Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 367ª
Sesión 3ª, en martes 19 de marzo de 2019
Ordinaria
(De 16:24 a 19:36)
PRESIDENCIA DE SEÑORES JAIME QUINTANA LEAL, PRESIDENTE;
ALFONSO DE URRESTI LONGTON, VICEPRESIDENTE, Y
ALEJANDRO NAVARRO BRAIN, PRESIDENTE ACCIDENTAL
SECRETARIA, LA SEÑORA XIMENA BELMAR STEGMANN, SUBROGANTE
____________________
VERSIÓN TAQUIGRÁFICA
I. ASISTENCIA
Asistieron las señoras y los señores:
--Allamand Zavala, Andrés
--Aravena Acuña, Carmen Gloria
--Araya Guerrero, Pedro
--Bianchi Chelech, Carlos
--Castro Prieto, Juan
--Chahuán Chahuán, Francisco
--Coloma Correa, Juan Antonio
--De Urresti Longton, Alfonso
--Durana Semir, José Miguel
--Ebensperger Orrego, Luz
--Elizalde Soto, Álvaro
--Galilea Vial, Rodrigo
--García Ruminot, José
--García-Huidobro Sanfuentes, Alejandro
--Girardi Lavín, Guido
--Goic Boroevic, Carolina
--Guillier Álvarez, Alejandro
--Harboe Bascuñán, Felipe
--Huenchumilla Jaramillo, Francisco
--Insulza Salinas, José Miguel
--Kast Sommerhoff, Felipe
--Lagos Weber, Ricardo
--Latorre Riveros, Juan Ignacio
--Letelier Morel, Juan Pablo
--Montes Cisternas, Carlos
--Moreira Barros, Iván
--Muñoz D´Albora, Adriana
--Navarro Brain, Alejandro
--Órdenes Neira, Ximena
--Pérez Varela, Víctor
--Pizarro Soto, Jorge
--Prohens Espinosa, Rafael
--Provoste Campillay, Yasna
--Pugh Olavarría, Kenneth
--Quintana Leal, Jaime
--Quinteros Lara, Rabindranath
--Rincón González, Ximena
--Sandoval Plaza, David
--Soria Quiroga, Jorge
--Van Rysselberghe Herrera, Jacqueline
--Von Baer Jahn, Ena
Concurrió, además, el Ministro Secretario General de la Presidencia, señor Gonzalo Blumel Mac-Iver.
Actuó de Secretaria General subrogante la señora Ximena Belmar Stegmann, y de Prosecretario subrogante, el señor Pedro Fadic Ruiz.
II. APERTURA DE LA SESIÓN
--Se abrió la sesión a las 16:24, en presencia de 21 señores Senadores.

El señor QUINTANA (Presidente).- En el nombre de Dios y de la Patria, se abre la sesión.
III. TRAMITACIÓN DE ACTAS

El señor QUINTANA (Presidente).- Las actas de las sesiones 95ª, 1ª y 2ª, ordinarias, en 6, 12 y 13 de marzo de 2019, respectivamente, se encuentran en Secretaría a disposición de las señoras y los señores Senadores hasta la sesión próxima para su aprobación.
IV. CUENTA

El señor QUINTANA (Presidente).- Se va a dar cuenta de los asuntos que han llegado a Secretaría.

El señor FADIC (Prosecretario subrogante).- Las siguientes son las comunicaciones recibidas:
Mensajes
Cuatro de Su Excelencia el Presidente de la República:
Con el primero hace presente la urgencia, calificándola de "simple", para la tramitación del proyecto de ley que tipifica la utilización de menores para la comisión de crímenes o delitos (boletín Nº 11.958-07).
Con los tres siguientes retira y hace presente la urgencia, calificándola de "simple", para la tramitación de los siguientes asuntos:

1.- Proyecto de ley que modifica el Código Penal en materia de tipificación del femicidio y de otros delitos contra las mujeres (boletín N° 11.970-34).

2.- Proyecto de reforma constitucional que sustituye la denominación del territorio especial de Isla de Pascua por la de Rapa Nui (boletines Nos 10.685-07 y 10.692-07, refundidos).

3.- Proyecto de ley que tipifica el delito de acoso sexual en público (boletines Nos 7.606-07 y 9.936-07, refundidos).
--Se tienen presentes las calificaciones y se manda agregar los documentos a sus antecedentes.
Oficios
Dos de Su Excelencia el Presidente de la República:
Con el primero comunica su ausencia del territorio nacional el día 20 del mes en curso, para dirigirse a la República Argentina, a fin de participar en la Cumbre BAPA+40.
Informa que durante su ausencia será subrogado por el Ministro titular de la Cartera del Interior y Seguridad Pública, señor Andrés Chadwick, con el título de Vicepresidente de la República.
--Se toma conocimiento.
Con el segundo comunica modificaciones a su propuesta, presentada al Senado el día 23 de enero recién pasado, sobre integración de la Comisión Nacional de Acreditación (boletín N° S 2.047-05).
--Se manda agregar a sus antecedentes.
De la Honorable Cámara de Diputados:
Informa que aprobó, con las excepciones que señala, las enmiendas introducidas por el Senado al proyecto de ley que mejora el ingreso de docentes directivos al Sistema de Desarrollo Profesional Docente, modifica diversos cuerpos legales y establece los beneficios que indica (boletín N° 11.621-04), y comunica la nómina de los Diputados que integrarán la Comisión Mixta que debe formarse al efecto (con urgencia calificada de "simple").
--Se toma conocimiento y, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 46 del Reglamento de la Corporación, se designa a los integrantes de la Comisión de Educación y Cultura para integrar la referida Comisión Mixta.
Del Excelentísimo Tribunal Constitucional:
Adjunta resoluciones dictadas en los requerimientos de inaplicabilidad por inconstitucionalidad respecto de las siguientes disposiciones:
-Artículo 1°, inciso segundo, de la ley N° 18.216.
-Artículo 17 B), inciso segundo, de la ley N° 17.798.
-Artículos 481, 482, 483, 484, 485, 486, 487 y 488, todos del Código de Procedimiento Penal.
-Artículo 48, inciso segundo, letra d), de la ley Nº 19.947, Ley de Matrimonio Civil.
-Artículo 5°, inciso segundo, de la ley N° 20.285, sobre Acceso a la Información Pública.
-Artículo 27 del decreto ley N° 211.
-Artículos 1°, inciso tercero; 485, y 489, incisos tercero, cuarto y quinto, todos del Código del Trabajo.
-Artículo 117, numeral 1), de la ley N° 20.720.
-Artículos 1°, inciso tercero; 420, letra d); 421, y 470, inciso primero, todos del Código del Trabajo.
-Artículo 209 de la ley N° 18.290.
--Se remiten los documentos a la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento.
Del señor Contralor General de la República:
Remite reporte mensual de informes publicados por ese Alto Órgano de Control entre los días 2 de enero y 28 de febrero.
Envía informe final sobre auditoría a los recursos de la Ley de Subvención Escolar Preferente en la Corporación Municipal de Punta Arenas para la Educación, Salud y Atención al Menor.
Del señor Ministro de Economía, Fomento y Turismo:
Contesta consulta del Senador señor Navarro relativa a restaurantes que tienen en su carta las preparaciones que indica, y a denuncias de delitos económicos en el último lustro.
Del señor Ministro de Obras Públicas:
Atiende preocupación del Senador señor Navarro concerniente a mejoras en la capacidad vial en la ruta 160, Región del Biobío.
Del señor Ministro de Salud:
Hace llegar, por petición del Senador señor Elizalde, antecedentes de fiscalización al relleno sanitario y vertedero San Roque.
Del señor Ministro de Agricultura:
Responde oficio del Senador señor De Urresti referido a la remoción de árboles nativos en el sector Pindaco, Región de Los Ríos.
Del señor Ministro de Vivienda y Urbanismo:
Contesta consulta del Senador señor Montes sobre subsidios para edificación, equipamiento y asistencia técnica de proyectos de viviendas sociales.
Del señor Ministro de Bienes Nacionales:
A solicitud de la Senadora señora Órdenes, da cuenta de las gestiones realizadas con algunos pobladores de la comuna de Tortel respecto a la ocupación ilegal de un inmueble fiscal.
De la señora Vicepresidenta Ejecutiva (S) de Corfo:
Informa requerimiento del Senador señor De Urresti sobre primer proyecto fotovoltaico de producción limpia en la provincia de Lago Ranco.
Del señor Presidente Ejecutivo de Codelco:
Reseña, a solicitud de la Senadora señora Allende, medidas adoptadas frente al derrame de relave minero en el río Blanco por avería de una cañería en la División Andina.
Del señor Alcalde de Curanilahue:
Adjunta diversos antecedentes, pedidos por el Senador señor Navarro, respecto del predio en que está ubicada la toma "El Castaño" de esa comuna.
--Quedan a disposición de Sus Señorías.
Del señor Director de Presupuestos:
Formula diversas consideraciones en cuanto al proyecto de ley relativo al ámbito de aplicación del procedimiento de tutela laboral (boletines Nos 12.322-13, 12.327-13 y 9.476-13, refundidos).
--Se toma conocimiento y se manda agregar a sus antecedentes.
Informes
De la Comisión de Salud, recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que amplía la posibilidad de donación de órganos entre vivos, incluyendo a los parientes por afinidad (boletín N° 12.362-11).
De la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía, recaído en el proyecto, en segundo trámite constitucional, que modifica la ley N° 4.808, que reforma la ley sobre el Registro Civil e Identificación, para establecer un catastro nacional de mortinatos y facilitar su individualización y sepultación (boletín N° 12.018-07) (con urgencia calificada de "suma").
De la Comisión de Trabajo y Previsión Social, recaído en el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que crea un estatuto laboral para jóvenes que se encuentren estudiando en la educación superior (boletín N° 8.996-13) (con urgencia calificada de "suma").
De las Comisiones de Defensa Nacional y de Seguridad Pública, unidas, recaído en el proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que fortalece y moderniza el sistema de inteligencia del Estado (boletín N° 12.234-02) (con urgencia calificada de "simple").
Segundo informe de la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización, e informe de la Comisión de Hacienda, recaídos en el proyecto, en primer trámite constitucional, que modifica la ley que establece bases de los procedimientos administrativos en materia de documentos electrónicos (boletín N° 11.882-06) (con urgencia calificada de "suma").
Segundo informe de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, recaído en el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que modifica la ley N° 18.168, General de Telecomunicaciones, para regular el tendido de cables aéreos (boletín N° 9.511-12).
--Quedan para tabla.
Comunicaciones
De la Comisión de Obras Públicas, por medio de la que informa que ha elegido como su Presidenta a la Senadora señora Órdenes.
De la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía, con la que señala que ha elegido como su Presidente al Senador señor Navarro.
De la Comisión de Defensa Nacional, por medio de la que informa que ha elegido como su Presidente al Senador señor Pérez Varela.
De la Comisión de Relaciones Exteriores, con la que señala que ha elegido como su Presidente al Senador señor Insulza.
De la Comisión de Agricultura, por medio de la que informa que ha elegido como su Presidente al Senador señor Elizalde.
De la Comisión de Vivienda y Urbanismo, con la que señala que ha elegido como su Presidente al Senador señor Sandoval.
--Se toma conocimiento.

El señor QUINTANA (Presidente).- Terminada la Cuenta.
Ofrezco la palabra sobre la Cuenta.

El señor MOREIRA.- ¿Me permite, señor Presidente?

El señor QUINTANA (Presidente).- ¿Para referirse a la Cuenta?

El señor MOREIRA.- No, señor Presidente, para referirme a otro asunto.

El señor QUINTANA (Presidente).- Le voy a dar la palabra después de la lectura de los acuerdos de Comités.
Para tal efecto, tiene la palabra la señora Secretaria General.


ACUERDOS DE COMITÉS

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- Los Comités, en sesión del día de hoy, adoptaron los siguientes acuerdos:

1.- Abrir plazo para presentar indicaciones, hasta las 10:30 de mañana, miércoles 20 de marzo, al proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que amplía el procedimiento de relocalización a concesiones de acuicultura que indica y establece permisos especiales de colecta de semillas (boletín N° 11.317-21).

2.- Despachar hoy solo en general el proyecto, signado con el número 1 de la tabla, iniciado en moción de los Senadores señor Bianchi, señoras Goic, Provoste y Rincón y señor De Urresti, que modifica la Ley General de Servicios Eléctricos para establecer que la instalación de equipamientos nuevos, así como la revisión y reparación de empalmes y medidores, será de cargo exclusivo de la respectiva distribuidora (boletín Nº 12.443-08).

3.- Tratar en primer, segundo y tercer lugar del Orden del Día de la sesión ordinaria de mañana, miércoles 20 del presente, los siguientes asuntos:
-Proyecto, iniciado en mensaje de Su Excelencia el Presidente de la República, en primer trámite constitucional, que modifica la Ley que establece Bases de los Procedimientos Administrativos en materia de documentos electrónicos (boletín Nº 11.882-06).
-Proyecto, en segundo trámite constitucional, que modifica la ley Nº 4.808, que reforma la ley sobre Registro Civil e Identificación, para establecer un catastro nacional de mortinatos y facilitar su individualización y sepultación (boletín Nº 12.018-07).
-Proyecto de ley que declara imprescriptibles los delitos sexuales contra menores (boletín N° 6.956-07).

4.- Abrir nuevo plazo para presentar indicaciones, hasta el lunes 1 de abril, a las 12, en la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía, al proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que establece normas sobre protección, fomento y desarrollo de los indígenas, y crea la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, para reconocer al pueblo chango como etnia indígena de Chile (boletines Nºs 11.188-17 y 11.335-17, refundidos).

5.- Tratar, en el primer lugar del Orden del Día de la sesión ordinaria del martes 2 de abril, el proyecto de ley, iniciado en moción de los Senadores señora Goic y señor Quinteros, en primer trámite constitucional, que deroga la tabla de factores para la fijación de precios de las isapres (boletín Nº 12.146-11).

6.- Facultar a la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales para analizar, en una sesión, el proyecto de ley que perfecciona los textos legales que indica, para promover la inversión (boletín N° 11.747-03).

7.- Autorizar a la Comisión Mixta encargada de resolver las discrepancias suscitadas durante la tramitación del proyecto de ley que mejora el ingreso de docentes directivos al Sistema de Desarrollo Profesional Docente, modifica diversos cuerpos legales y establece los beneficios que indica (boletín N° 11.621-04), para sesionar el día de hoy en paralelo con la Sala.

8.- Permitir a la Senadora señora Carolina Goic efectuar a continuación, en la Sala, una presentación acerca del proyecto que modifica la Ley Nacional del Cáncer (boletín Nº 12.292-11).

9.- Autorizar a la Comisión de Trabajo y Previsión Social para que, en dos sesiones, se pronuncie sobre las normas relativas a materias laborales del proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas y el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (boletín N° 9.404-12).
Nada más, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- Muchas gracias, señora Secretaria.



NO ASISTENCIA DE PRESIDENTE DEL SENADO A REUNIÓN CON PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE BRASIL

El señor QUINTANA (Presidente).- Antes de partir con la presentación de la Senadora señora Goic, le voy a dar la palabra al Senador señor Moreira, quien la había solicitado con anterioridad.

El señor MOREIRA.- Señor Presidente, solo quiero dejar constancia de que usted, como máxima autoridad de la Corporación, independiente de las diferencias políticas que podamos tener, nos representa institucionalmente.
Usted puede aceptar o no una invitación del Presidente de Chile, decisión que se le respeta, pero las razones que ha dado para no asistir a un almuerzo al que se lo invitó representan, a mi juicio, una actitud muy poco republicana, porque hizo una crítica política a propósito de una invitación de nuestro Primer Mandatario al Presidente de Brasil.
Jair Bolsonaro, más allá de las connotaciones que tiene, es el Presidente de un país con el cual hemos mantenido relaciones diplomáticas por décadas.
Creo que no hay que confundir las cosas.
A mí -y quiero dejar constancia de ello- no me parecen las explicaciones que usted, señor Presidente, ha dado públicamente.
Como señalé, usted puede desistir de una invitación. Sin embargo, el día de mañana, cuando nosotros, en un corto plazo, seamos mayoría y uno de los nuestros esté sentado en su lugar, le parecerá muy mal que el Presidente del Senado se pare y diga que no va a asistir a una reunión a la que fue invitado por determinado Presidente de izquierda.
Creo que no hay que confundir las cosas.
Yo lamento mucho su decisión, señor Presidente, y creo que todos los brasileños merecen un poco más de respeto de parte de este Senado.

El señor QUINTANA (Presidente).- Usted, señor Senador, es miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores. ¿Está en condiciones de decirme si la visita del Presidente Bolsonaro es de carácter protocolar o de carácter de Estado?

El señor MOREIRA.- Es oficial.

El señor QUINTANA (Presidente).- De acuerdo, pero las visitas pueden tener distintos caracteres. No creo que eso esté tan despejado.
Lo que pasa es que nos hubiese gustado también, al momento de asumir muchos temas de política exterior -la cual, desde luego, es conducida por el Presidente de la República- que las Comisiones de Relaciones Exteriores, como la que usted integra, hubiesen sido escuchadas en distintas materias sensibles.
La decisión que ha tomado la Mesa no es la primera que se adopta respecto de este tipo de reuniones y de otras. Y, por supuesto, le manifesté hoy día al Ministro Chadwick, en forma muy respetuosa, las razones por las cuales nos excusábamos.
Me ha pedido la palabra el Senador señor Pizarro.

El señor PIZARRO.- Señor Presidente, la verdad es que usted ya dio una explicación.
Creo que el tema más de fondo es lo que está sucediendo en América Latina y lo que está ocurriendo en Chile con lo que puede ser la estrategia de una política exterior de Estado que busque cumplir con los objetivos permanentes que tiene nuestro país en materia de integración, de cooperación, de defensa de los derechos de las personas, de las libertades, de la democracia, y que, lamentablemente, es algo que en el último tiempo se ha usado más para política interna que externa.
Por lo tanto, no debe extrañar que quienes ejercen responsabilidades institucionales también puedan opinar al respecto. Es lo que usted, señor Presidente, ha hecho en este caso. Y es lo que, por lo demás, le hemos escuchado al Presidente de la República y al propio Canciller, quienes han entrado en una lógica que, al menos quienes formamos parte de la oposición al Gobierno, no compartimos.
En la Comisión de Relaciones Exteriores este tema se ha discutido. Su Presidente, el Senador Insulza, planteó la necesidad de tener un debate más estructurado en esta materia, porque, más allá de lo que pueda pensar cada cual, no solo estamos hablando de la visita de un Jefe de Estado, sino que lo que aquí está en juego y en discusión es la manera como se está implementando una política internacional por parte de nuestro país, la cual debe ser coherente con los objetivos permanentes que Chile tiene. Y es lo que hay que cuidar.
Yo no sé si en la reunión de Comités se planteó la posibilidad de realizar una sesión especial sobre el tema, donde podríamos debatir con los distintos colegas qué puede ser mejor en materia de política exterior, con la presencia, lógicamente, del señor Canciller o de quienes el Gobierno estime convenientes, para un análisis desde el punto de vista político.
Gracias, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- Efectivamente, en la reunión de Comités se adoptó el acuerdo de celebrar una sesión especial el próximo miércoles 3 de abril, a las 12, a cual se invitaría, por supuesto, al señor Canciller, quedando pendiente solamente que la Comisión de Relaciones Exteriores señalara con mayor precisión cuál sería el alcance de esa sesión especial. Pero esta, a petición del Senador Insulza, que encabeza dicho organismo, y hoy por este Presidente, ya fue acordada por los Comités.
Tiene la palabra el Senador señor Lagos.

El señor COLOMA.- Yo también la pedí, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- Así es. Están inscritos igualmente los Senadores señores Coloma y Guillier.

El señor BIANCHI.- ¿Vamos a abrir un debate sobre el tema, señor Presidente?

