Click acá para ir directamente al contenido

Abogan por presupuesto de emergencia para financiar recontratación y formación de especialistas en salud

La petición la realizó el senador Girardi, quien también destacó que la comunidad tenga la oportunidad de pronunciarse sobre el reglamento de etiquetado de los alimentos.

19 de agosto de 2014

Imagen foto_00000002El Ministerio de Salud (Minsal) dispondrá en su web, el borrador del reglamento que materializa la ley de composición nutricional de los alimentos -más conocida como ley súper 8-, con el fin de permitir que la ciudadanía realice sus aportes al documento.

 

Esta decisión fue valorada por el presidente de la Comisión de Salud, el senador Guido Girardi, quien aseguró que “ahora las madres, cuando vayan al supermercado, gracias a las etiquetas de advertencia de exceso de sal, azúcar o grasa, podrán saber lo que compran para sus hijos”.

 

Respecto al lanzamiento a de la consulta pública de la nueva norma de etiquetado, el legislador recordó que el gobierno de Sebastián Piñera, “vetó esta ley y sólo después de que algunos parlamentarios criticamos e hicimos pública la situación, aceptaron negociar. Pero terminaron elaborando, entre gallos y medianoche, un reglamento ridículo -seguramente con la aprobación de las grandes empresas- que permitía altos índices de sal, azúcar y grasa”.

 

El nuevo reglamento, que será sometido a consulta pública durante 60 días, obliga a rotular alimentos altos en calorías, azucares, grasas y sal. La norma también prohíbe la venta de este tipo de productos en recintos educacionales, así como su publicidad en medios de comunicación entre las 6 de la mañana y las 22 horas.

 

“La industria de los alimentos están a un paso de convertirse en las nuevas tabacaleras –en muchos países azúcar y sal en exceso es considerado un veneno- si no cambian sus prácticas de fabricación y, por ejemplo, reemplazan la azúcar por stevia”, afirmó destacando que “afortunadamente, incluso antes de publicarse, esta norma ya ha tenido efectos positivos y algunas empresas han bajado los niveles de componentes dañinos”.

 

El congresista aprovechó la oportunidad para anunciar una moción que busca exigir a los restaurantes que especifiquen en sus cartas los niveles de sal, azúcar y grasa que contienen sus platos, "y que obligue a poner agua en las mesas -algunos locales ya lo hacen- lo que podría evitar comprar bebidas altas en azúcar”, aseguró.

 

PRESUPUESTO DE EMERGENCIA

 

En tanto, el senador Girardi manifestó su pleno acuerdo con los resultados de la última encuesta CEP donde se evidenció la salud como la principal preocupación de la ciudadanía (51%).

 

“Tenemos un problema gravísimo ad portas, que es una nefasta herencia de políticas erradas durante varios años, pero que se acentuaron en el gobierno del Presidente Piñera”.

 

Para el parlamentario, “se vivió un vertiginoso proceso de privatización encubierto que derivó en que muchos profesionales y personal calificado se fueran a clínicas privadas, dejando en el sector público un déficit actual de 2.500 especialistas”.

 

Esta situación provocó que actualmente existan 3,2 millones de personas en listas de espera, “Dos millones son pacientes no Auge, pero 1,2 millones son pacientes Auge y hasta marzo de este año ellos decían que habían terminado con la lista de espera y nos encontramos con esta sorpresa”.

 

A su juicio, “no sacamos nada con levantar mucha infraestructura y construir hospitales que después estarán vacíos o no podrán brindar atención de calidad por falta de personal con la preparación adecuada”.

 

Para el senador en estas condiciones se puede volver a repetir casos como el del hospital de Melipilla, donde murieron dos pacientes por la mala administración de un medicamento. “Es un caso de negligencia que no tiene justificación, pero seguramente la estudiante en práctica hizo el preparado porque no había personal y la enfermera no lo supervisó  ni cumplió el protocolo por exceso de carga laboral”.

 

Por ello el titular de la Comisión de Salud, planteó la necesidad de un presupuesto de emergencia para financiar un plan nacional de recontratación y formación de especialistas “por los menos se podrían traer del sector privado a unos 800 profesionales y que ellos mismos colaboren en la formación de otros 1.500 especialistas durante los próximos 4 años”.

 

Hasta ahora el congresista ha sostenido reuniones con los ministerios de Salud y de Hacienda, de manera que en la futura discusión presupuestaria se discuta separadamente un fondo de emergencia anual de entre mil 500 y 2 mil millones de dólares adicionales al presupuesto para solucionar el problema de déficit de especialistas.

 

 

Imprimir