Click acá para ir directamente al contenido

  Inician estudio para crear Consejo parlamentario de Futuro en Ciencia y Tecnología

  La Comisión de Constitución del Senado comenzó a analizar una moción en ese sentido, presentada por los senadores Soledad Alvear, Francisco Chahuán, Guido Girardi, Hernán Larraín y Juan Pablo Letelier.

24 de enero de 2012

Los avances tecnológicos y científicos, y los efectos que puedan tener en el diario vivir de las personas, demanda mayores niveles de conocimiento específico al momento de legislar. De ahí, la importancia de la creación del Consejo parlamentario de Futuro en Ciencia y Tecnología, que está analizando la Comisión de Constitución del Senado.

 

La iniciativa tiene su origen en una moción de los senadores Soledad Alvear, Francisco Chahuán, Guido Girardi, Hernán Larraín y Juan Pablo Letelier, que plantea la constitución de este organismo integrado por 13 personas, tanto del mundo parlamentario como del científico.

 

Según explicó la presidenta de la Comisión de Constitución, senadora Soledad Alvear "es fundamental que el Congreso empiece a visualizar con antelación ciertas situaciones que son importantes, que están en el mundo y que muchas veces llegamos tarde. Por ejemplo, basta una gota de sangre para determinar el ADN y eso puede señalar, entre otras cosas, qué enfermedades va a tener en el futuro la persona. Si eso es así, qué va a pasar con las Isapres, qué va a pasar con los contratos de trabajo si sabe que una persona en 10 años más va a tener cáncer. Ese tema no lo hemos abordado y obliga a que evitemos que se produzcan situaciones y empecemos a legislar".

 

Agregó que "temas como esos pueden existir muchos en el futuro y en la actualidad que tenemos que tener conocimiento, que se están produciendo y tenemos que ver cómo se está avanzando en otros Parlamentos y cómo debiéramos abordarlo con tiempo".

 

La senadora Alvear precisó que "soy partidaria de una estructura muy flexible que permita contratar expertos, porque si estamos viendo un tema de física nuclear y tenemos dos científicos en el Consejo, no van a ser expertos en todo. Queremos una estructura  más flexible y que la secretaría ejecutiva esté en la Biblioteca del Congreso".

 

EL NUEVO ORGANISMO

 

En lo fundamental, la iniciativa propone crear en el Congreso un Consejo de Futuro que vincule la labor parlamentaria con los mundos del conocimiento: ciencias básicas, humanidades y ciencias sociales, técnicas y tecnologías, reflexión artística, investigación médica y otros.

 

Se trata de tener un "foro de interacción permanente e intelectualmente autónomo que se haga cargo de la cabal y profunda compresión de los temas de futuro, comprensión que elimine las brechas entre el conocimiento experto, la experiencia de los ciudadanos y la decisión legislativa lo que permitirá modernizar y robustecer nuestra democracia".

 

El Consejo Parlamentario de Futuro en Ciencia y Tecnología será encargado de analizar, debatir y evaluar las consecuencias sociales, económicas y medioambientales de las innovaciones científicas y las nuevas tecnologías; proponer al Gobierno la elaboración de políticas públicas que fomenten programas, planes y proyectos destinados a la innovación científica y tecnológica; sugerir cambios normativos y administrativos que permitan fomentar el desarrollo científico y tecnológico del país y corregir sus consecuencias negativas; recibir las proposiciones que personas naturales o jurídicas realicen en el ámbito de la innovación científica y tecnológica; y fomentar el debate público sobre las repercusiones sociales, éticas y políticas de la ciencia y tecnología moderna.

 

Estará integrado por el Presidente del Senado y de la Cámara de Diputados, dos senadores y dos diputados elegidos por cada Cámara, por la mayoría absoluta de sus miembros en ejercicio; tres investigadores que hayan sido distinguidos con el Premio Nacional de Ciencias Exactas; o con el Premio Nacional de Ciencias Naturales o el Premio de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas, elegidos por el Comité Ejecutivo del Consejo de Rectores; el director de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT); un representante de la Academia Chilena de Ciencias; un representante del Consejo de Sociedades Científicas de Chile; y un representante de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales.

 

El Consejo sesionará, a lo menos, cada dos meses y serán convocadas por su Presidente dentro de los primeros quince días del mes correspondiente y tendrá una Secretaría Ejecutiva que estará a cargo del Director de la Biblioteca del Congreso Nacional.

 

 

 

 

 

Imprimir