REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 365ª
Sesión 83ª, en martes 23 de enero de 2018
Ordinaria
(De 16:24 a 19:52)
PRESIDENCIA DE SEÑORES ANDRÉS ZALDÍVAR LARRAÍN, PRESIDENTE,
Y GUIDO GIRARDI LAVÍN, VICEPRESIDENTE
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
ELIMINACIÓN DE APORTE FISCAL INDIRECTO PARA INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR


El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Proyecto de ley, en tercer trámite constitucional, que elimina el aporte fiscal indirecto para las instituciones de educación superior, estableciendo una regulación transitoria para el año 2017, con urgencia calificada de "suma".
--Los antecedentes sobre el proyecto (11.257-04) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley:
En primer trámite: sesión 21ª, en 7 de junio de 2017 (se da cuenta).
En tercer trámite: sesión 82ª, en 17 de enero de 2018.
Informes de Comisión:
Educación y Cultura: sesión 52ª, en 10 de octubre de 2017.
Hacienda: sesión 52ª, en 10 de octubre de 2017.
Discusión:
Sesión 61ª, en 21 de noviembre de 2017 (se aprueba en general y en particular).
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- Este proyecto inició su tramitación en el Senado, y a su respecto la Cámara de Diputados efectuó enmiendas en los artículos 2° y 3°.
En el boletín comparado que Sus Señorías tienen en sus escritorios se transcriben el texto aprobado por el Senado y las modificaciones introducidas por la Cámara de Diputados.
Ahora bien, señores Senadores, la primera modificación remplaza la alocución "el año 2016" por la expresión "los años 2016 y 2017".
A continuación, se sustituye la expresión "el año 2017" por la oración "los años 2017 y 2018, según corresponda".
Por su parte, en el artículo 3° se remplaza la expresión "2017" por "2018", y en el inciso segundo del artículo 2° se intercala, entre las palabras "pesos" y "por", la frase "y para el año 2018 la suma de $ 1.000.000 miles de pesos,".
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Ofrezco la palabra.
Ofrezco la palabra.
El señor BIANCHI.- Hay que votar, señor Presidente.
El señor COLOMA.- Que alguien explique.
La señora MUÑOZ.- Es sin discusión.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Si leemos el comparado es muy simple. Solo se trata de agregar el año 2018 y la cantidad de mil millones para poder cumplir con la obligación comprometida para ese año. En 2017 fueron 2 mil millones.
El señor COLOMA.- Pero que diga algo la señora Ministra.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- En todo caso, la señora Ministra no se encuentra en la Sala, pero está presente uno de los miembros de la Comisión de Educación, Senador señor Allamand, que si lo desea puede referirse al proyecto en discusión que elimina el aporte fiscal indirecto.
El señor ALLAMAND.- Pero solo hay que votar.
El señor BIANCHI.- ¡Votemos!
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Repito que solo se trata de una adecuación de fecha y de monto.
La señora VON BAER.- ¿Me permite, señor Presidente?
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Von Baer.


