Click acá para ir directamente al contenido

A segundo trámite conmemoración anual del Día Mundial del Refugiado y de los Migrantes

La necesidad de generar una política nacional migratoria y el carácter solidario de nuestro país fueron parte de las reflexiones realizadas por los parlamentarios durante el debate de la propuesta.

23 de septiembre de 2014

Con 20 votos a favor, los senadores presentes en la Sesión Ordinaria aprobaron el proyecto iniciado en moción que establece la conmemoración anual el 20 de junio del Día Mundial del Refugiado y el 18 de diciembre del Día Mundial de los Migrantes.

 

La norma fue respaldada por la Sala en general y particular a la vez, por lo que ahora será el turno de los diputados de estudiar las ideas matrices. Previamente la Comisión de Relaciones Exteriores había visado el texto.

 

Durante el debate hicieron uso de la palabra los senadores Alejandro García Huidobro, Francisco Chahuán, Baldo Prokurica y Alejandro Navarro.

 

El senador García Huidobro –quien es uno de los autores de la norma- informó la propuesta explicando conceptos como refugiado y migrante. “Creemos que este proyecto es un acto que reconoce a un Chile solidario que alberga a más de dos mil refugiados de 35 países del mundo”, declaró recordando que se calcula que 352 mil extranjeros habitan en nuestro país, los que en su mayoría corresponden a peruanos, argentinos y bolivianos.

 

Luego, el senador Chahuán recordó que fue autor de la iniciativa del día del refugiado, la que luego fue refundida con la del día del migrante dando lugar al proyecto en discusión. Asimismo, el legislador aprovechó la ocasión para pedir urgencia a la norma “que entrega la nacionalidad chilena a los hijos de los refugiados en nuestro país, como así también al proyecto de inmigración y extranjería”.

 

Imagen foto_00000014Por su parte, el senador Prokurica aseguró que “Chile es un país de migrantes que ha recibido a personas de Europa, Medio Oriente, Asia y la propia América”. El parlamentario dijo lamentar la carencia de una política nacional migratoria, puesto que “no existen programas que incentiven la llegada de profesionales y técnicos de otras naciones a Chile, como por ejemplo, médicos especialistas, ingenieros y profesores”. Insistió en que la mayoría de los extranjeros “son gente honesta y las malas experiencias responden a la falta de dicha política”.

 

A su turno, el senador Navarro relató el caso de ciudadanos de Sierra Leona que llegaron a Concepción y fueron acogidos por la comunidad penquista. “Chile es un país que alberga muchas colonias, por lo que debemos actualizarnos. Por ejemplo, ahora tenemos una gran oportunidad para debatir con la llegada de norteamericanos de la cárcel de Guantánamo. Ellos no tienen procesos internacionales pendientes, y veremos nuestra tolerancia”.

 

 

 

 

Imprimir