El señor LAGOS.- Señor Presidente, a partir de la intervención del Senador que antecedió en el uso de la palabra al colega Pizarro, me permito expresar que lo que está ocurriendo ahora tiene un contexto.
Para decirlo en términos telegráficos y no tomar mucho tiempo, baste con indicar que desde 1990, año en que se recuperó la democracia, hasta el inicio del Gobierno del Presidente Piñera, nunca, nunca y tres veces nunca se había alterado la política exterior de la forma en que se ha hecho durante esta Administración.
No desconozco las atribuciones constitucionales que posee el Presidente de la República para llevarla a cabo, pero lo que no resulta discutible a estas alturas es que la política exterior de Chile tenía una característica, no compartida por otros países del mundo, en cuanto a que la conducción de la política exterior recayera en el Primer Mandatario y a que, en general, existiera una disociación -si ustedes quieren- respecto de los temas domésticos o nacionales internos, porque había una visión compartida en un espectro bastante amplio.
Sin embargo, cuando la política exterior empieza a tener un elemento utilitario de política doméstica se genera como consecuencia que uno pueda juzgar asistir o no a determinado evento, apoyar o no a cierto acuerdo internacional, en función de los réditos o de los impactos domésticos que eso puede acarrear, al margen de una mirada más extensa, que es la que habíamos logrado mantener en los distintos Gobiernos, incluido el del Presidente Piñera en su primera administración.
Lo ocurrido acá con el Acuerdo de Escazú, con el Pacto Mundial sobre Migración, ha tocado una tecla -si me permiten decirlo- populista, en el sentido más sano del término, que nos desperfila de nuestra política exterior. Y eso pone en contexto la decisión que está tomando la Mesa, la cual, además, a mi juicio, es respaldada por varios Senadores presentes.
Entonces, me parece que amerita una reflexión saber cuántos de los que ocupan cargos colectivos o colegiados tienen esa flexibilidad. Y pienso que, en este caso, se cumple ese requisito.
Está bien, pero no debemos perder el tema de fondo: hubo una autoridad que decidió poner en clave doméstica la política exterior de Chile. Y eso no es gratis. No es que no tenga costos afirmar: "Escazú, ¡por ningún motivo!", ni referirse al Pacto Global de Migraciones diciendo que los que apoyan a los narcotraficantes o a los delincuentes son unos, "y yo defiendo a los chilenos con machete en la frontera".
En consecuencia, cuando ocurren situaciones como estas, no nos extrañemos. Lamentablemente, eso va a seguir repercutiendo en otras áreas de nuestra política exterior.
Entiendo, señor Presidente, que esta discusión la vamos a tener más adelante, seguramente. Pero producto de la intervención de un Senador que abrió este tema no podemos quedarnos callados en este ámbito.
Una tradición no es una tradición porque sí; ella tiene un valor. Hay países como Estados Unidos, o el Reino Unido con el Brexit, que enfrentan situaciones de política exterior y las traducen en política interna. Esa es su decisión. Y también ocurre en América Latina. No era nuestro caso, pero ahora entramos en ese terreno, en el que no habíamos ingresado nunca. Y eso tiene otras consecuencias.
Muchas gracias.

El señor QUINTANA (Presidente).- Señores Senadores, hay varios inscritos para intervenir, y creo que deberíamos cerrar este debate.

El señor COLOMA.- ¡No, no! Hagamos el debate, nomás.

El señor ALLAMAND.- Sí, señor Presidente. Discutamos.

El señor QUINTANA (Presidente).- Conforme.
Eso sí, quiero confirmar que el Presidente Bolsonaro viene en visita oficial y no en visita de Estado. Por lo tanto, el Senado no tiene obligación de participar.
Tiene la palabra el Senador señor Coloma.

El señor COLOMA.- Señor Presidente, yo encuentro extraordinariamente grave lo que están planteando tanto usted como el Senador que me antecedió en el uso de la palabra.
Este es el Senado de la República, una institución que no se funda en el gusto político de una mayoría en determinado momento.
Tenemos una historia, tenemos una tradición y tenemos un rol. Y no encuentro que exista precedente sobre una eventual venganza política contra el Presidente de la República, alternativa uno -como sugiere el Senador que me antecedió en el uso de la palabra-, por no haber aprobado el Acuerdo de Escazú o el Pacto Mundial sobre Migración.

El señor LAGOS.- ¡Falso! ¡Eso no es así!

El señor COLOMA.- O, alternativa dos, señor Presidente, respecto a una razón ideológica, en el caso de su declaración en el sentido de que no concurrirá, como tampoco el Vicepresidente, por motivos políticos.
Lo anterior constituye una fórmula completamente impropia de representar las instituciones republicanas, ¡completamente impropia!
Aquí lo que corresponde es entender que el Presidente de la República existe. No es una pantomima ni un anexo. Él representa al país, y en esa calidad invita a otras autoridades. Así funciona el famoso multilateralismo. ¡Pero ustedes quieren -por su intermedio, señor Presidente- multilateralismo para solo un lado, nomás...!

El señor LAGOS.- ¡Para todos lados!

El señor COLOMA.- Cuando el mandatario de Brasil no es del gusto político de ustedes -no es una persona que a mí me represente especialmente, como he dicho públicamente-, entonces, ya no es multilateralismo.
Por lo tanto, se aplica, alternativa uno, venganza contra el Presidente de la República por no haber aprobado proyectos que legítimamente puedan no gustarles; o, alternativa dos, venganza política por no ser de Izquierda.
Es decir, ¿hay que ser de Izquierda para que usted, señor Presidente, vaya en representación del Senado a los almuerzos y comidas oficiales del Estado de Chile? ¿Esa es la señal que usted quiere dar? Se lo digo directamente, porque no tengo otra forma de referirme al tema.
Ello me parece el peor de los precedentes.
Señor Presidente, en mi calidad de Vicepresidente tuve que representar a la Cámara de Diputados, y el Primer Mandatario, el señor Aylwin, me pidió recibir a muchas personas que eran de mis antípodas políticas. En momentos complejos, nunca dude de que yo, Juan Antonio Coloma, no actuara como miembro de un partido político. Entendí que era una fórmula de representar a una institución.
Confundir los gustos políticos con la representación del Estado es lo peor que puede ocurrir dentro de una sociedad democrática. Y lo que se está haciendo ahora no es un desaire al Presidente Piñera, no es un desaire al Presidente de Brasil, ¡es un desaire al Senado de Chile, a la institución!
¡Nunca he visto a un Presidente del Senado que haya tomado una actitud de ese tipo, ni menos tres o cuatro días después de haber asumido el cargo!
Por eso, señor Presidente, yo hago una protesta formal, en lo que valga. No es que estemos en la tiranía de no poder argumentar porque se tiene un voto menos y con eso se va a perder una votación. ¡No! Se trata de un requerimiento moral, en el sentido de que no se puede utilizar un cargo que tiene una naturaleza reglamentaria y constitucional distinta para hacer un sesgo político respecto de lo que a uno le gusta o no le gusta.
Ello, desde mi perspectiva, es algo vergonzoso que no esperaba ver, y se lo represento formalmente, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- Está bien, Senador señor Coloma.
Tiene la palabra el Honorable señor Guillier.

El señor GUILLIER.- Señor Presidente, deseo apoyarme de las expresiones del Senador Coloma para decir exactamente lo contrario.
Desde que volvimos a la democracia, los Presidentes de la República han sostenido una política multilateral de apertura a todos los países sin discriminación por bloques ideológicos; una política de representación de la visión del Estado de Chile de la cual el Primer Mandatario es el responsable, no como su autor exclusivo, sino como representante de un consenso nacional de apertura, de respeto a las instituciones internacionales, de moverse en el marco de los acuerdos y tratados internacionales y de ser parte del mundo.
Y precisamente lo que ha hecho el Presidente de la República, Sebastián Piñera, es quebrar ese consenso, actuando unilateralmente mediante una política que se involucra en los conflictos de países vecinos, incluso en actitudes que sondean y bordean intentos golpistas.
Yo no estoy de acuerdo con lo que está pasando en algunos países de América Latina. Siento que son situaciones graves que requieren resolverse democráticamente. Pero Chile debe estar en la solución y no haciéndose parte de conflictos ajenos. Ya nos pasó con Colombia, y ahora nos está pasando con Venezuela.
Por lo tanto, lo que fue un consenso, ya no es un consenso: es la política de un Gobierno ideologizado, que está cayendo en los mismos defectos que les atribuimos a países vecinos, en el sentido de que cada vez que tienen problemas internos comienzan a azuzar conflictos con los vecinos para sacar ventajas.
Esa falta de seriedad, ese quiebre, es de extrema gravedad. Y una consecuencia de aquello es la situación a la que asistimos ahora.
Por lo tanto, señor Presidente, pienso que urge celebrar una sesión especial, pero con el carácter del peso del Senado de la República, para que las autoridades encargadas de las relaciones exteriores de Chile rindan cuenta de por qué quebraron ese consenso y cuáles fueron sus argumentos y razones.
Ello, a fin de que nuestro país vuelva a recuperar lo que le dio credibilidad a su política: que sin importar quien gobierne exista una política del Estado de Chile, democrática, que se exprese en los espacios multilaterales.
Pero hoy no es así.
A mí me preocupa esta situación, porque lo que está realizando el Presidente de la República, al alterar ese consenso y esos acuerdos, es mucho más grave que lo que pueda decidir la Mesa del Senado, y es lo más serio que nos ha ocurrido en materia política exterior desde el regreso a la democracia.
Muchas gracias.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Kast.

El señor KAST.- Señor Presidente, además de manifestarle y reiterarle mi preocupación por que este Senado no esté presente en un acto republicano con una democracia vecina ante la visita de un Primer Mandatario (cuyas visiones, tal vez, no nos simpatizan a muchos completamente, pero que claramente representa democráticamente a su país), quiero señalarle que me parece del todo grave la señal que está dando usted como Presidente del Senado.
Adicionalmente, considero grave que algunos colegas sostengan que se está quebrando un consenso respecto a la mirada internacional del país.
¡Qué consenso más importante que defender los derechos humanos! ¡Qué consenso más importante que tomarse en serio los tratados internacionales y poder discernir, debatir, manifestar no estar de acuerdo con algunos de ellos y aprobar otros!
Por lo tanto, esa lógica de señalar que el Presidente Piñera estaría utilizando la política internacional con fines internos, honestamente, la encuentro lamentable.
Aquí hay un Primer Mandatario que ha tenido una postura en materia de derechos humanos consistente en el tiempo, y que está levantando la voz por un país que, además, sufrió la violación de los derechos humanos en el pasado.
Por consiguiente, no corresponde estar hoy día espantados porque él levante la voz y busque, efectivamente, que a nivel regional tengamos una sola voz. Honestamente, me parece que eso no tiene nada que ver con la política interna, sino con una tradición en materia de derechos humanos, en la que nuestro país ha tenido una sola línea.
Además, desde que volvimos a la democracia distintos gobiernos han levantado la voz, a veces con mayor fuerza, a veces de manera más tenue. Y si bien a algunos les molesta que el Presidente Piñera esté levantando la voz en esta materia en forma seria, incluso convocando a Prosur para que efectivamente tengamos mayores relaciones diplomáticas con todos los países de Latinoamérica, honestamente quiero dejar constancia, señor Presidente, de que no comparto su decisión de no asistir.
Asimismo, me parece lamentable que aquí se hable como si en nuestras relaciones internacionales se estuviera quebrando un consenso.
Es todo lo contrario.
Ojalá que la forma de trabajar en relaciones internacionales siempre sea con altura de miras. Creo que es lo que el Presidente de la República ha impulsado.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Girardi.

El señor GIRARDI.- Señor Presidente, más que criticar al Presidente Piñera, deseo señalar que, a mi parecer, si los parlamentos del mundo hubieran levantado la voz en muchas oportunidades contra situaciones que demostraban un conflicto profundo con los valores que se quieren profesar en una democracia liberal, sea de Izquierda o de Derecha, tal vez habríamos evitado numerosas situaciones dolorosas. Y así habría ocurrido frente al nazismo, frente a Mussolini, frente a los Dutertes.
Creo que acá hay un tema valórico.
Entiendo perfectamente que las declaraciones de un líder político que promueve abiertamente la homofobia, la violencia contra las mujeres, que dice que si él tuviera en frente a un delincuente le dispararía o que valoraría que lo hicieran sin mediar un proceso, sean consideradas por el Presidente de un Senado como una forma de populismo.
Hay muchas formas de populismo. Si no ponemos atención, este mundo será gobernado por los populismos, por las plataformas. Serán reemplazados los sistemas democráticos.
Me parece relevante, señor Presidente, que usted levante la voz frente a un tema valórico. Pienso que ese tipo de dirigentes le hacen mal a la humanidad, le hacen mal al planeta. Yo no iría a ninguna reunión con el señor Duterte, que anda asesinando a diestra y siniestra. Es un tema de convicciones, que puede ser compartido o no.
Asimismo, estimo correcto que un Senado no tenga una actitud de pragmatismo y que finalmente su Presidente haga adhesión a sus principios y a sus valores democráticos, particularmente cuando hay visiones y actitudes que ponen en cuestión esos principios democráticos fundamentales que se relacionan con algo de lo más esencial: el respeto a los derechos humanos.
Entonces, yo sí cuestiono una visión.
No vivo en Brasil, no soy ciudadano brasileño, pero lo que se ha planteado pone en cuestión elementos fundamentales del respeto a los derechos humanos. Y si hay algo esencial, por lo menos para mí, es el respeto a los derechos humanos.
También creo que Chile mantuvo mucho silencio respecto al régimen venezolano, y que actuamos tardíamente. Claro, hubo consideraciones de todo tipo; pero, evidentemente, lo que enfrentamos en ese caso es una dictadura.
Yo recuerdo que hace bastantes años, cuando Chávez quiso que Venezuela entrara al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, fui de los pocos que se opusieron, porque no me gustaban los militares o los demócratas que usaban bota militar.
Nos mantuvimos en silencio por diversas consideraciones. Pero las consideraciones que no se tuvieron fueron las esenciales, las fundamentales, que eran, justamente, qué tipo de valores queremos poner en acción, promover, y a cuáles queremos adherir.
Así que, señor Presidente, yo respeto su posición.
Me parece que un Senado como el nuestro debe debatir estos temas y defender una posición, pues no queremos que en algún lugar del planeta existan líderes que sean homofóbicos, que violenten a las mujeres, que tengan actitudes racistas.
Para mí eso es fundamental. Y no me importa si son de Izquierda o de Derecha. En el pasado hicimos demasiado ese tipo de cálculos, y muchas veces obviamos lo esencial.
Ahora, respecto a la política exterior, es el Presidente quien la lidera. Y yo le pediría que hubiera mayor coherencia. Por ejemplo, vamos a organizar la COP25. El planeta vive una devastación, sufrirá una catástrofe y no tenemos conciencia de eso. Los últimos informes internacionales dicen que la temperatura subirá 3 grados, pero no estamos tomando conciencia de la amenaza que eso significará para la vida humana, y no queremos firmar el Acuerdo de Escazú.
O sea, también la coherencia es importante.
Yo pienso, señor Presidente, que usted tiene un rol distinto al del Primer Mandatario, justamente el de afianzar un cierto apego a los valores fundamentales de los derechos humanos y un cierto fortalecimiento de estos, que queremos poner como centrales, como inmodificables y como los que se deben profundizar.
Por lo tanto, como miembro del Senado, no me hace cuestión que en esa dimensión un Presidente diga: "Quiero comunicar una visión, un punto de vista y lo hago a través de un gesto, a través de un acto", que es totalmente republicano, pro derechos humanos, y del todo pertinente en la situación que estamos viviendo aquí y en el mundo.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Allamand.

El señor ALLAMAND.- Señor Presidente, quiero intervenir en este interesante debate para dejar constancia de mis puntos de vista.
Yo comparto la opinión que han vertido diversos representantes de las bancadas de Gobierno, en términos de que su decisión de no concurrir a esta invitación es un doble agravio.
En primer lugar, creo que es un agravio a Brasil, un país con el cual históricamente Chile mantiene estupendas relaciones, y que debe mantener y proyectar hacia el futuro. Y, en segundo lugar, pienso que deja al Senado en una situación de ausencia y de falta de representación en una visita oficial, lo que a todas luces no se justifica.
El Senado debe estar presente en estas actividades oficiales. Pero, sobre todo, me parece que las razones que se dan para esta ausencia tampoco tienen adecuada justificación.
No validaré algunas declaraciones profundamente desafortunadas del Presidente Bolsonaro emitidas en el pasado. Sin embargo, creo que de ahí a compararlo con dictadores de tomo y lomo hay una gigantesca diferencia.
Por lo tanto, señor Presidente, repito que no se justifica su decisión, que, por lo demás, compromete a esta Corporación.
A la vuelta de la semana regional tendremos una sesión especial precisamente para tratar la política exterior de Chile. Pero, como ha sido traído a colación, simplemente quiero hacer uso del argumento.
Aquí se dice que el Presidente de la República ha roto con una tradición: la del consenso en la política exterior. Pero también se puede argumentar exactamente a la inversa y preguntarse quién es el que ha roto la política de unanimidad en esta materia, porque lo que ha ocurrido es que, en forma también sin precedentes, han sido los miembros de la Oposición los que han impugnado o, simplemente, rechazado la política que el Primer Mandatario, de acuerdo con la Constitución, lleva adelante.
En consecuencia, si se trata de romper un consenso, a lo menos hay que asumir que ambas partes poseen idénticas responsabilidades. Alguien podrá decir: "El que tiene responsabilidad es el Presidente, que no escucha a la Oposición", y, por otro lado, "Es la Oposición la que no escucha al Presidente".
En todo caso, pienso que hay que estar preparados para una política exterior que sea objeto de controversia, y creo que eso no nos debe preocupar. Eso sí, debemos hacer un esfuerzo por mantenerla en el nivel que corresponde.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Provoste.

La señora PROVOSTE.- Señor Presidente, ha sido relevante colocar este punto de vista en la Sala, porque ha permitido realizar un debate mucho más profundo que una invitación más a una actividad.
Asimismo, nos hemos podido situar claramente en que Chile se había destacado como país serio, confiable, al no hacer política interna con los problemas internacionales. Y ese valor, que nos había acompañado durante tanto tiempo, rápidamente se ha desperdiciado.
Este Gobierno, como ya lo han dicho Senadores de la Oposición que me han antecedido, rompió una importante tradición, transformando un problema internacional en una herramienta pequeña con el propósito de buscar dividendos políticos menores.
Y, junto con eso, hemos escuchado intervenciones en que Senadores de Derecha intentan levantarse ahora como paladines de los derechos humanos y la democracia, en circunstancias de que durante la dictadura de Pinochet no hicieron nada.
Sinceramente, a una parte importante de los que han hablado me cuesta creerles su defensa en materia de derechos humanos. Muchos fueron cómplices activos de la dictadura; siempre han privilegiado los derechos económicos por sobre cualquier otro derecho, y en todo momento estarán dispuestos a correr a los cuarteles frente a cualquier situación que les pueda afectar sus derechos.
Su falta de vocación democrática y de respeto por los derechos humanos se advierte claramente en el caso del Presidente Frei Montalva, pues sus voces han estado absolutamente ausentes.
Con toda sinceridad, quiero decir que pienso que a muchos de ellos no les importa lo que ocurre en Venezuela. Solo les interesa la ganancia política y ver qué pueden obtener de la difícil situación que hoy vive el país respecto de los compromisos que no se han cumplido.
Por todo lo expuesto, apoyo la decisión de la Mesa.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Senador señor Insulza.

El señor INSULZA.- Señor Presidente, en verdad, en esta discusión se están mezclando demasiadas cosas. De modo que primero me gustaría aludir a lo que se ha dicho, para luego volver al tema que se planteó.
En primer lugar, se ha hablado de Venezuela. Y, en mi opinión, las declaraciones que sobre el particular muchos de nosotros hemos firmado aquí, en el Senado, han sido bastante claras. Hemos planteado sin ningún problema que en ese país hay una dictadura, y nadie se ha muerto por eso. No obstante, los parlamentarios de Derecha señalaron que nosotros no íbamos a calificar al gobierno de Venezuela como dictadura, lo cual es una mentira.
Ahora bien, ¿por qué consideramos al gobierno de esa nación una dictadura? Porque definimos las dictaduras como lo que son.
En Brasil hubo una dictadura bastante brutal durante muchos años. Y tengo entendido que la persona de la que Sus Señorías hablan, siendo Presidente de Brasil -no me estoy refiriendo a sus afirmaciones anteriores- ha expresado que la dictadura brasileña representó un gran momento para su nación.
Y no solo eso: cuando viajó a Paraguay recordó con entusiasmo y cariño el gobierno de Alfredo Stroessner.
Entonces, ¿de qué lado están las posturas del Presidente de Brasil? Y no se trata de que unas cosas las haya dicho antes y otras después, como afirmó el Senador Allamand.
Varios Honorables colegas han recordado acá sus comentarios acerca de las mujeres.
¡Cómo olvidar lo que ha señalado en cuanto a la gente de color! Él sostuvo alguna vez haber educado lo suficientemente bien a sus hijos como para que no se metieran con gente de color.
¡Ese es el personaje que llega! ¿Y uno tiene que aceptarlo necesariamente? Francamente, no lo creo.
Yo soy muy defensor de la democracia y de la libertad de expresión. Pero hay cosas que no forman parte de la libertad de expresión.
No creo que los discursos de Hitler puedan ser reproducidos en nombre de la libertad de expresión. Hay países en los cuales ello se hace. Sin embargo, eso no me parece adecuado.
Pienso que no existe obligación de rescatar, en nombre de la democracia y de la libertad de expresión, opiniones completamente hirientes para mucha gente, gestos de odio racial, de odio xenofóbico, de odio político.
Esto es lo primero que quería plantear, señor Presidente.
Por lo tanto, en nombre de mi bancada, respaldo plenamente a la Mesa del Senado en su decisión.
En seguida, vamos a hablar de política exterior. Y lo haremos en serio, pues aquí se ha dicho que el Presidente Piñera no ha cambiado nada en esta materia.
Yo no sé si eso es así. Pero, entonces, ¿por qué no se ha aplicado el artículo 6 de la ley orgánica del Ministerio de Relaciones Exteriores, que establece el Consejo de Política Exterior, el cual, entre otras cosas, tiene por obligación preocuparse de velar por la unidad de la política exterior de nuestro país?
Yo les pregunto a Sus Señorías: ¿a esto llaman "unidad de la política exterior del país", porque es algo que proclama el Presidente de la República?
Todos nosotros, no solo la gente vinculada con los antiguos gobiernos de la Concertación, sino que nuestra nación entera, le legamos al Presidente Piñera una política exterior. Ella se basa en algunas decisiones que se tomaron en determinado momento y que todo el mundo compartía. Pudimos haber adoptado una conducta, por ejemplo, parecida a la de nuestros amigos de Bolivia, quienes tienen un solo tema de política exterior: el mar.
Eso es válido. Hay varios países que hacen exactamente lo mismo.
Sin embargo, optamos por meternos de lleno en el sistema internacional, en el mundo del multilateralismo, donde realmente podemos lograr las cosas.
Tenemos el drama de toda nación intermedia, que necesita del mundo hoy día y que no cuenta con la fuerza necesaria para conducirlo por su cuenta. Debemos ir a los organismos internacionales. Por eso adherimos al Derecho Internacional, el cual es una parte fundamental de la política exterior de Chile. ¡Cómo no lo va a ser si todas nuestras fronteras están fijadas por tratados! Y nosotros le estamos dando la espalda.
Inventamos el acuerdo de Escazú, y lo dejamos de lado.
Se va a formular una declaración en materia de política migratoria que el mismo Presidente saludó, y también la dejamos de lado.
Estamos vacilando, no respecto de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer como se ha dicho por ahí -porque ella ya se encuentra felizmente aprobada y sacralizada-, pero sí acerca del mecanismo verificador de la política de los países hacia la mujer, el cual puramente recomienda, puesto que la soberanía de las naciones vale en este caso. Y tampoco hemos señalado si nos vamos a mantener en esto o no.
¿Y Sus Señorías dicen que aquello no es cambiar la política exterior?
¿Dónde están los consensos en el ámbito de la política exterior que siempre nos orientaron?
La ley que mencioné la aprobó todo el Senado. Se publicó en el Diario Oficial hace un año, y todos la votaron a favor. ¿No creían en la unidad de la política exterior? ¿No creían que era necesario velar -así señala la norma respectiva- por la unidad de la política exterior?
Señor Presidente, digamos las cosas en forma clara: tenemos un grave problema en política exterior, y lo vamos a discutir a la vuelta de la semana distrital.
Todavía se halla latente la situación que vive Venezuela. No necesitamos discutir al respecto, pues el Senado ha condenado a ese gobierno muchas veces. Así que no me vengan con cuentos en esa materia.
Por último, no tenemos ninguna obligación de ir a rendirle homenaje, ni siquiera en señal de respeto, a una persona que piensa como lo hace el Presidente de Brasil.