La señora VON BAER.- Señor Presidente, lo que el Gobierno busca eliminar hoy día es el aporte fiscal indirecto que, básicamente, está orientado a los estudiantes que obtienen un mayor puntaje en la PSU.
En otras palabras, las universidades que reciben a los alumnos con mayores puntajes son las que perciben dicho financiamiento.
En la Ley de Presupuestos del año pasado el Gobierno apoyó la eliminación del aporte fiscal indirecto a través de una glosa presupuestaria. Esto llevó a que el Ejecutivo tuviera que enfrentar una acción judicial en su contra entablada por algunas instituciones universitarias. Nosotros habíamos predicho que tal proceder iba contra la ley, porque se trataba de un aporte fiscal establecido en la normativa vigente y, por tanto, no se podía eliminar a través de la Ley de Presupuestos. Finalmente, el Gobierno repuso tales fondos y envió este proyecto que busca eliminar el aporte fiscal indirecto.
¿Qué pasa entonces? Que las universidades a las que se les entregan estos recursos en forma anual son aquellas que reciben a los estudiantes con mayores puntajes. Ya se sabe, más o menos, cuáles son las mejores universidades de Chile y, por ende, a cuáles optan los alumnos con mayores puntajes.
Por lo tanto, son esas casas de estudios superiores las que reciben este aporte. Sin embargo, el Gobierno lo elimina y no se los repone de alguna manera, por alguna vía.
Evidentemente, esto afecta a algunas instituciones en mayor medida. La pregunta que hay que hacerse entonces es cuáles se ven más afectadas. La respuesta es: aquellas que no reciben aportes de parte del Estado. Por ejemplo, a las universidades estatales, a través de la iniciativa de ley que aprobamos la semana pasada, se les entrega un fondo de fortalecimiento de 300 mil millones de pesos en diez años. Los planteles privados tradicionales sí reciben un beneficio del Estado, pero no este aporte especial, y también tienen alumnos que han alcanzado altos puntajes.
Primera conclusión, entre las universidades que se ven afectadas por esta ley, que ya no van a recibir el aporte, hay algunas consideradas como las mejores del Estado. Pero, como ya dije, recibirán este fondo especial de fortalecimiento.
Luego, están las universidades del otro extremo, es decir, las privadas no tradicionales, las "privadas privadas", podríamos decir. Ellas, que hoy día reciben este aporte fiscal indirecto, no van a recibirlo más y no se les va a entregar recursos por ninguna vía, aunque tengan alumnos con mayores puntajes.
Y las otras instituciones que también se ven afectadas son las universidades del G9. ¿Por qué? Porque estas, que son las universidades privadas tradicionales, tienen muy buenos rankings, son de alto prestigio, y, por tanto, tradicionalmente recibían un elevado porcentaje del Aporte Fiscal Indirecto (AFI) debido a que muchos alumnos con buenos resultados se matriculaban en dichas instituciones. Pero ahora perderán el AFI. De hecho, parte de ellas recurrieron a la justicia cuando el Ejecutivo decidió eliminar el aporte fiscal indirecto a través de una glosa presupuestaria. En consecuencia, ya no van a recibir este aporte y tampoco aquel de fortalecimiento especial que el Ejecutivo entrega a las universidades estatales.
Señor Presidente, vamos a tener tres votaciones en dos semanas que afectarán especialmente a las universidades privadas tradicionales, por ejemplo, a la Universidad Austral, a la Universidad Federico Santa María, a la Universidad de Concepción, a la Universidad Católica, a la Universidad Católica del Maule, por solo nombrar algunas.
En dos semanas el Gobierno nos hace votar tres proyectos de ley que afectan directamente a estas instituciones.
He dicho.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor García para referirse al proyecto.
El señor LETELIER.- Abra la votación, señor Presidente.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- ¿Habría acuerdo para abrir la votación?
La señora MUÑOZ.- Sí.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- En votación.
--(Durante la votación).
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Puede hacer uso de la palabra el Honorable señor García.


El señor GARCÍA.- Señor Presidente, la Senadora Ena von Baer ha hecho una muy buena descripción de los distintos proyectos y de cómo estos afectan a las distintas universidades, dependiendo de sus particulares características.
Cuando nos tocó votar en general y en particular este proyecto yo me abstuve, porque creo que el aporte fiscal indirecto es una herramienta con la que cuentan, particularmente, las universidades regionales para retener a los alumnos más talentosos en las respectivas casas de estudios superiores de regiones.
No obstante, al eliminar el aporte fiscal indirecto nos quedamos sin ningún instrumento para retener a tales estudiantes.
Este proyecto no me gusta y, como digo, me abstuve de votarlo en su momento.
Dicho lo anterior, debo señalar que los cambios que le introdujo la Cámara de Diputados son razonables. ¿Por qué? Porque simplemente está cambiando las fechas. Este proyecto debía haber regido el 2017, pero ese año ya pasó. Por tanto, lo que está haciendo es cambiar fechas y disminuir los recursos que se van a distribuir entre las universidades afectadas, de 2 mil millones de pesos, que era lo que estaba previsto para el año 2017, a mil millones de pesos para el 2018.
Independiente de que tanto la Senadora Von Baer como quien habla nunca nos pronunciamos a favor de este proyecto, creo que lo que hace la Cámara de Diputados es razonable y soy partidario de votarlo a favor, porque no podemos sacar una ley que hable del 2017 cuando dicho año ya culminó.
El señor COLOMA.- Pido la palabra, señor Presidente.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- La tiene, señor Senador.


