Click acá para ir directamente al contenido

Reajuste al ingreso mínimo mensual a $210 mil: Comisión Mixta deberá zanjar discrepancias entre ambas Cámaras

La Sala acordó legislar pero declaró inadmisible la norma que planteaba el efecto retroactivo del reajuste al 1 de julio, luego que el Ejecutivo se comprometiera a hacer valer esta retroactividad solo en lo relativo a las asignaciones familiares y subsidio único familiar.

7 de agosto de 2013

Imagen foto_00000031Por unanimidad, la Sala del Senado aprobó la idea de legislar del proyecto, en segundo trámite, que reajusta el salario mínimo a 210 mil pesos, bajo el criterio que rija a contar del 1 de agosto.

 

Asimismo, la Sala declaró inadmisible el artículo que planteaba la retroactividad del reajuste al 1 de julio. Ello, luego que el Ejecutivo se comprometiera a hacer valer esta retroactividad solo en lo relativo a las asignaciones familiares y subsidio único familiar, de modo de despejar las dudas de constitucionalidad surgidas frente a esta disposición que introdujo la Cámara de Diputados en el primer trámite.

 

Esto significa que al haber discrepancias entre ambas Cámaras deberá constituirse una Comisión Mixta de senadores y diputados para zanjar las diferencias en torno al proyecto.

 

Cabe recordar que previamente, la Comisión Hacienda, había aprobado la iniciativa, en general y en particular en los mismos términos que lo hizo la Cámara de Diputados, es decir, considerando la norma que establece la retroactividad del reajuste al  1 de julio. Esto con el fin de someter a consideración de la Sala la discusión descrita anteriormente, sobre la admisibilidad de la norma de retroactividad.

 

En la sesión intervinieron los senadores Carlos Kuschel, Andrés Zaldívar, Hernán Larraín, Camilo Escalona, José Antonio Gómez, Ricardo Lagos Weber, Carlos BianchiCarlos Larraín, Isabel Allende, Alejandro Navarro, Eduardo Frei Ruiz- Tagle, José García Ruminot, Francisco Chahuán, Alejandro García Huidobro, Antonio Horvath, Eugenio Tuma, Juan Antonio Coloma, Jaime Orpis, Pedro Muñoz y Ximena Rincón. Además del ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

 

El debate estuvo cruzado por tanto por los argumentos a favor y en contra de la admisibilidad de la norma de retroactividad introducida en la Cámara de Diputados; así como por el procedimiento que ocupó el Ejecutivo para tramitar este salario mínimo, el que experimentó varios tropiezos.

 

DUDAS DE CONSTITUCIONALIDAD

 

El senador  Kuschel expuso sobre la necesidad de despejar las dudas de constitucionalidad sobre las normas del proyecto y que surgieron en el marco del debate del salario mínimo, ya que existen varios efectos en contratos de trabajo, finiquitos y otros instrumentos donde sirve de norma de cálculo.

 

El senador Zaldívar, en su calidad de titular de la Comisión de Hacienda precisó que se acordó que fuera la Sala la que se pronunciara sobre las interpretaciones sobre la admisibilidad  de la norma aprobada en la Cámara Baja según la LOC del Congreso. Recordó también la propuesta de mantener el impuesto de timbres y estampillas de modo de mejorar las  asignaciones familiares.

 

El senador Larraín Fernández, hizo notar que “existen fundadas razones que justifican la inconstitucionalidad de la norma de retroactividad”, no solo en lo relativo a las facultades exclusivas del Ejecutivo sino también con respecto a los bienes públicos.

 

TIEMPO PERDIDO

 

Por su parte, el senador Escalona reflexionó sobre el  daño patrimonial generado a los trabajadores con este debate porque “el gobierno con los mismos argumentos que presentó el reajuste de $203 mil pesos en marzo justifica ahora el incremento a $210 mil”.

 

El Presidente del Senado, Jorge Pizarro, pidió estudiar una interpretación más amplia de la LOC del Congreso de modo de permitir que la Sala se pronuncie sobre la admisibilidad. Precisó que también ayuda a destrabar el debate si el Ejecutivo se compromete a un reajuste de las asignaciones.

 

A su vez, el senador Gómez expresó su preocupación por la demora en la tramitación del proyecto y argumentó que “esto tiene incidencia directa en las familias para resolver sus necesidades básicas”. Además se mostró partidario de que el reajuste sea retroactivo a contar del 1 de julio.

 

SALARIO MÍNIMO Y PENSIONES MÍNIMAS

 

El senador Lagos Weber lamentó que el Gobierno incurra en el “error de querer innovar y que ya le ha jugado malas pasadas”. Se refirió así a la decisión de enviar el reajuste al salario mínimo en marzo en una cifra que no logró consenso.