El señor QUINTANA (Presidente).- Sin perjuicio de que les voy a dar la palabra a quienes la solicitaron, debo señalarle a la Sala que hemos hecho dos chequeos con la Cancillería -en estos temas hay que ser bien rigurosos- con relación a lo que muchos Senadores han planteado.
Efectivamente, esta visita del Presidente Bolsonaro es de carácter oficial. Como saben los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores, hay cuatro tipos de visitas: Visita de Estado, que puede realizar un Presidente o un Canciller; Visita Oficial; Visita de Trabajo y Visita Privada.
Entonces, esta no sería una Visita de Estado, sino una Visita Oficial. Y, según señala la norma pertinente del Reglamento de Ceremonial Público y Protocolo de Estado, al Senado no le cabe ninguna responsabilidad en dicha actividad.
De hecho, la invitación que se le extendió a su Presidente -lo digo para ser supertransparente- es solo para que asista a un almuerzo. No hay acto, ni anuncio, ni firma de documento alguno.
No es una actividad en que nuestra Corporación deba estar representada.
Considero pertinente hacer esa aclaración, pues el Ministerio de Relaciones Exteriores nos señaló que se trata de una Visita Oficial, de modo que el Senado no tiene ningún rol que cumplir en ella.
Tiene la palabra el Senador señor Pérez Varela.

El señor COLOMA.- ¡El Senado es más que eso!

El señor BIANCHI.- A estas alturas, yo no sé, señor Presidente.

El señor COLOMA.- ¡Debería estar presente!

El señor BIANCHI.- Debería.

El señor PÉREZ VARELA.- Señor Presidente, hemos escuchado con atención las intervenciones de los Senadores de Oposición para tratar de respaldar una decisión del Presidente de la Mesa que, sin duda, pone en cuestión a esta Alta Corporación.
Se han usado dos tipos de argumentos, y sería bueno que Sus Señorías se decidieran al respecto.
En primer lugar, algunos sostienen que no se puede ir al almuerzo en la Moneda por lo que es Bolsonaro. ¿Por qué? Porque Bolsonaro no es de Izquierda. Entonces, no hay que asistir.

El señor INSULZA.- ¡Por favor!

El señor LAGOS.- ¡Nadie ha dicho eso!

El señor HARBOE.- ¡No hay que falsear lo que se dijo!

El señor PÉREZ VARELA.- Toda la argumentación apunta a Bolsonaro: "No me gusta lo que dijo allá", etcétera. Pero el punto es el siguiente: Brasil es una república democrática; y Bolsonaro, nos guste o no, es el Presidente democrático de esa nación. De modo que el Senado de la República de Chile no puede propiciar un hecho que genere una controversia con el Jefe de Estado de un país amigo elegido democráticamente.
El titular de esta Alta Corporación, en su condición de Senador puede expresar las opiniones que quiera con relación al Presidente de una nación amiga. Pero en su calidad de Presidente del Senado le debe respeto a ese Jefe de Estado que visita nuestro país.
Me llama mucho la atención esta disquisición que se hace en torno al carácter de esta visita. Por primera vez se produce una discusión para ver si se trata de una Visita Oficial o una Visita de Estado.
Los Presidentes del Senado han estado en todas las visitas oficiales de cualquier Presidente extranjero, democrático o no, que haya venido a Chile.
Por lo tanto, es un daño para esta Alta Corporación el hecho de que su Presidente exprese, a través de un gesto de esa naturaleza, que no puede compartir con el Presidente de un país amigo como Brasil elegido democráticamente.
Aquello es algo indesmentible. Y -como digo- le provoca un perjuicio al Senado.
En segundo lugar, acá se ha hablado del quiebre de la política exterior de Chile.
¿Cuándo se quiebra más un consenso (me parece que este en ningún momento se ha quebrado): cuando se aprueba un golpe de Estado en Venezuela o cuando se busca ayudar humanitariamente al pueblo venezolano?
Entonces, ¿quién quebró el consenso acá?
Y aquello lo vimos hace menos de diez años, en que todos fuimos sorprendidos cuando el Gobierno de Chile -porque el Presidente de la República es quien dirige las relaciones internacionales- apoyó ese golpe de Estado.
Hoy día el Primer Mandatario -y se lo digo al Senador Guillier- no está en ninguna maniobra tendiente a producir un golpe de Estado en Venezuela. Y plantearlo de esa manera implica una falta de reconocimiento de la verdad.
Nuestro Presidente ha tomado el liderazgo en la búsqueda de una solución democrática para dicho país. Y ahí están los discursos de todos: del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA); del Presidente de Colombia; de los presidentes latinoamericanos que conforman el Grupo de Lima, quienes han solicitado elecciones libres, seguras y democráticas en Venezuela.
En eso el Presidente Piñera ha asumido el liderazgo. Y pienso que, como chilenos, debemos alegrarnos de que ello sea así.
Entonces, el Primer Mandatario no ha roto ningún consenso en la materia.
¡Qué consenso va a romper un Presidente que lucha, y así lo transmite a las naciones del resto del mundo, porque en un país latinoamericano que todos queremos existan a la brevedad elecciones libres, democráticas y respetadas, con reconocimiento claro y expreso de que son los propios venezolanos quienes tienen que arreglar la situación en que se encuentran!
Si alguien me dice que eso es quebrar un consenso, claramente demuestra la ceguera que existe al respecto.
Por eso, pónganse de acuerdo: ¡o es Bolsonaro o es la política internacional! No puede ser todo a la vez.
Aquí se busca una justificación para que el Senado genere un hecho político que en definitiva agravia al Presidente de un país amigo, el cual -reitero- fue elegido democráticamente por sus conciudadanos.
En cuanto a la ley sobre migración, ¿quién rompió el consenso?
¿No fue el gobierno anterior el que permitió, sin ningún control, el ingreso de personas de distintas nacionalidades, a las que se les provocó que vivieran situaciones vinculadas con violencia, pobreza y miseria?
Ahora bien, ¿no se recupera el referido consenso cuando un gobierno asume el problema y se hace cargo de él, y arregla la casa al punto de que hoy los extranjeros que llegan a Chile lo hacen con la seguridad de que se encontrarán con un país que tiene una política ordenada en la materia y que les puede responder a todos sus requerimientos ciudadanos?
El Gobierno del Presidente Piñera no ha quebrado ningún consenso.
Creo que aquellos que han sido cancilleres son quienes lo han roto. Nunca los exministros de relaciones exteriores se habían dedicado día a día, semana tras semana a criticar cualquier decisión del Presidente de la República en el ámbito internacional.
Es más, cuando el Jefe de Estado chileno fue a Colombia a demostrar con su presencia que estaba en la lucha por ayudar en una crisis humanitaria que nadie niega -porque ninguno desconoce el hecho de que un gobierno dictatorial impidió por la fuerza que la ayuda humanitaria ingresara a Venezuela-, ustedes lo tomaron como el fracaso de un gobierno democrático y no como una crítica a un gobierno que utilizó a delincuentes en moto para evitar que los venezolanos fueran a la frontera con Colombia a juntarse con los compatriotas que viven en esa nación y con los colombianos que habían llegado hasta ese lugar.
Señor Presidente, creo que aquí debe restablecerse el respeto del Senado hacia la figura del Presidente de la República.
La política exterior, como cualquier otra, está sujeta a crítica. Pero no puede utilizarse al Senado, como institución, para llevar adelante críticas políticas contra un jefe de Estado extranjero, que son legítimas, o contra la acción del Primer Mandatario de nuestro país.
Al Presidente de esta Alta Corporación, como Senador, le asiste el derecho de plantear todas las críticas que quiera. Pero en su calidad de titular del Senado le debe respeto tanto al Presidente de la República de Chile como al Presidente de la República Federativa de Brasil.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Navarro.

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, ¡Jorge Mateluna es inocente, y lo vamos a probar!
Por lo que acaba de señalar el Senador Pérez, pareciera que Nicolás Maduro, Presidente legítimo de Venezuela, es el que va a venir a Chile.
Sin embargo, a nuestro país no llega Nicolás Maduro, elegido por 6,7 millones de venezolanos, sino Bolsonaro, electo también por la mayoría de los brasileños y que tiene una característica muy particular: es un fascista reconocido; un hombre que dice que los negros son animales; que afirma que si un hijo suyo fuera gay preferiría que estuviera muerto; que señala, entre muchas otras cosas más -y esto debiera dolerle especialmente a la Derecha-, que Pinochet se equivocó en dejar que existieran presos políticos, pues había que matarlos a todos.
¡Ese es el Presidente que nos quiere visitar!
Yo no solo apoyo su decisión, señor Presidente, digna y moralmente de altura, a negarse a estar junto a quien encarna la expresión más dura del fascismo en América Latina; a aquel que quiere eliminar al adversario sin debatir ideas; a quien ganó una elección mintiéndole al electorado brasileño.
Las fake news de Bolsonaro:
-Acusó a Lula y a Haddad de que habían distribuido en todas las escuelas un "kit gay" para menores de seis años.
-Dijo que el hombre que intentó apuñalarlo era del PT: ¡falso!
-Mostró la imagen de una mujer que había sido agredida por partidarios de Lula: ¡falso, pues era una actriz!
-Planteó que Haddad defendía el incesto y el comunismo en uno de sus libros: ¡falso!
-Sostuvo que Haddad legalizaría la pedofilia.
¡Mintió, mintió y mintió!
¿Y su elección? Fue hecha sobre la base de mentiras.
Por lo tanto, es una provocación la que nos hace el Presidente Piñera con su invitación; es una provocación a todos quienes sufrieron el rigor de la dictadura, a los familiares de los detenidos desaparecidos que aún no son hallados: entre estos, hay más de 400 militantes del Partido Socialista, como el Diputado y médico Carlos Lorca.
Aquí se ha defendido la política exterior de nuestro país.
Piñera rompió toda la tradición política chilena en materia internacional al involucrarse en el conflicto bilateral entre Colombia y Venezuela.
¡No nos quejemos de que el concepto de multilateralidad no sea respetado también por muchos países en nuestra relación con Bolivia!
Por cierto, ¿a qué fue Piñera a Cúcuta? ¿Dónde está la ayuda humanitaria que llevamos?
¡Mintió Piñera en su tuit al acusar al Presidente Nicolás Maduro de haber quemado la "ayuda humanitaria"!
Ello lo hizo un partidario de Guaidó, y así lo demostró el New York Times.
¡Se vuelve a mentir! Y el Presidente Piñera se compra esas mentiras y las tuitea, con su nombre y apellido, acusando a Maduro de quemar la ayuda humanitaria y haciéndose partícipe de la ruptura de todos los protocolos internacionales al ir con Duque a la frontera para intentar entrar a Venezuela por la fuerza.
Señor Presidente, la ayuda humanitaria fue rechazada por la Cruz Roja Internacional: ¡esa no es ayuda humanitaria!
La ayuda humanitaria fue rechazada por Naciones Unidas: ¡esa no es ayuda humanitaria!
La ayuda humanitaria fue rechazada por Venezuela. Y compromete recursos fiscales de nuestro país que el Presidente tendrá que pagar de su bolsillo. ¡Vamos a accionar en todos los frentes para que Piñera -plata le sobra- pague la ayuda que llevó y que nadie sabe dónde está!
Yo debo reconocer que a Sus Señorías les irrite que esta Alta Corporación no pueda recibir a un personaje como Bolsonaro.
Pero el Presidente del Senado está en su derecho.
Entonces, que alguien lo remplace. Si quieren ir ustedes, háganlo, y reciban a quien se les dé la gana. Pero si Bolsonaro viene al Senado no sé si vamos a optar entre no asistir o hacerlo y representarle lo que acabo de señalar.
La discusión que se ha generado en torno a esta materia nos retrotrae a una deuda todavía no saldada, que la señaló la Senadora Provoste: aquí hay cómplices pasivos -y recojo las palabras del Presidente Piñera- respecto de la violación de los derechos humanos en Chile. Y cada cierto tiempo el tema aflora en debates como estos porque no hemos tenido los cojones y el valor de decirnos a la cara que existe una materia pendiente todavía con la Derecha, hoy día republicana, hoy día democrática, pero que apoyó la dictadura de Pinochet.
Por tanto, señor Presidente, con un Mandatario que rompió todos los estándares de los consensos en materia de relaciones internacionales, bien cabe una actitud digna del Presidente del Senado frente a esta visita que es non grata.
¡Bolsonaro, no vengas a Chile!
¡No eres bienvenido!
¡Eres un fascista!
He dicho.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Letelier.

El señor LETELIER.- Señor Presidente, estimados colegas, hoy se está cosechando algo que se ha sembrado.
Un colega de las bancas de enfrente, con una ligereza tremenda, es incapaz de comprender que sí se ha quebrado una tradición de lo construido en política exterior en los últimos veinte años. ¡Y lamento que no lo logren comprender! A menos que lo digan para la galería.
Prosur fue concebido -y ello se encuentra en los primeros discursos- como el ALBA de la Derecha, no como un espacio multilateral para fortalecer la integración de la región, de acuerdo con lo que ha sido la tradición. Hablo de la Unión Panamericana o del esfuerzo para crear la OEA, ¡de múltiples esfuerzos que ha habido en la región!
Prosur surge en una coyuntura con un propósito sobreideologizado.
Pero, previo a eso, está el daño a las políticas multilaterales en temas de medioambiente, en materias -diría- de interés planetario, como la cuestión migratoria. Es evidente que el Presidente Piñera optó por usar la política exterior -y está en su derecho-, pero optó por emplearla como un elemento de política interna.
Ese es el dato. Lo dejo sentado. Será motivo para una sesión próxima.
Respecto a Brasil, por lo menos yo soy de aquellos que están dispuestos a poner en discusión cuán amigo de Chile ha sido Brasil durante los últimos veinte o veinticinco años.

El señor COLOMA.- Pero ¡y Lula! ¡Y Cardoso!

El señor LETELIER.- Disculpen: ¡Brasil le ha dado la espalda a América Latina desde hace harto tiempo, no solo a partir de Bolsonaro! No nos equivoquemos. Esa es mi convicción. No soy de aquellos que creen que Brasil ha sido un gran motor para la región. Lo digo porque algunos lo han planteado aquí. Tengo mi percepción, y no por los problemas ideológicos. Pero tengo esa convicción, que es discutible.
Ahora bien, respecto a Bolsonaro, más allá de que probablemente va a continuar una lógica en la política exterior de Brasil, que más bien se entiende como Brasil continente que se mira a sí mismo y mira al resto del mundo y no a América Latina -esta es una discusión de los politólogos desde hace mucho tiempo-, lo cierto es que a mi juicio dicho Mandatario no representa los mejores valores de la democracia liberal, ¡no!; ni de la tolerancia, ¡no!; ni de la inclusión, ¡no!
Y sus dichos de ayer más bien se tienden a alinear -lo tienen que corregir para que no diga tanta lesera- cuando habla del uso de la violencia en Venezuela, no una vez, sino varias veces.
Después podremos discutir el asunto de Venezuela, pero no es la materia de debate hoy.
Respecto a la decisión del Presidente del Senado, más allá de lo formal y reglamentario (no estamos ante una visita de Estado), no es la primera vez que un Presidente de una de las Corporaciones de este Congreso no asiste a una comida. No lo es.
Sin embargo, creo que el tema más de fondo es si nuestra Corporación se siente tremendamente interpretada por lo que representa el actual Presidente de Brasil.
¿Es la encarnación de lo que todos creemos debe ser la política internacional en materia de tolerancia?
Sé que hay algunas personas de las bancas de enfrente ¡que salieron corriendo para saludarlo altiro! Están en su derecho. ¡Están en su derecho! Pero aquella tendencia no me representa en lo más mínimo.
Señor Presidente, quiero volver al punto inicial.
Si hoy en día no hay unidad en la política exterior y en los temas internacionales, ello es responsabilidad principal y exclusivamente del Presidente Sebastián Piñera. Él es el responsable de conducir la política internacional, y no ha hecho -¡no ha hecho!- los esfuerzos para una coordinación, concertación y creación de voluntades en un conjunto de materias. En primer término, en los temas multilaterales, en que quebró lo que fue una tendencia en estos años.
Quizás los colegas de las bancas de enfrente no lo perciben como nosotros. Yo lo comprendo. Pero ahí hay algo sustantivo, muy sustantivo.
Y nos importa que la construcción de los acuerdos en la región no se instrumentalice, no se manosee, no se haga con una impronta ideológica.
Muchos de nosotros, queriendo que exista un espacio multilateral de la región, vemos que Prosur nace como el ALBA de la Derecha.
Siempre fui muy crítico del ALBA -no todos en esta Sala lo fueron-, porque creo que estaba en contra de los intereses de Chile, del multilateralismo y de la tradición de nuestro país en las políticas de América Latina.
He dicho.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Van Rysselberghe.

La señora VAN RYSSELBERGHE.- Señor Presidente, he escuchado con atención el debate desarrollado en la Sala y no dejan de sorprender los argumentos que se formulan.
Unos plantean si el Presidente de Brasil representa o no al Senado o a algunos Senadores de esta Corporación. ¡Lo cierto es que no tiene por qué representarlos! ¡El Presidente de Brasil representa a los brasileros, quienes lo eligieron democráticamente en un acto reconocido como transparente y democrático! ¡Lo eligieron más de 60 millones de brasileros!
Por lo tanto, lo que corresponde hacer a un país amigo es respetar esa decisión que tomó ¡legítimamente el pueblo brasilero! Es difícil pensar que 60 millones de brasileros son personas homofóbicas, que respaldan el machismo, que tienen las conductas que ustedes han mencionado acá. Por el contrario, ellos son ciudadanos que ejercieron su derecho a decidir quién quieren que los gobierne. Y lo que corresponde en política exterior es que un país amigo, como Chile, respete esa decisión.
Ya se verá en una próxima decisión si el pueblo de Brasil respalda nuevamente a este Presidente, de acuerdo a cómo haya ejercido su mandato. Pero creo que no corresponde que Chile, a través de una institución como el Senado, emita opiniones con relación a un acto democrático y transparente que legítimamente ejerció el pueblo brasilero.
En segundo lugar, con relación a Venezuela, algunos Senadores planteaban que en ese caso se estaba haciendo una interferencia que no correspondía.
En tal sentido, solo quiero recordar que hay más de 60 países del mundo, incluyendo a naciones de Europa, que han concordado en la crisis humanitaria que se vive en Venezuela y que han reconocido a Juan Guaidó como su legítimo Presidente para lograr -tal como dijo el Senador Pérez en su intervención- elecciones libres y democráticas en un pueblo que, de acuerdo a lo que plantean 60 países del mundo -¡60 democracias del mundo!-, lo está pasando demasiado mal. Esta no es una interpretación del Presidente Sebastián Piñera, sino un consenso que ha existido en múltiples países a nivel mundial.
Ahora bien, se plantea que Prosur es casi un cónclave de países que han logrado librarse de la Izquierda y constituir gobiernos de Derecha.
¡No es cierto!
Prosur es un encuentro de países de Latinoamérica en donde hay distintas tendencias. Nadie puede decir que Bolivia tiene el mismo color político que Brasil, por ejemplo, que es la nación a la cual nos estamos refiriendo.
Por lo tanto, no respaldar que Chile tenga un liderazgo en esta materia y no sentirnos orgullos de que el Presidente de nuestro país pueda encabezar una alianza de países del Cono Sur para establecer de allí para adelante cosas que son importantes para todos, me parece que no solo no corresponde, sino que además constituye una falta de generosidad.
Y, tal como lo plantearon muchos de los que me antecedieron en el uso de la palabra, creo que es un error que el Senado se reste de una visita oficial. A mi juicio, como señalaba, lo que corresponde es que institucionalmente nosotros seamos respetuosos de un proceso que legítimamente decidió el pueblo de Brasil, más allá de si nos gusta el elegido.
A mí no me gusta el Presidente de Bolivia, pero pienso que nosotros como institución no nos podemos restar de una visita oficial de él, porque es quien hoy día democráticamente está gobernando Bolivia. Y si gana la elección, también tenemos que respetarlo como Presidente elegido por su pueblo.
Por lo tanto, lamento la decisión que ha tomado la Mesa, porque considero que efectivamente produce un daño a la institucionalidad.
Muchas gracias.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Elizalde.

