Click acá para ir directamente al contenido

Fabricantes de videojuegos estarán obligados a poner en los envases leyendas que señalen su nivel de violencia

La Sala del Senado ratificó la iniciativa que establece sanciones de hasta 50 UTM para quienes no cumplan con esa disposición y que se pueden aumentar al doble en caso de reincidencia.

30 de julio de 2013

Con 25 votos a favor y 1 abstención del senador Pedro Muñoz, la Sala del Senado aprobó en particular el proyecto que regula la venta y arriendo de videojuegos excesivamente violentos a menores de 18 años y exige control parental a consolas. Con ello, la iniciativa quedó en condiciones de ser remitida a la Cámara de Diputados para que cumpla su tercer trámite.

 

Imagen foto_00000016Durante la votación los senadores Eugenio Tuma, Hosaín Sabag y Alejandro García Huidobro destacaron los alcances del proyecto, asegurando que éste permitirá que los niños y jóvenes no se vean expuestos a niveles de violencia excesivos o que no estén acorde a su criterio.

 

El senador Tuma explicó que la iniciativa modifica la ley del consumidor imponiendo a los fabricantes la obligación de colocar en los envases de los videojuegos una leyenda, que ocupe al menos el 25% de ambas caras del envase, donde se señale claramente el nivel de violencia contenida en el juego.

 

Agregó que también se le entrega al Consejo de Calificación Cinematográfica la competencia de calificar el nivel de violencia de los videojuegos si es que éstos no vienen con la calificación homologada a la norma establecida en su país de origen.

 

“Estamos frente a un avance de lo que es la protección del conocimiento de videojuegos de alta violencia en niños que reúnen o no las condiciones de criterio formado… y los que no rotulen serán sancionados con 50 UTM y se faculta al juez para aplicar el doble de la multa en caso de reincidencia”, sentenció el senador Tuma.

 

A su turno, el senador Sabag destacó que sea obligatorio incluir en los envases de los videojuegos una leyenda con los niveles de violencia y que, al mismo tiempo, se consideren nuevos grupos etarios de calificación.

 

Precisó que “no se trata de censura previa a este tipo de productos ni que nuestro país establezca una calificación adicional, sino que equiparar a los sistemas que existen en Estados Unidos o Europa, por ejemplo”.

 

El senador García- Huidobro señaló que el proyecto busca “evitar que los niños y jóvenes jueguen con videojuegos violentos, pues ya que se ha comprobado que provocan más niveles de violencia…es el camino correcto para tener niños más sanos que no tengan la imagen de violencia permanente”.

 

El legislador también destacó las edades que se establecieron para calificar los videojuegos.

 

CONTENIDO DEL PROYECTO

 

  • Los fabricantes o importadores de videojuegos deberán colocar en los envases en que comercialicen dichos productos leyendas que señalen claramente el nivel de violencia contenida.

 

  • Asimismo, sólo podrán vender y arrendar videojuegos que fueren calificados como juego con contenido “sólo para mayores de 18 años”, a quienes acrediten cumplir con tal requisito, debiendo exigir en cada venta o arriendo la cédula de identidad respectiva.

 

  • Todo envase o envoltura que contenga un videojuego deberá contener en forma clara y precisa la advertencia sobre los grados de violencia y valor educativo presentes.

 

  • Se clasificarán en aptos para “mayores de 3 años”, “mayores de 7 años”, “mayores de 12 años”, “mayores de 16 años” y “mayores de 18 años”.

 

  • La advertencia deberá ocupar, a lo menos, el 25% del espacio de ambas caras del envase o envoltorio del videojuego respectivo.

 

 

 

Imprimir