Click acá para ir directamente al contenido

  Informe sobre sistema carcelario incluye recomendaciones para mejorar atención siquiátrica, médica y capacitación

  Así lo adelantó el senador Mariano Ruiz-Esquide, presidente de la Comisión de Derechos Humanos quien explicó que el texto elaborado por la instancia será enviado a cada uno de los senadores para que realicen sus observaciones.

30 de enero de 2012

Alrededor de 30 recomendaciones que van desde la infraestructura de los penales hasta temas de preparación de los gendarmes y el mejoramiento de la atención médica, siquiátrica y la capacitación de los internos, contiene el informe sobre el sistema carcelario chileno elaborado por la Comisión de Derechos Humanos.

 

El senador Mariano Ruiz-Esquide, presidente de la instancia, explicó que "acordamos repartir este informe a los senadores de modo que nos hagan llegar sus observaciones, de modo que en marzo próximo podamos aprobarlo con las modificaciones que los senadores convengan y que quede en condiciones de ser votado por la Sala, de modo que quede como propuesta de la Cámara Alta al Gobierno".

 

Cabe señalar que la sesión de la Comisión coincidió con la ocurrencia de un nuevo hecho de violencia al interior de la cárcel de Talagante, donde se produjo un intento de fuga que culminó con un reo muerto y ocho heridos.

 

Al respecto, el senador Ruiz-Esquide lamentó la situación y puntualizó que el informe elaborado contiene "cerca de 30 precisiones sobre lo que se debiera mejorar y las recomendaciones van desde la infraestructura, porque no podemos seguir con el actual modelo de cárceles con inmensos recintos, con cientos de internos y donde existe la dificultad de controlar cualquier acción o situación que se produzca con los presos".

 

Asimismo dijo que "consideramos que debe existir una mejor preparación de los gendarmes y reducir el número de internos, de modo de promover aquellos casos que puedan ser derivados a otros mecanismos de detención alternativa".

 

El senador Ruiz-Esquide también mencionó que existe además "un tema de educación de los propios internos, porque tenemos una necesidad de mejorar la atención siquiátrica y medica. Es decir, mejorar no solo el tamaño de las instituciones sino también las condiciones de y cómo se vive, al interior de la cárcel porque es inaceptable lo que esta pasando".

 

Expresó que otro tema que les preocupa es que "hoy los profesionales terapeutas, siquiatras y otros, ven el recinto un poco desde fuera y prestan servicios, pero existe una necesidad de ampliar ese punto de vista que es intramuros".

 

Por eso el informe sobre el sistema carcelario considera adecuado impulsar ideas, tales como, "desarrollar otras instituciones complementarias al penal, para dar trabajo a los internos, antes de que salgan a vida libre, porque se ha visto que es difícil resinsertarse en la sociedad".

 

En ese sentido, el parlamentario se mostró convencido de que "si les damos un trabajo previo al término de su condena y que sea cercano no dará más resultados"

 

Imprimir