El señor ELIZALDE.- Señor Presidente, en primer lugar, quiero manifestar que apoyo la decisión de la Mesa. Creo que no se está incumpliendo ninguna normativa al tratarse, en este caso, de una visita de carácter oficial.
Pero, además, me parece que no es un buen argumento el hecho de que, como no siempre se hace lo que se debe hacer, tenemos que criticar cuando se hace lo que se debe hacer.
Considero que esta decisión es un gesto de dignidad ante un Presidente que ha formulado declaraciones que son francamente aberrantes para la democracia y para los avances de la civilización humana. ¡Representan un retroceso para la civilización humana! ¡Digámoslo con toda claridad!
Ahora bien, resulta evidente la ruptura del Presidente Piñera con la tradición y con los consensos en política internacional.
Yo podría mencionar muchas características de lo que ha sido la política internacional chilena y en qué consisten esos consensos. Pero permítanme tan solo citar tres.
Primero, Chile ha sido un actor relevante en la construcción de la institucionalidad internacional multilateral. Somos un país pequeño, geográficamente aislado, ubicado al fin del mundo, pero que siempre ha promovido este nuevo orden internacional, desde la creación de las Naciones Unidas en adelante.
Segundo, hemos sido promotores del multilateralismo y no del unilateralismo, y menos aún del aislamiento.
Y tercero, nuestros Jefes de Estado, salvo la excepción del Presidente Piñera, no han utilizado la política exterior para resolver asuntos de política interna.
Sin embargo, esos tres principios se han pasado a llevar por parte de la actual Administración.
Ejemplos de ello.
Chile promovió el Acuerdo de Escazú; convocó a otros países a suscribirlo, y en vísperas de la adopción del Acuerdo señaló que no participaba.
Chile fue un actor protagónico en la organización de la Cumbre del Pacto Migratorio. El Presidente Piñera, en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, manifestó que la política migratoria chilena coincidía plenamente con la propuesta de la ONU. Y en vísperas de la celebración de la cumbre dijo que no participaría.
Y en el caso del Prosur -digámoslo con toda claridad-, es el ALBA de Derecha.
Nuestro país, cuando tuvo gobiernos de Centroizquierda, no participó del ALBA. ¿Por qué? Porque Chile siempre ha creído que las relaciones internacionales son entre Estados y, por tanto, no entre un club de amigos que tienen la misma orientación política. Es decir, se trata de relaciones permanentes entre Estados democráticos. Por eso no participó de esa iniciativa y, por el contrario, promovió otras formas de integración de la región en el marco de relaciones de carácter permanente.
¡Y eso se ha pasado a llevar por parte de la actual Administración!
Sin duda, eso es un daño enorme para lo que representa una política exterior de la que todos formamos parte y de la que todos en el pasado nos sentimos orgullosos. Es un daño porque, finalmente, ella se realiza sobre la base de cálculos de corto plazo, muchas veces pensando en encuestas y no en lo que es positivo para el país, en una perspectiva más estratégica.
Pienso que es necesario valorar la decisión de la Mesa.
Como expresó el Senador Girardi, ojalá estos gestos fueran más comunes. Es probable que gestos de esta naturaleza no se den en el futuro.
Pero -reitero- estamos tan acostumbrados a que las cosas no se hagan como se deben hacer que cuando se hacen como se deben hacer muchos salen a criticar. Eso me parece inaceptable.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Von Baer.

La señora VON BAER.- Señor Presidente, he escuchado con detención las intervenciones de los colegas, y me llama la atención la soberbia.
¿Por qué hablo de la soberbia? Porque parece ser que la Izquierda o la Centroizquierda es la que define lo que es correcto y lo que es incorrecto.
¡Digamos las cosas como son, señor Presidente!
En una democracia hay visiones distintas, pero no se trata de lo correcto o lo incorrecto.
Si usted, señor Presidente, representa al Senado como Mesa, a mí me hubiera encantado -siguiendo lo que normalmente se hace en una institución colectiva- que la definición de ir o no a una cena a la que fue invitado como Presidente de esta Corporación la hubiese socializado y hubiese preguntado.
Pero nos enteramos de eso por el diario. Hoy en la reunión de Comités ni siquiera se tocó el tema.
Entonces, usted tomó esa decisión -no sé- como Senador de Izquierda, pero no en representación de todos nosotros, puesto que en esa determinación no nos representa. En consecuencia, la decisión no la adoptó el Presidente del Senado como Presidente del Senado, sino que la tomó -se lo digo con mucho respeto; y le pido a la Senadora Rincón que me deje hablarle al Presidente- como Senador Quintana. Eso yo lo respeto. Pero no adoptó la decisión como Presidente del Senado, porque si usted toma una decisión como Presidente del Senado quizás no vamos a estar todos de acuerdo y lo vamos a votar en Comités, donde podríamos señalarle que no concordamos con usted.
Por lo tanto, señor Presidente, si usted va a tomar una definición como Mesa, espero no enterarme por el diario si soy Jefa de Comité. Y yo lo supe por el diario y soy Jefa del Comité de la UDI.
En consecuencia, pregúntenos en una reunión de Comités. Nosotros podemos decir que no estamos de acuerdo. Pero creo que nos merecemos respeto como miembros del Honorable Senado de la República, ¡respeto en cuanto a que se nos consulte si concordamos con una decisión que está tomando nuestro representante, el Presidente del Senado!
Señor Presidente, usted dijo desde la testera hace unos días que nos iba a representar a todos. ¡Le pido que efectivamente nos represente a todos!
Por cierto, muchas veces no estaremos de acuerdo. ¿Y sabe usted cómo se define eso? Democráticamente: votando. Sin embargo, en esta oportunidad no pudimos votar, porque nos enteramos por la prensa de su decisión.
Aquí se ha dicho que no se puede aceptar la invitación porque el Presidente de Brasil no representa las visiones de muchos de los Senadores. Y la verdad, señor Presidente, es que hay numerosos presidentes que probablemente no representan nuestras visiones, pero son presidentes de Estado, de una democracia.
¡Si somos realmente respetuosos de la democracia, aquellos que determinan quién es el Presidente de un país son los ciudadanos de esa nación y no nosotros por encima de los habitantes de ese otro país! ¡Porque, de ser así, nosotros somos los que definimos, por sobre el bien y el mal, lo que está correcto y lo que está incorrecto!
Ahora bien, respecto al Presidente Piñera, la pregunta es qué vino primero, si las definiciones de él acerca de la política exterior, sobre lo cual las bancas de enfrente no estaban de acuerdo, o al revés.
Me parece que acá lo que se quiere es impedir que el Presidente Piñera alcance una figuración a nivel internacional.
Yo me alegré cuando a la ex Presidenta Bachelet la nombraron en ambos cargos a nivel internacional. Nosotros nunca criticamos: nos paramos detrás del Presidente.
¿Qué vino primero? ¿Las definiciones de la entonces Presidenta Bachelet respecto de la política exterior, detrás de las cuales nosotros nos paramos? ¿O se nos preguntó antes y luego nosotros nos paramos detrás?
Muchas veces se tomaron definiciones y nosotros las respaldamos.
Gracias, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- No hay más inscritos.
La Mesa no quiere ahondar en más comentarios.
Sí nos hacemos cargo de la discusión, pues veo que hay interés en seguir profundizando en materia de política exterior.
Las razones por las cuales la Mesa llegó a la decisión que hemos tomado ya las hemos compartido.

)------------(

El señor ALLAMAND.- ¿Me permite, señor Presidente?

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra, señor Senador.

El señor ALLAMAND.- Señor Presidente, discúlpeme, pero yo cometí un error en la reunión de Comités porque, de acuerdo a lo que nos plantearon las Comisiones unidas de Constitución y de Infancia, resolvimos tratar mañana el importante proyecto que declara imprescriptibles los abusos sexuales contra menores.
Lamentablemente, desde la Secretaría me señalan, con buenas razones, que mañana no alcanzará a estar listo el informe.
En consecuencia, no estaríamos en condiciones de ver dicho proyecto en la sesión de mañana.
Por eso le pido, señor Presidente -y espero que la Sala asienta-, que lo tratemos en la primera sesión a la vuelta de la semana regional.

El señor QUINTANA (Presidente).- ¿Le parece a la Sala acceder a la solicitud del Senador señor Allamand?
Efectivamente, se trata de un proyecto bastante complejo, que ha pasado por dos Comisiones.
Sugiero que lo ubiquemos en el segundo lugar de la tabla de la sesión del martes 2 de abril.
¿Habría acuerdo para proceder en esos términos?

La señora PROVOSTE.- No, señor Presidente.
Pido la palabra.

El señor QUINTANA (Presidente).- Puede hacer uso de ella, señora Senadora.

La señora PROVOSTE.- Señor Presidente, tratándose de un proyecto tan importante, creo que debiéramos analizar este tema en una reunión de Comités.

El señor QUINTANA (Presidente).- Muy bien.
Pero sin suspender la Sala...

La señora PROVOSTE.- Conforme.

El señor QUINTANA (Presidente).- Quiero hacer presente que no solo el Senador señor Allamand me planteó este punto, sino también el Presidente de la Comisión de Constitución, el Senador señor Harboe.
Efectivamente, es un informe bastante robusto el que se tiene que elaborar y se trata de un debate muy serio.
Por lo tanto, sugiero a Sus Señorías que reconsideren esta situación para poder avanzar en otros asuntos que figuran en el Orden del Día.
Dado que van a salir del Hemiciclo varios señores Senadores para asistir a la reunión de Comités, me parece que lo más conveniente es suspender la sesión por algunos minutos.
Se suspende la sesión.
)--------------(
--Se suspendió a las 17:43.
--Se reanudó a las 17:52.
)---------------(

El señor QUINTANA (Presidente).- Continúa la sesión.
Los acuerdos de los Comités son los siguientes:
-Poner el proyecto de ley que declara imprescriptibles los delitos sexuales contra menores en el segundo lugar de la tabla de la sesión del día martes 2 de abril.
-Ceder ahora diez minutos a la Senadora señora Goic para hacer una presentación sobre la Ley Nacional del Cáncer.
Después de ello, seguiremos con el Orden del Día.

El señor BIANCHI.- Señor Presidente, ¿cuál es el proyecto que vamos a abordar?

El señor QUINTANA (Presidente).- El primero que figura en la tabla es el referido a los medidores.

El señor BIANCHI.- Perfecto.

El señor QUINTANA (Presidente).- Veremos dicha iniciativa después de la exposición de la Honorable señora Goic.
Tiene la palabra, señora Senadora.


PRESENTACIÓN DE SITIO WEB "LEY NACIONAL DEL CÁNCER COLAB"

La señora GOIC.- Señor Presidente, Senadores y Senadoras, voy a invitarlos a cambiar radicalmente de tema, tras la larga discusión que tuvimos, y a pedirles su atención en forma muy breve.
Mi presentación se relaciona con cómo nosotros asumimos un desafío que nos plantean habitualmente en la calle, en las reuniones. La próxima semana tendremos la oportunidad de estar con mucha gente en las regiones.
Como Senado, hemos hecho algunos esfuerzos por ampliar la participación de la gente a través del Senador Virtual. Sin embargo, todavía son tímidos y no están incorporados en la lógica de cómo discutimos las leyes.
Entonces, a partir de una de las charlas del Congreso del Futuro de este año, hicimos una asociación virtuosa con el MIT, a través del profesor Thomas Malone, que es el Director del Centro de Inteligencia Colectiva de esa universidad. Él nos prestó y adecuó, junto con su equipo y el de la Universidad Politécnica de Madrid, una plataforma para rescatar iniciativas ciudadanas en materia de cambio climático, y propuso que la utilizáramos para la tramitación de la Ley Nacional del Cáncer.
A continuación, veremos un brevísimo video que está disponible en la página.
--Se proyecta en la Sala un video informativo del sitio web "Ley Nacional del Cáncer CoLab".

La señora GOIC.- Tal como se explica en las imágenes, al portal www.leynacionaldelcancer.com puede acceder cualquier persona.
La gracia de la Ley Nacional del Cáncer es que aborda un tema que nos toca a todos: se habla desde la prevención, la detección precoz; no es necesario ser un oncólogo o un especialista para poder aportar. Están también los temas de beneficios tributarios para empresarios que quieran aportar al desarrollo de centros contra el cáncer, en fin.
Entonces, lo que queremos compartir con ustedes es la necesidad de difundir el portal y de utilizar esta herramienta.
Como pueden ver en la página -voy a mostrar únicamente dos aspectos- es supersimple registrarse: solamente se pide un nombre, un correo electrónico y una contraseña. Porque, más que rescatar el dato, lo que nos interesa es que la gente participe efectivamente. Con esos antecedentes se crea una cuenta y las personas pueden entrar, por ejemplo, a la sección denominada "Desafío", donde aparecen cada uno de los artículos del proyecto de ley. En el caso del Plan Nacional del Cáncer, uno puede conocer el texto en forma íntegra y ver además todos los comentarios de las personas que ya están participando.
Este es un esfuerzo de transparencia, de trabajo conjunto con la sociedad civil.
Al final está la "grilla" o el espacio donde se pueden añadir comentarios. Estos quedan publicados inmediatamente y pueden ser vistos por toda la comunidad que se encuentra registrada en la plataforma.
Asociamos, incluso, a algunos artículos los textos legales relacionados, el Plan Nacional del Cáncer, el informe financiero, el proyecto de ley íntegro.
Asimismo, contamos con un equipo de moderadores para responder dudas: abogados, médicos, representantes de la sociedad civil.
Nosotros, como Senadoras y Senadores, tenemos hasta el 1 de abril para presentar nuestras indicaciones. Por lo tanto, les hemos pedido a quienes quieran participar que lo hagan hasta el 28 de marzo, de modo de poder recoger todas las observaciones y sistematizar eso en un documento que se les va a entregar a todos ustedes, para que podamos reunir las propuestas de la sociedad civil en nuestras indicaciones.
Por supuesto, uno le transmite a la gente que, en la medida en que ciertos temas aparezcan más, eso le dará más fuerza a lo que nosotros debamos tramitar posteriormente.
Señor Presidente, la invitación es a utilizar esta herramienta, que considero que puede ser muy innovadora desde el punto de vista de conectarnos con la ciudadanía. Habitualmente se nos critica por no hacerlo.
Este sitio implica abrir las puertas en una etapa en que no ha sido fácil recibir a la gente y también -por qué no decirlo- puede ser la legislación del futuro. Probablemente, en la medida en que estas herramientas se vayan fortaleciendo, van a ser una parte mucho más integral y presente del proceso legislativo.
Solo quiero pedirles que difundan esta iniciativa, en la que hemos participado en forma transversal, Gobierno y Oposición, pues es una prioridad para todas las familias de nuestro país.
Les vamos a enviar el video y una pequeña minuta explicativa. Aprovechen ahora de entrar en la página, de registrarse y de conocer los comentarios.
Gracias, señor Presidente.

El señor QUINTANA (Presidente).- A usted, señora Senadora.
Creo que es un avance muy importante el que legislaciones como esta tengan una expresión digital amigable y accesible a todos los usuarios.

)---------------(

El señor QUINTANA (Presidente).- Antes de entrar en el Orden del Día, se dará lectura a una Cuenta agregada.
Tiene la palabra la señora Secretaria.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- En este momento ha llegado a la Mesa el siguiente documento:
Informe de la Comisión de Minería y Energía recaído en el proyecto, en primer trámite constitucional, que modifica la ley Nº 20.551, que regula el cierre de las faenas e instalaciones mineras (boletín Nº 12.324-08) (con urgencia calificada de "suma").
--Queda para tabla.
V. ORDEN DEL DÍA



PROPIEDAD Y RESPONSABILIDAD DE EMPALMES Y MEDIDORES ELÉCTRICOS


El señor QUINTANA (Presidente).- Corresponde ocuparse del proyecto, iniciado en moción de los Senadores señor Bianchi, señoras Goic, Provoste y Rincón y señor De Urresti, en primer trámite constitucional, que modifica la Ley General de Servicios Eléctricos para establecer que la instalación de equipamientos nuevos, así como la revisión y reparación de empalmes y medidores, será de cargo exclusivo de la respectiva distribuidora, con informe de la Comisión de Minería y Energía.
--Los antecedentes sobre el proyecto (12.443-08) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley (moción de los Senadores señor Bianchi, señoras Goic, Provoste y Rincón y señor De Urresti):
En primer trámite: sesión 95ª, en 6 de marzo de 2019 (se da cuenta).
Informe de Comisión:
Minería y Energía: sesión 2ª, en 13 de marzo de 2019.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra la señora Secretaria.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- El objetivo de la iniciativa es imponer a las empresas concesionarias o distribuidoras de energía eléctrica el deber de solventar toda acción ejecutada en los empalmes y medidores, ya sea de instalación de equipamientos nuevos, ya sea de revisión o reparación, salvo cuando demuestren que la destrucción o daño fue originada por culpa o dolo del consumidor o cliente. Asimismo, dicha acción será de cargo de la empresa cuando el deterioro en las instalaciones sea consecuencia del desgaste natural que provoca el uso regular del empalme y los medidores.
La Comisión de Minería y Energía discutió el proyecto en general y en particular, por tratarse de aquellos de artículo único, y lo aprobó, con el texto que se consigna en su informe, por la unanimidad de sus miembros, Senadores señora Provoste y señores Elizalde, García-Huidobro, Guillier y Prohens.
El texto que se propone acoger se consigna en la página 6 del informe del referido órgano técnico y en el boletín comparado que Sus Señorías tienen a disposición.

El señor QUINTANA (Presidente).- En discusión general la iniciativa.

La Senadora y los Senadores miembros de la Comisión de Minería y Energía han solicitado que sea el propio autor de la moción, el Honorable señor Carlos Bianchi, quien haga la relación del proyecto.
Le ofrezco la palabra.