 

A su vez, el senador Bianchi  pidió analizar los salarios en las regiones extremas y aseveró que el problema de fondo es que “con este tipo de ingresos solo fabricamos pobreza porque, un trabajador que recibe el mínimo solo puede aspirar después de 30 años a una pensión de 63 mil pesos al mes”.

 

Imagen foto_00000032A su turno el senador Larraín Peña recordó que el año pasado, RN propuso un acuerdo de salario mínimo, para evitar la discusión en periodos electorales. Por ello abogó por un efecto retroactivo del reajuste con el patrocinio del Ejecutivo para “evitar una disyuntiva constitucional”.

 

DESEMPLEO Y CONDICIONES MACROECONÓMICAS

 

La senadora Allende aseveró que tras lo ocurrido con la tramitación de este proyecto de reajuste existe mucha “soberbia” porque “el gobierno insistió tozudamente en marzo que no podía aumentar el salario de $203 mil a $210 mil”. Además “no dialogó con los trabajadores”.

 

El senador Navarro coincidió en llamar al Gobierno para evitar “esta agonía”  y atribuyó la demora en la aprobación del reajuste a un error del Ejecutivo “no se puede culpar ni a los trabajadores, ni al Parlamento”, dijo.

 

En la misma línea, el senador  Frei se mostró partidario de que el Gobierno dé el pase a un reajuste retroactivo. Criticó además duramente las negociaciones llevadas adelante por La Moneda y recordó que al igual que en otros temas, como el Censo y el Sipco,  se ha actuado en forma desprolija.

 

EXPRESIONES INJUSTAS

 

Una opinión distinta manifestó el senador García Ruminot quien manifestó su preocupación por el “ánimo y el tono del debate”. Dijo que “las expresiones son injustas y  “hay una intención clara de dejar mal puesto al Gobierno y al Ministro de Hacienda”.

 

El senador Chahuán dijo que si se hubiera dado curso a la propuesta de reajuste plurianual se habría evitado este debate en medio de la contingencia electoral. No obstante, valoró que el Gobierno haya acogido las peticiones de reajuste de la asignación familiar y recordó que “este reajuste es el mayor de los últimos 9 años”.

 

El senador García Huidobro lamentó “las situaciones incómodas” que ha vivido la tramitación de este proyecto. Agregó que respecto a la retroactividad “hay que considerar que los sueldos de julio ya están pagados y una medida retroactiva debería dar facilidades para no incurrir en dificultades al momento de enterar los pagos previsionales y de salud”.

 

REGIONES Y RESPONSABILIDAD

 

El senador Horvath  planteó el anhelo de las regiones de tener un salario mínimo regionalizado. En ese sentido solicitó el envío de un oficio a los ministerios de Hacienda, Segpres e Interior para evaluar real condición que se vive en regiones y en especial en Aysén.

 

El senador Tuma recordó que quienes más se resienten con este reajuste son las pymes que tienen mayor impacto en sus costos, por eso solicitó estudiar un mayor reajuste a las asignaciones familiares y subsidios único familiar, ya que tienen efecto fiscal.

 

El senador Coloma  mencionó que “este es uno de los debates más injustos” que le ha correspondido escuchar porque el Gobierno se puede medir en materia de responsabilidad económica. Lamentó además que se realice un “ajusticiamiento del ministro de Hacienda, en lugar de reconocer que ha sido serio y responsable”.

 

Coincidió con su par, el senador Orpis, porque “si algo ha caracterizado a los ministros de Hacienda es su responsabilidad y, en especial, el manejo del actual ministro Larraín a quien le correspondió sortear una severa crisis internacional. Agregó que le preocupa “la caída de ingresos tributarios de la gran minería”.

 

DESIGUALDADES Y NECESIDADES MÍNIMAS

 

El senador Muñoz ahondó sobre la problemática tras el ingreso mínimo, ya que “es fiel retrato de la desigualdad de la distribución de la riqueza y la concentración”. Aseveró que el sobreendeudameinto que enfrentan los trabajadores se debe a que no pueden solventar sus necesidades básicas.

 

Imagen foto_00000034Por su parte, la senadora Rincón que desde hace varios años se planteó la necesidad de contar con un sueldo ético que debiera haber llegado a los $250 mil en 2007. “Esto significa que gran parte de hogares chilenos no alcanza a cubrir con su ingreso mínimo sus necesidades”

 

Finalmente, el ministro Larraín agradeció las alusiones de reconocimiento y contestó algunas de las críticas de los legisladores en cuanto a la tramitación del proyecto de reajuste. Expresó además la voluntad del Ejecutivo de destrabar el trámite del proyecto haciendo retroactivo el reajuste de las asignaciones familiares y el SUF. Dijo que en el caso del ingreso mínimo no es posible porque afecta el derecho sobre bienes corporales e incorporales, es decir, contratos de trabajo.

 

Imprimir