollo Insular y Costero del Biobío siguen llegando a oídos sordos, pues una nueva tragedia ha ocurrido y no nos sorprenderemos si se comprueba que esto se pudo haber evitado con la apropiada fiscalización de las autoridades”.

 

“Por ello es que de comprobarse la negligencia en la inspección del avión siniestrado, deberán pagar por ella, pues habrá no solo responsabilidad política, sino también penal, ya que pese a las advertencias, no se tomó medida alguna y cuatro chilenos y chilenas hoy perdieron la vida por ello”, recalcó.