El señor BIANCHI.- Señor Presidente, el primer mensaje que vamos a entregarle al país es que este tema, que ha sido debatido, bastante bullado y con múltiples miradas, se está abordando hoy en el Senado de manera responsable y seria, como debe tratarse una cuestión de esta naturaleza.
¿Qué es más importante: una mesa de trabajo o una ley que dé garantías absolutas al país de que el mecanismo que estamos planteando obliga a las empresas distribuidoras, ¡sí o sí!, a la responsabilidad de la mantención, de la colocación, de los arreglos y de todo aquello que tenga que ver con un aparato que solo les sirve a las compañías eléctricas para efectuar los cobros de la energía que ocupamos en nuestros hogares, en las empresas, en la industria?
Por lo tanto, estamos frente a un proyecto que claramente da respuesta a lo que el país entero nos ha reclamado.
En tal sentido, quiero felicitar a Yasna Provoste, en su calidad de Presidenta de la Comisión de Minería y Energía, y a cada uno de los integrantes del órgano técnico, quienes votaron unánimemente la idea de legislar.
Además, deseo dar las gracias a los colegas que me han acompañado en la suscripción de la moción respectiva, quienes desde el primer minuto tomaron la iniciativa: me refiero a los Senadores señoras Ximena Rincón, Yasna Provoste y Carolina Goic y al señor Alfonso de Urresti.
De paso, hemos instalado hoy día la discusión en el Senado. Hemos visto cómo el Gobierno durante las últimas semanas se ha encargado de enviar solo señales mediáticas que no resuelven el problema de fondo y no ha tratado de remediarlo por la vía de una ley.
La motivación para el presente proyecto, señor Presidente, no es otra que dar cumplimiento al principio que correctamente se establece en el inciso primero del artículo 139 bis de la Ley General de Servicios Eléctricos. Dicho principio dispone que los medidores son de propiedad y de responsabilidad de la empresa eléctrica.
¡Cómo va a ser lógico que los clientes deban pagar por un artefacto que no es de su propiedad ni de su responsabilidad!
Así lo entendimos y lo creímos siempre. Sin embargo, surgieron interpretaciones que nos alertaron de que, dado lo establecido en la segunda oración del referido inciso primero, cabía la posibilidad de que el Gobierno hiciera de cargo de los clientes el costo de los medidores vía decreto tarifario.
Por esa razón, hemos eliminado la parte final del inciso primero del artículo 139 bis y agregamos un inciso segundo que no deja ninguna duda: el costo de instalación y mantención de los medidores será, ¡sí o sí!, de cargo de la empresa eléctrica. Así la ley no dejará espacio alguno para que, bajo cualquier fórmula, el costo pertinente pueda ser traspasado al usuario.
Con lo propuesto estamos dando solución a un justo reclamo ciudadano, que es de toda lógica y sentido.
Por lo mismo, espero que el proyecto sea tramitado de la manera más eficaz y rápida posible para despejar todo tipo de dudas al respecto.
Señor Presidente, junto con las Senadoras Ximena Rincón y Yasna Provoste, recogimos algunas indicaciones. La sugerencia es votar hoy día solo en general y no en general y particular. Considero absolutamente necesario perfeccionar el texto de la iniciativa.
El mensaje que le estamos entregando al país y, especialmente, al Gobierno, es que no basta con que una autoridad llame al primo hermano, presidente de una de las empresas distribuidoras, para ponerse de acuerdo en si le van a comprar o no el medidor al usuario en 10 mil o 20 mil pesos.
¡Qué es eso, señor Presidente!
Esta situación solo se resuelve por la vía legislativa. En ese entendido, no quiero abrigar dudas en cuanto a que el Gobierno va a imprimirle al proyecto la prioridad y urgencia que requiere para que en una o dos semanas más podamos responderle en concreto al país de manera clara.
Sin duda alguna, la iniciativa que ahora nos ocupa resuelve el problema de fondo que conocimos y enfrentamos, respecto del cual, a mi juicio, ha habido salidas más mediática que concretas. Por eso el Senado hoy día, de manera seria y tremendamente responsable, da respuesta frente a la situación descrita.
Yo sé que existen otros proyectos en el mismo sentido: del Senador Navarro, del Senador Chahuán, de miembros de la Cámara de Diputados. Pero el que analizamos ahora ya manifiesta avance en su tramitación. Luego veremos si los refundimos y qué hacemos en la instancia de la presentación de indicaciones.
Con todo, quiero manifestarle al país que, si el Gobierno está con la idea final -más allá de una negociación cualquiera con la empresa que sea- de resolver el asunto por la vía de una ley, aquí está la propuesta legislativa que soluciona la situación, el conflicto y el abuso de las empresas distribuidoras, respecto de las cuales vemos con indolencia cómo negocian a costa del escenario que enfrenta cada uno de nuestros ciudadanos.
Invito a votar a favor del proyecto en general, y luego nos abocaremos al análisis de las indicaciones para ver cómo perfeccionaremos el presente instrumento.
He dicho.

El señor HARBOE.- Abramos la votación, señor Presidente.

El señor GARCÍA-HUIDOBRO.- Pero manteniendo los tiempos.

El señor QUINTANA (Presidente).- Si le parece a la Sala, por supuesto.
Acordado.
En votación la idea de legislar.
--(Durante la votación).

El señor QUINTANA (Presidente).- Le ofrezco la palabra a la Senadora señora Rincón, autora también de la iniciativa.

La señora RINCÓN.- Señor Presidente, en verdad, aceptamos gustosas la invitación del Senador Bianchi para suscribir la moción, pues imponer esta carga económica a los usuarios, a los clientes, nos parecía insólito.
A los chilenos ya se nos impuso que se privatizaran los servicios básicos como el agua, el gas, la electricidad, el transporte, la salud, la educación y la previsión.
Las empresas impusieron que se les "garantizara un monto mínimo de utilidades".
Impusieron también que no se traspasara ni un solo peso de dichas utilidades a los chilenos, en circunstancias de que hacen negocios con nuestros recursos naturales.
Ahora se pretende imponer también los costos que implica para ellos cambiar sus modelos de negocios.
El Gobierno, en vez de revisar la situación y colaborar en la resolución de este nuevo abuso, quiere convencer a los chilenos y a las chilenas de que los nuevos medidores servirán para generar su propia energía fotovoltaica, la que luego podrán vendérsela a las compañías
distribuidoras.
Lo cierto es que ese no es un beneficio, sino otra carga para los usuarios.
El artículo 149 bis de la ley Nº 20.571, que regula el pago de las tarifas eléctricas de las generadoras residenciales, establece un derecho a los ciudadanos para inyectar la energía que generen por medios renovables no convencionales a la red de distribución a través de los respectivos empalmes.
Estos empalmes y su instalación deben ser costeados por el usuario, como todo el equipo de generación, su instalación, su certificación y su reparación. El equipamiento incluye los medidores. Y, por tanto, cada chileno que decida instalar paneles solares podrá elegir el medidor que mejor le parezca.
Pero ello es un derecho y no una obligación.
Entonces, ¿por qué todos los chilenos deberán pagar un medidor que les imponen las distribuidoras cuando tienen derecho a elegir el que ellos quieran dentro del equipo de generación no convencional que ellos decidan contratar?
Con esas empresas tratarán luego todo lo relativo a la mantención, reparación y recambio de equipos, según el contrato que libremente decida cada uno suscribir.
¿Por qué todos los chilenos deberán pagar un medidor que les imponen las distribuidoras si no tienen dinero o no poseen interés en ejercer ese derecho? ¿Por qué si la persona decide nunca participar en el negocio de cogeneración energética dado que no desea tener el "contrato de conexión" que tendría que suscribir con las mismas empresas eléctricas que lo abusan?
¿Qué supuesto beneficio es ese si existen chilenos que aún no pueden siquiera costear el uso de una ampolleta en sus casas y menos el de una estufa eléctrica?
Esta explicación es una burla para las personas más pobres de nuestra sociedad.
¿Van a costear ellos paneles solares para sus casas? ¿Para cual Chile está gobernando el Presidente Piñera? ¿Está gobernando para todos los chilenos?
También se cuenta a los chilenos que gracias a esos aparatos podremos conocer los kilowatt/hora que se ocupan en tiempo real, para así modificar nuestras costumbres de consumo eléctrico y, por ejemplo, utilizar artefactos de alto consumo en horarios en que el valor del kilowatt/hora es menor.
¿Y si la persona no quiere cambiar sus costumbres y prefiere ahorrar en otros ítems y no en energía eléctrica, razón por la cual no le interesa contar con un medidor inteligente? ¿El Gobierno del Presidente Piñera lo obligará a ello?
El Ejecutivo no ha transparentado ante la opinión pública que la información en tiempo real del consumo eléctrico permite dibujar los hábitos de consumo de los usuarios, "construir perfiles de hogares" y obtener el mapa de vida de los usuarios permitiendo saber, por ejemplo, si la persona se encuentra en casa o no, a qué hora va a dormir, cuándo lava su ropa, si está planchando o viendo televisión, o si llega tarde a su casa.
No ha aclarado que de esa información se pueden sacar datos agregados de alto valor comercial; que ella será almacenada por la compañía; que no está regulada la responsabilidad de las empresas por el mal uso o hackeo de esa información, y que no existe regulación alguna para el efectivo respeto de los derechos ARCO (acceso del usuario a su información, rectificación, cancelación, oposición a los datos y no transmisión a otros sin autorización) que tienen las personas respecto de sus datos personales.
Señor Presidente, tampoco dicen que las experiencias de Francia, Holanda, Dinamarca, Alemania y Reino Unido, a las que tanto se refiere la Ministra Jiménez, dan cuenta de cómo los medidores eléctricos inteligentes se fabrican de acuerdo a un consumo máximo fijo de electricidad. Si la vivienda consume más electricidad que la soportada por el medidor, la compañía deberá instalar otro medidor que entregue mayor corriente, más caro, haciendo que el servicio también eleve su costo.
Los franceses relatan estar viviendo una pesadilla a raíz de ello, pues no pueden usar los artefactos eléctricos de la casa que usualmente utilizaban: deben dejar de emplearlos o comprar un nuevo medidor y pagar una tarifa más alta.
Tampoco señalan que una investigación de tres universidades europeas (la Universidad de Twente de los Países Bajos, la Universidad de Ámsterdam de Ciencias Aplicadas y la Universidad de Tecnología de Hamburgo) concluyó que los nuevos medidores "inteligentes" registran lecturas falsas y que pueden elevar nuestras cuentas de electricidad hasta en un 582 por ciento.
El factor central en ello es el diseño del medidor de energía y los dispositivos de conmutación que usan, en los que la onda energética no es perfecta, sino errática. Así lo explica el Doctor en Ingeniería Eléctrica Frank Leferink, especialista electromagnético y autoridad técnica del Departamento de Defensa y del Espacio Exterior de Nederland (Países Bajos).
A pesar de todo ello, las autoridades reguladoras quieren imponer este cambio y hacerlo en un escenario de total desinformación e incertidumbre.
Así se transforman en una estructura administrativa que, en vez de usar el conjunto de potestades y atribuciones que tiene al servicio del bien común y del ejercicio de los derechos de las personas, actúa en beneficio o provecho jurídico y organizacional de las grandes empresas concesionarias.
¿Y como gran solución a todo este abuso ofrecen negociar con las empresas para que paguen a las personas una miseria por el medidor que les pertenece y les sirve?
¡Ello es una migaja inaceptable que los chilenos no debemos y no podemos tolerar!
Para comenzar a poner fin a este abuso y a los que de él se derivan, votaremos a favor de esta iniciativa y, en un plazo brevísimo, discutiremos en particular las indicaciones que perfeccionarán el proyecto.
He dicho.

El señor QUINTANA (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Guillier.

El señor GUILLIER.- Señor Presidente, cuando se aprobó la ley Nº 21.076, las autoridades del sector eléctrico indicaron varios supuestos.
En primer lugar, se dio a entender que el cambio tecnológico significaría un menor costo para las empresas y que ello, por consiguiente, se reflejaría en los precios del servicio para los usuarios.
En segundo término, se inició el proceso con la disposición de elaborar un reglamento que definiera las condiciones y características de los equipos y las circunstancias en que se iban a instalar. Recién en ese momento se podría cobrar.
Y, tercero, dado que tales dispositivos consumen energía, no se estableció quién asumía dicho costo. Aquello no estuvo presente ni en la discusión en el Congreso ni en las explicaciones que se dieron en su momento.
¿Qué ocurrió en el intertanto?
Primero, las empresas, sin esperar a que se aprobara la norma técnica, comenzaron a hacer el recambio de medidores. La autoridad no les ha hecho presente dicha irregularidad; más aún, cuando estarían cobrando por equipos que todavía no están validados por la Comisión Nacional de Energía. ¡Primera irregularidad!
Segundo, dicho organismo es el que tendría que haber definido el costo de los medidores, los estándares y el valor de tarifa. En definitiva, se comenzó el recambio sin esperar los pasos previos.
Así, se abusa de los usuarios en un sector que claramente es monopólico. No hay discusión sobre ello.
Por otro lado, se dijo que las tarifas bajarían y que dicha disminución sería más que suficiente para cubrir el costo de los medidores más modernos.
Además, se hizo una reseña de los beneficios que tendrían los nuevos medidores para los usuarios, sobre todo luego del proyecto de net metering, conocido como "Ley Horvath", que permitirá que los usuarios puedan no solo consumir, sino también generar energía. La idea es medir tanto lo que consume un hogar o un recinto comercial o industrial, como lo que los usuarios aportan al sistema. Pero aún no se han precisado los términos en que ello debe ocurrir.
Por consiguiente, existen varias irregularidades.
Adicional a los elementos ya mencionados, hago presente que han surgido distintos acuerdos en esta materia, de los cuales se ha informado de manera parcial en la prensa. Pero desconocemos en qué condiciones estos operarían. Por ejemplo, las autoridades del sector han dicho que las empresas se harían cargo, que se estaría llegando a un acuerdo. Sin embargo, no nos han explicado la letra chica para ver si las concesionarias, por vía indirecta, obtendrían beneficios compensatorios.
Ese punto no se ha aclarado.
De manera escueta, la Ministra se abrió a la posibilidad de revisar la rentabilidad de las empresas.
No olvidemos que, por ley, estas alcanzan un 10 por ciento en el sector energético. Se trata de un sector cuyos costos están bajando dramáticamente en beneficio de los consumidores a prácticamente un 30 por ciento de lo que eran en su momento más álgido hace algunos años.
Tampoco se precisa ese punto.
En consecuencia, no debemos debatir solo respecto al aparato de medición, sino también al fondo de lo que está ocurriendo: aquí ha habido abuso sistemático de las empresas distribuidoras hacia los usuarios y no se ha discutido sobre el modelo de negocios que hace que los beneficios de la innovación tecnológica se traspasen a las empresas y no a los usuarios. Al mismo tiempo, estos últimos no han tenido clara información de los beneficios y de las obligaciones que aquello va a significar.
Por esa razón, este proyecto es una norma interpretativa. No implica una revisión de la ley que aprobamos recientemente en el Congreso Nacional, sino que, en lo esencial, aclara el concepto y el sentido de buena fe con que los parlamentarios legislamos en esta materia y que ha quedado en duda por la actitud de las empresas, de precipitarse ante los hechos, de actuar irregularmente, y también de la propia autoridad del sector energético, que no ha sido transparente en el traspaso de los beneficios a los clientes.
Por lo tanto, más allá de la discusión puntual de los medidores, existe la necesidad de debatir en el Congreso el modelo de negocio en los ámbitos eléctrico y sanitario, en que se opera en situación de monopolio, con beneficios que no se trasladan a los usuarios y que más bien quedan como utilidades para las empresas, también sin mayor información.
Por supuesto, apruebo el proyecto, a cuyos autores felicito por reaccionar con tanta rapidez: el Senador Carlos Bianchi, y a la Presidenta de la Comisión, Senadora Yasna Provoste, quien lo puso en la agenda con mucha decisión, en un momento en que se estaba responsabilizando al Congreso de una situación que incumbe a los responsables de los decretos tarifarios, de los reglamentos, y a quienes deben fiscalizar a las industrias del sector.
Muchas gracias.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- A continuación, tiene la palabra el Senador señor Chahuán.

El señor CHAHUÁN.- Señor Presidente, primero quiero solicitar que esta iniciativa se fusione con otras dos que son prácticamente idénticas y están tramitándose en el Parlamento: los boletines N°s 12.447-08 y 12.459-08.
Le pido, señor Presidente, si lo tiene a bien, que recabe el acuerdo de la Sala en tal sentido.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- ¿Habría acuerdo para fusionar las iniciativas mencionadas por el Senador señor Chahuán?

El señor BIANCHI.- Sí, señor Presidente. Ya lo habíamos pedido.

El señor GARCÍA-HUIDOBRO.- Así es.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Entonces, acordado.
--El proyecto en discusión se fusiona con los boletines N°s 12.447-08 y 12.459-08.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Puede continuar, señor Senador.

El señor CHAHUÁN.- Además, señor Presidente, hago propias las intervenciones de los Senadores Alejandro Guillier y Carlos Bianchi, como también la de la Senadora Ximena Rincón. Claramente, se requiere una norma interpretativa de lo que fue la voluntad del legislador.
Básicamente, el cobro de los medidores a los usuarios corresponde más bien a la facultad reglamentaria, y la responsabilidad, particularmente, a las autoridades a cargo de los decretos tarifarios.
Por eso, una de las mociones que se acaban de fusionar modifica el artículo 133 bis de la Ley General de Servicios Eléctricos con el objetivo de que la empresa distribuidora de electricidad sea obligada a costear el retiro y reposición de los empalmes en los casos que indica. Para tal efecto, establece además un artículo transitorio.
La otra moción, del Senador Navarro, reemplaza el artículo 139 bis del decreto con fuerza de ley N° 4/20.018, del año 2006, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la Ley General de Servicios Eléctricos.
Queremos señalar claramente que no hubo voluntad alguna por parte del legislador de proceder de la manera en que se han estado dando las cosas. Por el contrario, se busca una discusión a fondo -y es parte de las tareas que tiene pendientes el Parlamento- respecto del modelo de negocio con que operan hoy día las empresas del sector eléctrico. Se requiere una norma interpretativa que revele claramente que se frustró la buena fe en términos de que la autoridad que estableció el decreto tarifario vulneró de alguna manera, a nuestro juicio, el espíritu fidedigno del establecimiento de la ley.
Por supuesto, aprobamos la iniciativa, que esperamos que tenga una ágil tramitación, confiando en que el Ejecutivo se hará cargo de discutir el modelo de negocio del sistema eléctrico nacional.
He dicho.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Ofrezco la palabra al Senador señor Letelier.

El señor LETELIER.- Señor Presidente, se ha generado un debate en las semanas recientes que sería útil enmarcar en una discusión un poquito mayor.
Chile tuvo una ley sobre generación eléctrica muy provechosa que permitió una tremenda revolución en materia de generación de energías renovables, a precios mucho más baratos -quiero subrayar esto: a precios mucho más baratos- que la energía que producíamos con gas o petróleo. Dimos un tremendo salto.
Posteriormente, la ley sobre transmisión eléctrica hizo posible conectar el sistema norte con el del sur, lo cual favoreció, sin duda, un abaratamiento muy importante en la transmisión eléctrica en nuestro país, una mayor eficiencia.
Y aún está pendiente la ley de distribución eléctrica.
Necesitamos avanzar con urgencia en establecer una mejor regulación de los monopolios naturales que existen en el ámbito de la distribución eléctrica, donde la construcción de los sistemas tarifarios resulta absolutamente abusiva para los consumidores. La estructura tarifaria garantiza utilidades que la misma Ministra de Energía tuvo que reconocer la semana pasada e incluso echar pie atrás con el decreto tarifario que dictó un par de meses antes. Reconoció las utilidades excesivas de las empresas de distribución.
Ese debe ser el marco del debate, señor Presidente.
Hoy es evidente lo siguiente.
¿A quién le sirve el medidor? ¿Sirve como adorno? ¿Sirve como florero? A nosotros, los consumidores, no nos sirve para nada. ¡Les sirve a las empresas para cobrarnos, exclusivamente! Y son ellas las que deben pagar estos instrumentos, independiente de cuál sea su naturaleza técnica.
Ese es el corazón de este proyecto.
Aquí, señor Presidente, podremos discutir mañana cuáles son las tendencias que hay en otras materias del sistema tarifario, pero lo cierto es que con esta propuesta de ley interpretativa, que se podrá perfeccionar en los próximos trámites, lo que el Congreso Nacional quiere y debe decir es que se ha producido una confusión en la opinión pública.
Veremos cuál es el origen de fondo de ese debate que algunos han querido generar, pero lo cierto es que el aparato con el cual nos cobran es de responsabilidad exclusiva de quienes son parte de este negocio monopólico.
Es increíble el debate que hemos presenciado en este último tiempo. Alguien ha señalado que es interés de los consumidores comprar los medidores. ¡No es de nuestro interés, sino de exclusivo interés de las empresas! Y, por ende, esta ley interpretativa va a servir para poner las cosas en su lugar.
Señor Presidente, también a propósito del debate que se ha generado en este último tiempo, quiero dejar en claro que es el ente regulador el que certifica qué tipo de equipamiento usar, y que es el ente regulador el que no ha dictado los reglamentos sobre nuevos tipos de aparatos, que son -repito- de exclusivo interés de la industria.
En ese sentido, creo que el Congreso debe no solamente abordar esta ley interpretativa, sino también -insisto- una nueva ley que regule la distribución eléctrica, para evitar que los monopolios naturales abusen de los consumidores. Los niveles de corte son brutales. ¡Les pasan multas y nunca las pagan! Hay una situación de abuso tremendo con estas empresas. ¡Nos cobran por una mantención que no realizan!
Uno puede dar miles de ejemplos.
Algunos de los incendios producidos en la Región de O'Higgins tienen que ver con la falta de mantención adecuada, con empresas contratistas que hacen mal el trabajo, que cortan las líneas, y que nos cobran a nosotros.
En la estructura tarifaria es donde hay una situación muy inadecuada.
Este es un paso necesario para clarificar uno de los problemas, porque los medidores -insisto- solo son de interés de la empresa, para cobrarnos. A nosotros no nos sirven de nada.
Por eso, después de esta ley se requiere ir al tema de fondo, que es redefinir la estructura tarifaria, qué se entiende por empresa modelo, qué se entiende por factores de cobro, porque los cambios tecnológicos, a esta altura del siglo XXI, deberían haber ido en beneficio de los consumidores, y eso no se ve ni se siente en lo más mínimo.
Con los cambios introducidos en las leyes de generación y de transmisión tendrían que haber bajado las tarifas, pero no es lo que está ocurriendo, lo cual es algo que deberemos dilucidar.
En ese sentido, tengo que expresar mi reconocimiento a los Senadores que han impulsado este proyecto de ley.
Yo, señor Presidente, voy a aprobar en general esta iniciativa.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Se ha solicitado autorización para el ingreso de los Subsecretarios de Energía y General de la Presidencia, señor Alvarado.

El señor BIANCHI.- ¡No, señor Presidente, menos al de Energía!

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- No hay acuerdo.
Enseguida, tiene la palabra el Senador señor Navarro.

