Click acá para ir directamente al contenido

Bicentenario Senado

Unos 300 connotados vecinos del Santiago de 1812 suscribieron el Reglamento propuesto por Carrera donde se creó el primer Senado.

18 de noviembre de 2012

 

La incipiente República de Chile se abría paso, no sin dificultades y revueltas, pero tras el cierre primer Congreso Nacional instaurado el 4 de julio de 1811, surgieron protestas en la sociedad santiaguina, por lo que ese joven Gobierno a cargo de José Miguel Carrera tuvo que promulgar aquel Reglamento Constitucional.

  

Si bien el Congreso Nacional fue instaurado el 4 de julio de 1811, ese primer Parlamento sólo se conformó con la elección de diputados.

 

Es así como el primer Senado de Chile surgió el 10 de noviembre de 1812,  tras la promulgación del primer “Reglamento Constitucional” unos días antes, el 31 de octubre de ese año.

 

Ese incipiente Senado funcionó hasta octubre de 1813 aunque algunos historiadores especialistas prolongan su vida hasta enero de 1814, ello en atención a que era una época compleja donde nuestro país estaba recién definiendo su identidad Republicana.

 

Luego, hubo un segundo Senado que operó entre el 17 de marzo y el 23 de julio de 1814. Luego, tras el triunfo de Maipú, el tercer Senado ejerció sus funciones entre el 23 de octubre de 1818 y el 29 de mayo de 1822.

 

Existió además un cuarto Senado (Congreso Bicameral) de brevísima existencia y prácticamente nula gestión, emanado de la Constitución promulgada por Bernardo O´Higgins y su ministro Rodríguez Aldea en octubre de 1822. Cabe señalar, que dicha Cámara Alta entraría en desuso en enero de 1823, hasta finalmente extinguirse.

 

PRIMER SENADO 1812

 

Imagen foto_00000002Tras el cierre del primer Congreso Nacional por parte de José Miguel Carrera, el 2 de diciembre de 1811, se suscitaron protestas de la aristocracia santiaguina y en las provincias. Para robustecer al nuevo gobierno se redactó el 26 de octubre  de 1812 el primer “Reglamento Constitucional”, también llamado “provisorio” en el cual se creó por primera vez, el Senado.

 

Una vez, redactado dicho Reglamento por José Miguel Carrera, se dio a conocer la información sobre listas de senadores y regidores del Cabildo que se exhibió durante tres días a partir del 27 de octubre del mismo año, en una sala del Tribunal del Consulado.

 

 

Cabe recordar, que el Reglamento contó con la "suscripción", es decir, con la firma de cerca de 300 vecinos connotados de Santiago, quienes aprobaron el documento propuesto por José Miguel Carrera y fue elegido el primer Senado de Chile. Ese hecho se dejó constancia por decreto de 31 de octubre de 1812. Asimismo, el texto contempló la existencia de siete senadores (dos por cada provincia de Concepción y Coquimbo y tres por Santiago).

 

Así, el 10 de noviembre de 1812, fecha que celebramos como el Bicentenario de nuestra Cámara Alta, se constituyó la directiva del Senado de 1812, donde fue nombrado como presidente, Pedro Vivar i Azúa y secretario, Fray Camilo Henríquez, junto a ellos, estaban los senadores Juan Egaña, Francisco Ruiz Tagle, José Nicolás de la Cerda, Manuel Araos, Gaspar Marín.  A su vez, fueron nominados senadores suplentes Ramón Errázuriz y Joaquín Gandarillas.

 

Esa Corporación se renovaría cada tres años y sin su aprobación, el gobierno de la junta no podría resolver los “grandes negocios que interesen la seguridad de la Patria”, que eran según el reglamento: “imponer contribuciones; declarar la guerra; hacer la paz; acuñar moneda; establecer alianzas y tratados de comercio; trasladar tropa; emprender obras; crear nuevas autoridades; entablar relaciones exteriores; entre otros”.

 

Durante el discurso de inauguración de la Cámara Alta, el presidente del Senado, Pedro Vivar i Azúa hizo un reconocimiento a la dignidad del cargo que pasó a ocupar “el honor que nos confiere la Patria está unido a grandes deberes, reposando en nosotros las esperanzas de un pueblo libre i virtuoso, debiendo entender en sus asuntos más graves i árduos”.

 

Imagen foto_00000004También expresó con claridad el rol que “como los primeros en este cargo, componiendo aquí el Senado..., pudiese nuestra conducta y utilidad corresponder a la expectación pública, ser el ejemplo de nuestros sucesores y mereciésemos que nos citase por modelo la posterioridad”.

 

El primer Senado aprobó durante el 1813 varias resoluciones de la Junta, entre ellas, la ley de libertad de prensa,  instrucción primaria,  policías,  tribunales militares y la primera ley de indios. Asimismo, otorgó el grado de Brigadier y el comando de las tropas a José Miguel Carrera.

 

En octubre de 1813 la Junta acordó, con la aprobación del Senado, suspender el funcionamiento del Legislativo y llamar a una elección nacional de diputados para enero de 1814 (que nunca ocurrió). Cuando las derrotas militares de la independencia se hicieron más graves, los santiaguinos concentraron todos los poderes en un Director Supremo, el coronel Francisco de la Lastra, con lo cual se extinguió el primer Senado.

Imprimir