El señor COLOMA.- Señor Presidente, entiendo el argumento que se acaba de plantear. Pero lo que a uno le corresponde, en su mérito, es saber si finalmente lo que aquí sale es un buen o un mal proyecto.
Desde mi perspectiva, deseo reiterar, más allá de las modificaciones de forma, que son correctas, que lo importante es una materia de fondo. ¿Es razonable que el aporte fiscal indirecto a las instituciones de educación superior, que ha sido muy importante para las universidades regionales, subsista o más bien que vaya en el camino inverso de decaer o francamente terminar?
En tal sentido, me parece que es un mal diseño de un elemento que funcionó durante mucho tiempo y que no ha sido remplazado de manera integral a través de las modificaciones, como indica la Senadora Von Baer, que se están efectuando en materia educacional.
Si uno suma -y me parece muy importante el argumento-, esta es la tercera vez que se plantea una norma que va a afectar el espacio de financiamiento, con especial foco en la red G9, no solo universidades privadas, que también se ven afectadas. Pero si uno reúne el grupo de disposiciones que se van sumando en las últimas semanas, estas tienen un común denominador: las universidades de la red G9 van quedando claramente perjudicadas respecto de recursos que recibían o de los que otras van a recibir, según lo vamos a ver en la tarde.
Así que, desde un punto de vista conceptual, no veo un argumento más allá de que pueda subsanarse un error de fecha, ya que lo que importa es el contenido. Y a mi juicio, este va a la inversa de lo que uno debería buscar para retener a los buenos alumnos en las instituciones universitarias regionales. Ese ha sido el efecto más importante que ha tenido esta ley en muchas de las universidades de la Región del Maule. En consecuencia, no me parece adecuado que simplemente se derogue sin que exista un remplazo adecuado.
Por eso, no considero que estemos dando un buen paso a través de esta iniciativa.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Rossi.


El señor ROSSI.- Señor Presidente, solo deseo hacer una reflexión muy breve.
Hoy día el aporte fiscal indirecto representa un porcentaje mucho menor del presupuesto general de las instituciones de educación superior respecto a lo que significaba en la década de los ochenta.
Me llama la atención la lógica con la cual se promueve este tipo de legislación, ya que estamos frente a una focalización de recursos públicos de carácter regresivo, porque se estaría privilegiando a estudiantes de altos ingresos. Esto es completamente contradictorio con el argumento de promover la gratuidad universal.
Por un lado, dicen que es regresivo entregarles recursos a estas instituciones porque tienen alumnos con mayores ingresos económicos y hay estudiantes con menores recursos que no logran altos puntajes por el capital sociocultural que han recibido en su hogar. Ellos tuvieron menos oportunidades, y lo que queremos es emparejar la cancha. Por ende, hay que poner más recursos en donde exista mayor necesidad.
Estoy de acuerdo con eso. Pero, asimismo, resulta contradictorio que haya gratuidad universal en un país en el que existen pensiones básicas solidarias de 120 mil pesos; en el que hay listas de espera de cuatro o cinco años para que las personas puedan ponerse una prótesis de cadera; y en el que el acceso a bienes básicos, como recibir una atención de salud, está completamente supeditado a los ingresos y en el que faltan recursos, porque Chile no es un país desarrollado.
O sea, paguémosle cuatrocientos o quinientos mil pesos mensuales a un estudiante que pertenece al noveno o al décimo decil cuando, por otro lado, tenemos una pensión que no alcanza ni siquiera para cubrir las necesidades más básicas. Eso es igualmente regresivo.
Si se quiere fomentar la equidad en la educación superior, ¿qué se debiera hacer? Invertir en la educación parvularia y no en donde existe menor necesidad, donde es más regresivo hacerlo.
Quería mencionarlo porque parecen altamente contradictorios los argumentos que se esgrimen para suprimir el aporte fiscal indirecto y a la vez promover la existencia de la gratuidad universal.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- ¿Alguna señora Senadora o algún señor Senador no ha emitido su voto?
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Terminada la votación.
--Se aprueban las enmiendas introducidas por la Cámara de Diputados (18 votos a favor y 5 abstenciones) y el proyecto queda despachado en este trámite.
Votaron por la afirmativa las señoras Allende, Goic y Muñoz y los señores Bianchi, García, Girardi, Guillier, Harboe, Letelier, Matta, Montes, Pizarro, Quinteros, Rossi, Tuma, Ignacio Walker, Patricio Walker y Andrés Zaldívar.
Se abstuvieron la señora Van Rysselberghe y los señores Allamand, Coloma, García-Huidobro y Prokurica.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Se deja constancia de la intención de voto favorable del Senador señor Ossandón.
google2de928d48115021b.html