El señor NAVARRO.- ¡Jorge Mateluna es inocente y lo vamos a probar!
Señor Presidente, se aprobó un proyecto de ley en el Senado y en la Cámara de Diputados que establecía una cosa simple, necesaria, y que yo apoyo totalmente: que los empalmes y medidores de luz eléctrica, cuando hubiese una catástrofe natural, cualquiera que fuera, debían ser repuestos por las empresas distribuidoras, a su costo.
Eso fue lo aprobado por los Diputados y enviado al Senado, donde se incorporó un artículo que establecía lo relativo a los "medidores inteligentes". ¿Inteligentes para quién: para las empresas, para los usuarios?
Así, entramos a un debate que ha develado un conjunto de incoherencias, particularmente respecto de lo que alguien alguna vez llamó "malas prácticas" de las empresas eléctricas, que hoy día deben ser corregidas.
El Presidente Sebastián Piñera dijo en un programa radial que, al final, todo lo paga el usuario. E incendió la pradera. ¡En buena hora!
Hay que debatir sobre las empresas monopólicas. ¿Dónde compra electricidad la gente, dónde compra agua, dónde puede eliminar las aguas servidas? Son empresas monopólicas y, por tanto, están reguladas por Superintendencias, las cuales son pequeñas, sin fiscalizadores y con escasos recursos.
La SEC tiene diez funcionarios en la Región del Biobío -mi Región-, en la cual hay 737.130 domicilios, con empalmes y medidores. En la Región Metropolitana hay 2.373.556. Total de ENEL: 6.147.779. O sea, 6 millones y medio de medidores que tienen que ser cambiados en nuestro país.
Por tanto, la pregunta es: ¿quién paga el medidor? ¿Y por qué se habla de "medidor inteligente"?
Nuestros humildes medidores mecánicos -aquellos con la ruedita que gira y gira- medían la electricidad, y la siguen midiendo.
En el caso de la Región del Biobío, el 75 por ciento de esos medidores son de propiedad del usuario, y solo el 25 por ciento (184 mil aparatos) son de propiedad de la CGE, no de los clientes. La misma situación ocurre en la Región Metropolitana y, de manera diversa, en cada una de las empresas distribuidoras, dependiendo de la región.
Y se ha abierto una discusión sobre las virtudes, sobre los defectos y también sobre los peligros. Es cierto: cuando estén funcionando -si llegan a funcionar-, la gente va a poder venderle energía al sistema.
El Senador Antonio Horvath, gran Senador, que en paz descanse, un gran amigo,...

El señor BIANCHI.- ¡Gran amigo!

El señor NAVARRO.- ... fue el promotor de una ley que permitía ir hacia lo verde, para que efectivamente tuviésemos una energía más inteligente. Pero, hasta la fecha, la verdad es que no conozco ni a un amigo o a una persona cercana que tenga un panel solar que le permita vender energía. Algunos dirán: ¡Es que no tenía medidor!
Los paneles solares están instalados en algunas viviendas sociales, particularmente condominios, solo para calentar agua. No hay una política como la que se implementó en Alemania a través del Partido Verde, con 5 por ciento de representación en el Parlamento, que impulsó la ley de los 100 mil techos con paneles fotovoltaicos, lo cual significó un avance sustantivo.
Si esto lo determina solo el bolsillo de los usuarios, no va a andar. Aquí debe haber subsidio estatal para promover energía limpia y verde desde los hogares.
Y las virtudes no quedan claras.
La Universidad de Ámsterdam ha señalado en diversos informes que las tarifas pueden subir hasta en 582 por ciento y que más de 750 mil medidores instalados han presentado severas fallas.
Cristián Vargas Ravelo, profesor del Departamento de Electricidad de la Universidad Federico Santa María, ha manifestado que, además del problema técnico descrito por el ensayo, existe "un grave problema normativo".
Al respecto, señala que hay que entender que los medidores tradicionales registran solo la potencia activa, es decir, la de 50 hertz, y que los "medidores inteligentes" registran, en un verdadero barrido, hasta 150 hertz; por tanto, ondas que hoy no se miden y que tendrán que ser pagadas. ¡Gran negocio para las eléctricas!
Señor Presidente, todos los estudios internacionales revelan diversas observaciones a estos llamados "medidores inteligentes". Pero ya la empresa ENEL -que todavía está contaminando en Bocamina I y II con metales pesados la sangre de los niños y de los habitantes de Coronel, por miles- ha instalado 300 mil de estos aparatos, sin preguntarle a la gente.
Herman Chadwick Piñera -tuve la posibilidad de estar el viernes pasado con él por espacio de una hora y cuarto, en una reunión solicitada, por cierto, de acuerdo a la Ley del Lobby- decía que la empresa solo ha cambiado los medidores de su propiedad y que tenían tiempo para instalarlos.
Yo solo quiero señalar que esos medidores no cumplen norma técnica alguna porque esta no existe.
La pregunta es: en Italia, que tiene el 60 por cierto de esta empresa, ¿se hubiera permitido que ENEL instalara en los hogares 300 mil medidores sin tener una norma técnica que los respaldara? La respuesta es tajante: "¡No!". Jamás la Unión Europea hubiera permitido la instalación de un medidor eléctrico sin certificación. Pero esta empresa hace en Chile lo que tiene impedido hacer en Italia.
Yo espero, como indicó la Ministra, que si la normativa no se ajusta, esos medidores se retiren. Pero les quiero decir a Sus Señorías que no se van a retirar, porque la norma va a ser lo más parecida a lo que ya ENEL ha realizado por la vía de los hechos consumados.
Por eso, señor Presidente, hemos presentado un proyecto de ley para establecer no solo un criterio, el de la gratuidad, sino cinco criterios.
Primero: gratuidad. Si el medidor lo va a pagar el usuario, que lo compensen. ¿Por qué no asume el costo la empresa, si después va a ser de su propiedad? ¡Mil millones de dólares es el monto en que se ha cifrado el costo de esos 6,5 millones de medidores! Por tanto, gratuidad: el usuario recibe de la empresa, sin costo, un medidor.
Segundo criterio: voluntariedad. Advierto: vamos a presentar todas las acciones legales y administrativas en aquellos casos donde los medidores hayan sido retirados sin consentimiento, sin aviso, sin información, a pesar de ser de propiedad de las personas. Tiene que haber voluntariedad. Esto no puede ser arbitrario e impositivo. La ley no puede obligar al dueño de un medidor a cambiarlo si no quiere o tiene una opinión distinta.
Tercer criterio: calidad. ¿Qué miden estos aparatos? ¿En cuánto van a aumentar las tarifas? La experiencia internacional y las voces de los expertos nacionales señalan que la calidad de dichos instrumentos, en consideración al justo cobro, está en cuestión. Por tanto, ello debe ser analizado bajo una normativa que me gustaría conocer, tomando en cuenta lo que hoy día plantea la Comisión Nacional de Energía.
Cuarto criterio: privacidad. A lo mejor, a algunos les parecerá una cuestión de ciencia ficción o de Hollywood. ¡No! La privacidad ha sido planteada en Europa, en Estados Unidos, porque el medidor permite saber tus hábitos. Lo mismo ocurre cuando la gente, contenta, entrega el RUT, lo cual permite que se sepan tus hábitos sexuales, tus hábitos alimenticios, tus enfermedades. Saben todo de ti, ¡todo, todo!, a través del RUT, porque llevan una secuencia y te ofrecen un pequeño descuento. Las personas entregan su RUT y con ello su total privacidad. Con estos medidores van a saber a qué hora enciendes el televisor, a qué hora lo apagas, todos tus hábitos: a qué hora llegas a tu casa, a qué hora te acuestas. Y esa información tiene un valor para el mercado, para proveedores y empresas, que van a querer conocer los hábitos de millones y millones de chilenos.
En definitiva, la privacidad tiene que estar garantizada.
Por último, tiene que haber compensación. Nos van a retirar el viejo medidor de rueda. ¿Quién lo va a pagar? ¿Me va a compensar la empresa? ENEL tibiamente ha dicho: "Estamos estudiando la posibilidad". Porque, al perecer, aquí las cosas se arreglan igual que en Punta de Choros, con un telefonazo entre el Presidente y el primo o entre el Presidente y sus amigos.
Esto tiene que estar normado. Y la CGE, en Concepción, dice que no quiere indemnizar, que va a retirar los medidores y no va a pagar.
¡Yo llamo a la gente a no entregar su medidor!
¡Yo no entrego mi medidor!
¡Yo no cambio mi medidor!
¡Tenemos todo el derecho y lo vamos a ejercer!
Por cierto, señor Presidente, lo más importante es que no tenemos Sernac. La gente no puede ir a reclamar a este organismo. En la Comisión de Economía se nos cayó la norma, que apoyamos con el entonces Senador Tuma, que establecía que debe haber Sernac para que la gente se defienda de estas empresas monopólicas.
Vamos a reponer un proyecto de ley, el cual espero que apoyen muchos Senadores que hoy día muy entusiastamente han respaldado la iniciativa en debate, para que el Servicio Nacional del Consumidor tenga las facultades de fiscalizar el gas, la electricidad, el agua y todos los sectores monopólicos de los que, hoy día, no pueden defenderse los usuarios.
Por último, el Sernac sigue siendo un perrito sin dientes. Tiene buen olfato, tiene buena voluntad, pero no tiene dientes. ¡Solo ladra, no muerde...! Entonces, hay que entregarle capacidad al Sernac. Y espero que este Parlamento, que este Senado, se la otorgue.
Y, para terminar, la Ministra de Energía anunció un alza de entre el 10 y el 18 por ciento en el valor de la energía. ¡Del 10 al 18 por ciento! Me lo tendrá que fundar la empresa modelo.
Espero que este Senado responsablemente conozca la fórmula de cálculo de esta alza, para saber si están engañando, si están abusando o no de los chilenos. Porque la empresa modelo es la modelo de ellos. Y la fórmula que se utiliza es arbitraria, discrecional, va en contra de los intereses de la ciudadanía.
Por eso, señor Presidente, es preciso que los proyectos se refundan, considerando todos estos elementos.
¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
He dicho.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Antes de dar la palabra al Senador señor García-Huidobro, fijaríamos plazo para presentar indicaciones a este proyecto hasta el jueves 4 de abril, al mediodía.
¿Habría acuerdo?

El señor PIZARRO.- No se puede, señor Presidente. Estamos en medio de la votación.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Debemos tomar ese acuerdo, Su Señoría, precisamente porque en este momento tenemos el quorum requerido, y ya se ha abierto la votación.

El señor PIZARRO.- Yo no voy a discutir el Reglamento, pero hay que esperar que termine la votación.

El señor COLOMA.- Señor Presidente, no se conoce su resultado.

El señor MOREIRA.- ¡Está aprendiendo! ¡Está aprendiendo!

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador señor García-Huidobro.

El señor GARCÍA-HUIDOBRO.- Señor Presidente, cuando termine la votación, podemos aprobar un plazo de indicaciones hasta el 4 de abril.
Es importante destacar lo que señala el decreto con fuerza de ley N° 4, del año 2006, que con este proyecto -entre comillas- "se trata de interpretar".
Es muy clara esa normativa cuando establece que "El empalme y el medidor -estamos hablando del año 2006- son parte de la red de distribución y, por tanto, de propiedad y responsabilidad de la concesionaria del servicio público de distribución o de aquel que preste el servicio de distribución". Luego, agrega: "Los decretos tarifarios a que se refieren los artículos 120, 184 y 190, o el que los reemplace, determinarán la forma de incluir en sus fórmulas tarifarias la remuneración de estas instalaciones", tales como los postes, los cables, todo lo que significa la distribución.
Por lo tanto, estamos hablando de que, en el fondo, esta ley interpretativa dispone exactamente lo mismo: ratifica lo que se halla en la legislación. Más aún, la iniciativa que se aprobó por unanimidad tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, dice exactamente lo mismo.
Y resulta importante recurrir también a la historia de la ley. Porque cuando se le consultó a Andrés Romero, quien en ese momento era Secretario Ejecutivo de la CNE, por la inquietud que tenían algunas señoras Senadoras y señores Senadores, él sostuvo que: "en el caso del medidor tiene sentido que se pague la tarifa común porque es un elemento de cargo. Tratándose del medidor inteligente" -estamos hablando del moderno- "el balance final será casi de costo cero porque se reducen los gastos de operación (por ejemplo, se evita la lectura mecánica del medidor).".
Esto es parte de la historia de la ley que aprobaron el Senado y la Cámara de Diputados a fines del año 2007.
El entonces Secretario Ejecutivo de la CNE añadió: "Por el contrario, tratándose del empalme, no es una buena señal socializar la tarifa". Porque la idea era socializar lo de los medidores, como se ha procedido a hacer en esta oportunidad.
Al respecto, deseo recordar algo que costó bastante y llevó mucho tiempo: eliminar el famoso "cobro por corte y reposición". Actualmente, eso se netea, se paga entre todos. A diferencia de que antes, cuando a una persona de una población le cortaban la electricidad, le salía mucho más caro el corte y la reposición que la cuenta por consumo que debía pagar.
En ese sentido, señor Presidente, tal como lo han manifestado algunos Senadores, yo creo que es relevante traer a colación la historia de esto. Porque, en el fondo, nunca fue el espíritu del Parlamento que las personas pagaran por algo que estaban arrendando, si pertenecía a la compañía, o respecto a lo cual esta les cobraba mantención cuando era propio.
Entonces, a mi juicio, ese fue y es el espíritu de la ley. Y, en el fondo, lo que se ha presentado ratifica absolutamente todo lo que ha estado vigente, desde la dictación del decreto con fuerza de ley del año 2006 hasta este proyecto que, a la larga, ratifica lo que votaron el Senado y la Cámara en su momento.
¿Y por qué es importante, señor Presidente, hablar de la modernidad?
No olvidemos lo que aprobamos y mejoramos, en su oportunidad. Y esto es un recuerdo y valoración del aporte que hizo a esta Corporación el Senador Horvath, quien primero presentó un proyecto de ley sobre autogeneración eléctrica en residencias, fundamentalmente y, después, nosotros logramos que se aumentara su cobertura.
La única manera de poder saber cuánta energía se inyecta al sistema cuando hay autogeneración es teniendo un aparato que pueda medir, efectivamente, lo que produce ese hogar o esa pyme y lo que consume.
Por lo tanto, esto también es algo importante.
En la mañana me referí a que esto es bastante similar a si uno va a una bencinera a cargar combustible y le cobran también el uso de la bomba y de la manguera. La verdad es que, en general, se cobra todo como un servicio, pero en la boleta figura solo el valor de la gasolina.
Señor Presidente, tal como lo han manifestado muchos aquí, pienso que se ha levantado una situación, en algunos casos, absolutamente artificial. Porque yo valoro la responsabilidad que ha tenido este Parlamento al legislar, justamente, para que las empresas sean las responsables y dueñas de todo el servicio, y no solo de los medidores.
Considero relevante señalar que se presentará un proyecto relativo a una nueva Ley de Distribución -esto ya fue anunciado y se viene trabajando desde el Gobierno anterior-, para que haya más competencia, para que haya más transparencia y para que bajen los costos.
Y también es importante destacar que las licitaciones que se han realizado efectivamente permitirán disminuir los costos. Pero eso no ocurrirá de inmediato; porque hay contratos de largo plazo que todavía están vigentes, y recién a partir del año 2022 o 2023 se verán reflejados los efectos de esas licitaciones en las cuentas que la gente paga.
Tal como lo manifestó el Senador Letelier y otros Senadores, se avanzó en la Ley de Transmisión, para que no haya solamente monopolios, sino que cualquier persona o cualquier pequeña empresa pueda inyectar y entregar su generación al sistema de transmisión eléctrica.
Estimo que se ha ido avanzando tanto en generación como en transmisión, y el gran trabajo que nos queda pendiente es aprobar una Ley de Distribución que, a la larga, permita disminuir los costos, tener competencia y entregarle un mejor servicio y más barato al consumidor.
Voy a votar a favor.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador Huenchumilla.

El señor HUENCHUMILLA.- Señor Presidente, yo creo que si hay una legislación compleja y difícil es la que se basa en aquellos textos jurídicos que regulan a todos los servicios concesionados y, en particular, a la electricidad. Es un tema difícil, complejo, arduo.
Me temo que aquí hemos tenido una discusión con distintos puntos de vista. Y ello me preocupa, porque después la historia de la ley se presta para que las respectivas empresas, sus abogados, hagan interpretaciones respecto a materias muy complejas que vayan en defensa de sus intereses y no de los usuarios, debiendo ser esto último nuestro objetivo.
Entonces, quisiera decir dos o tres cosas al respecto.
Primero, el proyecto iniciado en moción del Senador Bianchi, de las Senadoras Goic, Provoste y Rincón y del Senador De Urresti -para que partamos aclarando esto- no es una propuesta de ley interpretativa. Porque, si así fuera, significaría que el artículo 139 bis es un pasaje oscuro, ambiguo, que queda tal cual, y al que se le interpreta su verdadero sentido.
De partida, despejemos que esta iniciativa tiene por objeto derogar derechamente el artículo 139 bis.
Lo segundo es que el problema se presentó con ocasión del proyecto aprobado por el Senado en enero del año 2018, el cual dio origen a la ley N° 21.076, que fue publicada en el Diario Oficial el 27 de febrero de ese año.
¿Por qué? Porque cuando ocurrió el terremoto en la Región de Coquimbo y se cayeron miles de viviendas, la pregunta fue quién se hace cargo de la reposición de los empalmes y de los medidores. Las empresas dijeron que eso les correspondía a los usuarios y, en tal virtud, el Diputado señor Sergio Gaona presentó una moción que proponía que cuando se tratara de una situación de calamidad pública, el costo de reposición fuera de responsabilidad de las empresas.
La Cámara de Diputados, recogiendo la proposición de la Comisión Nacional de Energía, despacha un texto en que la regla general es de que el usuario deba reponer los empalmes o medidores, a menos que se declarara zona de catástrofe en el respectivo territorio, caso en el cual esos instrumentos deberían ser repuestos por la empresa.
Así llega el proyecto al Senado. Pero en este se cambia esa redacción y se establece en el artículo 139 bis que el empalme y el medidor ahora pasan a ser de propiedad de las empresas concesionarias y no de los usuarios. Ello porque, antiguamente, los usuarios tenían los medidores a distintos títulos: a título de propietario o, normalmente, a título de arrendatario. Y, en consecuencia, existía la duda jurídica de a quién le correspondía pagar respecto de la obsolescencia, el retiro o el arreglo de los medidores cuando se producían distintos eventos.
A partir del 27 de febrero del año 2018, cuando se publica la ley aprobada por el Senado a que me referí, los medidores y empalmes pasan a ser propiedad de las empresas concesionarias.
Sin embargo, a renglón seguido, el propio artículo 139 bis agrega, en su parte final, lo siguiente: "Los decretos tarifarios a que se refieren los artículos 120, 184 y 190 (...) determinarán la forma de incluir en sus fórmulas tarifarias la remuneración de estas instalaciones".
De tal manera, esa disposición señala que los medidores y los empalmes son de propiedad de las empresas; pero, al mismo tiempo que los decretos respectivos incluirán en sus tarifas "la remuneración de estas instalaciones, así como las condiciones de aplicación de las tarifas asociadas a ellas".
Y si uno va a los artículos 120, 184 y 190, se da cuenta de que ahí están regulados los peajes de distribución. Porque ustedes sabrán que cuando se trata de potencias máximas de determinado nivel que establece la ley, eso queda entregado a la libre determinación de las empresas contratantes pues se supone que son grandes consumidores. Pero bajo cierto voltaje las tarifas de las empresas son reguladas, y eso es lo que consagran tales artículos: los peajes de distribución, los precios de nudos y los precios que, en definitiva, regirán en la distribución.
En virtud de eso se dictó un decreto tarifario, que se publicó en septiembre del año 2018. Y la pregunta es: ¿hasta cuándo está vigente?
Entonces, ¿cuál es mi punto? Que la iniciativa hace bien en reemplazar el artículo 139 bis, borrando en consecuencia el tema de las tarifas y la facultad de remunerar mediante estas tales instalaciones.
Hasta ahí estamos bien. Sin embargo, creo que para hacer completa esta regulación jurídica debemos hacernos cargo del inciso segundo del artículo primero transitorio, porque la ley N° 21.076 contempla tres artículos transitorios no incorporados en la Ley Eléctrica que, por lo tanto, siguen vigentes, donde se establece qué pasa en el término intermedio.
Por consiguiente, mientras esto no sea ley, esos artículos seguirán rigiendo y, posiblemente, continuarán dictándose reglamentos o decretos tarifarios respecto de estos temas.
Vuelvo a insistir en que esta es una cuestión supercompleja, muy difícil dentro del ordenamiento jurídico de las empresas concesionarias de servicios públicos.
Por eso, sugiero a los señores Senadores autores de la iniciativa en debate que en el núcleo central, con el que yo estoy de acuerdo y que me parece que va en la dirección correcta, se preocupen de los artículos transitorios que están en vigor. ¿De qué forma? Se podría pedir un informe jurídico completo sobre los efectos que ellos siguen produciendo. De esa manera, tendríamos la posibilidad de regular y dictar una normativa que resolviera el problema, porque ustedes vieron que el proyecto se aprobó en enero de 2018 y la ley se publicó en febrero del 2018, hace poquito más de un año, y a nosotros nos compete responsabilidad en las iniciativas que elaboramos.
Como esta es una materia muy compleja -insisto- ojalá que en la Comisión le den muchas vueltas, para que salga una buena propuesta legislativa, en el espíritu que tuvieron los autores de la moción.
Por lo tanto, voto a favor.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Antes de dar la palabra al Senador señor Montes, creo que es importante valorar la referencia que ha hecho el Senador señor Huenchumilla, al precisar desde el punto de vista constitucional el objetivo de esta iniciativa.
Para no tener que llevar este proyecto a la Comisión de Constitución, sería bueno hacer la precisión constitucional en la Comisión de Energía, ya que sin lugar a dudas volverá a esta, y, sin perjuicio de ello, elaborar un informe o formular indicaciones.
Tiene la palabra el Senador señor Montes.

