Click acá para ir directamente al contenido

Fondo de infraestructura

Por Antonio Horvath, senador por la región de Aysén

24 de junio de 2016

Imagen foto_00000019Por ley se está creando un fondo de US$9.000 millones para infraestructura, que crea una nueva organización mayoritariamente vinculada al Ministerio de Obras Públicas, a fin de que con cargo a los futuros ingresos por peajes, se puedan adelantar significativas soluciones para mejorar la calidad de vida y servicios de nuestro país, a través de la inversión en un variado tipo de obras.

 

Al respecto, resulta relevante señalar la necesidad de al menos definir un mejor empoderamiento del Estado, en cuanto a las capacidades de realizar estudios, obras, para tener una debida posibilidad de fiscalizar bien. En segundo lugar, la manera de realizar las obras desde concesiones públicas o iniciativas privadas, licitación, administración directa necesariamente tiene que ser incluida. Cabe complementar la inversión vial con otros modos de transporte, como es el caso de ferrocarriles y obras como aeropuertos y puertos, e incluso embalses de uso múltiple para enfrentar el cambio climático y las necesidades de riego y energía.

 

Las metodologías de evaluación de estos proyectos resultan claves, porque si sólo se privilegia el tránsito medio diario anual o la población, se concentrarán las inversiones en las regiones más pobladas y específicamente en Santiago. Hay otros métodos de evaluación como el excedente del productor, que también resulta útil para poner en acción los potenciales que tienen las distintas regiones de nuestro país y en especial las zonas aisladas y extremas. El indicador de gasto de infraestructura per cápita, resulta tremendamente injusto y concentrador en esta materia.

 

Un claro ejemplo de este tipo de obras realizado por etapas, son los complementos entre construcción vial y transbordadores, para áreas que integran la productividad y servicios en la Patagonia.

 

Este Fondo de Infraestructura, permitirá aliviar y el asegurar por otro lado, financiamiento público para una gran cantidad de obras que permitan la integridad territorial e incorporar por ejemplo, el mejoramiento de 20.000 Kms. de red, que hoy en día no están a cargo ni de Vialidad y ni de la Municipalidad, y los caminos de penetración que se requieren para áreas aisladas.

 

Imprimir