Click acá para ir directamente al contenido

Ley de servicios del Gas: Sala aprueba en general la propuesta

El texto volverá a la Comisión de Minería y Energía para su estudio en particular y se fijó plazo hasta el 2 de septiembre para presentar indicaciones.

16 de agosto de 2016

Por unanimidad la Sala del Senado aprobó en general el proyecto, en segundo trámite, que modifica la Ley de Servicios de Gas, por lo que la iniciativa quedó en condiciones de ser discutida en particular por la Comisión de Minería y Energía. Para ello, se fijó plazo para presentar indicaciones el día 2 de septiembre.

 

Durante el debate hicieron uso de la palabra los senadores Isabel Allende, Carlos Bianchi, Carolina Goic, Alejandro García Huidobro, Alejandro Guillier, Antonio Horvath, Rabindranath Quinteros, José García Ruminot, Guido Girardi y  Alejandro Navarro, además del ministro de Energía Máximo Pacheco.

 

PROYECTO

 

El proyecto de ley, iniciado en Mensaje, tiene como objetivo modernizar la Ley General de Servicios de Gas, enfrentando las actuales exigencias regulatorias en el ámbito de la distribución de gas licuado de petróleo por red; subsanando sus vacíos normativos; corrigiendo sus deficiencias y adecuando la terminología y alcance de las normas legales en este ámbito, para de esta forma hacer más equitativa la prestación de este Servicio para todos los consumidores.

 

Contenido del proyecto de ley:

 

- Mantiene el régimen de libertad tarifaria regulada disponiendo que las empresas concesionarias de distribución estarán sujetas a un límite máximo de rentabilidad económica, el cual será controlado por la Comisión Nacional de Energía.

 

- Reduce de 5% a un 3%, la diferencia o spread que constituye la tasa de rentabilidad máxima permitida para las empresas concesionarias de servicio público de distribución, por sobre la Tasa de Costo de Capital (TCC).

 

- Dispone que la TCC sea calculada por la Comisión Nacional de Energía cada 4 años en base a un estudio licitado y contratado por ella, el cual podrá ser observado y eventualmente sometido a discrepancias por las empresas concesionarias de distribución de gas de red ante el Panel de Expertos.

 

- Establece un mecanismo de compensación a los consumidores en caso que una empresa concesionaria exceda la rentabilidad máxima fijada por la Ley, disponiendo que ésta deberá devolver a sus clientes el monto equivalente al exceso de rentabilidad obtenido, mediante el descuento de las cantidades correspondientes en la facturación más próxima, o en aquellas que determine la Superintendencia de Electricidad y Combustibles.

 

-Aumenta el límite de consumo para determinar cuáles clientes quedan sujetos a regulación de precios. De esta manera se garantiza que todos los clientes residenciales, tanto individuales como condominios o edificios, y casi la totalidad de los clientes comerciales queden sujetos a una tarifa garantizada.

 

- Reduce el plazo de 30 a 20 días para que una empresa concesionaria declare si le interesa o no establecer una concesión de servicio público de distribución de gas en la periferia de una concesión existente y hasta 50 kilómetros de esta periferia, en una región donde la empresa concesionaria no tuviera establecido el servicio de distribución de gas.

 

- Aumenta desde uno a tres años el horizonte de tiempo para calcular la rentabilidad de una empresa concesionaria de distribución, lo que reduce significativamente la incertidumbre y volatilidad a que pudiese estar sometida dicha empresa.

 

- Clasifica según su giro y uso del gas a los clientes o consumidores como: Cliente o consumidor residencial; Cliente o consumidor comercial; Cliente o consumidor industrial y Otros consumidores.

 

DEBATE

El ministro recordó que “existe el gas licuado a petróleo que se vende en cilindros y opera a través de redes no concesionadas abastecidas por estanques. Y también está el gas natural, que funciona con redes concesionadas porque pasan por bienes nacionales de uso público (…) La ley data de 1931 y el último cambio que se le hizo fue en 1989. Ahora proponemos una serie de regulaciones para equilibrar las tarifas que son excesivas pensando en los clientes finales”.