El señor MONTES.- Señor Presidente, la verdad es que yo no he estado particularmente presente en este debate. Sin embargo, creo que hay distintas maneras de mirar el tema.
Estuve con unos belgas hace poco, y me contaban cuál es la situación en su país respecto a estos medidores inteligentes.
Ellos son muy felices con los medidores inteligentes, porque son de buena calidad. Además, muchos de ellos poseen arriba de sus techos instalaciones con la capacidad de captar energía solar que les otorgan un excedente de energía todos los días, el cual incorporan a la red y luego se les descuenta de las horas en que no disponen de suficiente energía. En consecuencia, tienen un saldo global positivo.
La idea de fondo que esto conlleva es que aquí se está desconcentrando y descentralizando la generación y la distribución de energía, según el lenguaje que aquí se ha planteado.
¿Cuál es la magnitud de esto?
Si uno compara la radiación solar de Bélgica con la de Chile, la verdad es que este es otro mundo. Y, por lo tanto, es tremendamente importante el concepto de cómo podemos captar energía de otra manera.
Entonces, lo primero que hay que hacer es valorar el cambio tecnológico potencial que hay acá.
Otra cosa es si la tecnología es buena o es mala. Porque ahora nos dicen que este tipo de medidores, que son de propiedad de las empresas concesionarias, es de mala calidad. Eso se debe controlar, pues esos equipos tienen que ser de buena calidad.
Ahora bien, otro elemento se relaciona con el costo, con quién lo paga.
Yo estuve revisando algunos Diarios de Sesiones para ver cómo se discutió esta materia en su época, en que se decía que necesariamente el costo sería cero. Y los argumentos me parecieron bien convincentes.
¿Por qué el costo era cero? Porque el medidor valía poco menos de 90 mil pesos. ¿Pero cuánto ahorraba la empresa en los viajes mensuales que se debían hacer para obtener la lectura del consumo en los medidores y después traer esa información e incorporarla a la red?
Ahora todo eso se va a evitar, porque el nuevo medidor estará conectado en línea con el sistema. Por lo tanto, la empresa ahorrará mucho. ¿En cuántos meses? No lo sé. ¿Cuánto tiempo va a demorar en recuperar esos 90 mil pesos? No debe ser mucho.
Se trata de un asunto más bien financiero, de una manera de hacer el cálculo pertinente.
Por lo tanto, esto hay que mirarlo en positivo, como algo que debemos impulsar y garantizar tanto en la ley cuanto en las políticas sobre la materia: buena tecnología y que las empresas efectivamente se hagan cargo de la instalación de este nuevo instrumento para los efectos de que cumplan su labor.
Es probable que a muchas empresas no les guste que por esta vía se genere tanta energía. Imagino que en el norte va a significar mucho más, porque allá cuentan con una radiación que tiene otras características. Lo mismo ocurre a lo largo de Chile.
Entonces, la discusión tiene que ver con quién pagará esto y quién va a asegurar que haya buena tecnología.
En todo este debate no he escuchado que se hable acerca de lo que van a ahorrar las empresas, salvo lo que nos dijeron aquí algunos técnicos cuando vimos el punto. Pero eso debemos tenerlo muy presente.
En mi opinión, el problema con los consumidores, si enfocamos bien el tema, es lograr que vean este cambio positivamente. Y para eso debemos darles las garantías necesarias.
Por otra parte, tiene que haber mayor claridad sobre la verdadera dificultad que van a enfrentar los consumidores. Y aquí lo han mencionado varios colegas: por las fórmulas tarifarias, va a subir mucho el costo del consumo eléctrico. Esto, sin tomar en cuenta los medidores. Se habla de un alza de entre 10 y 18 por ciento.
Sobre el particular, he visto distintas referencias con respecto a cuánto va a ser dicho costo. Eso no lo sé. Sin embargo, habrá un incremento. Obviamente, a las empresas esto no les va a gustar, pues serán muy castigadas. Y al Gobierno (al que sea) tampoco le va a agradar, por la misma razón.
Mucha gente, luego de razonar sobre esta materia, va a culpar tanto a los medidores como a la ley que despacharon los parlamentarios.
Por eso considero muy importante legislar bien, como dijo el Senador Huenchumilla. Pero también hay que dejar en claro, primero, que la voluntad del Parlamento nunca fue no tomar en cuenta las nuevas tecnologías, pues debemos estar abiertos a ellas; segundo, que el sistema de financiamiento tiene que provenir de las empresas, y, tercero, que el Estado debe garantizar que vamos a contar con la mejor tecnología existente. Si no lo hacemos, evidentemente nos van a reclamar.
¿Qué pasó antes? Si hay 300 mil medidores de mala calidad, excúsenme, tenemos que decir: "¡No puede ser: aquí alguien falló, y no debe seguir ocurriendo eso!".
Señor Presidente, pedí intervenir, pues creo que ciertos adelantos, como el que ahora nos ocupa, hay que mirarlos en positivo. Y aquí tenemos algo que será muy potente de aquí para adelante. Ojalá que Chile cuente con una red que llegue a muchas casas. El problema será cómo mantener la red de energía solar, lo que se halla vinculado con otras cuestiones. Y con ello se van generar muchas fuentes de trabajo.
Pero, en verdad, estamos mirando el futuro de otra manera, aprovechando los cambios tecnológicos y los efectos del conocimiento.
Por consiguiente, pienso que debemos aprobar la ley en proyecto, en la idea de incorporar las indicaciones necesarias a fin de despachar una buena normativa y, especialmente, para dejarle claro a todo Chile que el Congreso Nacional nunca quiso que el costo lo pagaran los consumidores. Porque todos los antecedentes que teníamos indicaban que esto iba a ser financiado de otra manera.
Quizás nos faltó más rigor para asegurar medidores de buena calidad, porque dejamos este asunto en manos de otras instancias. Nosotros teníamos que haber garantizado que la calidad de estos aparatos fuera óptima.
Señor Presidente, pienso que este asunto hay que verlo por los dos lados, pues conlleva un elemento bastante positivo para la vida de muchos chilenos y para el desarrollo de nuestro país.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador señor Harboe.

El señor HARBOE.- Señor Presidente, seré muy breve, pues ya se ha dicho mucho sobre el proyecto que ahora estamos votando.
Solo voy a destacar algunos aspectos.
El primero es que efectivamente no hay que tenerles miedo a la tecnología y al desarrollo tecnológico. El punto es cómo se regula ese desarrollo tecnológico para lograr el objetivo que se busca.
En este caso, el medidor inteligente es una tecnología bastante atractiva en la medida en que tenga una regulación adecuada; en que logre, por ejemplo, el objetivo no solo de medir el consumo de electricidad, sino también de automatizar procesos y, particularmente, permitir la compensación en el instante en que las personas inyectan energía en el sistema. Eso posibilitaría, en el mismo momento, una compensación en la cuenta, y con ello se reducirían costos familiares.
Dicho lo anterior, es importante precisar dos elementos que me parecen relevantes.
El primero se halla referido a lo ocurrido con la última normativa aprobada por algunos parlamentarios en el Congreso.
Evidentemente, la intención -así lo entiendo- de quienes en su oportunidad presentaron el proyecto de ley respectivo no era endosarles el costo de esta innovación tecnológica a las empresas. No obstante, cuando se deja este asunto al arbitrio de un conjunto de decretos, la autoridad administrativa, a través del decreto tarifario respectivo, incorpora el costo de la inversión, el cual, al final del día, se le traspasa al usuario. Y, en verdad, endosarle el costo de esta inversión al usuario parece tremendamente injusto.
Ello, porque, en primer lugar, el usuario, el cliente, el ciudadano es dueño del medidor actual; y, en segundo lugar, porque, adicionalmente, la instalación de este medidor inteligente beneficia de modo principal a la empresa distribuidora, pues si bien efectúa una inversión inicial, ella le va a significar un conjunto de ahorros tanto desde el punto de vista de los recursos humanos, al no tener que hacerse la medición en terreno, como desde la perspectiva de las conexiones y desconexiones, porque lo que hoy día se realiza manualmente se hará de manera completamente automatizada.
Señor Presidente, el segundo punto que quiero mencionar es que en Europa, en particular en Alemania, cuando se trabajó la idea de cambiar los antiguos equipos por estos medidores inteligentes, se hizo un esfuerzo adicional que retrasó el proceso. En mi opinión, eso es algo que Chile también debe hacer.
Porque se observó que el medidor es tan inteligente que va a poder medir el consumo en tiempo real e informarlo a la distribuidora. Por tanto, en la distribuidora va a existir un conjunto -por no decir millones y millones- de datos respecto de patrones de consumo de cada uno de los clientes.
Ahora, señor Presidente, ese patrón de consumo puede significar incluso beneficios para el ciudadano, para el cliente, en cuanto pueda, por ejemplo, buscarse algún tipo de oferta específica para un paquete de tarifas especiales. Sin embargo, también representa un conjunto de riesgos.
Entonces, uno debe preguntarse: ¿Estos medidores inteligentes que se pretenden vender en Chile están certificados con la política de protección de datos del GDPR de Europa? ¿Sabemos si los datos que va a recibir la empresa distribuidora serán almacenados y tratados para los fines específicamente establecidos?
Pongámonos en el caso de un trabajador de una empresa eléctrica que recibe los datos de consumo de determinada familia: va a conocer el nombre de sus integrantes; el número personas que habita la casa; las horas en que se prenden tales o cuales artefactos, por lo que sabrá cuándo hay gente y también cuándo no.
¿No es eso acaso un factor de riesgo para el ciudadano?
En consecuencia, desde el punto de vista práctico, creo que durante el plazo de indicaciones debiéramos incluir una norma específica respecto del diseño de elementos tendientes al resguardo de la privacidad. Porque si bien el medidor inteligente puede ser un tremendo avance para nuestro país y para la automatización de procesos, también debemos establecer la regulación al objeto de que los millones de datos que van a recibir las distribuidoras estén amparados por las normas sobre protección de datos.
Dicho sea de paso, actualmente tenemos un nuevo derecho constitucional vigente en nuestra Carta Fundamental, que es el derecho a la protección de datos personales (el Parlamento despachó el proyecto respectivo). Y ello se puede materializar a través de una indicación a la ley en proyecto.
En tal sentido, hago un llamado al Gobierno para que no se le vaya a ocurrir hoy día autorizar la instalación de medidores inteligentes sin medidas específicas, protocolos y certificaciones en materia de protección de datos, porque el riesgo para esas familias puede ser incalculable.
Por eso, señor Presidente, considero importante también, junto con este proyecto de ley, que la Ministra de Energía tome conciencia de este aspecto y retrase un poco la implementación de estos medidores a fin de incorporar esa exigencia. De lo contrario, podemos tener muchas afectaciones a la privacidad de millones de familias.
Voy a concurrir con mi voto favorable respecto de este proyecto. Aprovecho de felicitar a sus autores. Y espero que en el plazo que nos demos para presentar indicaciones podamos incorporar normas en materia de prevención de datos.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la señora Secretaria.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- ¿Alguna señora Senadora o algún señor Senador no ha emitido su voto?

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Terminada la votación.

--Se aprueba en general el proyecto (35 votos a favor y un pareo).
Votaron las señoras Aravena, Ebensperger, Goic, Muñoz, Órdenes, Provoste, Rincón y Van Rysselberghe y los señores Allamand, Araya, Bianchi, Castro, Chahuán, Coloma, De Urresti, Durana, Elizalde, Galilea, García, Guillier, Harboe, Huenchumilla, Insulza, Latorre, Letelier, Montes, Navarro, Pérez Varela, Pizarro, Prohens, Pugh, Quintana, Quinteros, Sandoval y Soria.
No votó, por estar pareado, el señor Girardi.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Conforme a lo señalado anteriormente, se fija como plazo para formular indicaciones el 4 de abril, a las 12.




PRECISIÓN DE AUTORIZACIONES PARA TRANSPORTE DE DESECHOS


El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- A continuación, corresponde ocuparse en el proyecto, en primer trámite constitucional, que modifica la Ley de Tránsito con el objeto de precisar las autorizaciones requeridas para transportar desechos, con segundo informe de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones.
--Los antecedentes sobre el proyecto (12.139-15) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley (moción de los Senadores señores Navarro, García-Huidobro y Letelier):
En primer trámite: sesión 57ª, en 9 de octubre de 2018 (se da cuenta).
Informes de Comisión:
Transportes y Telecomunicaciones: sesión 60ª, en 16 de octubre de 2018.
Transportes y Telecomunicaciones (segundo): sesión 83ª, en 2 de enero de 2019.
Discusión:
Sesión 66ª, en 13 de noviembre de 2018 (se aprueba en general).

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la señora Secretaria.

La señora BELMAR (Secretaria General subrogante).- Esta iniciativa fue aprobada en general en sesión de 13 de noviembre de 2018.
La Comisión de Transportes y Telecomunicaciones deja constancia, para los efectos reglamentarios, de que no hay artículos que no hayan sido objeto de indicaciones ni de modificaciones.
El referido órgano técnico efectuó diversas enmiendas al texto aprobado en general, todas las cuales fueron aprobadas por unanimidad.
Cabe recordar que las modificaciones unánimes deber ser votadas sin debate, salvo que alguna señora Senadora o algún señor Senador manifieste su intención de impugnar la proposición de la Comisión respecto de alguna de ellas o que existan indicaciones renovadas.
Sus Señorías tienen a su disposición un boletín comparado que transcribe el texto aprobado en general, las enmiendas realizadas por la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones y el texto que quedaría de aprobarse esas modificaciones.
Nada más, señor Presidente.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- En discusión particular el proyecto.

Tiene la palabra el Senador señor Navarro.

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones analizó en particular este proyecto, que surge ante la doble interpretación que se estaba haciendo respecto de la aplicación de la ley que sanciona a quienes promuevan la recolección y depósito de basura o de escombros en lugares no habilitados, lo que da origen a microbasurales.
Esa normativa, cuyo proyecto fue apoyado por unanimidad en el Senado, estableció que las municipalidades debían regular las autorizaciones para transportar los escombros desde la zona donde se generan hasta los rellenos sanitarios.
La interpretación que algunos municipios le dieron a dicha ley fue la de que tenían que fijar una normativa interna. Se dictaron resoluciones municipales que determinaban las condiciones del retiro de la basura y de los escombros, y también las autorizaciones respectivas.
Debido a ello, los transportistas, particularmente los que trasladaban escombros de gran volumen, tuvieron que solicitar y pagar un permiso en cada uno de los municipios: en algunos casos por un mes, y en otros, viaje a viaje. Pero dicho permiso no les sirvió, pues Carabineros le dio otra interpretación a la mencionada ley, estableciendo que la zona de tránsito la constituía solo la comuna donde se originaban los residuos o los escombros.
Esto dio lugar, y así lo planteó la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile, a una escalada de partes a transportistas, pequeños y medianos, que normalmente trasladaban áridos provenientes de excavaciones o de demoliciones. Y se produjo el retiro de los camiones generándose situaciones inauditas: por ejemplo, el camión era detenido en Colina y lo llevaban a un sitio ubicado en Maipú, y allí procedían a voltear los escombros fuera del relleno; luego venía el camión municipal, que era cargado a pala, y lo entraban. ¡Y todos esos gastos eran cobrados!
Después de un largo debate, en que participaron la SIAT, las autoridades del Ministerio de Transportes y, también, la Confederación de Dueños de Camiones de Chile, se concluyó que debía haber una sola interpretación sobre la materia, de modo que el transporte de basura o de escombros, cuyo objetivo principal era evitar la proliferación de microbasurales, tenía que llevarse a cabo acompañado de un documento, la guía de despacho, la cual permitiría establecer el origen y el destino de la carga: es decir, de dónde se extraen la basura y los escombros y el lugar en que estos serán depositados, que es el relleno sanitario.
El referido documento, que es de carácter tributario, no puede ser inventado ni falsificado -hay duras penas si esto ocurre-, y posibilita que haya fiscalización del origen y destino de los residuos mediante un instrumento eficaz.
Las municipalidades que dictaron ordenanzas -ese es el concepto- lo hicieron sobre la base de distintos criterios: hay 345 municipios en Chile, y, en consecuencia, 345 ordenanzas diferentes.
Por lo tanto, se pretende unificar aquello.
El Ministerio de Transportes se ha esforzado para establecer una sola interpretación y cumplir así con el objetivo de la ley a la que me referí, esto es, que en Chile no exista transporte clandestino de residuos ni de escombros, los cuales llenan los caminos rurales, los esteros de los ríos, y no solo provocan un impacto visual, sino que generan microbasurales altamente peligrosos para la salud de quienes viven en torno a ellos.
El proyecto que estamos votando fue aprobado por unanimidad en la Comisión de Transportes, producto del debate que tuvieron sus miembros luego de conocer la denuncia de la Confederación de Dueños de Camiones de Chile y de tener claridad con respecto a lo que estaba sucediendo, en el sentido de que existía una interpretación distinta de la ley que señalé tanto por los municipios, al cobrar por los derechos municipales conforme a la dictación de ordenanzas, como por Carabineros de Chile, al determinar que la zona de tránsito la constituía solo la comuna donde se originaban los residuos o los escombros.
Esta iniciativa, que establece el modo de salvar tal situación, consta de un artículo único que modifica el artículo 192 bis de la Ley de Tránsito en los siguientes términos.
Sustituye su inciso quinto por el que se señala a continuación: "El transporte de los elementos indicados en los incisos anteriores se regirá, en lo referente a los horarios, vías y demás reglas de tránsito que regulen dicho traslado, por lo dispuesto en la ordenanza municipal correspondiente a la comuna en donde aquellos son generados.". O sea, se refiere solo a la ordenanza dictada por la comuna donde se originan los residuos. Esa es la única autorización.
En seguida, intercala un inciso sexto nuevo, pasando el actual a ser séptimo, del siguiente tenor: "No obstante lo preceptuado en el inciso anterior, con el objetivo de poder verificar si el depósito de dichos elementos se realizará en un establecimiento habilitado para ello, a los transportistas de carga solo se les exigirá que cuenten con el documento tributario pertinente que acredite el origen y destino de su recorrido.".
Luego incorpora un inciso octavo nuevo, que expresa: "Lo dispuesto en este artículo no regirá para el caso del retiro de residuos sanitarios u otros que requieran de una autorización o permiso especial, o cuyo transporte esté sujeto a una regulación específica.".
Señor Presidente, la ley que dio origen a este debate fue establecida de buena fe (el proyecto se inició en una moción presentada por diversos Senadores), y su propósito era combatir la existencia de microbasurales. Ella establece penas para quien genera el residuo y para el que lo transporta. Es decir, está prohibido el transporte ilegal de residuos, más aún, si estos tienen como destino los rellenos sanitarios. No es posible que veamos toneladas de residuos acumuladas en el río Mapocho, en nuestras carreteras, en muchos caminos rurales, que son llevados a esos lugares clandestinamente.
En la ley vigente se contemplan el decomiso del vehículo y una sanción para quien genera el residuo.
No basta con que se pague. Porque mucha gente paga y dice: ¡Llévatelo! No. De ser detenido el transportista, habrá una multa y el decomiso del vehículo: hay sanción para el conductor y, además, para quien originó los residuos.
Entonces, señor Presidente, debe haber claridad en el sentido de que, para realizar el transporte de residuos, ha de mediar una autorización municipal, y el transportista que haga el flete o el traslado tiene que contar con el documento tributario pertinente, que es la guía de despacho.
En eso consiste este proyecto, que va a terminar con una experiencia muy nociva para los transportistas, en particular para los conductores, quienes han debido pagar elevados partes por las diversas interpretaciones que se le ha dado a la normativa vigente en la materia en cuanto al origen del permiso municipal y el destino de la carga, lo cual motivó muchas infracciones cursadas por Carabineros.
La Confederación de Dueños de Camiones denunció -y hay una investigación en curso en Carabineros de Chile- que había una coordinación sistemática para llevar estos camiones a un lugar específico y que de manera extraordinaria pero permanente los partes iban a parar siempre al mismo lugar para pagar el mismo servicio de grúas e igual sitio de almacenamiento de dichos camiones.
Yo espero que podamos conocer la investigación solicitada por la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile, que se encuentra en curso en Carabineros, por cuanto seguimos manteniendo la más absoluta confianza en Carabineros de Chile.
La norma que hoy día remediamos a fin de que haya una sola interpretación por parte de la autoridad debiera terminar con esa práctica. A la vez, deberíamos estudiar qué haremos con las infracciones cursadas, porque en muchos casos son de elevada cuantía y están afectando a conductores que, como todos sabemos, no reciben grandes sueldos. Son trabajadores que laboran con sus manos y que debieron enfrentar en muchas ocasiones multas de elevados montos.
Es lo que puedo informar, señor Presidente, en nombre de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, la que aprobó de manera unánime el proyecto de ley. Además, sus integrantes son los autores de la moción.
He dicho.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra el Senador señor García-Huidobro.

