Click acá para ir directamente al contenido

Destacan cambio de enfoque en política energética dada a conocer por La Moneda

Senadores Guillier, Girardi y Haboe valoraron en énfasis que tiene en crear fuentes limpias y generar desarrollos “cluster” energéticos que favorezcan también a las comunidades.

15 de mayo de 2014

Imagen foto_00000015Como un importante cambio de enfoque calificaron los senadores Alejandro Guillier, Guido Girardi y Felipe Harboe, la agenda energética dada a conocer por la Presidenta Michelle Bachelet.

 

La Jefa de Estado anunció los siete ejes de la política energética que impulsará el Ejecutivo y que busca sentar las bases del desarrollo del país en esta materia para los próximos 20 años y que apunta a generar una matriz energética diversificada, equilibrada y sustentable.

 

“Hay un cambio cualitativo fundamental: en los últimos años fueron las empresas privadas las que definieron la matriz y eso nos llevó a un callejón sin salida, ahora es el Estado el que asume que es su deber intervenir para salir del conflicto”, dijo el senador Guillier, presidente de la Comisión de Minería y Energía.

 

Por ello destacó que “en la nueva agenda energética contempla que el Estado debe ser el articulador de consensos sobre cuál debe ser la matriz de Chile mirando al largo plazo”. Al respecto, adelantó que solicitarán una sesión especial del Senado para analizar esta nueva estrategia.

 

Además, dijo “se trata de generar políticas de incentivos y desarrollo en cada tipo de energía porque las empresas no solo deben mitigar y compensar a las comunidades por las externalidades sino también hacer partícipe a la comunidad de los beneficios y utilidades de las empresas”.

 

El senador Guillier también resaltó que se abordará en conjunto con la comunidad las áreas de delimitación territorial para definir dónde se ubicarán los proyectos. Por lo tanto, los empresarios sabrán cuál es el interés del Estado para desarrollar energías, dónde se ubicarán dichos desarrollos y va a tener incentivos cuando sean procesos de innovación”.

 

En ese sentido valoró la decisión de “colocar a Calama como centro mundial para el desarrollo de energía solar además de centro de innovación en este tipo de energías”, dijo.

 

Asimismo hizo presente la necesidad de fortalecer y empoderar a los Ministerios de Energía y Minería como estratégicos y permitirles por ejemplo, una mayor fiscalización”.

 

ENERGÍAS RENOVABLES

 

 

En tanto, el senador Guido Girardi aseguró que “el desafío número uno, el más importante y prioritario es el tema energético. Ningún país pueda progresar con precios como los que tenemos en materia de energía. Es un abuso que si el costo promedio de producción es de 80 dólares las empresas cobren el doble. Obtienen utilidades de US$ 2.500 millones al año, en un década suman más de US$ 20 mil millones y han invertido no más de US$ 1.500 millones. Además, tampoco pagan un impuesto por producir energía contaminante”, señaló el parlamentario.

 

Para el senador Girardi en este marco “donde la política energética se decide en las oficinas de las empresas y no por el interés del país, me parece muy importante ponerlo como tema central y prioritario. La agenda puede ser muy bonita e interesante, pero  lo que me parece importante es la decisión y la voluntad de sacarla adelante para permitir que la energía baje considerablemente de precio de aquí al 2020”.

 

El legislador afirmó que Chile debe aprovechar las oportunidades naturales que tiene, “poseemos el territorio más irradiado del planeta, con 210 km2 del desierto de Atacama se pueden producir 15 terras que es lo que consume el planeta en un año. En el 2020 Chile debe ser líder en energía solar en el mundo. No se trata de producir 2 mil megas si no que construir una plan para 200 mil mega de energía solar”.

 

Puntualizó que “el país tiene, además, el sistema de acumulación ahí mismo que son los paneles termo solares a través de sales fundidas que se encuentran en el mismo desierto de Atacama. También se debe investigar en la elaboración de baterías de litio, recurso que poseemos en abundancia”.

 

El senador Girardi recordó que “importamos el 100% del petróleo y cifras muy importantes de carbón, y estamos llenos de recursos naturales. Chile es un verdadero Golfo Pérsico de la energía renovable, pero hay que tener visión para desarrollarla”.

 

En cuanto al recurso hidroeléctrico, el parlamentario consideró importante abordar “las centrales de pasada que no requieran acumular agua y se deben sumar a los canalistas para que participen no sólo en una estrategia de riego, sino que también en la estrategia energética”, y destacó la necesidad de “cambiar la ley de agua para establecer una prioridad de uso partiendo por el consumo humano, la agricultura, la generación eléctrica y terminar con las especulaciones”.

 

 

ESTRATEGIA

 

Por otro lado, el senador Felipe Harboe consideró que está es “la primera estrategia que pone su foco principal en la reducción de los precios de la energía para los usuarios. Es decir, busca que la gente pague menos en sus cuentas de luz”. A su vez, agregó que la iniciativa fomenta a las energías no renovables, “o sea, vamos a limpiar la matriz energética”.

 

Respecto a la VIII Región, el senador Harboe también destacó que la Presidenta anunciara la construcción de un terminal de gas natural licuado en la zona centro sur y de una planta regasificadora. “Esto beneficiará a las comunas de Chillán y Los Ángeles porque va aportar la descontaminación ambiental”, dijo. A esto sumó el fortalecimiento de ENAP, lo que se relaciona con la planta regasificadora de Pemuco.

 

También hizo énfasis en que la Presidenta haya considerado el proyecto de compensaciones eléctricas. “Ella señaló que las industrias que se instalen en las comunidades deben compensarlas por los impactos que generan, así que son muy buenas noticias para el futuro energético de nuestro país”, indicó.

 

Finalmente, señaló que aún quedan pendientes las normativas ambientales más rigurosas para la instalación de proyectos energéticos. “Tenemos que ser capaces de compatibilizar el uso del agua para la energía, para el consumo humano y, también, para el riego y eso creo que todavía está pendiente y podría ser materia de la Estrategia Nacional de Aguas”, concluyó.

 

Imprimir