 

ALLENDE

“Escuchamos a diversos especialistas en la Comisión de Minería y Energía. La ley busca modernizar la normativa para enfrentar las nuevas exigencias regulatorias. Existen vacíos en la actual ley como es la inexistencia de una metodología para la fijación tarifaria de este sector, entre otros aspectos”.

 

BIANCHI

“Acá se cambia la historia de Chile a este respecto. Hace años hicimos ver que en el caso de la región de Magallanes, la única empresa distribuidora no tenía regulación. Me alegro que se ordene el sector. Respecto a la zona que represento, el gas es imprescindible porque la economía gira en torno a esta matriz. Somos una zona productora de gas que debe ser compensada. Me alegro que se haga acá”.

 

GOIC

“En nuestra región esta energía es esencial. Esto no tiene que ver con el subsidio que tenemos los magallánicos, sino con el precio que le cobra la empresa Gasco a las personas. Ahora habrá un proceso regulado y habrá un modelo de empresa eficiente. Habrá precios más gustos y esto también pasará por los medidores. Acá se pone un límite máximo a la rentabilidad económica”.

 

GARCÍA HUIDOBRO

“Se busca completar un vacío legal. Se pretende establecer un régimen de rentabilidad máxima. La propuesta mantiene la libertad tarifaria para gas de red, sujeta a una tasa que fijará la Comisión nacional de Energía (CNE). Solo en Magallanes habría un precio permanente. En este mercado no hay una condición monopólica porque hay sustitutos al gas de red”.

 

GUILLIER

“Se trata de un mercado con pocos actores y distintas economías de escala. Se trata de un servicio con características monopólicas, a mi juicio. En el debate respaldamos por ejemplo, reducir la rentabilidad máxima considerando que ello siempre se traduce en mayores costos para los consumidores. Hay aspectos transitorios que buscan fomentar la inversión, lo que nos parece adecuado”.

 

HORVATH

“Las rentabilidades se han bajado en el proyecto, a un 9%, lo que nos parece bien. El gas es un buen competidor a la leña inadecuada, sobre todo. Hay que pensar en las muertes prematuras por contaminación atmosférica. Creo que puede ser un puente hacia las Energías Renovables No Convencionales (ERNC). Podríamos dotar de gas a la zona central de Aysén desde Argentina, o desde el extremo sur. Creo que darles una solución a estas personas es urgente”.

 

QUINTEROS

“Hoy la industria de gas domiciliario está presente en la mayoría de las regiones, por eso hay que regular su funcionamiento. Esto se acentúa cuando conocemos la noticia que la principal distribuidora tuvo rentabilidades excesivas. Hoy solo se puede apelar ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC)”.

 

GARCÍA RUMINOT

“La legislación que rige es sumamente antigua y responde a otras condiciones. Vamos a votar a favor de esta norma porque la tarifa ha sido sobrepasada muchas veces y no hay un camino claro para solucionarlo. Este proyecto lo hace poniendo un panel de expertos y un organismo técnico al que se puede recurrir para determinar la rentabilidad. Además se obliga a indemnizar a los consumidores. Creemos que el TDLC debiera estar presente”.

 

GIRARDI

“Creo que este proyecto puede ayudar a mejorar la calidad de vida de ciudades como Coyhaique altamente contaminadas. Esto también vendría a solucionar el drama de la leña asociada a la tala de los bosques. La única advertencia que quiero hacer es que esta es una política tardía porque el gas natural ya no será usado en unos años. Chile es un laboratorio del cambio climático y vamos a experimentar aquello. Esto no es más que una política de transición y no de fondo”.

 

NAVARRO

"Hay diferencias ostensibles en los costos del gas natural y gas licuado en las distintas regiones. Este proyecto va en la línea correcta porque alude a una fuente energética de baja contaminación, sin embargo, creo que deja a la Superintendencia la labor del resguardo del derecho de los consumidores". "Lo que me preocupa que este proyecto tenga tanto énfasis en la fijación de las tarifas, hay preocupación por la rentabilidad, incluso más que en los consumidores".

Imprimir