El señor GARCÍA-HUIDOBRO.- Señor Presidente, me parece que la explicación del titular de la Comisión ha sido bastante clara.
Tal como planteó el Senador Navarro, el aumento considerable de vertederos clandestinos en las distintas regiones se ha convertido en un problema no ajeno a ninguno de nosotros.
Para evitar la acumulación de residuos, por regla general, estos son transportados por vehículos de mediano y de pequeño tamaño que no cuentan con las condiciones adecuadas para llevar a cabo esas actividades. ¿Qué ocurre, entonces? Que los residuos son trasladados a lugares no habilitados, en la vía pública, en cualquier lugar donde existan terrenos sin construcciones. Y qué decir cuando tenemos lugares cercanos, rurales, a nuestros pueblos y ciudades.
Otro punto tratado también en la Comisión -lo manifestó su Presidente- fue la necesidad de hacer más expedito el trámite correspondiente. Es decir, que el transportista porte un documento tributario que acredite el origen y el destino de su recorrido, a fin de que se pueda verificar si se dirige o no a un vertedero clandestino.
Con esta regulación se favorece que los escombros -esto, fundamentalmente, apunta a los escombros- sean llevados finalmente a un lugar autorizado y reconocido por la autoridad.
El proyecto también busca explicitar que el transportista que traslade los escombros a un vertedero deba contar solo con la autorización municipal de la comuna donde se origina su trayecto, aunque luego este pase por distintas comunas para llegar a su destino.
En la actualidad, los transportistas deben contar con la autorización de ¡cada municipio! en su trayecto hacia su destino y tienen que pasar muchas veces por dos, tres, cuatro, hasta siete comunas -como es el caso de la Región Metropolitana-, siendo multados si no cuentan con dicha autorización. Ello hace que la situación se torne excesivamente burocrática y, en el fondo, pasa a constituirse en un incentivo para que esta labor no se realice por personas realmente profesionales, cayéndose en la informalidad.
Por lo tanto, lo que se ha buscado con este proyecto es mejorar la ley actual, específicamente la mala interpretación de la normativa por el ente fiscalizador.
Por eso se necesita mejorar lo ya regulado, y para ello "con un documento tributario que acredite el origen y destino de su recorrido, se soslaya las interpretaciones que van en desmedro de los transportistas".
Es relevante también destacar que el procedimiento y las disposiciones fijadas en el proyecto no regirán en el caso -esto es bien importante, señor Presidente- de retiro de residuos sanitarios u otros que requieran alguna autorización o permiso especial o cuyo transporte esté sujeto a una regulación específica, caso en el cual deberá remitirse a ella.
Por consiguiente, creo que es muy importante aprobar esta iniciativa, porque dará un apoyo muy significativo para impedir los vertederos clandestinos y la actividad de muchas personas que se dedican a ensuciar nuestros pueblos y sectores rurales.
Anuncio que votaré a favor.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Rincón.

La señora RINCÓN.- Señor Presidente, esta iniciativa tiene su origen en una moción de los Senadores Navarro, García-Huidobro y Letelier y viene a perfeccionar la ley N° 20.879, publicada el año 2015.
¿Cuál es el objetivo del proyecto?
Pretende dos cosas.
1. Que la autorización municipal para el traslado de desechos o escombros solo sea la que corresponda a la comuna en la cual se originó este escombro.
2. Que el principal medio de fiscalización para los transportistas, en este contexto, sea la exhibición de la guía de despacho, la que deberá acreditar el origen y el destino de la carga.
El fundamento de esto -lo han explicitado mis colegas- es evitar la proliferación de vertederos de desechos clandestinos. Para ello, en noviembre de 2015 se publicó la ley N° 20.879, que sancionaba el transporte de desechos hacia los vertederos clandestinos.
A mí me tocó, como Intendenta de la Región Metropolitana, conocer de esa realidad, que está presente en innumerables regiones de nuestro país.
Sin embargo, la normativa ya señalada arrojó un sinnúmero de problemas.
La ley a que estoy haciendo referencia introdujo tres nuevas disposiciones en la Ley de Tránsito:
-Sanciona a quien encargue o realice el transporte, traslado o depósito de basuras, desechos o residuos de cualquier tipo, hacia o en la vía pública, sitios eriazos, en vertederos o depósitos clandestinos o ilegales, o en los bienes nacionales de uso público.
-Establece que el transporte y retiro de escombros en contenedores o sacos debe realizarse cubriendo la carga de forma tal que se impida el esparcimiento, dispersión o caída de materiales o polvo durante su traslado, sancionando con una multa de hasta 3 UTM la inobservancia de esta disposición.
-Faculta a cualquier persona que sorprenda o detecte la ejecución de las conductas previamente descritas a poner en conocimiento de la situación a las municipalidades, a Carabineros o a la autoridad sanitaria, quienes deberán remitir los antecedentes al Ministerio Público o a los tribunales competentes.
No obstante, algunas controversias han surgido en el transporte legítimo de desechos que muchos emprendedores realizan, lo que hace necesario perfeccionar la normativa.
¿Cuáles son esas situaciones?
Se cursan infracciones a transportistas por no contar con la autorización municipal -lo relataba el colega que me antecedió en el uso de la palabra- de cada una de las comunas donde circula el transportista, lo cual se vuelve una situación no solo engorrosa, sino que, cuando vemos los indicadores de productividad, claramente no tiene ningún sentido.
Se exige al conductor del camión la exhibición de los permisos municipales para transportar los escombros, en circunstancias de que aquellos deben ser un requisito que se exija a quien requiere trasladar tales desechos y no al transportista, debiendo este último solo contar con la respectiva guía de despacho.
Por lo tanto, lo que busca esta iniciativa es resolver un tema de toda lógica, que apunta en el sentido de perfeccionar una normativa que era necesaria y que por esta vía viene a enriquecer un texto legal importante en nuestro país, pero que con el correr del tiempo obviamente ha arrojado la necesidad de un perfeccionamiento.
Por consiguiente, en su minuto vamos a respaldar esta iniciativa de los colegas Navarro, García-Huidobro y Letelier.

El señor DE URRESTI (Vicepresidente).- Solicito autorización de la Sala para que pase a reemplazarme en la testera el Senador señor Navarro.
Tiene la palabra el Senador señor Durana. Luego está inscrito el Senador señor Coloma.
--Pasa a dirigir la sesión el Senador señor Navarro, en calidad de Presidente accidental.

El señor DURANA.- Señor Presidente, este proyecto tiene como objetivo regular el transporte de escombros que se realiza entre una comuna determinada y su lugar de destino final, instancia en que se transita, en muchas oportunidades, por comunas distintas.
Se procura que el vehículo que retira los escombros de una comuna determinada no requiera contar con autorización de todas aquellas por donde transitará, bastándole una autorización del municipio donde se inicia el recorrido, debiendo portar la autorización que acredite su destino y origen, lo que es entendible desde el punto administrativo y operativo.
Para ello se establece, asimismo, que el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones deberá dictar un reglamento que determine los elementos esenciales y fundamentales que tienen que contemplar las ordenanzas municipales a los efectos del transporte antes referido.
El único problema es cuando los escombros, la basura o el traslado presentan efectos contaminantes. Porque si es así, se necesita en general una instancia distinta.
Yo estoy de acuerdo en aprobar este proyecto en la medida que nosotros efectivamente podamos determinar qué son "escombros", qué es "basura inofensiva", versus lo que son "elementos contaminantes", porque no es justo que por determinadas comunas muchas veces se trasladen elementos contaminantes sin el resguardo necesario.
Por lo tanto, si eso queda debidamente constatado, transformándose en algo real, obviamente que voy a apoyar el proyecto.

El señor NAVARRO (Presidente accidental).- Tiene la palabra el Senador señor Coloma.

El señor COLOMA.- Señor Presidente, seré muy breve.
A mí me parece bien la última intervención en el sentido de contextualizar.
Decidí intervenir para plantear una doble lógica.
Primero, creo que el tema del transporte de desechos, de los vertederos, en general, tiene que ser visto conforme a una óptica más amplia.
Es preciso resolver cómo lo hacemos en Chile para realmente reciclar, para distinguir, para separar, sea el desecho de escombros -término difícil de definir respecto de la amplitud en esta actividad-, sea otro tipo de cosas como la basura.
Particularmente, hasta ahora el problema se ha enfocado en el mundo urbano. Yo quiero plantearlo respecto del mundo rural, donde es un tema muy complejo.
Considero que está bien generar una ley para simplificar los trámites burocráticos a que se ven expuestos muchas veces los camiones. Pero también eso tiene que ir acompañado de una política pública para regular de manera mucho mejor dicho aspecto y ser más exigentes en cuanto al contenido de ese tipo de transporte.
Yo estoy impresionado con lo que ocurre en la Región del Maule, donde hay muy pocos vertederos. Solo existen tres comunas que los tienen, y van a depositar desechos ahí incluso desde otras regiones. Pero muchas veces en el trayecto entre una comuna y otra -cuando se pasa por varias- quedan desechos en esos lugares y se botan líquidos percolados. Sé que esto último no está relacionado con los escombros, pero ello genera un problema muy serio.
A la altura que estamos del siglo XXI, con un país que está avanzando -a algunos no les gusta reconocerlo, pero está avanzando, está creciendo, está desarrollándose-, debemos asumir el tema de los desechos, de los residuos, de la basura desde una óptica mucho más moderna. Yo sé que para eso, obviamente, se requiere inversión y, probablemente, otro modelo de licitaciones.
Pero, simplemente, quiero anotar este punto, porque son muchas las comunas que están en la línea de tránsito entre la comuna que genera el desecho y aquella en que este se deposita, y al final son tributarias de los malos efectos y a veces de incumplimientos en este sentido.
Me parece bien el proyecto. Pero esto abre un tema gigantesco, y espero que sea bien enfrentado por las autoridades.
He dicho.

El señor NAVARRO (Presidente accidental).- Tiene la palabra el Senador señor Sandoval.

El señor SANDOVAL.- Señor Presidente, no hace mucho que estamos tramitando una serie de normas que dicen relación con el manejo de los residuos en nuestro país; con el bajo nivel de reutilización, de reducción que se observa, y, además, con las falencias y las limitaciones que ha tenido la propia modalidad a través de la cual en las diferentes comunas de Chile se está realizando el manejo de los distintos residuos.
En nuestro país se produce aproximadamente un kilo de basura por persona al día. Por lo tanto, son millones los kilos que todos los días, de alguna u otra manera, van a parar a diferentes instancias.
La Ley REP, que apunta precisamente a reducir este efecto, le genera al país un tremendo desafío en orden a cómo somos capaces de ponernos a tono con la necesidad de promover lo que se ha llamado en el último tiempo la "economía circular".
En tal sentido, el proyecto evidentemente va en esa dirección: establecer un mecanismo de regulación frente a las enormes dificultades que se les producen a quienes transportan los desechos de que trata la iniciativa. A veces, incluso, la autoridad no ha reconocido los permisos de alcaldes de otra zona o jurisdicción. Eso, evidentemente, ha significado muchas infracciones que han motivado reclamos y quejas por parte de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile.
Y esta iniciativa apunta precisamente a regular todo ello.
Además, como bien señalaba el Senador Coloma, con esto se abre un debate acerca del gran desafío que tiene nuestro país en materia de manejo de sus residuos. A este respecto, creo que este proyecto va en la dirección adecuada. No resuelve, por cierto, todo el problema, por cuanto quedan algunas tareas pendientes, como definir qué se entiende por "escombros", lo que, obviamente, tendrá que verse en el minuto en que se realice la votación pertinente.
En definitiva, la presente iniciativa va en la dirección de propiciar mecanismos de reducción de residuos en los vertederos o en los rellenos sanitarios existentes hoy día.
Por lo tanto, en su momento nos pronunciaremos a favor del proyecto.

--Queda pendiente la discusión particular del proyecto.


El señor NAVARRO (Presidente accidental).- Terminado el Orden del Día.
Habiéndose cumplido su objetivo, se levantará la sesión, sin perjuicio de dar curso reglamentario a las solicitudes de oficios que han llegado a la Mesa.
PETICIONES DE OFICIOS
--Los oficios cuyo envío se anunció son los siguientes:
Del señor DE URRESTI:
A los señores Ministros del Interior y Seguridad Pública, de Agricultura y de Bienes Nacionales, a la señora Alcaldesa de Puyehue y a los señores Alcalde de Río Bueno y Director Ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal, para que remitan antecedentes acerca de EVALUACIONES SOBRE EVENTUAL DIVISIÓN DE ADMINISTRACIÓN DE PARQUE NACIONAL PUYEHUE, ADMINISTRADO POR CONAF.
Al señor Ministro de Obras Públicas, a fin de que informe respecto a CAMINO Y FUTURAS OBRAS EN "LA CUESTA", SECTOR AUNQUINCO (COMUNA DE LAGO RANCO).
Al señor Ministro de Obras Públicas y a la señora Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, pidiéndoles REVISIÓN DE PRÓXIMO CESE DE SERVICIO DE TRANSBORDADOR LAS MULATAS-TORO BAYO.
A los señores Ministro de Obras Públicas y Director de Obras Hidráulicas, para que den a conocer ESTADO ACTUAL DE PROYECTO DE AGUA POTABLE RURAL EN SECTOR AUNQUINCO-LAS VERTIENTES (COMUNA DE LAGO RANCO).
A los señores Ministro de Obras Públicas y Director de Obras Hidráulicas, para que informen sobre POZOS EXISTENTES EN SECTOR CONTRA CORONEL (COMUNA DE RÍO BUENO), INDICANDO TENENCIA Y CAPACIDAD; VISITA DE UNIDAD TÉCNICA A LOCALIDAD DE PITREÑO (COMUNA DE LAGO RANCO), A FIN DE INTEGRAR PROGRAMA DE APR EN CARTERA DE PROYECTOS DEL MOP; Y ESTADO DE SISTEMA DE AGUA POTABLE RURAL CALCURRUPE BAJO (COMUNA DE LAGO RANCO), DETALLANDO PLAZOS PARA PROYECTO DE MEJORAMIENTO Y AMPLIACIÓN.
Al señor Ministro de Vivienda y Urbanismo, recabándole antecedentes acerca de AVANCE EN CONSTRUCCIÓN DE PRIMERA VIVIENDA SOCIAL EFICIENTE EN REGIÓN DE LOS RÍOS, COMO PARTE DE ACCIONES DE DESCONTAMINACIÓN DE VALDIVIA.
A la señora Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, para que remita antecedentes sobre EVENTUAL FALTA DE REGULACIÓN Y DÉFICIT EN TRANSPORTE DE PASAJEROS EN COMUNA DE LANCO, REGIÓN DE LOS RÍOS.
Al señor Ministro de Bienes Nacionales, requiriéndole información referida a POSIBLE ENTREGA, CESIÓN, COMODATO O ARRIENDO DE TERRENOS EN DISTINTAS REGIONES PARA INSTALACIÓN DE PROYECTOS DE GENERACIÓN ELÉCTRICA FOTOVOLTAICA Y EÓLICA.
A los señores Subsecretario del Patrimonio Cultural y Director General de la Policía de Investigaciones, pidiéndoles información relativa a NUEVOS HALLAZGOS ARQUEOLÓGICOS HECHOS POR BRIGADA DE DELITOS MEDIOAMBIENTALES DE LA PDI EN TERRENO DE VILLA GALILEA (COMUNA DE VALDIVIA).
Al señor Intendente de Los Ríos, con la finalidad de que envíe antecedentes relacionados con EVENTUAL CONTRATACIÓN DE PROFESIONAL PARA DEFINIR LÍMITES DE PARQUE NACIONAL PUYEHUE.
Al señor Alcalde de Puerto Montt, solicitándole entregar antecedentes sobre IMPLEMENTACIÓN DE APIARIO MUNICIPAL.
Al señor Alcalde de Río Bueno, para que proporcione información detallada sobre APOYO A COMUNIDAD EN MATERIA DE DISTRIBUCIÓN DE AGUA A TRAVÉS DE CAMIONES ALJIBE.
A la señora Alcaldesa de Paillaco y al señor Superintendente de Servicios Sanitarios, pidiéndoles antecedentes relacionados con PARALIZACIÓN DE OBRAS DE PLANTA DE TRATAMIENTO DE LODOS EN SECTOR DEMAIHUE.
Al señor Director Nacional del Trabajo, consultándole por SITUACIÓN DE DON MANUEL EXEQUIEL FERRADA VERA, DESPEDIDO DE EMPRESA FRONTERA SUR Y QUE AÚN NO HA RECIBIDO INDEMNIZACIÓN.
Y al señor Director Nacional del Instituto de Desarrollo Agropecuario, solicitándole antecedentes sobre ENTREGA DE RECURSOS, PROVENIENTES DE RECURSOS ESPECIALES PARA EMERGENCIAS AGRÍCOLAS, A AGRICULTORES DE COMUNAS DE PANGUIPULLI Y MARIQUINA AFECTADOS POR INCENDIOS FORESTALES.
Del señor GUILLIER:
A la señora Ministra de Educación y al señor Ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, pidiéndoles dar a conocer METODOLOGÍA DE TRABAJO PROPUESTA PARA DAR SOLUCIÓN A PROBLEMAS EN OTORGAMIENTO DE BENEFICIOS COMPLEMENTARIOS DE BECA DE DOCTORADO NACIONAL, y sugiriéndoles establecer MESAS DE TRABAJO PARA ABORDAR PROBLEMÁTICAS PRESUPUESTARIAS EN RELACIÓN CON LA ENTREGA DE ESTA BECA EN EL MEDIANO Y LARGO PLAZO.
Y a la señora Subsecretaria de Prevención del Delito, para que entregue ESTADÍSTICAS ACTUALIZADAS DE DELITOS EN REGIÓN DE ANTOFAGASTA, DESAGREGADAS POR COMUNA, y señale MEDIDAS Y PLANES DE SUBSECRETARÍA PARA CADA COMUNA DE LA REGIÓN.
Del señor LATORRE:
A la señora Ministra de Energía, pidiéndole comunicar MEDIDAS IMPLEMENTADAS ANTE REITERADOS VARAMIENTOS DE CARBÓN EN PLAYA DE VENTANAS y dar a conocer REUNIONES DE AUTORIDAD ADMINISTRATIVA REGIONAL CON REPRESENTANTES DE PUERTO VENTANAS Y EMPRESA GENER A FIN DE INVESTIGAR TALES VARAMIENTOS.
Al señor Comandante en Jefe de la Armada, solicitándole REGISTRO DE VARAMIENTO DE CARBÓN EN VENTANAS DURANTE 2016, 2017 Y 2018.
Al señor Jefe Regional de Valparaíso de la Superintendencia del Medio Ambiente, consultándole por ACTUACIÓN DE LA SUPERINTENDENCIA FRENTE A DENUNCIAS INGRESADAS POR VARAMIENTO DE CARBÓN.
Al señor Gobernador Marítimo de Valparaíso, para que ordene al Capitán de Puerto señor Mario Besoaín Fuentes entregar ANTECEDENTES SOBRE SUMARIOS ADMINISTRATIVOS POR RECIENTES VARAMIENTOS DE CARBÓN.
A la señora Ministra del Medio Ambiente, solicitándole informar respecto de INTEGRANTES DE "MESA DEL CARBÓN", COPIA DE ACTAS LEVANTADAS HASTA LA FECHA, ANTECEDENTES DE ACTUAL FUNCIONAMIENTO Y PERIODICIDAD DE REUNIONES.
Al señor Subsecretario para las Fuerzas Armadas y a la señora Secretaria Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo de Valparaíso, recabándoles antecedentes relativos a SITUACIÓN ACTUAL DE CONCESIONES MARÍTIMAS DEL PUERTO DE VENTANAS, SOLICITUDES RECHAZADAS Y EN TRÁMITE.
Y a la señora Alcaldesa de Viña del Mar y a los señores Alcalde de Concón y Superintendente de Medio Ambiente subrogante, para que informen sobre PERMISOS DE OBRA Y ESTUDIOS DE EVALUACIÓN AMBIENTAL DE INMOBILIARIAS VIMAC Y RECONSA POR TRABAJOS EN CAMPO DUNAR PUNTA DE CONCÓN Y EVENTUALES FISCALIZACIONES ANTE DAÑO AMBIENTAL EN ÁREAS PROTEGIDAS.
De la señora PROVOSTE:
Al señor Contralor General de la República, requiriéndole INTERPRETAR EL DERECHO A FERIADO LEGAL DE TRABAJADORA ASISTENTE DE LA EDUCACIÓN CON POSTERIORIDAD A MESES DE ENERO Y FEBRERO, POR ENCONTRARSE EN DICHO PERÍODO CON POSNATAL PARENTAL.
Del señor QUINTEROS:
Al señor Director Nacional del Servicio de Registro Civil e Identificación, haciéndole presente RECLAMO DE ASOCIACIÓN NACIONAL DE FUNCIONARIOS DEL REFERIDO SERVICIO POR ERRORES NOTORIOS Y FALTA DE TRANSPARENCIA EN PROCESO DE CONCURSO DE GRADOS EN REGIÓN DE LOS LAGOS.
)---------------(

El señor NAVARRO (Presidente accidental).- Se levanta la sesión.
--Se levantó a las 19:36.
Daniel Venegas Palominos
Jefe de la Redacción subrogante