Click acá para ir directamente al contenido

Llega al Senado proyecto que establece una completa regulación para la navegación en ríos

La iniciativa que fue presentada por el Ejecutivo establece una serie de normas y medidas para garantizar la seguridad en la navegación fluvial.

2 de mayo de 2013

Imagen foto_00000001Será la Comisión de Defensa del Senado la que tendrá a su cargo el estudio del proyecto, en primer trámite, que incorpora a la legislación vigente un capítulo completo para regular la navegación fluvial en Chile.

 

La iniciativa que tuvo su origen en un Mensaje del Ejecutivo, tiene como objetivo establecer un marco legal que permita potencia la navegación en los ríos de Chile, bajo estándares de seguridad y con normas claras que permitan el desarrollo de la actividad.

 

Según señala el proyecto, no existen normas específicas que consideren la particular situación que se presenta, desde el punto de vista de las condiciones de seguridad, para la navegación en estas aguas protegidas, donde la posibilidad de asistencia está asegurada en tiempos de reacción casi inmediatos.

 

Por ello, indica, “se ha estimado necesario la dictación de una normativa especial que regule la navegación en aguas interiores, poniendo como ejemplo emblemático el caso del río Valdivia y sus afluentes en todas las variantes que pudiese presentar, esto es, transporte de pasajeros, de carga o mixta, que regule la navegación fluvial”.

 

NUEVA REGULACIÓN

 

En lo fundamental, la iniciativa señala que autoridad marítima recaerá en la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante, que deberá velar por la organización y control de la navegación fluvial.

 

Para ello podrá hacer reconocimientos a las naves para otorgar, renovar o refrendar los certificados de seguridad; realizar peritaje de naves afectados por siniestros o accidentes en la navegación; aprobar proyectos de construcción, reparación, modificación y transformación de naves y artefactos fluviales.

 

Asimismo, se definirán las naves o artefactos fluviales según el tipo de servicio que presten en: de carga, de pasajeros, o mixtas, los que deberán cumplir con una serie de condiciones y requisitos que se establecerán en un reglamento para tal efecto.  

 

En tanto, las naves y artefactos fluviales cuyo tonelaje sea superior a 50 toneladas de registro grueso y también aquellas de pasajeros o mixtas que posean capacidad para transportar sobre el número máximo de pasajeros estarán al mando de un Patrón Fluvial, quien estará investido de la misma autoridad, atribuciones y obligaciones establecidas en el presente cuerpo legal para el Capitán.

 

Los requisitos que deberá cumplir este Patrón Fluvial, para contar con el reconocimiento por parte de la autoridad pertinente, estarán determinados en un reglamento dictado para estos efectos, el que deberá considerar aspectos de formación en navegación y seguridad, titulación y certificación de conocimiento e idoneidad para el cargo.

 

SEGURIDAD

 

En lo que respecta a seguridad, el proyecto plantea que en caso de accidente o siniestro fluvial, los certificados de seguridad caducarán en forma total o parcial, según la naturaleza de las averías causadas. En tal caso, la autoridad fluvial competente suspenderá el zarpe o las operaciones de la nave o artefacto naval afectado, hasta que se subsanen las deficiencias observadas.

 

De la misma manera, la regulación del orden, seguridad y disciplina de las naves o embarcaciones fluviales se establecerán en un reglamento.

 

La autoridad fluvial será la encargada de fiscalizar las condiciones de seguridad de naves y artefactos fluviales,  para lo cual otorgará un certificado de seguridad supeditado al cumplimiento de las normas sobre reconocimiento, frecuencia y resultado que se establecen en la legislación nacional, cuya emisión y requisitos serán establecidos por el reglamento que regule la materia.

 

 

Imprimir